Necesitamos ideas

Unas doscientas ofertas fueron presentadas por los participantes belarusos al concurso de lanzamiento de proyectos de la etapa de toda Rusia del fondo de proyectos, “Skólkovo”, celebrado en Minsk

Unas doscientas ofertas fueron presentadas por los participantes belarusos al concurso de lanzamiento de proyectos de la etapa de toda Rusia del fondo de proyectos, “Skólkovo”, celebrado en Minsk. Nuestro reportero visitó las presentaciones de algunos de ellos.


“Superficies inteligentes para biosensores”, “La tecnología de aumento de la actividad de los fármacos contra el cáncer”... Los títulos de algunos proyectos comprueban que sus creadores han toman muy en serio la participación en este concurso. Casi un tercio de las solicitudes fue presentado en el marco del proyecto nacional, “100 ideas para Belarús”. Hace falta señalar que merece ser analizado el trabajo bajo el título, “Simulador de entrenamiento de movimientos complejos”, así como los proyectos de eficiencia energética y el “Museo virtual del material bélico de los tiempos de la Segunda Guerra Mundial”. El representante del cluster de tecnologías informáticas, “Skólkovo”, Vasily Belov, el mismo hecho de la participación en este evento se lo nombró muy prometedor:

— Lo más importante no es la participación en este concurso, sino la oportunidad de analizar cada uno de los proyectos presentados. Y, si es necesario, encontrar a un socio para el futuro.

Hasta la mitad del número total de las ofertas presentadas se referían a las tecnologías informáticas. Pues bien, es el efecto del tiempo. Sin embargo, la corriente de la moda no significa éxito automático: el jurado profesional analizó muy atentamente todos los proyectos. En resultado, por ejemplo, el proyecto, “antiTAXI”, fue suspendido. Se trataba de un software que permitiría a los peatones y conductores de automóviles solitarios encontrar uno al otro durante un viaje. Los autores del proyecto el similar idealismo se lo pensaban aprobar en las calles de la capital rusa, lo que sólo causó la ironía de uno de los inversionistas desde Moscú:

— ¿Hace mucho ha estado en Moscú? No se ha dado cuenta de cómo los peatones y los conductores de allí tratan uno al otro. Me temo que su proyecto no está demandado.

A su vez, de gran interés del jurado, así como del público fue el proyecto bajo el título, “Sistema de detección automatizada de vacas en estro”. Su autor, el físico e ingeniero, Dmitry Shiroky, ve detrás de este desarrollo importantes perspectivas de implementarlo en los países de la Unión Económica Euroasiática:

— Hoy en día nuestras economías más exitosas utilizan similares sistemas fabricados por los productores extranjeros, que cuesta alrededor de 100 euros por una unidad. A su vez, nosotros proponemos lanzar la producción de estos sensores por un precio de unos 59 dólares norteamericanos cada uno. Si una economía tiene de una a dos mil vacas, los beneficios vuelven especialmente notables. ¡Pero la Unión Económica Euroasiática cuenta con unos 10 millones de vacas!

Otro proyecto interesante fue presentado por Denís Bochkov. Se trata del estudio de música en un solo ordenador. Denís cuenta que por el momento los creadores y arreglistas de música tienen que utilizar una gran cantidad de instrumentos musicales o un gran número de diferentes programas de licencias, lo que cuesta mucho dinero:

— En resultado, el ciclo completo de la construcción del edifico hasta la grabación de una obra musical hoy en día cuesta hasta 10 mil dólares norteamericanos. Al utilizar nuestro estudio de música, este monto variará de 10 a 50 dólares norteamericanos. A su vez, los ingresos en 2018 superarán cinco millones de dólares norteamericanos.

Hace falta señalar que la etapa del concurso de proyectos de toda Rusia ha sido llevada a cabo a fin de encontrar prometedoras soluciones muy innovadoras. Está previsto que los ganadores del concurso serán invitados este verano a presentarse directamente en el fondo, “Skólkovo”. Seguramente este evento será muy útil para cada participante. Pues clases magistrales, talleres y seminarios son muy necesarios. A propósito, los organizadores de la etapa –el fondo, “Skólkovo”, el Comité Nacional de Ciencia y Tecnologías y el Parque Tecnológico municipal de la ciudad de Minsk– piensan en términos más generales. Ellos ven el objetivo final de crear una importante comunidad de innovación. En la unidad está la fuerza: este principio es plenamente aplicable en la esfera de tecnologías informáticas.

Mikhail Osipenko
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?