¿Restablecer las relaciones? ¿Por qué no?

En Minsk estuvo el ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Witold Waszczykowski

En Minsk estuvo el ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Witold Waszczykowski. Fue la primera visita del canciller polaco a la capital belarusa en los últimos ocho años.

Belarús y Polonia pueden desempeñar un papel importante en Europa e influenciar en muchos procesos. Esta opinión fue expresada por el presidente de Belarús, Alexander Lukashenko, en la reunión con el ministro de Asuntos Exteriores de Polonia. “Vivimos uno al lado del otro, tenemos la misma historia, a menudo experimentamos los mismos problemas, unos tienen más, otros menos, pero el camino del canciller polaco de Varsovia a Minsk fue tan largo”, dijo Alexander Lukashenko. El jefe del Estado belaruso expresó su esperanza de que después de la visita del ministro polaco a Belarús los dos países de modo más activo comiencen a desarrollar las relaciones bilaterales.

En Minsk las partes tenían algo de qué hablar. “No quiero decir que hay problemas que es difícil evaluar. Ni siquiera diría que estos problemas o temas son difíciles de solucionar. Claro que con la voluntad de ambas partes podemos resolver cualquier tipo de problemas. Lo más importante es ponerse de acuerdo sobre los criterios. Creo que en este caso no tendremos problemas”, dijo Alexander Lukashenko e hizo hincapié en que la parte belarusa se basará en los criterios de la construcción de relaciones bilaterales tomando en consideración los principios de la política exterior de Polonia. Nos gustaría proteger nuestra soberanía e independencia como hacen ustedes. Aquí no tenemos absolutamente ninguna diferencia. E incluso a veces miramos como lo hacen ustedes, como aplican su política social y económica. Por lo tanto, trataremos de hacer todo de modo que nadie nos reproche por nada, por tener poca democracia o no tenerla jamás, Vamos a hacer todo lo posible para tener la misma democracia que tiene Polonia”, señaló el mandatario belaruso.

“Si les conviene este formato, nos pondremos de acuerdo muy rápidamente. Creo que ustedes no podrán rechazar este formato, porque vamos a seguir sus reglas”, añadió el líder belaruso.

Alexander Lukashenko agradeció a la parte polaca por considerar Belarús un país soberano e independiente.

“Si los socios –con los que estamos en el diálogo– insisten en que elijamos entre el Este u Oeste, es decir, entre Rusia y la Unión Europea– no nos convendrá nunca esta posición. Estoy absolutamente convencido de que nadie hoy en día debe hacerlo. Creo que Polonia más que nadie está interesada en que Belarús sea un país independiente y también estable. Creo que ustedes no necesitan a otro país inestable como Ucrania en el oeste. No será para bien de Polonia”, señaló el jefe del Estado belaruso. Sin embargo, él dijo que Polonia nunca ha planteado así el tema.

“Pero junto con ustedes podemos desempeñar un papel importante, estando en el centro del continente europeo. Y juntos podemos influenciar significativamente en muchos de los procesos que tienen lugar aquí, en nuestros intereses y en los intereses de Polonia y Belarús, pero en ningún caso no a expensas de nuestros vecinos”, subrayó el mandatario belaruso.

En una reunión con el presidente de la boca de Witold Waszczykowski sonó una declaración muy importante. La cosa es que el nuevo gobierno polaco tiene la intención e incluso considera muy necesario de iniciar un diálogo con nuestro país sin ninguna condición previa. Hace un par de años, parecía increíble escuchar semejante opinión de los políticos de la Unión Europea. Es un cambio, sin duda, muy agradable y alentador. En cuanto a Belarús, el país debido a su estrategia de la política exterior de muchos vectores siempre está dispuesto a desarrollar relaciones constructivas y mutuamente respetuosas con todos los países. Estos principios siguen siendo los mismos también en el diálogo belaruso-polaco. Alexander Lukashenko destacó lo principal: procederemos a partir de los criterios de la construcción de relaciones, en los que se basa la política exterior de Polonia. En pocas palabras, vamos a poner a la vanguardia en especial nuestros intereses nacionales y la seguridad de nuestro país.

Polonia sigue siendo para Belarús uno de los socios comerciales más importantes en el Oeste. Incluso a pesar de una ligera caída del monto del intercambio comercial que se produjo el año pasado, este número es impresionante: un mil 800 millones de dólares norteamericanos. Sólo en un año, las empresas polacas invirtieron en la economía belarusa casi 200 millones de dólares norteamericanos. En Belarús operan más de 350 empresas con la participación del capital polaco, y en Polonia están trabajando casi dos docenas de representaciones de las empresas belarusas más importantes. Las propuestas concretas –encaminadas al incremento del comercio bilateral– está previsto analizarlas ya este verano en el marco de la reunión de la comisión intergubernamental. Esto es especialmente cierto en términos de atractivo de tránsito de nuestros países que unen los mercados de la Unión Europea y la Unión Económica Euroasiática. ¿Por qué no utilizar este factor para la expansión de la cooperación económica y la creación de nuevos proyectos conjuntos en el ámbito de la logística y la infraestructura social?

Este enfoque es relevante también porque en Polonia residen muchos belarusos étnicos, y los polacos constituyen una gran parte de los ciudadanos belarusos. Sin embargo, Alexander Lukashenko cree bastante arbitraria la división según las nacionalidades.

— En nuestro país no viven belarusos, polacos, judíos, rusos, ucranianos. Son todos los ciudadanos de Belarús, que gozan de iguales derechos y siempre tendrán el mismo estatus. Cada persona va a la iglesia a la que cree conveniente. Yo trato de igual manera a todo el mundo. Seguiré haciéndolo.

Vasily Kharitónov


El mandato de la confianza debe ser convincente


Belarús se ha hecho una propuesta para la selección del Secretario General de la ONU

Se trata de las propuestas concretas para garantizar la transparencia y la eficiencia del proceso de preparación de la selección y el nombramiento del Secretario General de las Naciones Unidas. Las propuestas fueron anunciadas por el representante permanente de Belarús ante la ONU, Andrei Dapkiunas, en el debate, celebrado en Nueva York durante una sesión temática del grupo de trabajo sobre la revitalización de la actividad de la Asamblea General de la ONU. La reunión fue dedicada a la elección de un nuevo Secretario General de la organización. En cuanto al número de candidatos –que el Consejo de Seguridad puede recomendar a la Asamblea General– el jefe de la misión belarusa propuso eliminar la restricción de hace setenta años, que propone al Consejo de Seguridad recomendar a los países miembros de la ONU solamente a un candidato. Además de eso, el diplomático belaruso una vez más habló a favor de los miembros del Consejo de Seguridad a fin de prestarles la necesaria libertad de acción en el difícil proceso de la selección de un candidato o candidatos sin presión y regulación innecesarias. Hace falta señalar que al mismo tiempo, se puso de relieve la necesidad de abordar el doble reto en la determinación de los parámetros de la selección del nuevo titular de la Secretaría para garantizar la independencia del Secretario General de las Naciones Unidas de la voluntad de un número limitado de países influyentes con el fortalecimiento de su responsabilidad ante toda la Asamblea General.

Vladislav Vereméev
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?