Secretos de la letra A

Una fortificación más de la Fortaleza de Brest fue abierta para los turistas

Cada año el complejo conmemorativo, “Fortaleza de Brest”, se lo visitan cientos de miles de turistas. A su vez, las fortificaciones de la fortaleza permanecen abandonadas durante mucho tiempo. Por lo tanto, los arquitectos de Brest, Alexander Zharkov y Andrei Vorobey, decidieron cambiar la situación y “abrieron” al acceso de los turistas una fortificación olvidada que estaba indicada por los constructores militares con la letra A.


Alexander Zharkov lamenta mucho que la herencia única de la Fortaleza de Brest hasta el momento es poco utilizada:

— La fortificación es de bastión     que durante mucho tiempo inmerecidamente permanecía abandonada. Sólo la fortificación número V estaba abierta para el acceso de visitantes. Allí se encuentra un museo. Esta primavera hemos creado el fondo, “Fortificación de Brest”, hemos programado recorridos turísticos y hemos recibido certificados como guías. ¿Por qué la fortificación A? Es la obra única construida en los años de 1912 a 1915. Después de la Segunda Guerra Mundial, la fortificación fue utilizada por nuestros militares. Sería muy bueno en un futuro próximo crear aquí un museo. Tenemos una gran cantidad de materiales de los tiempos de la Primera y Segunda Guerras Mundiales, así como disponemos de muchos artefactos militares de la época soviética. Así que tenemos mucho que mostrar.

Pero primeramente vamos a mirar atrás, al siglo pasado. ¿Por qué se construían las fortificaciones? Eso pasaba, pues en la segunda mitad del siglo XIX, la fortaleza de Brest-Litovsk no fue muy adecuada a su destinación inicial. A partir de la segunda mitad de los años sesenta del siglo XIX fue iniciada su reconstrucción gradual. En 1888, alrededor de la fortaleza fueran construidas nueve fortificaciones de ladrillos de barro. La extensión total de la línea defensiva alcanzó los 30 kilómetros. En 1911, fue aprobado un nuevo plan general de desarrollo de la fortaleza. A una distancia de seis a siete kilómetros fue creada la línea de once nuevas fortificaciones que recibieron una notación literal.

Para la primavera de 1915 la posición fortificada obtuvo imagen acabada y la fortaleza de Brest-Litovsk se convirtió en una de las mejor obras preparadas para la defensa en el Imperio Ruso. Sin embargo, en los combates de la Primera Guerra Mundial, ella casi no fue utilizada...


¿Qué pasa con fortificaciones a esta altura? Unas se encontraron en el desarrollo comercial y residencial, y fueron destruidas. A su vez, otras después de la Segunda Guerra Mundial pasaron al país vecino, Polonia. Pero una parte se mantuvo. ¿Por qué no mostrarla a los turistas? De este tema se ocupó el club militar-histórico, “Frontera”, así como el fondo, “Fortificación de Brest”, dirigido por los arquitectos, Alexander Zharkov y Andriy Vorobey.

Recientemente tuve la oportunidad de participar en un recorrido por la fortificación. Para cautivar a un hombre, es necesario permitirle experimentar sentimientos variados, ¿no es cierto? Los organizadores nos dividieron en dos grupos y nos pidieron cumplir con las tareas y nos dejaron solos. Estábamos buscando piezas para luego componer de ellas el mapa de la imagen de la Fortaleza de Brest-Litovsk de 1907. Resolvíamos puzzles. Nos sorprendíamos. Un señor con el uniforme del soldado del Ejército Rojo, nos mostró cómo durante la Primera Guerra Mundial desactivaban minas. Luego nosotros liberábamos al prisionero. De la Primera Guerra Mundial pasamos a la guerra soviético-polaca. Luego a la Segunda Guerra Mundial.

La búsqueda continuó alrededor de la fortificación. El “soldado del Ejército Rojo” mostró, cómo se llevaban a cabo las obras de explosión. Capturamos a un prisionero alemán. Luego pasamos a la liberación de Belarús y a la guerra fría. La última frontera. Practicábamos en lanzar granadas. Al final compramos recuerdos...

El recorrido duró dos horas y medio que pasaron como un instante. Durante este tiempo, nuestros guías varias veces cambiaron la ropa sin que hubiéramos dado cuenta: al uniforme del período de tiempo, del cual nos contaban.

Alexandr Zharkov cree que tras juntar plata de los recorridos podría ser mantenida la fortificación:

— En un momento aquí los amantes del extremo montaban cuat, andaban “excavadores negros”, la gente tiraba electrodomésticos desgastados. Organizamos un sábado de limpieza. Limpiamos arbustos y sacamos basura. Así ahora la fortificación tiene un enorme potencial. Se puede organizar no sólo los juegos de aventura, sino también excursiones panorámicas, de ciclistas e incluso ecológicas.


De hecho, la fortaleza también es interesante, pues allí se encuentra la reserva nacional, “Barbastella”, con una invernada de murciélagos más importante en Europa. Después de la retirada de las tropas del Ejército Soviético en edificios abandonados se formó el microclima de la cueva: alta humedad que llegaba hasta un 95 por ciento y la temperatura de uno a cinco grados. En la temporada de noviembre a marzo aquí se reunían más de dos mil 500 especies de murciélagos de 12 especies, incluso insertadas en el Libro Rojo de Belarús.

Según Alexander Zharkov, sobre la organización de los recorridos fue avisada la agencia de protección del medio ambiente:

— Hemos pasado por todas las aprobaciones. Hemos hecho un esquema, donde antes ha sido permitido estar. Es muy bueno que aquí se encuentra la reserva de la protección de los murciélagos. Pero además de eso en una pequeña área de la fortificación fueron identificadas 31 especies de mamíferos, alrededor de 100 especies de aves, incluyendo el martín pescador y carpintero verde. Además de eso, aquí habitan dos especies de reptiles y ocho de anfibios. ¿Se imaginan?

Valentina Kozlóvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?