Soldados del frente virtual

Los ciberpilotos bielorrusos estбn entre los cinco mejores dentro de la clasificaciуn mundial
Nosotros mismos no sospechбbamos que la pasiуn inofensiva por los juegos de computadora, y mбs exactamente — por los simuladores de aviaciуn, con el tiempo iba a convertirse en en algo mбs, — nos cuenta el comandante del BY Vitali Nekrashйvich. — Al comienzo sencillamente volбbamos. Nos comunicбbamos por Internet con gente de diferentes paнses. Intercambiбbamos informaciones acerca de la Segunda Guerra Mundial, discutнamos sobre las ventajas y los defectos de los modelos de los aviones.

Y despuйs surgiу el deseo de reunir en un equipo a los bielorrusos. ЎResultу que йramos muchos! Decidimos reunirnos periodicamente, volar juntos. Y a nuestras seсales de identificaciуn comenzamos a agregar la abreviatura BY. Con sorpresa supimos que la mayorнa de nosotros йramos ya tнos adultos de treinta aсos.

Luego la escuadrilla se uniу al “Frente Oriental Virtual” — un proyecto de Internet, que exactamente, literalmente dнa a dнa, imita los acontecimientos de 60 aсos atrбs. Los bielorrusos, al volar en las copias digitales de sus abuelos, entraron en combate con los “ases” del “tercer reich”, que son los pilotos virtuales de Alemania, Italia, Austria y Finlandia. A propуsito, nuestros muchachos mбs frecuentemente salнan vencedores de tales duelos.

Practicamente cada piloto virtual, como ellos mismos se llaman, virpl, habiendo volado cientos de horas en los aviones de caza y en los aviones de asalto de la Segunda Guerra Mundial, se convierte en un singular histуrico-prбctico. Ya no de oнdas йl conoce tales pormenores del manejo de un aviуn que un cientнfico comъn de gabinete no estб en condiciones de entender. Por ejemplo, que en los primeros modelos de los aviones de caza I-16 bajo el asiento colocaban una sartйn. Esto se hacнa para que de alguna manea protegerse — en el asiento no estaba previsto un respaldo blindado. Los muchachos muchas veces se lamentaron que en el aviуn virtual no se pueda colocar una sartйn. En ningъn manual de historia Ud. podrнa encontrarнa respuesta a la pregunta, por quй muchos aviadores soviйticos durante los duelos aйreos levantaban la “cubierta” de la cabina y fijaban un espejo de vista trasera como en un automуvil. Los virpl BY frecuentemente durante el combate actuan asн mismo. Ya que a causa de las particularidades de la construcciуn de la cabina solamente asн se puede ver al adversario que lo sigue a uno por la cola.

— Y una vez, en vнsperas del 9 de mayo, surgiу la idea de encontrar a un aviador verdadero de la Segunda Guerra Mundial, — relata Vitali. — Al fin y al cabo encontramos a Aleksandr Sergueevich Shatski, quien tenнa en su cuenta 8 aviones alemanes derribados. ЎTenнamos de quй hablar! El primer encuentro durу unas seis horas. Ў”Uds. me hacen tales preguntas, — nos dijo йl, — que nos podнa hacer solamente el personal tйcnico de los aerуdromos en el frente! їDe dуnde pueden Uds. saber esto?” Entonces le propusimos al combatiente del frente que despuйs de 60 aсos se sentara ante el timуn de su aviуn. Aleksandr Sergueevich nos relatу como йl derribу su primer aviуn Ju-87 cerca de Stalingrado. Nosotros modelamos esta situaciуn. Por supuesto al principio para el veterano era difнcil volar. De todas maneras las condiciones se diferenciaban totalmente de aquellas en las cuales йl combatнa. Pero Aleksandr Sergueevich se acostumbrу rapidamente y de todo modos derribу al “Junkers”. ЎHabiйndose sentado ante una computadora por primera vez a los 83 aсos!

Dicen que los juegos de computadora son daсinos. Esto depende de los juegos. Por ejemplo, en el “Il-2. Aviуn de asalto” — que es el imitador que utilizan los ciberpilotos, — una persona no preparada no puede jugar de inmediato. En un principio tendrб que hojear la literatura tйcnica, los libros de aerodinбmica, de fundamentos de la direcciуn de un aparato volador. En la escuela virtual de vuelo, los cadetes estudian medio aсo. Solamente habiendo estudiado a fondo todos los fundamentos del vuelo, habiendo sentido como se apaga el motor en el aviуn de caza I-16 en los virajes bruscos, habiendo visto las grietas en el vidrio blindado frontal de un grosor de dos centнmetros como resultado de un proyectil disparado desde el caсуn de un aviуn alemбn, a los cadetes se le concede el mйrito del primer verdadero vuelo de combate.

— Pero, lo principal es incluso no el aprender la sabidurнa del vuelo, — asegura Vitali Nekrashйvich. — Es mбs importante aquello que los muchachos que vienen con el fin de pasar el tiempo, luego realmente se apasionan por la historia, comienzan a entender cуmo y por quiйn se forjу la victoria. Y en forma argumentada explican a los norteamericanos sorprendidos que la Segunda Guerra Mundial la ganaron no el soldado raso Ryan y sus salvadores.

Dmitri Kуrsak
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?