Primavera, amor, felicidad...

Como encontrar su “media naranja”
A la habitante de Minsk Diana Baliko la conocen los lectores de los periуdicos y revistas, los amantes de la poesнa y del teatro.
Pero resulta que Diana tiene aъn una hipуstasis interesante — ella redacta manuales bajo el pseudуnimo de “de Charman” sobre psicologнa prбctica para las mujeres, que les ayuda a ellas en la vida. Sus libros se editan en Moscъ, en cambio de venden en todas las extensiones de la CEI.
En Moscъ se celebrу la presentaciуn del nuevo libro de Diana Baliko que provocу una gran agitaciуn en medio de las mujeres.
— Antes de decidir a casarse, — previene Diana, — piйnsenlo bien. Ya que es mejor pensar una vez cada medio aсo sobre el casamiento, que un vez a la semana acerca del divorcio.
— їHay compaсeros ideales? — me dirijo a Diana.
— No hay compaсeros ideales. Los hay sencillamente que son convenientes uno para el otro. Y estos convenientes se convierten para nosotros en los mejores. Busquen su mitad y no se contenten con menos, de lo contrario Uds. serбn infelices en el matrimonio.
— їPor quй los hombres temen las declaraciones de amor de parte de las mujeres?
— Nadie quiere sentirse una presa o una vнctima. Sobre todo los hombres. Ya ellos estбn acostumbrados a considerarse conquistadores y manipuladores. Y si una mujer se decide a echarle el lazo al cuello de su elegido o acorralarlo en una cueva para osos, entonces ella deberб hacer esto de manera muy hбbil para que la vнctima continue por largo tiempo (es de desear que toda la vida en comъn) se encuentre en la trampa de una dulce ilusiуn de conquista.
— їPor quй las mujeres se niegan o no quieren buscarse un candidato a marido?
— Hay dos razones principales — una valoraciуn disminuнda de sн misma y una valoraciуn excesiva de sн misma. Las primeras piensan que hacer esfuerzos es inъtil. “Todo estб en las manos de Dios”, — piensan tales mujeres y continuan esperando que en la noche de Aсo Nuevo o un dнa de verano, el Todopoderoso se acuerde de sus necesidades y les traiga en un platillo con bordes celestes a un hermoso prнncipe. Tales damas estarнan de acuerdo con lo que les proponga el hombre que ponga en ellas su atenciуn.Y, crйamelo, йste estarб muy lejos de ser el mejor hombre, no serб el mбs digno. Porque los hombres dignos y seguros que conocen su precio, tratan de encontrar mujeres al mismo nivel.
“No hay dignos” — es un buen pretexto para las mujeres ambiciosas, enamoradas de sн mismas e inmovilizadas por dentro. Esto significa que es tiempo de cambiar el disco. Incluso los indignos ya no yacen a sus piйs. Es hora de buscar a los dignos. Buscar su felicidad es un paso serio de una mujer segura en sн misma. Al tender a la autoperfecciуn, nunca busque a un hombre ideal. Busque a un hombre conveniente para Ud. Busque a un miembro de su tribu, y no a uno ajeno. Y a un hombre parecido a Ud. — que sea parecido en lo externo y en lo interno, porque verdaderamente feliz Ud. suele ser solamente consigo mismo. ЎY lo suyo natal, es mucho mбs fбcil de entender, de dominar y de amar!.
їMuchas mujeres sueсan solamente con un novio acaudalado?
— No busque un marido acaudalado, busque un hombre, una persona. Aprenda a ser libre materialmente: obtenga educaciуn, encuentre un buen trabajo, haga una carrera propia.
— їCual debe ser la diferencia de edad de los que contraen matrimonio?
— En un matrimonio desigual las relaciones recнprocas se construyen no de acuerdo con el principio de colaboraciуn, sino bajo el principio de la tutela, — “niсo — padre”. La diferencia de edad no debe exceder de 15 aсos. Si existe, entonces el nivel de mortalidad de ambos compaсeros crece. En los matrimonios mбs sanos los compaсeros deben ser mбs o menos de la misma edad. Sus escalas de valores deben ser aproximadamente iguales, sus gustos e intereses no deben ser contrapuestos.
— Los tiempos cuando a los hombres les gustaban las monjas, ya se han caнdo en el olvido. Estбn de moda las mujeres activas, que saben su precio. їY Ud. ha aplicado sus reglas en su vida?
— Sн, vivo en un matrimonio feliz. La plastilina que me tocу resultу ser blanda.
— Los hombres temen a las mujeres. їPasarб esta etapa y comenzarб de nuevo un idilio?
— Es un proceso recнproco. Las mujeres se olvidan de amar cuando los hombres le ponen poca atenciуn. Las mujeres eslavas son abnegadas. Sacrifican su carreras en aras de la familia. Pero si una mujer se aprecia a sн misma, entonces el hombre comienza a apreciarla. Y el problema estб en que la mujer se ha desacostumbrado a amar y se sacrifica demasiado. Las vнctimas no experimentan un gusto. Es una elecciуn de la mujer. Si en esta elecciуn ella se siente mal, entonces es infeliz. Todo esto sucede en la vida, debemos ser responsables de esto.
— їEn el extranjero las mujeres estбn tan emancipadas que pagan por sн mismas en el restaurante?
— Esto no es asн. Donde nosotros si el hombre paga por la mujer en el restaurante, la mujer estб agradecida, en cambio en Norteamйrica — es el hombre el agradecido. ЎSomos dignos del amor por nuestro derecho de nacimiento!
— їPuede una mujer ser la primera en declarar su amor?
— Ella siempre debe declarar su amor si experimenta este raro sentimiento...
— їY si a esto sigue una reacciуn no adecuada?
— Esto es una experiencia. Nunca lamente que ha declarado su amor. No se puede lamentar que Ud. fue buena. Ud. estuvo bien para sн mismo. Cuando Ud. declarу su amor, Ud. experimentу un enorme sentimiento de conmociуn. Y que la envidien a Ud.

Tatiana Joroshнlova
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?