Qué florezca cerezo

En Minsk apareció la avenida de cerezo

En Minsk apareció la avenida de cerezo. 120 pequeños árboles fueron donados por la compañía japonesa JT y plantados en el parque de la Amistad de los Pueblos como un símbolo de las relaciones de buena vecindad entre Belarús y Japón.



“Hanami”, o el proceso de admirar las flores de cerezo es una de las tradiciones favoritas de los japoneses. Dependiendo del tiempo, la floración de este árbol puede durar desde varios días hasta varias semanas. “E incluso la racha de viento más ligera puede llevar a que las flores de cerezo cubren el suelo con alfombra blanca, recordando que nuestra vida es muy bella, pero muy rápida”, contó durante la ceremonia de la inauguración de la avenida la representante de la asociación pública de la cultura y las tradiciones orientales, “Hagakure”, Irina Lampe. Tal vez esta tradición también eche raíces en nuestro país. Sobre todo porque el espacio para la avenida fue elegido bien simbólico: no muy lejos de la placa conmemorativa, “A las víctimas de Chernóbyl” y “Piedra de la Paz de Hiroshima”, que se encuentran en el lugar cercano a la capilla construida en honor de la Madre de Dios.

— Esta acción es también la confirmación de nuestros problemas comunes de radiación, el compromiso con la apertura antes de la comunidad internacional en este campo, así como la voluntad de colaborar plenamente con los países que han enfrentado amenazas similares, señaló el viceministro de Situaciones de Emergencia de Belarús, Gennady Lasuta. A su vez, el Encargado de Negocios de Japón en Belarús, Sr. Takao Asamura, también expresó la esperanza de que la triste experiencia fortalezca el deseo de nuestros países de hacer del mundo un lugar mejor y más seguro para las generaciones futuras.

Hace falta señalar que Japón fue uno de los primeros países en ayudarnos después de la catástrofe de Chernóbyl. Y ahora, contó el jefe adjunto del Departamento en las secuelas del accidente de Chernóbyl, Nikolai Tsybulko, anualmente alrededor de 100 mil dólares norteamericanos en forma de asistencia técnica se dirigen a las zonas afectadas. Belarús, una vez sucedido el accidente en la central nuclear japonesa, “Fukushima-1”, también no se queda al lado.

A partir de 2011, nuestro país lo visitaron más de 500 expertos japoneses que han estudiado la experiencia aprendida en la liquidación de las secuelas del accidente en la central nuclear de Chernóbyl, la descontaminación del área y la protección radiológica de la población.

Nadezhda Deméntieva
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости