Solo ganan los mas fuertes

Desde hace mucho Belarús se considera un país deportivo

Desde hace mucho Belarús se considera un país deportivo. Cada año, los atletas belarusos logran ganar en las competiciones del más alto nivel. A su vez, nuestro país forma parte de veinte países más fuertes entre más de 200 países participantes de los Juegos Olímpicos y otros importantes torneos internacionales.

  

El mapa de las instalaciones deportivas constantemente se completa con nuevas obras que cumplen con los requisitos más estrictos internacionales. A su vez, crece cada vez más el número de personas que prefieren llevar una vida sana. Los éxitos en la esfera deportiva es una manera muy eficiente para elevar el prestigio del país y obligar al mundo a hablar del mismo. Nuestro país ha aprendido de eso en seguida, una vez obtenida la soberanía. El plan funciona bien: sólo el año pasado, nuestros atletas ganaron 558 medallas en los Juegos Olímpicos, Copas del mundo, campeonatos del mundo y Europa, es decir hicieron conocer al mundo, dónde se encuentra Belarús.


Acercando al éxito

Después de obtener la independencia Belarús a pesar de todas las dificultades sociales y económicas comenzó a prestar una atención especial en el desarrollo del deporte. El Comité Olímpico Nacional fue creado en 1991 y la primera edición de la Ley, “Sobre la Cultura Física y el Deporte”, fue aprobada en 1993. Con cada año el número de instalaciones deportivas –donde entrenaban no sólo los atletas profesionales, sino también todos los seguidores de un estilo de vida saludable– se pone mayor. En los primeros Juegos Olímpicos –que tuvieron lugar después del colapso de la antigua Unión Soviética– los atletas belarusos formaron parte del equipo unido de la Comunidad de Estados Independientes. Por primera vez, nuestro equipo representó a Belarús como un país soberano en 1994, en los Juegos Olímpicos celebrados en Lillehammer. La delegación contó sólo con 33 atletas que ganaron dos medallas de plata. Ya en los siguientes Juegos Olímpicos –que tuvieron lugar en Atlanta– participaron 133 representantes de nuestro país, que ganaron 15 medallas. El éxito más rotundo en los Juegos Olímpicos de Verano fue logrado en 2008 en Beijing. Los deportistas belarusos ganaron 19 medallas: cuatro de oro, cinco de plata y diez de bronce. En los últimos Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi nuestros atletas marcaron un récord al ganar siguientes medallas: cinco de oro y una de bronce. Lo que les permitió ocupar el puesto más alto en la historia: octavo en la clasificación general de medallas.


Ladrillo a ladrillo

Ninguna de estas victorias sería posible si Belarús no hubiera tenido su propia infraestructura deportiva bien desarrollada. Hoy en día, en el país hay más de 25 mil diferentes instalaciones deportivas. En cada centro provincial fueron construidos palacios de deporte y canchas de hielo cubiertas. Además de eso, se están llevando a cabo las obras de construcción en las regiones: en los últimos años, abrieron sus puertas las canchas de hielo en Berioza, Pinsk, Molodechno, Baránovichi y otras ciudades del país, así como el centro de remo en Zhlobin, el palacio de deportes acuáticos en Brest y más de una docena de importantes instalaciones deportivas. Pero la obra más grandiosa construida en Belarús que causó una envidia de los atletas de otros países fue el complejo multifuncional, “Minsk-Arena”. Construido hace cinco años, el complejo cuenta con 15 mil espectadores e incluye la arena de deporte y diversión, el velódromo y la cancha de patinaje. En varias ocasiones esta instalación se ha hecho un lugar de celebración de importantes competiciones internacionales y tradicionalmente ha obtenido las más altas calificaciones de los participantes e invitados de las competencias. El año pasado, fue puesta en funcionamiento también la cancha de fútbol más moderna en nuestro país, “Borísov Arena”, que cabe 13 mil espectadores y forma parte del grupo de diez mayores estadios de fútbol construidos este año. Además de eso, Belarús tiene muy buenas bases de entrenamiento. El invierno pasado fueron concluidas las obras de reconstrucción del Centro Nacional de Entrenamiento Olímpico de los Deportes de Invierno, “Ráubichi”, a donde vienen no sólo deportistas belarusos, sino también equipos nacionales extranjeros y clubes de juegos. También de mucha popularidad entre los atletas profesionales goza el complejo olímpico deportivo, “Stayki”, situado en las afueras de la capital belarusa, Minsk, y el centro de entrenamiento del deporte hípico y de la reproducción de caballos en Rátomka, así como las estaciones de esquí, “Logoisk” y “Stayki”, y la base de remo en Zaslavl.


Dando una calurosa bienvenida

Gracias al desarrollo de la infraestructura y la atención del Estado al deporte cada año nuestro país se convierte en un lugar de numerosas competiciones internacionales celebradas al más alto nivel. El año pasado nuestro país dignamente celebró el campeonato del mundo de hockey sobre hielo. El torneo contó con la presencia de un número récord de aficionados: 643 mil 434 personas. Lo que se hizo posible gracias al hecho de que el mandatario de Belarús, Alexandr Lukashenko, dio pasos sin precedentes y firmó un decreto sobre la entrada sin visado para todos los participantes e invitados del campeonato. El presidente de la Federación Internacional de Hockey sobre hielo, René Fasel, después del torneo incluso nombró el campeonato de Minsk el mejor en la historia. Sólo en los últimos tres años en nuestro país tuvieron lugar dos campeonatos de Europa de gimnasia rítmica, el campeonato mundial del ciclismo en la pista, el campeonato de Europa de boxeo, el campeonato de mundo junior de biatlón, el campeonato mundial de fútbol en la sala, la final de la Copa del Mundo de la lucha y otras importantes competiciones internacionales. El nivel de su organización demostró que Belarús está preparada muy bien para celebrar torneos en todos los deportes al más alto nivel. Hasta finales de este año en nuestro país está previsto celebrar un número considerable de las competiciones internacionales: el campeonato de Europa de baloncesto 3x3 entre hombres y mujeres, el torneo internacional de hockey sobre hielo entre los equipos del club, “Liga de campeones de hockey”, el campeonato junior de hockey. Y en septiembre a Belarús vinieron las estrellas del biatlón de los años pasados para participar en el festival internacional, “Carrera de las leyendas de deporte”.



Practicar el deporte se ha hecho moda

En una ocasión el presidente de Belarús, Alexandr Lukashenko, señaló: “Nada puede unir a la nación, a la gente y al grupo de personas mejor que el deporte. El deporte es una gran cosa y todos tienen que practicarlo”. Cada año en nuestro país está creciendo el número de personas que practican el deporte a nivel de aficionados. A esta altura, su número asciende a un millón 520 mil personas, es decir, al 16 por ciento de la población total. Cada año para los amantes de un estilo de vida saludable se organizan miles de eventos deportivos, muchos de los cuales ya se han convertido en tradicionales. Se trata, por ejemplo, de la carrera de toda Belarús por los premios del diario, “Sovétskaya Bielorrusia”, “Sendero Belaruso”. Además de eso, se está desarrollando en el país el deporte de masas. Si hace varios años las sendas de bici estaban sólo en Minsk, a esta altura las tienen Ashmiany, Gómel, Brest, Bobruisk, Baránovichi y otras ciudades belarusas. En invierno incluso en pequeños centros municipales, se arreglan canchas de hielo y se abren puntos de alquiler de esquís y patines.



Medallas tienen su valor

Ningún país del mundo podría desarrollar la industria del deporte sin el apoyo del Estado. Por lo tanto, el Gobierno belaruso está financiando la construcción de instalaciones deportivas y está apoyando a los clubes de los deportes de equipo, así como a los atletas con talento, que han ganar las competiciones de prestigio, y proporciona el apoyo financiero a jóvenes talentos. Pero estos fondos se invierten según el principio: hay resultado, hay dinero. Para recibir premios por buenos resultados los atletas deben demostrar constantemente el más alto nivel de sus habilidades. A su vez, los clubes de los deportes de equipo no se mantienen por el Estado, pues su tarea es ser autosuficiente y una parte de sus fondos dirigir al desarrollo del deporte juvenil.

Las victorias y los ganadores

75 belarusos en varios momentos ganaron el título de los campeones olímpicos. Pero en una serie de estas numerosas victorias hay las que permanecerán en la memoria durante muchos años. Estoy hablando de una sensacional victoria de Yulia Nesterenko en la corrida a cien metros en los Juegos Olímpicos en Atenas en 2004. Al adelantar en la distancia a todas las corredoras más importantes del mundo la atleta belarusa en enseguida obtuvo el apodo del Relámpago Blanco. Tampoco necesita ser presentada la mejor biatlonista de la actualidad, Darya Dómracheva. En los Juegos Olímpicos de Invierno –celebrados en Sochi– la belarusa hizo lo que nadie había hecho: ganó tres medallas de oro en las carreras individuales en los Juegos Olímpicos. Además de eso, una contribución considerable al reconocimiento de nuestro país constantemente la hacen nuestros tenistas. En los Juegos Olímpicos de 2012, la ex mejora raqueta del mundo, Victoria Azarenka, ganó la medalla de bronce en los singles y luego en la pareja con Maxim Mirny ganó otra medalla de oro.

Tatiana Pastushenko
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?