Rostislav Yankovskiy: “Me siento cada vez mбs jefe de la dinastнa”

[b]Saliу al escenario vestido de smoking. Hizo una pausa para brindar la oportunidad al pъblico de expresarle a йl –el homenajeado de 80-aсos– sus sentimientos del gran amor y respeto. Y con incomparable dignidad caracterнstica a los poseedores del apellido reconocido en el mundo teatral y de cine –los Yankуvskiye– comenzу a recibir los elogios de parte de todos los reunidos esta noche. Han sido organizados grandes festejos en honor de Rostislav Ivбnovich, como se hace en las ocasiones, cuando se celebran las actividades conmemorativas dedicadas a los artistas de tanta envergadura. Rostislav Yanbkovskiy merece escuchar las palabras: Usted es el patrimonio del paнs[/b]La velada solemne se celebrу en su teatro natal: en el Teatro Acadйmico Nacional de Drama Маxim Gorkiy que tradicionalmente los aficionados belarusos al teatro, se lo llaman el Teatro Ruso. Habнan muchos invitados: representantes de las autoridades, embajadores de diferentes paнses y artistas colegas de Rostislav Yankovskiy. Y por supuesto, se reunieron todos los miembros de la dinastнa de los Yankуvskiye que residen en Belarъs y Rusia: Minsk, Sarбtov y Moscъ… Las felicitaciones del elenco de su teatro –asн como de otros– fueron muy cordiales. No podrнa ser de otra forma, pues estaban preparadas por los mismos artistas: personas bien creativas. Unas semanas antes de los festejos hablamos con Rostislav Ivбnovich sobre su vida actual. Era jornada habitual del maestro de escena. Desde 10.30 de la maсana hasta 14.00 estaba ensayando. Era obra de Serguey Kovбlchik. En el nuevo espectбculo “Panie Kochanku” –puesto por la pieza del joven dramaturgo Alexandr Кurйichil– Rostislav Yankovskiy interpreta el papel protagonista del magnate Karol Stanisław: ъltimo miembro del godo de los Radziwill, famoso por sus extravagancias, gracejos que entrу en la historia bajo el nombre de “Panie Kochanku”.
Saliу al escenario vestido de smoking. Hizo una pausa para brindar la oportunidad al pъblico de expresarle a йl –el homenajeado de 80-aсos– sus sentimientos del gran amor y respeto. Y con incomparable dignidad caracterнstica a los poseedores del apellido reconocido en el mundo teatral y de cine –los Yankуvskiye– comenzу a recibir los elogios de parte de todos los reunidos esta noche. Han sido organizados grandes festejos en honor de Rostislav Ivбnovich, como se hace en las ocasiones, cuando se celebran las actividades conmemorativas dedicadas a los artistas de tanta envergadura. Rostislav Yanbkovskiy merece escuchar las palabras: Usted es el patrimonio del paнs

La velada solemne se celebrу en su teatro natal: en el Teatro Acadйmico Nacional de Drama Маxim Gorkiy que tradicionalmente los aficionados belarusos al teatro, se lo llaman el Teatro Ruso. Habнan muchos invitados: representantes de las autoridades, embajadores de diferentes paнses y artistas colegas de Rostislav Yankovskiy. Y por supuesto, se reunieron todos los miembros de la dinastнa de los Yankуvskiye que residen en Belarъs y Rusia: Minsk, Sarбtov y Moscъ… Las felicitaciones del elenco de su teatro –asн como de otros– fueron muy cordiales. No podrнa ser de otra forma, pues estaban preparadas por los mismos artistas: personas bien creativas.
Unas semanas antes de los festejos hablamos con Rostislav Ivбnovich sobre su vida actual. Era jornada habitual del maestro de escena. Desde 10.30 de la maсana hasta 14.00 estaba ensayando. Era obra de Serguey Kovбlchik. En el nuevo espectбculo “Panie Kochanku” –puesto por la pieza del joven dramaturgo Alexandr Кurйichil– Rostislav Yankovskiy interpreta el papel protagonista del magnate Karol Stanisław: ъltimo miembro del godo de los Radziwill, famoso por sus extravagancias, gracejos que entrу en la historia bajo el nombre de “Panie Kochanku”.
A pesar de su avanzada edad, Rostiskav Yankovskiy sigue siendo muy encantador. Ademбs, no aparenta su edad para nada. Los ingleses dicen asн sobre las personas de la edad respetada: “Оh! Ten years yоunger!”, lo que significa: se ve diez aсos mбs joven. Como si no viviera estos diez aсos... Me acuerdo muy bien, como yo junto con mi colega preparбbamos para la revista el gran material dedicado al 70є Aniversario de Rostislav Yankovskiy. En aquel entonces fueron publicados dos importantes artнculos ( No. 9-10, 2001). En verdad, me gustarнa muncho decir un cumplido “inglйs” a Rostislav Ivбnovich, pero me he perdido un poco en mis propios pensamientos que no existe la edad para los actores de tanta envergadura. Sobre todo, cuando el mismo comienza a hablar sobre algъn tema. Lo escuchas con tanto interйs. Y sientes, como se estб creбndose la magia: se desarruga la cara, los ojos se ponen mбs brillantes y toda la figura se pone mбs importante. Rostislav Yankovskiy es una persona muy inteligente y muy buen narrador.
— “Panie Kochanku” es una historia bien relativa, es mбs, una pieza fantasнa sobre un miembro de la dinastнa de los Radziwill. Claro que se basa en algunos datos histуricos. Mi protagonista es una persona extraordinaria y muy impulsiva. Es bien evidente –que este hombre fuerte y potente– haya sido algo raro… A propуsito, podrнa ser rey. їPor quй no? Hacнa mucho para que su gente viviera bien. Мe encanta que Panie Kochanku haya querido enseсar a la gente que lo rodeaba a volar y no permanecer pasivos, incluso ha inventado vehнculos… Era una persona talentosa, a pesar de que malgastaba su propia vida. Por ejemplo, ordenaba hechar sal por los caminos invernales para que la gente pudiera irse en trineo de los osos, cuenta Rostislav Yankovskiy, dirigiйndose a su camerнn. De paso pide perdуn por haber tardado un poco: yo junto con Bela Маsumiбn (artista emйrita de Belarъs — Аut.) lo esperamos, mientras el artista y director Kovбlchik conversaban con la diseсadora los trajes para el nuevo espectбculo. Estamos pasando al camerнn. El artista se siente en la silla, al acodarse sobre la mesita, en donde permanecen varias fotografнas en los marcos.
— Es mi nieto Ivбn, el hijo de Vladнmir. (Vladнmir es el hijo menor de Rostislav Yankovskiy, famoso director de videos musicales y director de cine — Аut)? “їQuй dirнas a tu abuelo?”.
— Lo saludo a mi querido nieto, cada vez, cuando entro en el camerнn. Despuйs de maquillarme y antes de salir al escenario digo: “їTe parece fбcil, Ivбn, interpretar para el pъblico?”.
— їLe dieron el nombre en honor del bisabuelo? pregunto, conociendo la respuesta.
— Sн, en honor de mi padre, Ivбn Yankovskiy. — La mirada del artista se fija en la pared. Allн, estб colgado un marco grande de vidrio con las fotografнas de los lejanos aсos treinta. Su padre, madre y el mismo Rostislav Yankovskiy, siendo chico y luego joven. Como se dice en estos casos: un iconostasio familiar. Trato de imaginar a Rostislav Ivбnovich al niсo de cuatro aсos de edad. Recuerdo, сon que placer durante nuestra ъltima conversaciуn йl ha contado sobre su infancia, su primer papel del sacerdote y echo mi mirada a la fotografнa de su padre Ivбn. Tuvo mirada escrutadora que impresionaba a su pequeсo hijo y lo animaba a interpretar su primer papel en la vida.
Me acuerdo de mн mismo siendo niсo de cuatro o tal vez, cinco aсos. En aquel entonces vivimos en Odesa. Recuerdo muy bien mi primer arbol navideсo. Y la misma Navidad. Era una fiesta familiar muy buena… Una vez justo en vнsperas de la Navidad mi abuela me llevу a la iglesia. Me impresionу mucho esta obra magestuosa: molduras, vitrales, filas de puputres, olores por todos lados… Velas, уrgano y mъsica… Estuve tan impresionado que al regresar a casa, comencй a jugar “al sacerdote”, agitaba incensario, cantaba algo incomprensible parecido por su melodнa a las palabras latinas de oraciones que escuchй en la iglesia. Y mi vecina Riva vino y preguntу a mi abuela: “En nuestra casa estuvo el rabino. їEstб por aquн tambiйn? “No, es Rуstik estб jugando al sacerdote”, respondiу mi abuela, sonriendo.
Revisando la vida de Rostislav Yankovskiy, pones en duda la importancia del ejemplo de los padres en la elecciуn de la profesiуn o en la disposiciуn genйtica para la misma. Pues segъn esta lуgica, Rostislav Ivбnovich deberнa ser militar, como su padre, al cual йl mismo –siendo hijo mayor– lo adoraba. Ivбn Yankovskiy, noble de origen, capitбn ayudante de la guardia imperial del Regimiento Semiуnovskiy (el regimiento del Ejйrcito del Zar — Аut.) luego servнa en el Ejйrcito Rojo y en los aсos treinta fue sometido a represiуn. Rostislav Ivбnovich recuerda muy bien la sensaciуn de la felicidad, cuando su padre ha regresado a casa despuйs de pasar varios aсos en el campamento. La familia se viу obligada a cambiar la residencia: se mudaron de Odesa a la ciudad de Rybinsk, en donde en aquel momento estaba construyйndose el depуsito de agua: allн su padre comenzу a trabajar en el departamento del abastecimiento tйcnico. Ademбs, Rostislav Ivбnovich podrнa ser aviador: incluso algъn tiempo estudiу en la escuela especial de aviadores. Tambiйn podrнa ser deportista profesional: incluso fue campeуn de Tadzhikistбn del boxeo entre los jуvenes. Sin embargo, preferiу ser actor, eligiendo de las circunstancias ofrecidas por la vida aquellas que se lo acercaban hacia la escena profesional. Su primer encuentro con un teatro verdadero fue durante la Gran Guerra Patria: en los aсos cuarenta en Dzhezkazgan (Kasakstбn de Norte — Aut.), en donde viviу en aquel entonces su familia.
A nuestra ciudad vino el teatro kazajo con el espactбculo “La muchacha Zhebek”. La presentaciуn era en el idioma kazajo. Pero el arte teatral es bien comprensible. Miraba el espectбculo entre los bastidores y veнa, como en la escena estaban las yurtas (tiendas de campaсa de los nуmadas del Asia Central y de Siberia — Aut.), los actores estaban vestidos de los trajes tradicionales y hablaban en el idioma kazajo y luego regresaban entre bastidores, sujetando en las manos arcos y flechas. Alguien levantaban a un niсo en brazos, otro lo ponнa en el orinal y despъes le daba beber kumнs (leche fermentada de yegua o de camello — Aut.). Esta gran diferencia entre las personas –que interpretaban en el escenario– y la gente real entre los bastidores, me fascinaba muchнsimo.
A propуsito, a mн me impresionaba siempre, como los actores, relacio-nбndose con las personas, muy a menudo no se expresaban con las palabras, pero solнan decir tantas cosas: su naturaleza emocional era muy rica y era muy fuerte “el don de Dios”. Parece que este don se lo empujaba a Rostislav Yankovskiy a ser actor, lo acercaba al sueсo y al mundo de fantбsticas ilusiones que йl mismo habнa visto en el teatro y cine. Este mundo –que contrastaba muchнsimo con la realidad, la cual vivнa la gente medio hambrienta en la evacuaciуn durante la Segunda Guerra Mundial– le regalaba un esperanza: iba a acabar la guerra y todos los sueсos se cumplirнan y vendrнa la vida muy feliz. Asн sucediу. Primero, siendo deportista, conocнo a Nina Cheishvili, recordista de la carrera de Tadzhikistбn. Despuйs de tres aсos de los cortejos esta mujer bella y muy buena corredora se hizo su esposa. Actualmente su esposo –ya muy reconocido en muchos lugares del mundo– la llama ъnica querida, verdadera mujer del actor…
Nina era una profesora de geografнa en la escuela: querнa mucho a los chicos. Les enseсу muchos lugares preciosos de nuestra querida Belarъs. Incluso jugaba con ellos el baloncesto y practicaba esgrima. A nuestros hijos –Igor y Vladнmir– tambiйn los llevaba consigo a todas las competiciones. Nuestros varones la quieren muchнsimo. Incluso a esta altura comparten con ella todos sus secretos. Es muy generosa y tiene gran alma. La quiere todo el mundo. Me encanta platicar con ella. A Nina es imposibe dejar de amarla: es una mujer muy inteligente, me conoce muy bien y aguanta mi mal carбcter. Suele manejar bien todas las situaciones de la vida. Lo que yo apreciу mucho, sobre todo en vнsperas de los estrenos de los espectбculos nuevos.
A principios de los aсos cincuenta –entonces Rostislav Yankovskiy trabajaba de controlador en el parque de automуviles e interpretaba en el teatro de los aficionados– fue invitado al teatro de drama de Leninabad, Tadzhikistбn (actualmente Khodjend — Aut.). Allн cursу estudios en el estudio teatral y trabajу durante seis aсos en el mismo. Luego obtuvo la propuesta de los estudios cinematogrбficos “Belarusfilm” y se fue a Minsk para trabajar.
Siendo un actor joven, estaba dispuesto para interpretar cualquier papel, incluso de una locomotora: me encantaba la posibilidad de permanecer en el escenario.Siempre adoraba la escena e incluso ahora la misma me sigue atrayendo mucho. Me encanta interpretar diferentes papeles, pero sobre todo me gusta ensayar, pues durante los ensayos logras conocer diferentes imбgenes y puedes perfeccionar tu maestrнa y tu relaciуn con los compaсeros del escenario, lo que es muy importante. Incluso hasta los ensayos generales todo se pone en orden... Luego viene primero, segundo ensayo general… Dejas de seguir los consejos del director (no los necesitas mбs) y tu alma la misma comienza a trabajar y hacer todo de modo tan especial que incluso el director de escena no podrнa guiar este proceso creativo…
їSi tiene Rostislav Yankovskiy los papes preferidos? Segъn el mismo, el actor que respeta a sн mismo no tiene papeles preferidos. Todos sus papeles son como sus hijos, nacidos por йl: a un niсo se lo ama un poco mбs, al otro un poco menos, pero a cada uno quiere a su modo especial.
Еxisten papeles que no era fбcil interpretar, incluso los ensayos no eran fбciles. Precisamente a йstos los recuerdo mucho mбs. Por supuesto, de vez en cuando los papales no llevan al йxito. Algo no sale. Entonces hace falta trabajar mбs y profundizarse mбs hacia el tema planteado…
Ya a lo largo de mбs de cincuenta aсos Rostislav Ivбnovich interpreta sus papeles en el Teatro Ruso. Para su edad bien respetada es un logro muy importante. Interpreta en los espectбculos muy famosos en todo el mundo: “Fresas salvajes” de Ingmar Bergman, “Antes del amanecer” de Gerhart Hauptmann, “El enfermo imaginario” de Jean-Baptiste Moliere… Uno de los brillantes papeles del maestro es el papel del general Groznov en el espectбculo “La verdad estб bien, pero la felicidad es mejor” de Alexandr Ostrovskiy (ha sido estrenado menos de un aсo). He mirado este espectбculo y he disfrutado de los subtextos psicolуgicos –que son caracterнsticos para gran maestro Yankovskiy– y de como йl establece las relaciones con los compaсeros del escenario.
Un actor dramбtico es como un mono, tiene que “agarrarse por la cola” de sus compaсeros y actuar: en el escenario existen sуlo nosotros, los actores, y las circunstancias propuestas. Es necesario obligatoriamente contar con sus compaсeros… Pero el contacto con los mismos se establece durante los ensayos, de otro modo no hace falta salir al escenario. Debo saber con quien voy a compartir el escenario y tratar de lograr establecer buenas relaciones con otros actores para poder vivir varias veces el papel dentro de sн mismo. Es la esencia de la escuela teatral rusa. Sigue siendo la misma: en Norteamйrica y en Belarъs. Viene de Antуn Chйkhov. Lo aprendieron Al Pachino, Маrlуn Brando y Jack Nicholson... La escuela teatral rusa se destaca por educar a los Maestros. ЎLa escuela de Stanislavskiy crea a los Maestros!
Uno de ellos es Rostislav Yankovskiy. Como ya hace varias decenas de aсos atrбs el maestro de la escena no puede interpretar mal los papales. ЎPero en cuanto se le dicen las palabras halagьeсas, toca madera!
їCуmo se siente en vнsperas de su aniversario? їDe quй quisiera contar a los lectores de nuestra revista?
— Ya no me gustarнa contar nada de mн mismo. Contй tantas cosas. Incluso fue publicado gran libro sobre mi vida y mi trayectoria artнstica de la serie “La vida de las personas eminentes de Belarъs”. Pero me gustarнa contar sobre mis seres queridos. Son maravillosos. No sуlo por que son mis familiares. Cada uno de ellos es talentoso y muy buen profesional. Ademбs es muy buena gente. Cada vez mбs me siento jefe de la dinastнa. Por eso tengo que contar, de donde vienen estas personas: mis padres, mis hermanos, mis hijos, mis nietos y mi esposa.
En algunas ocasiones el clan es todo un йxito. Me gustarнa que incluso mis nietos tambiйn se mantengan juntos, que no olviden a sus parientes ya fallecidos y por supuesto se acuerden de los familiares, con los cuales comparten la Tierra. Pido al Dios que los enseсe a hacer cosas buenas y no esperar que sean pagadas. Es natural para las personas dignas: vivir y crear algo bueno. Pienso que lo he heredado de mis ancestros… A veces me preguntan, їsi soy feliz y si en general existe o no la felicidad? Entonces pienso de este modo: si algъn hombre, como yo –siendo parte de una familia teatral, teniendo a esposa que ama, a los hijos y hermanos que estбn unidos no sуlo por los vнnculos de parentesco, sino tambiйn por algo mбs grande: amor y respeto– ,si todos nostros nos hemos contagiado con esta infecciуn mбgica, encantadora y extraordinaria al mismo tiempo: amor hacia el arte y al teatro, debe sentirse muy feliz. їQuй uno podrнa desear mбs? їSi todos nosotros llevamos este maravilloso apellido Yankуvskiye, con quй se puede soсar mбs? ЎAcaso no sea una razуn para sentirse feliz! ЎClaro que sн! La felicidad existe. Y el amor tambiйn. Pero nada cae del cielo, como se dice. Todo es un gran esfuerzo. Simplemente trabajo muy duro y obtengo todo. Entonces me siento muy feliz y muy querido por todos.
Rostislav Yankovskiy vuelve a mirar la fotografнa de su nieto Ivбn. Pregunto, tratando de entender, en quй piensa su abuelo:
— їPodrнa ser artista tambiйn?
Rostislav Ivбnovich sonrнe:
— Quien sabe. Todo es posible. En realidad, es una profesiуn maravillosa, pero bastante cruel: es un trabajo bien duro. Y no es suficiente simplemente trabajar, hace falta echar el bofe. Y sobre todo, si tienes talento: de otro modo, el don –regalado por el Dios– puede apagar.
Rostislav Yankovskiy cuenta sobre la idea de la velada conmemorativa, cоmo quere ver entre sus espectadores a las caras de sus seres queridos. Pero se preocupa: se espera una nueva onda de la gripe y ojalб que no se enferme nadie. Ademбs al gran artista lo preocupa, como sea todo. Y yo entiendo sus inquietudes: se trata de la velada conmemorativa de la persona, a la cual la llaman el patrimonio cultural del paнs
— No temo las palabras de elogio y me gustarнa expresar todo mi amor hacia nuestra querida Belarъs. їCуmo no amarla? Es patria de mi padre, yo mismo vivo aquн durante medio siglo. Cuando estoy lejos, la extraсo tanto. Cuando llego del exterior y regreso del aeropuerto, siempre digo a mi esposa: “ЎNina, mira quй lindo todo!”.
De este modo bien optimista concluimos nuestra conversaciуn. Agradezco a Rostislav Ivбnovich por haber encontrado el espacio en su agenda bien nutrida para conversar sobre la vida, amor, teatro y el arte en general. Me responde:
— Usted no ha visto todas las cosas que estбn en el camerнn. He allн, sobre la mesita permanece antigua mбscara trбgica: un regalo de Grecia. Y un par de caricaturas amigables del pintor Veniamнn Marshak, en donde estoy dibujado yo.
A Rostislav Yankovskiy le encanta la manera de este caricaturista: “Creo que es muy parecido…” A su vez, yo expresу mi gran gratitud a este gran maestro –persona no indeferente y muy hermosa– y le deseo de todo mi corazуn, antes que todo, la salud. Como al dнa siguiente dijo en la envrevista su hijo, Vladнmir Yankovskiy, el resto lo tiene.

Valentina Zhdanуvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?