Si hay una intención

¿Cuál es el beneficio de todo tipo de reuniones temáticas, conferencias o foros?

¿Cuál es el beneficio de todo tipo de reuniones temáticas, conferencias o foros? Por supuesto, se puede aprovecharlas, cuando en las mismas se dan ideas útiles y factibles. Pero también es importante la comunicación viva entre todos los participantes. Nada puede sustituirla: ni siquiera los protocolos verificados de la resolución. Lo puedo comprobar, al asistir a la sesión plenaria del Tercer Foro de la Regiones de Belarús y Rusia. Por supuesto este tipo de eventos se pone más importante tras la participación de los altos funcionarios. El mismo hecho de la participación en el Foro de los presidentes de Belarús y Rusia, Alexander Lukashenko y Vladímir Putin, elevó su estatus. Pues los jefes de Estado en sus discursos operan, por lo general, con las categorías más significativas, lo que permite dar un tono muy diferente a la misma discusión. Pero también me gustaría decir otra cosa muy importante. Cuando los socios belarusos y rusos desde las regiones hablaban claramente y convincentemente su experiencia de la cooperación, los participantes de la sesión mantenían un silencio total. Todo el mundo se los escuchaba con interés y mucha atención. A su vez, las nuevas propuestas de inmediato tenían respuesta y apoyo. En resumen, nada puede sustituir el diálogo, que sin duda ayuda a descubrir nuevas oportunidades en la cooperación entre los dos países.


Esta edición ofrece varias publicaciones dedicadas al trabajo del Tercer Foro de las Regiones de Belarús y Rusia, que afirman que la integración para Belarús es importante en términos de fortalecimiento de su economía abierta y la conquista de los mercados de suministro. La preservación de Rusia como un actor geopolítico global también depende de las relaciones exitosas con países sus vecinos. Además de eso, Rusia también está construyendo sus relaciones económicas con terceros países y Belarús, basándose en el beneficio mutuo a fin de aprovechar la cooperación multilateral.

Los expertos señalan que los dos países tienen la motivación para la cooperación, lo que aparece incluso en la terminología. La sustitución de importaciones, inversiones, nuevas tecnologías, orientación social, armonización de las legislaciones: estas palabras sonaban muy a menudo en el Tercer Foro de las Regiones de Belarús y Rusia.

En particular, los presidentes de las cámaras superiores acordaron continuar el trabajo encaminado a la aproximación del marco jurídico en el ámbito del empleo, la educación y la salud pública. Queda mucho por hacer para eliminar las barreras y restricciones en el comercio mutuo.

Sobre la integración, su mejora se habló un poco antes, también en Astaná, donde en junio hubo una reunión del Supremo Consejo Económico de Eurasia. El presidente de Belarús, Alexander Lukashenko, hizo una visita de trabajo a Kazajistán.

Las negociaciones de los jefes de Estado fueron dedicadas a los temas de la profundización de las relaciones económicas con terceros países, así como los países miembros de la Unión Económica Euroasiática (CEEA) y las asociaciones clave de integración. Para nuestro país una especial relevancia tenían los temas del concepto de formación en la CEEA de los mercados comunes de gas, petróleo y sus derivados. Ellos también estuvieron en la agenda. Además de eso, fueron analizadas las directrices básicas de la política macroeconómica de los países miembros de la Unión Económica Euroasiática en el período de 2016 a 2017, la aplicación de las direcciones principales de la actividad internacional de la Unión de dos Estados.

En cuanto a las reuniones ampliadas, la agenda de la cumbre de la CEEA en Astaná incluyó en torna a una docena y medio de temas muy importantes con la aprobación de una decisión particular. En general, el primer año de la asociación dejó una doble impresión. Por un lado, al hacer moverse la locomotora de integración, nuestros países han logrado reducir significativamente los riesgos y disminuir al mínimo los efectos negativos de la crisis global económica en los mercados mundiales. Por otro lado, en el formato de la Unión Económica Euroasiática aún no hemos conseguido deshacerse de las barreras y restricciones en el comercio mutuo. El presidente belaruso, Alexander Lukashenko, destacó esencialmente el problema.

La integración sin la creación de un espacio económico único es un disparate. No se puede unirse, dejando de lado la cuestión de la formación de un mercado único de hidrocarburos, electricidad, medicinas, liberalización de los servicios de transporte. Pero de todo esto se habló celebrando el Tratado sobre la Unión Económica Euroasiática.

En general, de las conversaciones en Astaná todo el mundo no esperaba un gran avance, sino al menos algunos avances en el proceso estancado. Y parece que esperaron. Los presidentes de Belarús, Rusia, Kazajistán, Kirguistán y Armenia aprobaron el concepto de la formación de los mercados comunes de petróleo y productos petrolíferos para el año 2025. Su esencia es la siguiente. En primer lugar, las empresas de energía de los países aliadas obtendrán un acceso igual y no discriminatorio hacia la infraestructura petrolera de los socios. En segundo lugar, van a poder comprar petróleo y sus derivados, sin restricciones cuantitativas a precio de mercado y sin derechos de exportación. Al año siguiente, los presidentes deben aprobar un programa paso a paso para la aplicación de este concepto, y luego firmar el contrato correspondiente.

El mensaje principal de la cumbre pasada: es necesario avanzar con más audacia y decisión. Es más, la Unión Económica Euroasiática se está convirtiendo en una estructura cada vez más atractiva para otros países.

Víktor Kharkóv
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?