Puntos que deciden todo

En Belarús, cada graduado de la escuela secundaria, si tiene la intención de convertirse en un estudiante, debe rendir pruebas centralizadas

En Belarús, cada graduado de la escuela secundaria, si tiene la intención de convertirse en un estudiante, debe rendir pruebas centralizadas. De hecho, se trata de los exámenes de ingreso.



El examen no es para todo el mundo


Pero para empezar el graduado de la escuela secundaria debe elegir la universidad, donde quiere cursar estudios. De eso depende qué materias básicas él tiene que rendir. La tercera prueba es obligatoria: el idioma ruso o belaruso.

Hace falta señalar que a la organización de las pruebas y la entrega de los certificados se dedica el personal del Instituto Nacional para el Control del Conocimiento. Todas las pruebas se mantienen en secreto. Existe una Comisión Nacional especialmente creada para el control de las pruebas de admisión en las instituciones educativas especializadas superiores.

Cabe destacar que las pruebas centralizadas en Belarús son pagadas. Es más, por la prueba en cada materia hace falta pagar el 0.1 del valor básico: 2.1 rublos belarusos.

Este año, las pruebas centralizadas fueron iniciadas dos días más tarde de las fiestas de graduación. En las mismas tomaron parte más de cien mil graduados. “Abandonaron” el proceso 14 personas que trataron de utilizar la opción de la “ayuda del amigo” a través de un teléfono móvil o copiar. Sólo en un año ellos podrán volver a intentar.

Las pruebas cetralizadas tienen varias ventajas indiscutibles. La evaluación de los conocimientos de los solicitantes está fuera del control humano: los miembros de la comisión de admisión. Además de eso, los criterios de selección de los estudiantes y los alumnos son claros y transparentes: la suma de los puntos de las pruebas centralizadas y el certificado de la escuela secundaria permite entender, si es posible ingresar para estudiar con beca o sólo por el pago. Por lo tanto, prácticamente no hay lugar para la corrupción. En los últimos años, no hubo casos de abuso durante la campaña de ingreso.

Cuanta más alta sea la puntuación, mejor será la facultad


El procedimiento de admisión está facilitado al máximo: un solicitante –que tiene el certificado de la escuela secundaria, tres certificados con los resultados de las pruebas centralizadas y el certificado médico– presenta una solicitud a la comisión de admisión de la universidad y espera su veredicto.

Las pruebas centralizadas es una herramienta que permite manejar el proceso de admisión de los estudiantes. Para cada materia el Ministerio de Educación de Belarús ha definido un límite más bajo: 10 puntos en el idioma belaruso y ruso, 15 puntos en matemáticas, física, química y biología. En todas otras materias es necesario obtener más de 20 puntos acumulados en el primer examen del perfil. Los solicitantes –que no tienen la suerte de obtener puntos suficientes– pueden presentar papeles en la universidad, donde se puede ingresar con la menor puntuación o también matricularse en una escuela de formación profesional.

Una cantidad de 360 a 370 puntos es la garantía de poder ingresar en las mejores universidades del país. La más prestigiosa institución de educación superior es la Universidad Nacional de Belarús con su Facultad de Derecho, donde para estudiar en la especialidad del Derecho Económico el año pasado fue necesario obtener 396 puntos (!). El resultado máximo de las pruebas centralizadas con el certificado de la escuela secundaria es de 400 puntos. Pero hasta el momento nadie obtuvo esta puntuación, aunque el récord de 399 puntos ya ha sido marcado.

Además de eso, en la universidad se puede ingresar sin rendir pruebas centralizadas. Hace falta subrayar que sin rendir exámenes pueden ingresar los galardonados del Especial Fondo del Presidente de la República de Belarús para el apoyo a los jóvenes con talento, así como los ganadores de olimpiadas internacionales y nacionales, concursos creativos y eventos deportivos internacionales.

El precio del conocimiento


Sólo un tercio de los solicitantes normalmente consigue la beca. El resto tiene que pensar dónde sacar el dinero para pagar por sus estudios. Los precios en Belarús, por supuesto, son más bajos que, por ejemplo, en la vecina Rusia. El año de estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Belarús cuesta 2616 rublos belarusos, en la Facultad de Psicología Social y Pedagogía de la Universidad Nacional de Vítebsk 1898 rublos belarusos. Los que estudian en la forma pagada no reciben la beca. Es la única diferencia entre los estudiantes. Cada uno de ellos tiene derechos iguales en cuanto a la calidad de la educación, los libros de texto e incluso un lugar en el albergue.

Guennadi Malajítov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?