Reciben como a sus familiares

En los mejores balnearios de Belarús y Rusia descansan los niños de las regiones afectadas por el accidente en la central nuclear de Chernóbyl, así como los veteranos de la Segunda Guerra Mundial

En los mejores balnearios de Belarús y Rusia descansan los niños de las regiones afectadas por el accidente en la central nuclear de Chernóbyl, así como los veteranos de la Segunda Guerra Mundial


“Zhemchúzhina”, “Svitának”, “Tejedor de textil de Shakhty”: dos balnearios belarusos y uno ruso este año recibirán para la rehabilitación a los niños que viven en las zonas afectadas por las consecuencias del desastre de Chernóbyl. Gracias a los fondos –asignados del presupuesto de la Unión de dos Estados– tendrán la posibilidad de descansar más de mil niños provenientes de las provincias de Gómel, Moguiliov, Brest, Grodno, Briansk, Tula y Kaluga. 21 días, llenos de interesantes reuniones, toda una variedad de actividades de ocio, nuevos encuentros y medidas de saneamiento bien útiles, serán recordados durante mucho tiempo por los escolares de los dos países.



Casi quince años han pasado desde aquel momento, cuando en 2002, desde el presupuesto de la Unión de dos Estados por primera vez fue financiada la rehabilitación de los niños de las zonas contaminadas. Durante este tiempo, alrededor de 17 mil niños mejoraron su salud en los mejores centros de salud de Belarús y Rusia. Este año no es ninguna excepción. Para mejorar de la salud de los niños de las zonas afectadas por el accidente de Chernóbyl fueron asignados en torno a 40 millones de rublos rusos. Por el derecho a atender a los niños, en la licitación –organizada a principios del año en curso por el Comité Permanente de la Unión de dos Estados– han competido los balnearios más importantes de Belarús y Rusia. En resultado, han ganado tres mejores centros de salud y rehabilitación.

Hace falta señalar que para cumplir con los estrictos criterios de selección, es necesario no sólo tener unas instalaciones modernas, sino también ofrecer el programa cultural informativo para los niños. Una especial atención se presta a los temas de la Unión de dos Estados, que ayuda a los escolares a ampliar el conocimiento sobre la historia de los dos países, conocer las tradiciones nacionales y culturales de los pueblos hermanos y hacerse amigos. Por supuesto, se tiene en cuenta también la relación entre la calidad y el precio.

Con todos estos requisitos cumple plenamente el Centro de Salud y Rehabilitación de Niños, “Zhemchúzhina” (perla — Aut.), que se encuentra cerca de la ciudad de Lépel, provincia belarusa de Vítebsk. Es de destacar que este centro de salud durante los últimos trece años recibe a los jóvenes belarusos y rusos. Aquí mejoraron su salud más de dos mil quinientos chicos. Así que este año “Zhem­chúzhina” en el período de septiembre a noviembre planea atender a 413 escolares, incluyendo 233 desde las ciudades rusas de Briansk, Kaluga y Tula. El inicio está previsto para 29-30 de septiembre.

La directora del centro de salud, Vera Zakrévskaya, con razón se siente orgullosa por tomar parte de este importante proyecto:

— Es todo un honor para nuestra institución de poder atender a los niños en el marco de un programa de la Unión de dos Estados. Hacemos todo lo posible para justificar la confianza. En nuestro centro de salud trabajan médicos altamente calificados, incluyendo especialistas en diferentes áreas de la medicina. Además de eso, disponemos de un equipamiento médico más avanzado. La base de tratamiento y rehabilitación se moderniza constantemente con la ayuda del Departamento de Liquidación de las Consecuencias de la catástrofe en la central nuclear de Chernóbyl del Ministerio de Situaciones de Emergencia de Belarús.

Una particular atención está prestada a la nutrición infantil. Es de seis veces al día, tenemos un menú especial, que contribuye a la eliminación de radionúclidos desde el cuerpo y fortalece el sistema inmunológico. Todos los productos son naturales.

Un lugar especial en el programa cultural del centro de salud está dedicado a los temas de la Unión de dos Estados. La biblioteca conjunta cuenta con más de dos mil libros recibidos como un regalo del Comité Permanente. Veladas, competiciones deportivas, reuniones con personas interesantes, recorridos por la ciudad de Vítebsk y el complejo conmemorativo, “Khatyn”, así como por la ciudad de Minsk y la Reserva Berézensky: todo esto hace muy divertido y memorable el ocio de los niños en nuestro centros de salud.

Otro lugar de descanso en Belarús es el Centro de Salud y Rehabilitación, “Svitának”, situado cerca de la ciudad de Pinsk, que por segunda vez atiende a los escolares en el marco del programa de la Unión de dos Estados. En inicio fue puesto en 2014. En el último año, “Svitának” también participó en la licitación, pero tuvo que ceder a otros centros de salud. Una vez al prepararse bien, el 15 de junio comenzó el primer turno.

Vinieron 74 escolares de Tula y Briansk. Otros 26 chicos vendrán de Kaluga a finales del próximo mes de agosto. Cómodas habitaciones, buenas instalaciones deportivas, modernas instalaciones médicas, alimentación seis veces al día: aquí todo contribuye al hecho de que los niños mejoren su salud y ganen fuerza. Sin embargo, la directora del centro de salud, “Svitának”, Valentina Begueba, además de las buenas condiciones de vida y la rehabilitación de los niños, considera muy importante ofrecer buen programa cultural y de ocio:

— Ya en la primera semana de la estancia en nuestro centro de salud los chicos hicieron recorrido por la ciudad de Pinsk y asistieron a una actuación en un teatro local. También a los chicos se les agradó mucho la visita al bosque relicto único, Belovézhskaya Puscha. Por delante estaba la celebración del Día de la Unión de dos Estados, que se preparaba de forma activa. Es de destacar que en el centro de salud, “Svitának”, junto con los chicos belarusos pasan vacaciones también jóvenes rusos. En el primer día tuvo lugar una discoteca conjunta, los escolares tuvieron posibilidad de conocer uno a otro y hacerse amigos.

Según la directora del Departamento del Centro Nacional para el Tratamiento y la Rehabilitación de la Población de Belarús, Liudmila Golubóvich, el hecho de que hemos ganado la licitación es muy lógico. En los dos últimos años, nuestras instalaciones fueron renovadas debido a la financiación asignada del presupuesto de la Unión de dos Estados a fin de implementar el IV Programa de Chernóbyl belaruso-ruso. Fueron adquiridos equipos médicos, así como los ómnibus para transportar a los chicos. Lo que permite a los centros de salud y rehabilitación belarusos proporcionar un alto nivel de servicio.

A su vez, está previsto que al final del mes de agosto, 170 escolares belarusos se vayan a la costa del mar Negro para pasar vacaciones en el balneario, “Tejedor de textil Shakhty”. Al igual que el centro de salud belaruso, “Zhemchúzhina”, este balneario, es un veterano en la rehabilitación de los niños en la Unión de dos Estados. Recibe a los niños a partir de 2003. Los escolares viven en edificios con vistas al mar, el complejo tiene su propia playa. Los temas de la Unión de dos Estados son relevantes en todas las actividades celebradas en el marco de los programas de la Unión de dos Estados.

Uno de los acontecimientos más memorables, sin duda, son Días de la Unión de dos Estados, durante los cuales tienen lugar las veladas temáticas, juegos intelectuales, concursos, conciertos, competiciones deportivas, concursos, “mesas redondas”, etc.

Este importante proyecto social de la Unión de dos Estados tiene otra dirección. Se presta ayuda en cuanto a la recuperación de los veteranos e inválidos de la Segunda Guerra Mundial. Este año, tras los fondos –asignados del presupuesto de la Unión de dos Estados– fueron matriculadas 132 personas para mejorar sus salud en los centros de rehabilitación. En resultado de la licitación –organizada por el Comité Permanente de la Unión de dos Estados– los ganadores fueron los balnearios, “Sosnovy Bor”, situado en las afueras de Minsk; “Poréchye”, ubicado cerca de la ciudad de Grodno; “Chabarok”, que se encuentra en las afueras de la ciudad de Baránovichi, así como varios centros de salud rusos: el centro sanatorio de cardiología, “Peredélkino”, ubicado cerca de Moscú y el centro de salud, “Karachérovo”, que está situado en la provincia de Tver. En el centro de salud ruso, “Peredélkino”, tienen la posibilidad de descansar cinco veteranos belarusos, a los que por razones de salud, los médicos no permiten cambiar el lugar. Los restantes 127 personas mejorarán su salud más cerca de su hogar: en los centros de salud de Belarús. A propósito, en mayo, 19 veteranos pasaron descanso en el centro de salud, “Chabarok”. Según su directora, Luidmila Belokhvóstik, el centro de salud, además de los tratamientos médicos, se les ofreció un nutrido programa cultural. Fueron organizadas veladas culturales, excursiones, y una charla con los chicos que descansan aquí. Además de eso, a finales de mayo fue celebrado el Día de la Unión de dos Estados. En general, está programado que en este centro de salud –que el segundo año consecutivo gana la licitación– descansen 82 veteranos e inválidos de la Segunda Guerra Mundial. En septiembre, por ejemplo, en el centro de salud, “Chabarok”, esperan a 30 veteranos desde Rusia, que por primera vez tendrán un descanso en este centro de salud belaruso.


  • Durante el período de 2002 a 2015, del presupuesto de la Unión de dos Estados fueron asignados recursos para que pudieran mejorar su salud cinco mil 775 niños belarusos y mil 522 veteranos e inválidos de la Segunda Guerra Mundial de Belarús.

  • En los balnearios de Belarús recibieron tratamiento médico más de tres mil veteranos e inválidos de la Segunda Guerra Mundial que viven en el territorio de Rusia. Además de eso, mejoraron su salud más de siete mil niños de las zonas contaminadas de radionúclidos desde las provincias rusas de Tula, Kaluga y Briansk.

Líliya Khlystún
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?