Para tener buen ánimo durante todo el verano

En Belarús, el descanso de niños es el tema de Estado

En Belarús, el descanso de niños es el tema de Estado


El director de cualquier escuela belarusa ya en mayo sabe dónde planean pasar vacaciones sus alumnos. La orientación es simple: los niños no sólo deben estar bajo la supervisión de adultos, sino pasar vacaciones bien, aprendiendo algo nuevo. Para los que se quedaron en la ciudad, hay varias opciones: campamentos escolares, pasatiempo útil en los centros de creatividad de los niños y turnos patrióticos.


Los niños del campamento “Quest-time” visitaron el Museo del Fuego

Su “noche de los museos” y break dance


En los campos escolares todas las actividades siguen su horario: clases para los chicos con los mismos intereses, horas deportivas, recorridos con obligatorias tardes de té, etc. En el resto cada escuela tiene su propia estrategia de entretenimiento, todo depende de la imaginación y la experiencia de los maestros. Normalmente se trata de concursos, juegos al aire libre, eventos deportivos y visitas a museos y teatros. Además de eso, son frecuentes los recorridos de un día fuera de la ciudad, así como los paseos por parques municipales y jardines botánicos.

En la provincia de Minsk las vacaciones de este año serán llevadas a cabo bajo el lema, “Aprovechando el Verano”. Casi en cada escuela el programa “obligatorio” incluirá clases adicionales de idiomas extranjeros, así como juegos y sesiones de entrenamiento.

Este año, por primera vez, se planea celebrar la acción, “Verano para Todos”. Los alumnos más pequeños estarán entretenidos por los voluntarios de los grados mayores. En los campamentos escolares tendrán lugar “Noches de Museo”, torneos de caballeros, tiros con arco, así como talleres para aprender danza irlandesa y break dance.

El turno de tres semanas para los chicos de 11 a 13 años costará de 200 a 400 mil rublos belarusos. De hecho, los padres compensan sólo alguna parte del costo de los alimentos.

Para entender a qué uno quisiera dedicarse


Los escolares mayores en estas vacaciones de verano podrán visitar campamentos que se centrarán en la orientación profesional. Los maestros tratarán de ayudar a los chicos a decidir sobre su futura profesión.

— Le damos la oportunidad de probar a sí mismos en diferentes áreas para que elijan conscientemente su futura profesión, dice el viceministro de Educación de Belarús, Víktor Yakzhik.

En la provincia de Gómel, el proyecto, “Vacaciones Profesionales”, fue lanzado sobre la base de los centros de la creatividad de los niños y jóvenes. En el marco del nuevo proyecto los escolares tienen encuentros con las personas más destacadas de nuestro tiempo: científicos, exploradores, inventores y madres de muchos hijos.

El centro de educación del Parque de Altas Tecnologías de Belarús este año ha abierto la Academia de los Genios de Tecnologías Informáticas. Además de eso, en escuelas y colegios han sido abiertas especiales áreas de computación. Sólo en un par de días los chicos aprenden a hacer un videojuego o una película. También los interesados pueden inscribirse para los cursos de ensamblaje de robots. Pero en este caso los padres tendrán que pagar algún monto adicional. El turno en la Academia de los Genios de Tecnologías Informáticas dura 18 días y cuesta 950 mil rublos belarusos.

¡Todos a plantar flores!


Hace falta señalar que en nuestro país también funcionan los campamentos laborales, que se puede asistir a partir de 14 años. En un tiempo, los escolares han trabajado en ellos gratuitamente. Hoy en día, es un modo de descansar y ganar dinerito propio. En la primera mitad del día los adolescentes trabajan y en la segunda se entretienen participando en las actividades culturales.

— A partir del mes de marzo comenzamos a buscar el trabajo de tiempo parcial para los escolares mayores, explica la jefa de la administración del barrio capitalino, Partizansky, Verónica Rudaya. En los campamentos laborales el trabajo consiste en plantar macizos de flores o eliminar los residuos. Por este tipo de trabajo los jóvenes reciben un poco más de un millón de rublos belarusos al mes. Además de eso, ellos tienen la posibilidad de trabajar, por ejemplo, en la empresa municipal, “Zelenstroy”, o en los servicios comunales.  

El año pasado, los escolares ganaban por tres semanas 4.5 millones de rublos belarusos.


El Centro de Formación del Parque de Altas Tecnologías este verano abrió la Academia de los Genios de Tecnologías Informáticas

¿Quién quiere comer sopa de hacha?


Otra forma absolutamente gratis de pasar bien las vacaciones es visitar el campamento militar-patriótico. Por iniciativa de la administración local o de la Unión Nacional de Jóvenes de Belarús los mismos se organizan en las unidades militares en las ciudades o en sus aproximaciones, a donde se puede llegar en un autobús urbano.

Al principio fueron las vacaciones sólo para varones. Pero, como se vio después, las chicas también quieren “jugar a la guerra”, vivir en tiendas de campaña y comer sopa de hacha. Ahora los jóvenes juntos se van al campo de tiro.

Misión divertida para los mejores estudiantes


Los maestros de Minsk también ofrecen un pasatiempo bastante divertido para los chicos al igual como en los juegos de ordenador.

El campamento inusual fue abierto en el Centro de Educación Adicional de Niños y Jóvenes, “Svetoch”, en el barrio capitalino, Sovetsky. La idea es simple. El turno en el campamento al igual como en un juego de ordenador, se divide en días-etapas individuales. Y cada día está dedicado a su juego informativo.

— Estas actividades ahora están muy de moda. Y los chicos se interesan muchísimo. Durante el año académico los escolares se cansaron mucho de las clases y tareas y quieren entretenerse, contaba sobre sus planes para el verano la directora del campamento, “Búsqueda de Tiempo”, Elena Latysheva. Cada vez los chicos tienen una nueva tarea. Incluso pensamos llevar a cabo nuestro propio concurso, “Voz. Niños”. Ya tenemos muchas solicitudes. Además de eso, está previsto ofrecer talleres de estudios de arte: pintura, danza, artes teatrales y oficios artesanales. Y también Sportlandia y excursiones.

En el proyecto, “Búsqueda de Tiempo”, participan los chicos de 7 a 11 años de edad. Es un poco temprano para ellos ir a los campamentos situados fuera de la ciudad, pero aquí ellos siempre están a la vista, acompañados por los adultos. Pero aquí, tampoco se vive sin seguir orden y disciplina. A las 7:30 am los chicos hacen gimnasia para empezar bien el día. Luego se les sirven el desayuno y comienzan las actividades según sus intereses, con las nuevas tareas que son necesarias para conseguir los preciados puntos. De la cantidad total dependerá el premio que recibirá cada participante pequeño del gran juego. Los puntos se conceden por cualquier trabajo útil.

Hace falta señalar que uno de los estudios más populares es el estudio de peluches, “Toptyzhka”. Tela, piel y cuero se reaniman en las manos de los artesanos jóvenes y se convierten en pequeños animalitos de juguete y divertidos personajes de cuento de hadas. Las clases se las ofrece la maestra, Tamara Leunina, que a lo largo de quince años enseña a los chicos a coser.

A su vez, una pequeña habitación –donde se dan las clases– recuerda un taller de teatro de marionetas.

— Qué buen ánimo nunca deje a los chicos interesados, dice Tamara Leunina. Aquí los niños se ríen sin parar. Por eso se les salen juguetes muy divertidos.

Christina Khilkévich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?