Por el hilo se saca el ovillo

[b]Pronto en Minsk serб abierto el museo de los belarusos del mundo [/b]La primera seсal –que anunciу una buena noticia– fue la presentaciуn en el Instituto de Cultura de Belarъs de la exposiciуn “Belarusos en el mundo”. En la exposiciуn con un nombre poco comъn fueron presentadas muestras del Museo Nacional de Historia y de la Asociaciуn de Artistas Belarusos en Letonia, “Tengo un honor”. Son cosas verdaderamente ъnicas. їDуnde uno podrнa ver fotos desde una boda de los belarusos en Australia celebrada hace treinta aсos o un festival belaruso en New Jersey en 1977, o sombreros usados por los estudiantes belarusos de la mбs antigua Universidad de Lovaina en Bйlgica?
Pronto en Minsk serб abierto el museo de los belarusos del mundo

La primera seсal –que anunciу una buena noticia– fue la presentaciуn en el Instituto de Cultura de Belarъs de la exposiciуn “Belarusos en el mundo”. En la exposiciуn con un nombre poco comъn fueron presentadas muestras del Museo Nacional de Historia y de la Asociaciуn de Artistas Belarusos en Letonia, “Tengo un honor”. Son cosas verdaderamente ъnicas. їDуnde uno podrнa ver fotos desde una boda de los belarusos en Australia celebrada hace treinta aсos o un festival belaruso en New Jersey en 1977, o sombreros usados por los estudiantes belarusos de la mбs antigua Universidad de Lovaina en Bйlgica?
Una buena colecciуn de libros, obras de arte, objetos personales de los representantes de las diбsporas belarusas, que anteriormente permanecнan en el Centro Nacional de Educaciуn Cientнfica Francisco Skaryna dirigido por el catedrбtico, doctor en ciencias filolуgicas, Adam Maldis. Desgraciadamente, a principios de un nuevo milenio, el centro fue disuelto y las muestras bien valiosas pasadas a otras instituciones. Desde hace mucho tiempo Maldis tuvo idea de devolver y juntar en un sуlo sitio los objetos expuestos del centro. La exposiciуn organizada en el Instituto de Cultura de Belarъs –cuyo colaborador Adam Maldis es hoy en dнa– resulta ser un primer paso en el proceso de la devaluaciуn de aquella colecciуn rica.
— En nuestro museo permanecen en torno al sesenta por ciento de las muestras. Es una pena que el resto de la colecciуn si no haya desaparecido, estй repartida por pequeсas partes en diferentes instituciones del paнs, cuenta Alexander Khomoy, subdirector del Museo Nacional de Historia, que ha proporcionado muestras para la exposiciуn organizada. Nuestro museo harб todo lo posible para asegurarse de que esta exposiciуn se convierta en una parte del museo, o al menos una filial del museo. Claro que el proyecto nunca podrнa ser realidad sin la participaciуn de la gente que trabaja en el Instituto de Cultura de Belarъs, como el catedrбtico, Adam Maldis, y la directora del departamento de protecciуn del patrimonio histуrico y cultural, Alla Stashkйvich, asн como sin los representantes de la diбspora belarusa: las personas para quienes se hace todo eso. Ellos donaron libros, pelнculas, cosas relacionadas con su vida en el exterior, asн como pinturas y otros objetos de arte hechos fuera del paнs.
A propуsito, las primeras obras para la exposiciуn del futuro museo ya han entregado los representantes de la diбspora belarusa de la Asociaciуn de Atistas Belarusos del Bбltico. En las obras estбn presenatadas las imбgenes de la antigua Vilnia (actualmente, Vilnius, capital letuana), Jerusalйn, Himalaya y otros paisajes hermosos que han tenido la oportunidad de estar alguna vez nuestros compatriotas.
— Necesitamos organizar exposiciones en Belarъs, dice el presidente de la asociaciуn, Viachka Telesh. Asн tendremos la posibilidad de exponer nuestras obras en Letonia, asн como en otros paнses del mundo. Pero allн nos sentimos como en nuestra propia casa.
El museo de los belarusos del mundo lo necesitan tambiйn los mismos ciudadanos de Belarъs.
— Los belarusos no saben mucho sobre la vida de sus paisanos en el exterior, de quien pueden estar orgullosos, dice la presidenta de la sociedad “Belarъs-Bйlgica”, Tamara Antonуvich. Por ejemplo, Lauren Klybik es una persona ъnica. A los 16 aсos de edad llegу a Bйlgica, obtuvo educaciуn farmacйutica, al graduarse de la Universidad de Lovaina. Tuvo su farmacia y fue una de los primeros en hacerlo medicamentos homeopбticos, que gozaban de mucha demanda en los paнses vecinos. hablaba el idioma belaruso, polaco, ruso, hebreo, alemбn e inglйs. Y para aprender el idioma chino, abriу un restaurante, al invitar a un chef procedente de China. Y lo que es interesante, en la recepciуn en su restaurante estaba puesto el mapa de Belarъs, donde fue marcado su pueblo natal. Se sentнa muy orgullosa por haber nacido en Belarъs y ser una belarusa.
Estoy seguro de que este sentimiento de orgullo por su paнs de origen y las personas –que han dado al mundo la tierra belarusa– puede asombrar a cualquier persona, que visitarб la exposiciуn, “Belarusos en el mundo”. Ademбs de eso, esperamos que en un futuro sea creado un museo de los belarusos del mundo.
— Me siento encantado de estar entre vosotros, queridos compatriotas, y sentir que nos preocupamos uno por otro, confesу el miembro de la Uniуn de Artistas de Ucrania, maestro de arte aplicado y joyero, Piotr Yakubuk. Allн, en el extranjero, no nos olvidamos nunca de su patria. Hablamos el idioma belaruso, nos ocupamos de la organizaciуn de eventos y fiestas. Nos dedicamos a la creatividad mбs diversa. Por ejemplo, yo estoy haciendo preciosos adornos para mujeres con motivos de Crimea. Mi sueсo es organizar la exposiciуn personal en Belarъs. Hoy en dнa, al venir a Minsk, sй donde podrнa hacerlo: aquн, en un futuro museo de los belarusos del mundo.

Liudmila Minakova
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?