Pastoral siberiana

<img class="imgl" alt="" src="http://www.belarus-magazine.by/belsp/data/upimages/2009/0001-009-428.jpg">[b]Lejos de la tierra de sus antepasados, en Tyumen, se mantienen tradiciones belarusas [/b]<br />Estudiу cuatro aсos en la escuela primaria, siendo niсa, trabajу en la granja colectiva, luego trabajу de limpieza en el municipio de Vikъlovo, donde sigue viviendo a esta altura. Criу sola una hija, haciendo bordados bien hermosos durante toda su vida y cantando en el conjunto de folclore etnogrбfico, “Viachorki”. Asн pasу la vida: en marzo Alena Timofйevna Shichova, belarusa desde la provincia de Tyumen, cumpliу 80 aсos.
[b]Lejos de la tierra de sus antepasados, en Tyumen, se mantienen tradiciones belarusas [/b]

Estudiу cuatro aсos en la escuela primaria, siendo niсa, trabajу en la granja colectiva, luego trabajу de limpieza en el municipio de Vikъlovo, donde sigue viviendo a esta altura. Criу sola una hija, haciendo bordados bien hermosos durante toda su vida y cantando en el conjunto de folclore etnogrбfico, “Viachorki”. Asн pasу la vida: en marzo Alena Timofйevna Shichova, belarusa desde la provincia de Tyumen, cumpliу 80 aсos.
їDe dуnde proviene su gran deseo de hacer cosas lindas? Vamos a escuchar, cуmo habla de eso la dueсa de la casa llena de trabajos bordados. La casa de la abuela Lena –como segъn las tradiciones belarusas llaman a todas las mujeres de la edad respetada– la visitamos durante nuestro viaje realizado el otoсo pasado por ta provincia rusa de Tyumen. Para hacer llegarles, estimados lectores, su lenguaje formado en бreas de asentamiento de los belarusos en Siberia, no corregimos mucho la grabaciуn. “Comencй a hacer bordados a los seis aсos de edad. De dнa estaba trabajando y de noche haciendo bordados. Cuando niсa, observaba, como lo hacнan otras mujeres de mi pueblo. ЎTenнa tanto deseo de hacerlo! ЎEra tan atractivo! Los bordados se hacнan del hilo de variados colores. Mi madre no tenнa hilo especial para bordados, “zablatsi” (asн se llamaba hilo en Ermako y Yalovka, asн como en los demбs pueblos d ela zona e incluso hoy en dнa siguen llamбndolo de este modo). Mi madre tenнa hilo sуlo de dos colores: negro y rojo. Me acomodaba en la estufa para esperar, cuando vendrнa mi padre despuйs de trabajar en el campo. Ella ponнa los zapatos que envolvнan sus pies con un pedazo de tela. Cuando mi madre les quitaba por ser mojados, los ponнa para secar junto a la estufa. Mientras tanto, yo preparaba el hilo para que mi madre pudiera bordar. A su vez, yo agarraba esta tela y comenzaba a bordar en cruces. Mi madre me retaba diciendo: “Las mujeres se rнen de mн por los bordados, que haces en la tela”. Pero yo le dije: “Mamб, dame una toalla: me gustarнa tanto aprender a bordar”. Ella me diу un metro y medio de la tela y mostrу cуmo bordar. Asн hice mi primera toalla, que tuvo nombre “nametka”: un pequeсo pedazo de tela bordada”.
La abuela Lena contу, que en cierto tiempo, su abuela Fedora y el abuelo Yakov Chumakovy vivнan en la ciudad belarusa de Gуmel. Tratando de escapar de la pobreza, junto con sus pequeсas hijas (Mania, Frosia Fedora y Aksinia) en 1910 se trasladу al pueblo Ermaki, fundado en taiga, a 60 kilуmetros de Vikъlovo, por los belarusos desplazado s aъn en 1880. No era fбcil sobrevivir en Siberia, en una zona de clima muy severo. La familia de Chumakovy tuvo que vivir en Ermaki en una cueva de tierra y en cuanto fueron creadas granjas colectivas, la vida se mejorу y la familia se mudу al pueblo vecino, Yalovka. Desde su infancia con los caballoa trabajaba Mania Chumakova, madre de nuestra interlocutora, y la llamaban allн a la manera belarusa: Lena Chumachykhina. Su padre, teniente de tanques, Tsimafey Tarбsov, muriу en el frente. Segъn las tradiciones belarusas, los retratos fotogrбficos de los padres permanecen como iconos en su hogar, pues nada es mбs sagrado para nosotros
que nuestros padres.
A diferencia de los bordados, la jovencita no se sentнa muy atraнda por los estudios y al graduarse de la escuela primaria, a los trece aсos quiso ser... pastora. La madre la suplicaba seguir estudiando, pero la jovencita no le hacнa caso. La chica tuvo argumentos muy serios: “Nastasia Grйtchenko, la amiga de su madre cuidaba cerdos, asн como su otra amiga. Yo decнa: “Nastasia Mikhбilovna cuida cerdos y canta canciones, yo tambiйn voy a cuidar ovejas”. Ella me respondiу: “No vas a cantar, sino llorar”. No la escuchу y comenzу a cuidar ovejas –150 cabezas– ayudando a una seсora de mayor edad. Hubo un carnero grande y viejo con enormes cuernos. La muchacha tuvo una bolsa de tela, en la cual ponнa hojas de col para alimentarlo. Se sentaba y comenzaba a bordar y йl se le acercaba y trataba de atraer su atenciуn. Le daba la hoja de col y lo montaba, como un caballo y agarraba sus cuernos. Cuando las ovejas se alejaban, la jovencita montaba el carnero y se iba a recogerlas. Al hacerlo, volvнa a bordar. Y el carnero se ponнa al lado”.
Francamente dicho, la abuela Lena con buen humor cuenta su historia y nosotros nos imaginamos esta hermosa pastoral siberiana. E incluso nos imaginanos a aquella Lena Chumachykhina. En el sentido de que es mucho mбs interesante estar cuidando ovejas junto con un carnero, en el aire libre, y haciendo bordados, que pasar horas estudiando en la escuela, manteniendo disciplina y leyendo libros de texto.
Desde el pueblo Yalovka, su destino y el casamiento la llevaron a la ciudad de Prokopevsk, provincia de Kйmerovo, donde no era feliz con su esposo y en 1969 regresу a casa de sus padres con su hija, Svetlana, de doce aсos de edad. Ademбs de eso, en la casa de sus psdres vivнa tambiйn su hermano, Slavka. Ahora, cuando йl muriу, la abuela Lena vive sola en esta casa: desde hace mucho su hija se instalу en Nefteiugansk, su nieta, Albinka, vive Moscъ, estб casada. La abuela Lena ya tiene tres bisnietos. A propуsito, aunque a las nietas se les encantan las camisas con bordados hechas por la abuela Lena, la critican mucho, diciendo que elije el fondo, que se combina poco. Pero la abuela Lena tiene sus propios criterios de la belleza y responde bien firmemente: “A mн me gustan mis bordados. Tengo un montуn de revistas y trato de copiar todos los colores”.
Los trabajos de la abuela Lena gozaron de mucha popularidad, cuando en 1986 en la casa de cultura del pueblo de Vikъlovo las mujeres crearon el conjunto de folclore etnogrбfico, “Viachorki”, cuyos integrantes eran los belarusos. Se necesitaron trajes: los cosieron y bordaron ellas mismas. “Cosн la falda negra con una cinta con bordado, recuerda la abuela Lena. Ademбs de eso, bordй las camisas. Luego las ponнa, cuando cantaba en la escena. Tambiйn la gente me pedнa hacer bordados”. A propуsito, el grupo fue creado por la vecina del pueblo Ermaki, la colaboradora de la casa de cultura, Valentina Mikhienko, y la abuela Lena amablemente le ayudaba durante mucho tiempo y cantaba en el conjunto de folclore etnogrбfico. Dice riйndose, que con ovejas entrenй la voz: si hubiera estudiado en la escuela, no lo podrнa hacerlo nunca.
“Y muchas de las canciones de su madre, Mania Chumakova, en matrimonio Tarбsova, mujer alegre y cantante original (la pedнan cantar en las bodas celebradas en los pueblos de la zona) adquirieron la vida en el escenario, sonaron en toda Siberia e incluso en Moscъ, donde en 1996 los artistas fueron destacaron como el mejor grupo folclуrico en el concurso de conjuntos folclуricos de Toda Rusia. Nos pareciу, que para la abuela Lena las obras bordadas es una especie de crуnica colorida de su vida. En seguida se nota que su color favorito es azul. їEs el color del cielo o de los sueсos? Por supuesto, siempre ella tratу de hacer todo lo posible para que sus bordados fueran hermosos y agradaran ojos y alma. “Mientras trabajaba de limpieza, tambiйn hacнa bordados, por ejemplo, el vestido para esta chica bordй un mes y medio. Ademбs de eso, la artesana muestra sus trabajos puestos en las paredes de su casa: Caperucita Roja con Lobo, Casco plateado, Ciervo y Chica caminando con una cesta de setas, Pбjaro y Gallo, entre otros. Por ejempo, el retraro de Gato hice en una semana”.
Otra caracterнstica distintiva del talento ъnico de la abuela Lena es que las canciones, que canta, son heredadas de su madre: “Mi madre conocнa un montуn de canciones, que cantaba en las bodas de los vecinos de la zona”.

Ivбn y Valentina [b]Zhdanуvichi [/b]
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?