“Para nuestras relaciones todo es importante”

[b]El Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Belarъs en Alemania, Andrei Girу, cuenta sobre importantes cambios de la imagen de Alemania en la conciencia de los belarusos [/b]
El Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Belarъs en Alemania, Andrei Girу, cuenta sobre importantes cambios de la imagen de Alemania en la conciencia de los belarusos

—Seсor Embajador, estamos en vнsperas del Dнa de la Victoria que nuestro paнs celebra el 9 de mayo. La Embajada de Belarъs en Berlнn se encuentra justo enfrente al Parque Treptower, famoso por su monumento al Soldado del Ejйrcito Rojo. їDнgame, por favor, cuбnto nos une el tema de la memoria de aquella guerra con los alemanes? їLa generaciуn joven de los alemanes de igual modo evalua el tema de arrepentimiento que sus padres?
— El tema de la Gran Guerra Patria de una o de otra manera influencia en el estado actual y en las perspectivas del desarrollo de las relaciones bilaterales. Usted tiene toda la razуn, deciendo que la percepciуn de la anterior guerra por diferentes generaciones es distinta. Por desgracia, los jуvenes alemanes no conocen mucho el tema. A los estudiantes de los centros docentes alemanes no les enseсan los temas dedicados a la Segunda Guerra Mundial. A su vez, para las generaciones mayores el tema de arrepentimiento ha sido uno de los mбs importantes, pues la gente mayor de edad recuerda de aquella guerra, muchos de ellos perdieron a los seres queridos y a los parientes. Por eso toman la guerra no sуlo como una agresiуn e invasiуn de la Uniуn Soviйtica, sino tambiйn como una tragedia personal y familiar. Pues no todos los alemanes fueron militantes del partido nacional socialista, a pesar de eso muchos tuvieron que ir al frente: nadie les preguntу, si querнan combatir o no. Igual morнan. Es un hecho histуrico que Alemania nazi desatу la guerra, y es indiscutible la indispensable importancia del aporte de los pueblos de la antigua Uniуn Soviйtica que hicieron para la liberaciуn del nazismo alemбn.
Aunque existнan y existen fuerzas, incluso en el Occidente, que siguen intentando revisar la historia. Nosotros –me refiero no sуlo a los funcionarios de la embajada de Belarъs, tambiйn tengo en cuenta a los integrantes de otras misiones diplomбticas acreditadas en Berlнn que representan a Rusia, Ucrania y Каsakstбn– tratamos de enfrentar estos desafнos. Por ejemplo, en Berlнn tuvo lugar una conferencia dedicada al 65є Aniversario de la Gran Victoria. La misma fue organizada por la embajada rusa con la participaciуn de todos los embajadores de los paнses de la CEI. Difundimos entre los periodistas el comunicado sobre el aporte de los belarusos a la victoria y a la derrota del nazismo alemбn. Сon nъmeros, hechos y abrumadores argumentos presentamos tambiйn nuestro aporte econуmico, pues la victoria se acercaba no sуlo en los frentes. Una importante cantidad de empresas belarusas fue evacuada junto con miles de trabajadores a la retaguardia soviйtica para seguir trabajando en Povolzhie, en Urales y en la Asia Central.
Naturalmente, tambiйn tenemos muchas razones para el orgullo, cuando hablamos de nuestro aporte militar. Si no me equivoco, entre los Hйroes de la Uniуn Soviйtica (la condecoraciуn militar mбxima en la antigua Uniуn Soviйtica — Aut.) estбn 448 oriundos de Belarъs. Conocemos el impresionante nъmero de destacamentos guerrilleros que dominaban los bosques belarusos: en 1943 los guerrilleros controlaron casi el 60 por ciento del territorio de Belarъs. Tambiйn es importante aporte a la victoria. Todo esta informaciуn tratamos de hacer llegбrsela a la comunidad alemana, y la gente mayor nos entiende bien. Incluso en la conferencia de prensa hicimos hincapiй tambiйn en aquel hecho que no sуlo los rusos liberaron Alemania de los nazis, tambiйn fueron los belarusos, ucranianos, kazajos, georgianos...
Por eso a finales de los aсos noventa del siglo pasado –cuando en el mapa de Europa apareciу Belarъs independiente– fueron abiertas las fronteras y a nuestro paнs comenzaron a viajar muchos alemanes. Incluso los que querнan hallar y seguir las huellas de sus ancestros que aquн combatieron y perdieron la vida.Y estas aspiraciones a la reconciliaciуn y el deseo de brindar ayuda –incluso en las labores de liquidaciуn de las consecuencias de la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl– tuvieron amplia repercusiуn.
A esta altura en nuestra comunidad –cuando hablamos de Alemania– no es la guerra de la que nos acordamos en seguida. En primer lugar nos viene a la mente el potencial econуmicо del socio bien seguro comercial y econуmico y la ayuda humanitaria brindada a lo largo de muchos aсos. Creo que hace apenas veinte aсos todo fue muy diferente. Logramos recorrer un largo camino.
Sin embargo, nadie olvida de la guerra pasada y yo espero que la misma nunca sea olvidada. Los belarusos y alemanes cuidan los cementerios, donde estбn enterrados los fallecidos en la guerra y monumentos a los fallecidos. A finales de los aсos noventa del siglo pasado –cuando fue firmado el acuerdo sobre la reunificaciуn de Alemania y la Uniуn Soviйtica aprobу esta reunificaciуn de la naciуn alemana– Alemania se comprometiу de tratar cuidadosamente todos los monumentos soviйticos en su territorio. Y este compromiso se cumple de modo irreprochable. En Alemania estб funcionando la organizaciуn social: la uniуn de cuido de las tumbas de guerra. Cooperamos de modo muy estrecho con la misma, incluso los activistas alemanes se ocupan de la restituciуn de los cementerios alemanes en Belarъs. Es un trato muy humano, aunque reconozco que en nuestra sociedad no todos estбn de acuerdo con esta cooperaciуn: varias organizaciones de los veteranos de guerra estбn en contra de semejantes proyectos. Pero a final de cuentas todos estos temas son competencia de las autoridades locales, en donde la gente con alto grado de la responsabilidad civil deciden permitir a la uniуn alemana cuidar las tumbas de los soldados alemanes. A su vez, la Uniуn estб muy contenta de que la cooperaciуn con Belarъs –que desarrolla con buen dinamismo– da buenos frutos. Nos invitan a nosotros, representantes de la embajada, a todas las actividades dedicadas a la memoria de los soldados que han perdido la vida en los frentes, no importa en que lado, y nosotros con mucho gusto aceptamos estas invitaciones, lo que es una de las muestras de la comprensiуn mutua y de la reconciliaciуn.

— Muy a menudo las relaciones especiales entre Belarъs y Alemania se explican por el asн llamado “complejo de la culpa”. Dicen que de aquн provienen muchas iniciativas sociales de Chernуbyl, los lazos bien activos civiles, culturales, humanitarias, los cuales en cierto grado empujan al Gobierno de Alemania hacia la polнtica mбs constructiva en relaciуn a Belarъs. їEs cierto eso?
— Por supuesto, no serнa justo descartar el papel de las organizaciones sociales: sus actividades son de mucha importancia para la vida de Alemania. Las mismas de diferente modo tratan de influir, incluso tambiйn en la polнtica exterior de este paнs. Pero de cualquier modo me gustarнa creer que nuestras relaciones bilaterales dependen no sуlo y no tanto de la “culpa” de los alemanes, sino de la evaluaciуn realista de la actual situaciуn polнtica en Europa. Pues por algo decimos que Belarъs es un puente entre el Oriente y el Occidente. A lo mejor, los alemanes reconocen nuestro estatuto de un socio importante, porque nosotros aportamos muchнsimo a la seguridad europea.
Podrнamos enumerar aquellos pasos y las iniciativas que nosotros ya hemos hecho, por ejemplo, el rechazo voluntario del armamento nuclear, nuestras polнticas encaminadas a la reducciуn de los armamentos convencionales, pues segъn el Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE) nuestro paнs ha reducido mбs tanques, caсones e infanterнa que varios otros paнses todos juntos. Es nuestro aporte a la seguridad paneuropea. Ademбs de eso, tenemos muy buena cooperamos con las naciones europeas en la esfera de la lucha contra la migraciуn ilegal, el trбfico de drogas y de armas. Todos los expertos comparten la opiniуn que la frontera entre Belarъs y el resto de Europa es la mбs segura. La cantidad mбs mнnima de migrantes ilegales penetra a la Uniуn Europea a travйs de la parte belarusa de la frontera. Nuestro aporte tambiйn comprende la seguridad de trбnsito de Europa.
Por eso me gustarнa creer que el gobierno alemбn evalua la situaciуn en complejo y se apoya no sуlo en el pasado histуrico que, sin duda, sea muy importante. Pero tambiйn ve a la actual Belarъs, nuesrto aporte a la seguridad europea, al trбnsito y al comercio. Es evidente que tambiйn las relaciones comerciales se desarrollen bien exitosamente. Pues durante sуlo cinco aсos el intercambio comercial entre Belarъs y Alemania incrementу cuatro veces, al ascender a cuatro mil millones de dуlares norteamericanos en 2008. En 2009 –por causa de la crisis financiera global– este monto bajу hasta tres mil 500 millones de dуlares norteamericanos, aunque nuestras expotaciones crecieron el 21 por ciento. Belarъs vende sus mercancнas a Alemania por mil millones de dуlares norteamericanos. No es nada mal.

— Estamos conversando justo en el momento, cuando en Minsk estб con visita el primer ministro de Brandeburgo, Matthias Platzeck. El aсo pasado Minsk visitу el ministro de Economнa de Sajonia. Ademбs de eso –tras una pausa de varios aсos– reanudу su labor el consejo conjunto de cooperaciуn econуmica. La economнa adelanta la polнtica e incluso parece que la impulsa a tomar los ritmos necesarios.
— En este caso no creo que serнa correcto evaluar las relaciones belaruso-alemanas fuera del contexto general de la agenda belaruso-europea. Con la misma agenda, asн como con los hechos bien evidentes, estб relacionada la decisiуn del Gobierno de Alemania de reanudar las actividades del consejo de cooperaciуn econуmica. El crecimiento del intercambio comercial despierta cada vez mayor interйs de parte de los empresarios: mбs de 400 compaснas alemanas tienen sus representaciones, empresas mixtas o de capital exclusivamente extranjero en Belarъs. Los empresarios alemanes estбn interesados en incrementar los suministros de las mбquinas herramienta, equipos y tecnologнas a nuestro paнs. El mercado belaruso necesita mucho de estos productos que permiten llevar a cabo el reequipamiento tecnolуgico de la economнa. A lo largo de unos diez o quince aсos Belarъs compra a Alemania modernas mбquinas herramienta y los equipamientos por lo menos por mil millones de dуlares norteamericanos.
El tema clave de esta visita del primer ministro de Brandenburgo a Belarъs preve la creaciуn de nuevas producciones сon la participaciуn de las inversiones alemanas. Tambiйn fue analizada la participaciуn mбs amplia de los empresarios alemanes en el sector energйtico. En primer lugar, en la esfera de generaciуn de la energнa renovable. Espero que prуximamente sea aprobado el proyecto de financiamiento de la creaciуn del parque de las instalaciones eуlicas que generarб energнa elйctrica en la provincia de Minsk a partir de las tecnologнas alemanas. A propуsito, la comisiуn econуmica del parlamento belaruso уa estб trabajando sobre el proyecto de la ley sobre la energйtica alternativa. En estas labores tomamos en consideraciуn incluso las experiencias alemanas.
Me gustarнa seсalar tambiйn la gran importancia de las propuestas lanzadas por Matthias Platzeck en la esfera educativa. Brandenburgo nos ofrece apoyo para la recalificaciуn de nuestro capital humano. En primer lugar, se trata de la esfera de la recapacitaciуn de los ejecutivos, es decir de las personas que prуximamente definirбn las polнticas de la economнa exterior de nuestro estado. Hace falta enseсarles pensar y razonar de modo moderno, ayudar a aprender el arte de la organizaciуn de las negociaciones empresariales y del diseсo de los planes de negocio sigъn modernos estбndares occidentales, etc. La ayuda del intercambio de estas experiencias nos ofrecen las autoridades de la tierra de Brandenburgo.
El otro tema mбs es logнstica. Los alemanes son grandes profesionales en esta esfera. Los mismos estбn dispuestos a participar en la creaciуn de los centros logнsticos en territorio belaruso. Con vista a la eventual creaciуn de la Uniуn Aduanera –con la participaciуn de Belarъs, Kasakstбn y Rusia– este interйs adquiere nuevas dimensiones, pues cualquier centro logнstico –creado en Belarъs– ofrecerб enormes perspectivas para promover mercancнas en enormes mercados de Rusia y Kasakstбn... Ademбs de eso, hace rato fueron lanzadas importantes iniciativas conjuntas en la esfera de cultura y de protecciуn del medio ambiente.
Brandenburgo es la tierra oriental de Alemania mбs cercana a Belarъs por su geografнa y mentalidad de su gente. Por cierto, en los tiempos soviйticos allн se encontraba el Grupo Occidental de las tropas de la antigua Uniуn Soviйtica. El seсor Matthias Platzeck contaba que durante unos 35 aсos ha vivido en la vecindad de una guarniciуn soviйtica e incluso ahora se acuerda del olor de gas-oil... Sin embargo, si pretendemos obtener las tecnologнas avanzadas, tenemos que contactar con las tierras alemanas que se encuentran mбs allб de Berlнn.
El Gobierno alemбn constantemente prolonga la lнnea de crйdito para nuestro paнs que garantiza las exportaciones de la maquinaria alemana. “Hermes” es la organizaciуn que cubre todos los riesgos de exportaciones. Cuando la misma participa en un negocio, aumenta el grado de la seguridad del suministrador alemбn. Asignando las lнneas de crйdito, “Hermes” en primer lugar analiza la viabilidad econуmica en Belarъs, nuestras deudas externas, el potencial de exportaciones y la capacidad de cancelar el crйdito.
A principios del aсo pasado nos fueron asignados cien millones de euros para garantizar el cumplimiento de ciertos proyectos. Este financiamiento fue aprovechado por interesadas compaснas alemanas en apenas dos semanas. Asн que, a finales del aсo pasado los alemanes volvieron a desembolsar cien millones que tambiйn fueron repartidos bien rбpido. Este enero ofrecieron igual lote de dinero. їQuй quiere decir eso? Primero, la alta йtica y seguridad de los socios belarusos. Siempre cumplimos puntualmente con nuestros compromisos y pagamos los crйditos. Por otro lado, convencidos por nuestra йtica y positiva actitud en cuanto a la devoluciуn de los crйditos, a nosotros nos ofrecen nuevos fondos. Lo que nos agrada mucho, pues abre el camino hacia las compras de nuevos equipos. Los temas del financiamiento de exportaciones se analizan por los alemanes de modo minucioso. Pues las exportaciones para Alemania son cruciales.

— A esta altura muchos suelen decir que la cancillera de Alemania cada vez con mayor energнa aplica su propia “polнtica oriental”. їQuй lugar ocupa Belarъs en “la polнtica oriental” alemana?
— Primero, no sуlo las autoridades alemanas, sino la gente corriente ya estб convencida de que Belarъs es un Estado independiente y soberano. Creo que los diplomбticos y economistas alemanes, trazando su polнtica oriental, siempre toman en consideraciуn este importante hecho. Estoy muy lejos de pensar que Belarъs ocupa un lugar especial en la polнtica oriental alemana, pero en el contexto regional el potencial de nuestro paнs siempre estб comparado con el potencial de Ucrania y de Moldova. Son paнses que tienen fronteras con la Uniуn Europea, participan en el programa de la “Asociaciуn Oriental” y a los mismos se aplican los acuerdos transfronterizos. Por eso exagerar nuestra importancia para la comunidad internacional serнa una clara muestra de soberbia. Pero de cualquier modo creo que ocupamos un merecido puesto notorio en las polнticas de nuestros vecinos occidentales.

— Alemania tradicionalmente se destaca por su liderazgo en las polнticas europeas. їSi fomenta este paнs el avance de los proyectos de la “Asociaciуn Oriental”? Hace poco Usted ha analizado este tema en el fondo berlinйs Heinrich Bцll. їCуmo fue la discusiуn al respecto?
— Naturalmente, la iniciativa polaco-sueca conocida como lа “Asociaciуn Oriental” fue apoyada de modo muy activo por Alemania, incluso porque esta naciуn tradicionalmente tiene intereses en el oriente. Lo que se refiere al actual desarrollo, aquн la situaciуn no es inunнvoca. Existen varias causas objetivas que frenan la realizaciуn de la “Asociaciуn Oriental”. A esta altura se realizan las reformas de varios organismos europeos, ha sido impuesto el cargo del ministro de Exteriores de la Uniуn Europea y se estб creбndose todo un servicio de la polнtica exterior de la UE. Es lуgico que estos cambios hayan afectado el despegue de la “Asociaciуn Oriental”. Hasta el momento no se ha posado bien la estructura de la Comisiуn Europea, es bien complicado esperar que los europeos se ocupen de nuestros proyectos. Es una de las causas, la segunda, tercera y cuarta dependen del activismo de los paнses partes de la misma iniciativa.

— їPero lanzamos bastante proyectos a la “canasta” comъn? їCierto?
— Asн es. En diciembre del aсo pasado, cuando tuvo lugar el encuentro de los ministros de Exteriores de los paнses miembros de la “Asociaciуn Oriental”, acercamos oficialmente a la Comisiуn Europea una serie de proyectos preparados con la participaciуn de Belarъs, Lituania, Ucrania y Polonia, entre otros. Tratamos de proponer las ideas que serнan ventajosas no sуlo para Belarъs, sino tambiйn para toda la comunidad paneuropea. Como ejemplo se puede nombrar la construcciуn de la vнa de alta velocidad entre Berlнn y Мoscъ o la construcciуn del corredor de trбnsito No. 9 que va desde la costera Claipeda lituana en el mar Bбltico al mar negro en Ucrania. Existe la idea de prolongarlo hasta Bulgaria. Creemos que este proyecto es bien provechoso para todos, por eso merece ser apoyado. Para crear la “Asociaciуn Oriental” fue asignado 700 millones de euros, pero no es aquel dinero que alcance para financiar importantes proyectos. Para llevar a cabo los proyectos hace falta buscar cierto financiamiento. En este sentido todos nosotros, asн como nuestros socios –los diplomбticos de la Uniуn Europea– tenemos mucho que hacer.
Vale seсalar que estamos algo decespcionados porla lentitud del anбlisis de estos proyectos. Hasta el momento no fue diseсado el mismo mecanismo de anбlisis de nuestras propuestas, de sus evaluaciones y aprobaciones de las decisiones. Por eso todos nuestros esfuerzos estan encaminados a conseguir algunas decisiones concretas en el marco de la “Asociaciуn Oriental”. Este mayo en la ciudad polaca de Sopot tendrб lugar nuevo encuentro de los ministros, en donde, esperemos que sean diseсados los mecanismos que permitan realizar los proyectos viables.
Lo que se refiere a las discusiones en el fondo Heinrich Bцll, allн es mбs bien ha tenido lugar el intercambio de opiniones sobre la “Asociaciуn Oriental”. El ministerio de Exteriores de Alemania –representado por el director de departamento de Belarъs, Rusia, Ucrania y Moldova– cree que no es correcto esperar los resultados inmediatos, que hace falta tener paciencia. A propуsito, ha sido bien notoria la situaciуn de la iniciativa lanzada para los paнses vecinos que se encuentran al sur de la Uniуn Europea, la asн llamada Mediciуn Mediterrбnea. La “Asociaciуn Oriental” ya la adelantу por la densidad de su agenda de trabajo, encuentros y contactos celebrados e ideas generadas. La cancillerнa alemana evalua la “Asociaciуn Oriental” como un proyecto que se destaca por buen potencial y que avanza йxitosamente. Por eso los alemanes no comparten de todo nuestro escepticismo en cuanto a las insuficiencias de su dinamismo. A propуsito, muchos prestan atenciуn al hecho que todavнa no tenemos acuerdo con la Uniуn Europea sobre la cooperaciуn firmado por las partes en 1995 pero hasta el momento no ratificado. Es un tema permanente de todos nuestros encuentros a nivel gubernamental y parlamentario. A mediados de abril la embajada belarusa en Berlнn recibiу el aviso oficial sobre la creaciуn del grupo parlamentario para las relaciones con Belarъs en Bundestag. Asн que, con ayuda de nuestros amigos –que forman parte de este grupo– vamos a seguir discutiendo este tema bien importante.

— їDe hecho son nuestros amigos? їDe hecho esta gente simpatiza con Belarъs?
— Son gente no indiferente al destino de Belarъs. Representan diferentes partidos polнticos, tienen diferentes visiones y opiniones sobre el desarrollo de Belarъs, lo que es natural. Sin embargo, este grupo de diputados no indiferentes hacia nuestro paнs que, esperemos, aporten al desarrollo de las relaciones entre nuestras naciones.

— Ya hace mucho sigo el ejemplo –pequeсo, pero fenomenal– de amistad y de comprensiуn mutua entre una escuela situada en la ciudad sajona de Pirna en afueras de Dresden y una de las escuelas belarusas. Los alumnos alemanes y belarusos reparan juntos las aulas de la escuela, disfrutan juntos de vacaciones o presentan conciertos en sus paнses... їNo le parece que a esta altura muchos lazos –que han sido iniciados como regulares proyectos humanitarios– hace mucho han pasado los marcos de la ayuda y a esta altura se puede hablar sobre el interйs recнproco y sobre el intercambio de los valores?
— Primero, detrбs de cada proyecto estбn ciertas personas reales. Precisamente las mismas personas son locomotoras de la asн llamada “diplomacia popular”. En los casos –cuando las personas son interesadas, no indiferentes y de mucha iniciativa– los proyectos no se limitan en una sola esfera de actividades. Sin duda, muchos proyectos comenzaban como la ayuda humanitaria, luego varios de esos se convirtieron en los proyectos conjuntos de cooperaciуn econуmica, ecolуgica y cultural. Hay 19 pares de ciudades en Belarъs y Alemania que han firmado acuerdos oficiales sobre la cooperaciуn. De ejemplo puede servir Vнtebsk y Francfort del Oder que ya durante veinte aсos estбn cooperando. Ademбs, existen contactos a nivel de escuelas, comunidades, clubes, asн como a nivel de las ciudades y tierras federales. Estos lazos que son a nivel local muy a menudo se ponen mбs eficaces y convierten en las locomotoras que empujan a los polнticos para aprobar decisiones necesarias. En una ciudad pequeсa de Nienburg trabajan tres grupos que impulsan el desarrollo de las relaciones con Belarъs. Son decenas y centenas de ejemplos, de la mayorнa de los cuales incluso la embajada desconoce, pues los diplomбticos belarusos toman parte de los casos que requieren de su asistencia para relanzarlos y seguir adelante.

— Hace poco Usted se ha encontrado con representantes de sorbios (pueblo eslavo occidental, minorнa nacional en Alemania, — Aut.) que viven en afueras de Dresden. їQuй le llevу allб?
— Pues fue una corazonada (se rнe). Primero, el tema de las minorнas nacionales es bien interesante e importante para la Europa moderna. Los sorbios son la minorнa nacional que estб reconocida en Alemania a nivel oficial. Tuve encuentro con el presidente de la asociaciуn social de los sorbios. Visitй la famosa biblioteca en Gцrlitz, en donde tuve la oportunidad de conocer la ediciуn rara de la Biblia de Francisco Skoryna. La misma fue hallada por puro azar en 2003 por los colaboradores de la local sociedad cientнfica. La Biblia de 1316 pбginas fue imprimida en Praga en el perнodo de 1517 a 1519. Esta ediciуn ъnica es la propiedad de la ciudad de Gцrlitz a partir del aсo 1527. Es un libro muy raro: no es sуlo una parte de la cultura belarusa, sino tambiйn es toda una herencia cultural europea. A esta altura analizamos la posibilidad de llevar la Biblia a la Patria para mostrбrsela a la comunidad belarusa. Si nuestros planes se harбn realidad, para el 20є Aniversario del establecimiento de las relaciones diplomбticas –que vamos a celebrar en 2012– logramos hacerlo. A propуsito, los sorbios prometen venir al festival musical “Slavianskiy bazar” en Vнtebsk. El vice primer ministro de Sajonia, Stanislaw Tillich, es uno de los sorbios. Nuestro cуnsul honorario en Brandenburgo tambiйn es sorbio. Hablamos prбcticamente el mismo idioma, pues el belaruso y el sorbio son idiomas bien semejantes.

— Para concluir nuestra entrevista, por favor cuente sobre la Iglesia del Santo Аlexandr Nйvskiy en Potsdam que, como sй, muy a menudo visitan tambiйn los funcionarios de la embajada. Es mбs, el superior de este ъnico templo y monumento arquitectуnico es belaruso, padre Anatoliy...
— La iglesia ortodoxa belarusa tradicionalmente fue representada de modo bien importante en Alemania. Todo el mundo se acuerda que el soberano Filaret durante cierto tiempo sirvнa misas en Alemania, su biografнa tenнa perнodo, cuando habнa designado como el arzobispo de Berlнn y de la Europa Mediana, el Exarca Patriarcal de Europa Mediana.
Hace aсos, cuando nos enteramos que cerca de Berlнn se encontraba una iglesia, cuyo superior era belaruso, nos pusimos muy satisfechos y orgullosos. Es verdad que los funcionarios de la embajada vienen allн muy a menudo, sobre todo para participar en las misas navideсas y pascuales.
Ademбs de eso, organizamos bien a menudo en nuestra embajada encuentros de amigos con los representantes de las ciudades hermanadas, de numerosas iniciativas de Chernуbyl y con los periodistas... Estas actividades estбn encaminadas a atraer la atenciуn de la sociedad alemana hacia nuestro paнs. A propуsito, nuestra embajada cuenta con personal muy joven: la edad promedia de los funcionarios es de 40 aсos. Son personas jуvenes y bien educadas que tienen mente abierta, que conocen el idioma y la mentalidad alemanes, que saben relacionarse con la gente y hacerles llegar nuestras opiniones y visiones lo que, a final de cuentas representa a todos los belarusos. Asн que nosotros nos posicionamos como una naciуn europea que conoce y entiende bien su papel en Europa, que sabe presentar al mundo su idiosincrasia, expresar y defender su punto de vista.

— Gracias por su tiempo, seсor embajador.

Nina Romбnova
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?