Paleta brillante para un gourmet

El año 2016 está declarado el Año de la Cultura

El decreto presidencial declaró el año 2016 el Año de la Cultura. El objetivo es unir las fuerzas intelectuales y espirituales de la sociedad para la preservación del patrimonio histórico y cultural, el desarrollo de las tradiciones populares, la educación en los ciudadanos del amor hacia la Patria, así como el apoyo de iniciativas creativas. El trabajo de este tipo fue llevado a cabo también en años anteriores. Pero este año se prestará especial atención a la preservación de los logros culturales y la creación de nuevas obras emblemáticas en el ámbito espiritual. No es difícil predecir en qué dirección se desarrollarán las actividades de personalidades creativas y mecenas. Además de las nuevas iniciativas continuarán viejos proyectos diseñados para el largo plazo. Echemos un vistazo al pasado reciente: en el año 2015, para resumir y encontrar camino en el futuro cercano.



Damos en primer lugar la palabra al ministro de Cultura de Belarús, Boris Svetlov:

— El proyecto de Código de la Cultura –en el marco del cual fue llevado a cabo el trabajo durante mucho tiempo– a finales de 2015 fue aprobado en la primera lectura, y será finalmente aprobado este año o el próximo. También, en mi opinión, el programa nacional, “Castillos de Belarús”, ha tenido mucho éxito. Además de eso, el año 2015 se destacó por los estrenos de obras de teatro y películas. En el escenario del Teatro Yanka Kupala tuvo lugar el estreno de la obra, “Las gaviotas”, que luego fue presentada en la capital de la vecina Rusia, Moscú. Para el 70° aniversario de la Gran Victoria en el teatro fue presentado el espectáculo, “La Segunda Guerra Mundia”. El ballet, “El Pricipito” –creado por el compositor belaruso, Eugene Glébov, hace tres décadas.– fue puesto en el escenario del Teatro Nacional Académico de Ópera y Ballet Bolshoi. La cantante de ópera, mezzosoprano, Oksana Vólkova, fue la primera artista belarusa que había inaugurado la temporada teatral del año pasado en el Metropolitan Opera de Nueva York. El evento cultural muy importante –celebrado a finales del año 2015– fue una exposición de obras de Goya y Picasso presentada en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Ahora volvamos a otros eventos culturales del año 2015. Hablaremos más detalladamente sobre ellos. Uno de los temas principales del año saliente fue la celebración del 70° aniversario de la Gran Victoria de la coalición anti-Hitler sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. Para conmemorar a las víctimas –que tuvo Belarús en esta cruel guerra– fue hecho mucho para perpetuar la memoria de nuestros antepasados, que lucharon por la libertad e independencia de nuestra Patria.

“Puertas de la Memoria” fueron abiertos en el complejo conmemorativo Trostenets

Trostenets junto con Khatyn es un símbolo de una de las mayores tragedias del siglo XX, un lugar de la memoria nacional y universal de las víctimas del genocidio nazi. En 2014 se inició el arreglo del territorio. El 22 de junio del año pasado, en presencia del mandatario belaruso, Alexander Lukashenko, fue inaugurado el monumento, “Puertas de la Memoria”, hecho por el escultor, Konstantin Kostyuchenko. El complejo conmemorativo, “Trostenets”, dirigido por la arquitecta, Anna Aksénova, el próximo año será complementado con nuevas placas conmemorativas. En los accesos a las “Puertas de la Memoria” se encuentra la “Avenida de la Memoria” con las placas de granito colocadas en memoria de los lugares en Belarús, donde los alemanes nazis exterminaron a personas.

En Volozhyn apareció un monumento en el lugar de fusilamiento de las personas civiles en los años de 1941 a 1942


El 2 de julio del año pasado, en la ciudad de Volozhin, en el antiguo estadio municipal, entre las calles Belarúskaya y Náberezhnaya, fue puesta una placa conmemorativa en memoria de las personas civiles fusiladaa por alemanes nazis aquí en los años de 1941 a 1942. En 2014, durante la construcción en este lugar fueron hallados los restos de 107 personas. Anteriormente del hecho de que aquí están enterradas las víctimas de la guerra, desde el año 1961 cuenta el monumento a la madre que sufre. Junto a esta figura simbólica está una placa conmemorativa con una inscripción: “En memoria de las personas civiles fusiladas por alemanes nazis en los años de 1941 a 1942”. La nueva placa conmemorativa apareció en el lugar de la tragedia de los tiempos de guerra por la iniciativa del periódico, “Sovétskaya Belarús”, y el grupo de empresas, “Triple”.



El mosaico restaurado, “Guerrilleros”, en el edificio del hotel minsqueño, “Turista”


En el hotel minsqueño, “Turista”, reapareció el mosaico de Alexander Kíshchenko, “Belarús de guerrilleros”. Es simbólico que en su restauración ha tomado parte el hijo del autor, Alexander Kishchenko. Él está trabajando en los talleres de “Belrestavratsia”, donde fue restaurada más de la mitad de la obra original. Es todo lo que ha sido posible salvar de la obra casi perdida. La obra fue salvada por un equipo de profesionales dirigido por el director científico, Alexander Klimashonko. El mosaico fue hecho en 1973 e introducido en la Lista Nacional de los valores históricos y culturales del país.

Arte popular belaruso representado en las ciudades rusas de San Petersburgo y Voronezh

En San Petersburgo, fue inaugurada la exposición, “Belarusy.by”, con los materiales de estudios etnográficos de Belarús en el siglo XX. En la sala de exposiciones fueron presentados quinientos artefactos: traje tradicional belaruso, utensilios de hogar, instrumentos musicales de la colección del Museo Nacional de Historia de Belarús. “Para entender mejor a uno u otro pueblo y unirse a sus tradiciones, es necesario conocer cómo vivía, qué ponía, qué fiestas tenía”, subrayó la importancia de la exposición Oleg Ryzhkov, director del Museo Nacional de Historia de Belarús. A su vez, el Museo de la Antigua Cultura de Belarús envió a Voronezh, capital cultural de la Comunidad de Estados Independientes el año pasado”, la exposición, “Arte de Belarús: el camino a través de los siglos”. El director del museo, Boris Lazuka, contó que a los rusos fueron enviados muchos objetos que en los tiempos de ateísmo fueron rescatados de iglesias destruidas: “Los vecinos de Voronezh podrán ver también los trajes de los sacerdotes del siglo XVIII, así como los cinturones de Slutsk, el elemento más interesante del traje de nobles de aquella época. Son objetos de alta cultura. Los acompañan prendas rústicas y utencillos”.

Exposición de los cinturones de Slutsk fui traída de Varsovia a Minsk

Eva Arlinska-Myanovska, guardiana de la colección de telas del Museo Nacional de Polonia, trajo al Museo Nacional de Bellas Artes seis cinturones hechos en Slutsk en el siglo XVIII. En general, en el almacenamiento en Polonia permanecen 59 citurones. En Belarús, el cinturón de Slutsk es uno de los símbolos nacionales. A su vez, en Polonia, estos cinturones se los consideran como un patrimonio nacional, común con los belarusos, porque fueron creados durante los tiempos de Rezhpaspolita, el estado común de nuestros pueblos. Eva Arlinska-Myanovska precisó: “Los científicos llaman a estos cinturones “kuntushovy”, porque ellos servían para atar “kuntush” y “zupan”: ropa de hombre. Los hacían no sólo en Slutsk, y no aquí por primera vez. Inicialmente los cinturones los tejían en la India, Turquía, Persia (Irán). La producción fue establecida incluso en la ciudad italiana de Venecia y la ciudad francesa de Lyon”. La fábrica manufacturarera fue fundada en 1767 por Jan Madzharsky según el orden del rey, Stanislaw Radziwill Pan Kahanku. El personal para la fábrica fue elegido de los residentes locales. Cabe destacar que en los primeros diez años de la existencia de la fábrica fue producido 758 cinturones.


Las obras de restauración se están llevado a cabo en los castillos medievales

En enero de 2011, el Consejo de Ministros de Belarús aprobó el programa nacional, “Castillos de Belarús”, que debe ser completado en 2018. Hasta este tiempo está previsto restaurar los 38 objetos antiguos. Los especialistas del instituto, “Grodnograzhdanproekt”, y el director científico, Vladímir Bochkov, se dedican a la investigación de ingeniería, de proyección de la primera fase de la restauración del Castillo Viejo en la ciudad de Grodno. En Lyubcha, 2003 no se detienen trabajos de restauración de las torres y murallas del castillo. En los mismos toman parte voluntarios procedentes de Belarús y del extranjero. Además de eso, está preparada la documentación para la conservación de tres torres del castillo en Novogrudok. Está previsto que al Castillo de Krevo los restauradores vendrán también este año. En Golshany, según lo informó Galina Balínskaya, directora del departamento de trabajo ideológico, cultural y asuntos de juventud del comité ejecutivo de Oshmiany, será comenzada la restauración de la torre norte del palacio de los Sapieha.

Arqueólogos descubrieron una imagen de la vieja iglesia en Pólotsk

La iglesia más antigua de Belarús –que se ha conservado hasta nuestros días– es la Iglesia de la Transfiguración en Pólotsk. Se preservaron enteras no sólo las murallas del siglo XII, sino también los frescos en los interiores de los tiempos anteriores.

Las obras de excavación –llevadas a cabo aquí recientemente– han cambiado la presentación del aspecto original del templo. Resulta que el mismo era más grande de lo que vemos ahora. Sobre este descubrimiento contó Denis Duk, jefe de la expedición científica, vicerrector de asuntos académicos de la Universidad Nacional de Pólotsk y el experto del Hermitage de San Petersburgo, Eugene Torshin. Los expertos determinaron que en los laterales de edificios existían galerías, y antes de la fachada principal estaba una extensión que aumentaba en gran medida el tamaño de la construcción. Durante la excavación los científicos hicieron varios hallazgos muy interesantes. En la cripta –que se encuentra a la derecha de la entrada principal– ellos encontraron el sello de Eufrosinya de Pólotsk, fundadora de la iglesia y el convento. A esta altura, en el Ministerio de Cultura de Belarús están analizando el tema de la participación de los arquitectos-restauradores rusos en el estudio de las antiguas estructuras del templo y la creación del grupo belaruso-ruso de expertos, que mantendrá para nosotros, así como para las generaciones futuras, esta obra maestra de la arquitectura.

En Belovézhskaya Pushcha será creado un museo arqueológico al aire libre

Pronto tendremos más razones para ir a visitar Belovézhskaya Pushcha. Además de bisontes y el Papá Noel belaruso, aquí se puede conocer, cómo vivían nuestros antepasados en el año 2016 antes de Cristo, e incluso antes. Los científicos del Instituto de Historia de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús realizaron obras de excavación, que llevarán a la creación del parque nacional del Museo Arqueológico al aire libre, a propósito, el primer en el país. Uno de los autores de la idea es Vadim Lakiza, subdirector del trabajo científico del Instituto de Historia. Resultó que no sólo bisontes reinaban en el bosque. Aquí fueron también descubiertos los asentamientos del hombre de diferentes épocas.

Los iconos del iconostasio de la Catedral de la Asunción de Zhiróvichi fueron expuestos en el Museo Nacional de Bellas Artes


Hace más de cinco años, los empleados del Museo Nacional de Bellas Artes, Alexander Yaroshévich y Alena Karpenko, hicieron viaje a un antiguo monasterio de Zhiróvichi para según el acuerdo con la Iglesia Ortodoxa de Belarús sacar algunos iconos. Hace falta señalar que los mismos fueron retirados del iconostasio puesto en la Catedral de la Asunción en 1732. Ahora ellos permanecen en el Museo Nacional de Bellas Artes. Por primera vez desde el siglo XVIII, podemos ver estas obras maestras tan cerca. Pues cuando ellos adornaban el iconostasio, estaban a la altura de muchos metros poco accesible para la vista.


En las calles de Vitsebsk en los días del “Slavianskiy bazar”
Photo: BelTA


En Mstislavl y Golshany fueron celebrados los festivales internacionales de la cultura medieval

En la Colina del Castillo en Mstislavl, una ciudad situada en la frontera con Rusia, los caballeros se reunieron en un duelo. Y en la calle de la antigua capital del principado estaban presentes artistas populares y chefs de todas partes del país para mostrar sus habilidades. El festival de la cultura medieval se celebra aquí durante muchos años. El festival de la cultura medieval es también una ocasión muy buena para ver la Iglesia de la Asunción de la Bienaventurada de la Virgen María del siglo XVIII, así como otros monumentos históricos. Este año, está previsto volver a celebrar el festival. Eso será en Mstislavl, al igual como en Golshany, donde también se reúnen anualmente los caballeros y turistas. En 2015, en el marco del festival fue celebrado el 735° aniversario de la primera mensión sobre el asentamiento en los registros históricos, 610 años desde el nacimiento de la antepasada de la dinastía real polaco-lituana de Jagiellony, Sofía Golshánskaya y 405 años del momento de la construcción del palacio de los Sapieha, que fue protagonizado por Vladímir Korotkévich en su famosa novela detectiva, “Castillo Negro”.

El 250° aniversario de Michael Cleofás Oginski y 145° aniversario de Ferdinand Ruszczyc fueron celebrados por belarusos, lituanos y polacos


El 250° aniversario del compositor, Michael Cleofás Oginski –que todo el mundo de acuerdo a la decisión de la UNESCO celebró en 2015– los belarusos se lo tomaron con un sentimiento especial. Fue restaurada la mansión del compositor en Zalesie. A su vez, el diplomático y coleccionista, Pyotr Krávchenko, entregó a la mansión restaurada –que se convirtió en un museo– cuatro copias de los documentos de los finales del siglo XVIII, principios del siglo XIX, cuyos originales él había adquirido en diferentes subastas. El acorde final y más llamativo en las celebraciones fue puesto en Minsk. El Museo Nacional de Historia presentó la copa pertenecida al nieto del reconocido músico, Bogdán. Es uno de los pocos objetos originales relacionados con una familia noble que permanece en nuestro país. Cabe señalar que a Minsk la copa de plata fue traída desde Rietavas, mansión de Bogdán Oginski en Lituania, ubicada cerca de la ciudad de Palanga. No importa, donde creaba sus obras Ferdinand Ruszczyc –en San Petersburgo, Cracovia, Varsovia o Vilnius– siempre regresaba a su patria, en Bogdánovo, pueblo que ahora se encuentra en el municipio de Volozhin. Los paisajes del pueblo natal y sus alrededores están presentados en las mejores obras del artista, cuyo 145° aniversario fue celebrado a finales de 2015 por primera vez por belarusos, lituanos y polacos. Pues cada una de las tres naciones considera a Ferdinand Ruszczyc el suyo. Él nos une. Hasta hace poco en nuestro país permanecía sólo una obra del pintor con el título, “Cerca de la iglesia”. El director general del Museo Nacional de Bellas Artes, Vladímir Prokoptsov, se hizo cargo de la edición en Belarús del primer álbum con las obras de Ferdinand Ruszczyc. Y lo más importante es que el señor Prokoptsov haya hecho acordar de la necesidad de restaurar la mansión del famoso artista en Bogdánovo. Es allí, donde podría ser creado el centro cultural y turístico. Por la tanto, las obras de restauración están programadas para el año en curso.

El país cuenta con las obras originales de Valentín Vankóvich, León Bakst y Kazimir Malévich


Valentín Vankóvich es el pintor del siglo XIX nacido en las afueras de la ciudad de Minsk, que ha tenido mucha relación con nuestro país. Pero hasta hace poco tiempo en Belarús no hubo ni una sola pintura de este gran maestro. El retrato del escritor, Thomas Zahn, hecho por él, fue traído desde la ciudad rusa de San Petersburgo. Hasta hace poco, sobre la existencia de una obra maestra ni siquiera sabían los expertos. Ahora la pintura pertenece a la colección corporativa del Belgazprombank y permanece en el Museo Nacional de Bellas Artes. Cuatro obras del artista, Leon Bakst, oriundo de la ciudad belarusa de Grodno fueron adquiridas también por el Belgazprombank para su colección corporativa en coleccionistas privados en Rusia y Gran Bretaña. En 2016, se cumplirán 150 años del nacimiento del artista.

Además de eso, desde 1994, en el Castillo Nuevo en la ciudad de Grodno permanece la pintura de Kazimir Malévich. Sin embargo, algunos expertos ponen en duda la procedencia de la obra. A su vez, el director del Museo de Historia y Arqueología de Grodno, Yuri Kiturko, no duda para nada: el cuadro –pintado con óleo sobre contrachapado con la imagen de un hombre con una pala– es la obra del reconocido artista belaruso, que en algún momento trabajó junto con Marc Chagall en Vítebsk.

Se emiten las primeras tarjetas postales dedicadas a los lugares belarusos en Vilnius

El juego completo de tarjetas postales, “Vilnius. La capital de Lituania en la historia de Belarús”, fue publicado en la editorial de Minsk, “Ryftur”. Son las primeras en la historia tarjetas postales en el idioma belaruso, dedicadas a Vilnius y sus atracciones más importantes. Vilnius es la ciudad, donde fueron editados los primeros libros impresos belarusos. Fue hecho a principios del siglo XVI por el primer impresor belaruso, Francisco Skaryna. A principios del siglo XX, aquí fueron publicados primeros periódicos belarusos y abiertas primeras escuelas belarusas. El juego completo de tarjetas postales representa diez edificios relacionados con la vida y la obra en la antigua ciudad de las celebridades de la cultura belarusa, lituana y polaca.

En el Año de la Cultura está previsto celebrar el 25° aniversario del festival internacional de canción, “Bazar Eslavo”. Otra fecha importante es el 75° aniversario del nacimiento del famoso músico belaruso, Vladímir Mulyavin. Muchos aniversarios de los escritores: el 95° aniversario del nacimiento de Iván Shemyakin, el 120° aniversario del nacimiento de Kondrat Krapivá y el 125° aniversario del nacimiento de Maxim Bogdanóvich. Durante todo el año se llevarán a cabo los preparativos para los eventos dedicados a la conmemoración del aniversario del nacimiento de Yanka Kupala y Yakub Kolas, que destacarán el año 2017. Además de eso, este año está programado celebrar en torno a 60 festivales internacionales y los Días de Cultura de Belarús en diferentes países: Rusia, Laos, Vietnam, Turquía y Venezuela, entre otros. También está previsto celebrar en Belarús los Días de Cultura de Armenia, Moldova, Letonia, Estonia y Pakistán. Se está desarrollando activamente la cooperación cultural con China. Se prepara una exposición de iconos ortodoxos y católicos belarusos en la Ciudad del Vaticano. Y por último, se planea concluir las obras de reconstrucción de los estudios cinematográficos, “Belarusfilm”. También en el marco del programa nacional, “Castillos de Belarús, serán abiertas nuevas instalacione culturales. Así que el año 2016 será el año de la promoción del arte y la cultura de Belarús.

Víktar Kórbut
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?