Natalia Gayda: “Me encanta la gente abierta y sonriente”

[b]Hace falta seсalar que de esta actriz estб escrito y dicho mucho que incluso es imposible no repetir los epнtetos que a lo largo de mбs de cincuenta aсos de su trayectoria artнstica a Natalia Vнktorivna han dicho sus admiradores, colegas y crнticos. La diosa del escenario, la estrella del amor y de la opereta, la diva, la reina de czarda y el alma del teatro... [/b]Todos estos elogios son bien merecidos y se alimentan de una gran simpatнa y de un enorme amor hacia la maravillosa mujer y actriz que une en sн misma de modo milagroso todos los dones naturales: canta, baila y transmite los profundos sentimientos de Silvia, Bajadera, Roxana, Carambolina, Julia... A su tiempo el reconocido tenor ruso, Ivбn Kozlovskiy, dijo sobre Natalia Gayda: “Usted es como un champagne....” Es un cumplido refinado del maestro de la уpera en seguida se hizo conocido en la comunidad teatral. Conociendo a la actriz y su obra artнstica, me atreverнa a suponer que Ivбn Kozlovskiy haya tenido estas divinas asociaciones, pues Natalia Gayda es una mujer que regala a sus admiradores una fiesta brillante: sus actuaciones agradan el oнdo, los ojos y el alma.
Hace falta seсalar que de esta actriz estб escrito y dicho mucho que incluso es imposible no repetir los epнtetos que a lo largo de mбs de cincuenta aсos de su trayectoria artнstica a Natalia Vнktorivna han dicho sus admiradores, colegas y crнticos. La diosa del escenario, la estrella del amor y de la opereta, la diva, la reina de czarda y el alma del teatro...

Todos estos elogios son bien merecidos y se alimentan de una gran simpatнa y de un enorme amor hacia la maravillosa mujer y actriz que une en sн misma de modo milagroso todos los dones naturales: canta, baila y transmite los profundos sentimientos de Silvia, Bajadera, Roxana, Carambolina, Julia...
A su tiempo el reconocido tenor ruso, Ivбn Kozlovskiy, dijo sobre Natalia Gayda: “Usted es como un champagne....” Es un cumplido refinado del maestro de la уpera en seguida se hizo conocido en la comunidad teatral. Conociendo a la actriz y su obra artнstica, me atreverнa a suponer que Ivбn Kozlovskiy haya tenido estas divinas asociaciones, pues Natalia Gayda es una mujer que regala a sus admiradores una fiesta brillante: sus actuaciones agradan el oнdo, los ojos y el alma.
їDe quiйn heredу este don tan especial? їTal vez, de su padre, geуlogo que amaba la poesнa y opereta y cantaba y bailaba muy bien? їO de su madre que tuvo soprano dramбtico? A esta altura mucho explican los genes. Y por supuesto, la educaciуn y el ambiente. He disfrutado de todas las generosas respuestas que me ha concedido amablemente mi invitada especial. Natalia Gayda me contу que cuando niсa habнa vivido un tiempo en casa de su abuelo. Su abuelo fue muy buen zapatero y se llamaba Franz Johann Gayda, un hъngaro que fue capturado por los soldados rusos durante la Primera Guerra Mundial. Mбs tarde lo comenzaron a llamar Franz Ivбnovich. A esta altura estoy imaginanado a una pequeсa niсa de Siberia con las pecas que sin voluntad endereza la espalda y levanta la cabeza con orgullo, cuando mete sus pequeсos pies en los zapatos charolados hechos por su querido abuelo. No sй exactamente, si en aquel entonces ella ya haya soсado con ser actriz e interpretar a la Cenicienta, pero entiendo muy bien sus sentimientos, pues yo tambiйn he tenido mis primeros zapatos charolados con moсos de la marca “Coco Chanel” hechos en Francia que me ha regalado mi madre, una vez he ingresado en la universidad de Kнev...
Luego el abuelo cada aсo le regalaba a la pequeсa Natalia los nuevos zapatos. Pero aquellos, los primeros, ella nunca olvidarнa, pues eran maravillosos en el fondo de una pobreza total de los tiempos de postguerra. Aquellos zapatos como si levantaran a su dueсa por encima de la tierra y llevaran a un brillante mundo de la mъsica: hacia el futuro que ella aъn no lo conocнa, pero tenнa buen presentimiento.
Toda la vida de Natalia Gayda esta llena de la mъsica muy bella y fascinante igual como el mismo gйnero de la opereta.
El prуximo septiembre, cuando en el Teatro Nacional Acadйmico de Mъsica de Belarъs, serб inaugurada la nueva temporada, la artista popular de Belarъs, Natalia Gayda, saldrб al escenario y cantarб en el idioma italiano la versiуn teatral de Susana Tsiriuk de la famosa obra, “Canciones populares del barrio napolitano”. Y por supuesto, volverб a actuar en reconocidas obras “Silva” y “Caperucita Roja. Generaciуn Next”. Ademбs de eso, es muy probable que estйn presentadas algunas obras bien interesante mбs...
No podrнa ser de otro modo. Porque la actriz –que tambiйn llaman el sнmbolo de la comedia musical belarusa– estб llena de mucha energнa creativa. Ademбs de eso, Natalia Gayda ama mucho su oficio y hace todo lo posible para que la gente –que viene a sus espectбculos se sienta feliz. ЎQuй podrнa ser mejor! Como ha dicho un sabio, el misterio estб en la alegrнa: quien sabrб la alegrнa, sabrб los misterios de la vida. Natalia Gayda lo aprende de dнa en dнa de su nieto Daniel de cuatro aсos que al ver a su famosa abuela, cada vez exclama: “ЎMi querida abuelita, eres tan hermosa!”Y su corazуn se llena de mucho amor. Y veo, como en este momento se ponen hъmedos sus bellos ojos que se parecen enormes sobre el fondo de su cabello liso y la luz cae sobre las pecas muy encantadoras que llenan toda su hermosa cara. Y yo empiezo a creer que enfrente estб Natasha que se pone firme y se alegra mucho por haber obtenido precioso regalito de su abuelo. Y yo comienzo a pensar: їtal vez, su secreto estй en aquellos zapatos mбgicos?

— їNatalia, si les dirнan que deje el canto, quй harнa a esta altura?
— Comenzarнa a dar clases. Si por algunas otras razones me prohibirнan a cantar, y yo seguirнa teniendo la voz, seguro que estarнa buscando las oportunidades de cantar.

— їCuбnto tiempo estб cantando?
— A partir de tres aсos. Recuerdo muy bien aquellos tiempos: habнa guerra, mi padre combatнa en el frente, mi madre y yo vivнamos en la ciudad rusa de Sverdlovsk. Ella tuvo que dejar estudios en el conservatorio de Urales y comenzar a cantar en la filarmуnica local. Y aunque yo era pequeсa, mi madre a menudo me dejaba en casa para que me cuidara la familia evacuada desde Moscъ, con la cual compartнamos un departamento. Estas personas me hacнan comida y me vestнan. Pero me entretenнa sola. Recuerdo, como cantaba la canciуn muy popular “Yбblochko” (en el idioma belaruso manzanita — Aut.) y bailaba. Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, vivнamos en Semipalatinsk (Kazajistan - Aut.), mi madre asistнa a las reuniones celebradas en la Casa del Maestro, en donde se reunнan los intelectuales. Allн habнa un coro y mi madre cantaba las arias de уpera. Y yo tambiйn cantaba allн, al igual que en el jardнn de infancia y luego en la escuela. Con mucho gusto cantaba las arias de mi madre y preciosas canciones ucranianas. Me imagino que divertido fue escuchar a una niсa que cantaba muy limpio: “Onegin, entonces yo era mбs joven y me veнa mucho mejor...” A propуsito asistнa a las clases en un estudio de ballet y en el cнrculo teatral. Cuando estudiaba en el bachillerato, uno de los profesores me dijo que tuviera que ocuparme de canto. Y yo decidн ir a Moscъ e ingresar en el colegio musical Mikhail Gnesin. Pero no logrй ingresar. Durante dos aсos seguidos probй hacerlo y regresaba sin obtener nada, excepto las experiencias. Luego elegн el instituto de derecho y me fuн de Irkutsk, en donde entonces vivнamos, a mi ciudad natal, Sverdlovsk, e ingresй. Al terminar el segundo aсo, ingresй tambiйn en el Conservatorio Nacional de los Urales, en el curso nocturno. Estudiaba y al mismo tiempo trabajaba durante un tiempo de asesora jurнdica. Y luego, siendo estudiante del cuarto grado del conservatorio, comencй a trabajar en el Teatro de Уpera de Sverdlovsk. Fue una gran experiencia para mн: durante cuatro aсos y medio cantй quince partes de уpera, aunque todavнa no fuн muy profesional.

— En una entrevista he leнdo que a Usted no le gusta su voz ...
— Es cierto. Hay un concepto de una voz fбcil: se trata de la mнa. Con mi voz lнrica resulta muy complicado transmitir una profunda pasiуn. Incluso a mн madre –que tenнa un soprano dramбtico fuerte– yo a menudo le decнa que me gustarнa tener la voz parecida a la de ella...

— їPor eso comenzу a cantar opereta?
— Asн es. Pues en el teatro musical los sentimientos profundos y todo el dramatismo de las imбgenes de los personajes se puede transmitir tras el habla, el baile y los movimientos plбsticos. Yo siempre querнa hacerlo. Pero yo entendнa que no podнa mostrar mis capacidades en la уpera. Si yo tendrнa un soprano, como mi madre, es muy probable que siga cantando en mi patria junto con mi esposo que tiene hermosa voz de barнtono (Yuriy Bбstrikov, artista popular de Belarъs - Aut.) El teatro de уpera de Sverdlovsk es muy bueno y trabajar en el mismo serнa una gran felicidad para mн. Pues aquн comenzaron y durante algъn tiempo cantaban muchas estrellas de canto mundialmente reconocidas, como, por ejemplo, Ivбn Kozlovskiy, Serguey Lйmeshev e Irina Arkhнpova.

— їUsted no lamenta de que no haya sido una abogada?
— No, en absoluto. Creo que he aprovechado bien mis capacidades, al ocuparme de la opereta. Pues en otro caso, no podrнa convertirme en una actriz y cantante de este precioso gйnero musical.

— їY cуmo se encontrу en el teatro de opereta de Minsk?
— Todo comenzу desde la уpera, pero ya en Minsk, a donde a su tiempo vino el director jefe de la уpera de Sverdlovsk, Kirill Tнkhonov. Fue йl que nos dijo que el Teatro de Уpera de Belarъs habнa anunciado el concurso de los barнtonos. Mi esposo cantу el aria en la famosa obra “Rigoletto”, lo que gustу mucho al director artнstico del teatro. Y a mн me aceptaron, como digo a menudo, como un anexo gratuito a mi querido marido. Trabajй casi un aсo y luego me fuн para los cuatro meses en Sverdlovsk para tomar parte en el rodaje de una de las operetas y justo en este tiempo fue tomada la decisiуn en cuanto a la creaciуn del Teatro Nacional de la Comedia Musical. Una vez terminado el rodaje, me invitaron a trabajar en el mismo.

— їEs el destino?
— ЎEs muy probable! De hecho, en Sverdlovsk me invitaron dos veces a cantar en la opereta. Asн comencй a trabajar en el nuevo teatro. Ademбs de eso, pedн que me escuchen junto con todos los candidatos pretendientes a formar parte del elenco teatral. Cantй el aria de Tony en “Acacia Blanca” de Mбxim Dunaevskiy y bailй a Carambolina en la famosa obra de Emmerich Kбlmбn, “La Violeta de Montmartre”.

— Existe una opiniуn que la opereta no es el arte serio, es decir, no es la mъsica de alta estilнstica...
— ЎEs un absurdo! Pueden pasar de moda un libreto, una pieza, pero la mъsica sigue siendo viva y genial. Por ejemplo, el reconocido compositor ruso, Serguey Rachmбninov, ha dicho que no oнa nada mejor que la obra “La Viuda Alegre” y que nada podrнa ser mejor que esta mъsica. Ademбs de eso, vale la pena analizar el perнodo soviйtico, en cuando han sido creadas las obras maestras musicales. ЎHa sido todo un apogeo de la comedia musical! Es un maravilloso gйnero democrбtico que combina un amor hermoso y todo lo que es nuestra vida: amor, odio y traiciуn. Me parece que esta opiniуn tengan las personas muy alejadas de la opereta. Es muy probable que sus primeras experiencias no hayan sido muy buenas: mala interpretaciуn o mal estado de su propio humor. Si analicemos las obras musicales –que a esta altura estбn de moda– es todo un fenуmeno en la cultura musical occidental. He visto la obra musical “Chicago”, proyecto del famoso cantante ruso, Felipe Kirkуrov, que no ha sido exitoso. Sн, se nota que los artistas cantan y bailan bien. Pero al mismo tiempo ellos estбn muy lejos de la plбstica y mentalidad de los negros norteamericanos. Los artistas no me han tocado en lo mбs vivo, probablemente no hayan tenido que copiar a una mentalidad ajena, sino tratar de aportar algo propio en la obra presentada. Pero nunca voy a decir que el musical es un gйnero malo.

— Usted interpretу muchos papeles: Bajadera, Silva, Maritsa... їCuбles les gusta mбs? їCuбl es su papel favorito?
— Hay papeles que centran en sн todo el universo de las emociones humanas: desde la alegrнa hasta los profundos sufrimiento y permiten a un actor de expresarse mбs plenamente. Estos papeles pueden ser presentados durante muchos aсos. En la clбsica hay muchos personajes de mujeres que se parecen entre sн. En algunas obras la parte mбs fuerte es dramaturgia, en otras la parte vocal. Pero, tal vez, el papel de Silva sea mi papel preferido. Este papel tiene aspecto social muy fuerte que incluso actualmente sigue siendo muy actual. En cuanto a las comedias musicales de los tiempos de la antigua Uniуn Soviйtica, son muy interesantes: estбn descubriendo diferentes situaciones de la vida y diferentes carбcteres que se maniestan de modo muy extraordinario.

— їPavlinka es uno de sus primeros papeles que Ustes ha obtenido en Minsk?
— Al principio interpretaba a Irina, jovencita exploradora en la opereta del compositor belaruso, Yuriy Semeniaka, “Alondras cantando”. El 17 de enero de 1971 esta obra fue estrenada durante la ceremonia de la inauguraciуn de nuestro teatro. Luego interpretй el papel de Pavlinka que Yuriy Semeniaka escribiу especialmente para mн. Estoy muy orgullosa por tener suerte e interpretar este maravilloso papel. Pues la obra “Pavlinka” ha sido puesta en el escenario del famoso Teatro Yanka Kupala y actualmente es su tarjeta de visita. Cuando nos mudamos a Minsk, en seguida yo y mi madre nos fuнmos a ver este espectбculo. Los papeles de Irina y Pavlinka me permitieron demostrar todas mis capacidades artнsticas.

— їQuй relaciones tiene con el idioma belaruso?
— ЎMuy buenas! Incluso durante un estreno una de las parientes de Yanka Kupala me elogiу por mi idioma belaruso literario. Ella incluso ha sido muy sorprendida, como yo, siendo rusa, haya aprendido tan rбpido el idioma belaruso. A propуsito, por parte de mi madre, tengo tambiйn raнces ucranianas o, como suele decir en estos casos, tengo buenas capacidades lingьнsticas.

— їLes agrada su destino artнstico?
— Me parece que una persona nunca pueda estar totalmente satisfecha. No soy ninguna excepciуn. Al parecer, mi vida es todo un йxito. Tengo trabajo que me encanta y sin el cual no podrнa imaginar mi vida. Claro que extraсo algunas cosas de mi pasado, de mi juventud. Ademбs de eso, me gustarнa no cometer mбs errores. Pero, gracias a Dios, he pasado mi vida sin muchas pйrdidas. De todos modos, no importa lo que queremos aprender de los errores de otros, en realidad, aprendemos de nuestros mismos. Lamento mucho de que no haya aprendido a tocar el piano: me servirнa tanto. A veces pienso que serнa maravilloso sentarme y tocar el piano y cantar. Claro que mientras estudiaba en el conservatorio podrнa rescatar el tiempo perdido tras los tiempos de guerra. Pero, probablemente, me lo impidiу hacerlo una ocupaciуn o... una pereza. Como dice el refrбn, la pereza primero, despuйs nosotros.

— їY podrнa hacerlo ahora, no?
— Creo que no: pues ya tengo a un acompaсante. Pero me gustarнa aprender el idioma alemбn, prуximamente voy a tomar cursos. A prуposito, tomй clases de este idioma, siendo estudiante del conservatorio. Ademбs de eso, cantй en mis recitales las obras mбs reconocidas de Brahms, Chopin, Mozart y Strauss en el idioma alemбn. Tambiйn me gustarнa aprender mбs profundamente el italiano. Ya estб programado que la prуxima temporada serб inaugurada con el espectбculo, en donde cantarй en el idioma italiano.

— їLe gustaba enseсar a otras personas?
— En mi diploma estб escrito: cantante de уpera, de concierto, profesora de canto solo. Se lo ponнan sуlo a aquellas personas que habнan mostrado las capacidades de enseсar a otros, cuando estudiante. A lo largo de veinte aсos dн clases. Aun cuando vivнa en Sverdlovsk, una vez al terminar el conservatorio, enseсaba a los directores de coros. Los primeros aсos de trabajo en la opereta no daba clases. Y a partir de los aсos noventa del siglo pasado comencй a enseсar en la Academia de Artes e incluso tuve un curso de los estudinates escogidos para el teatro musical. Ademбs de eso, en el conservatorio daba clases de mъsica de cбmara y mбs tarde en la Universidad de Cultura las clases de canto. La enseсanza me gustaba muchнsimo. Voy a confesar: puedo ver, de quй manera hace falta desarrollar el talento vocal de un estudiante. ЎPero no tengo suficiente paciencia! Siempre me gustarнa que me endiendan en seguida. Como se sabe, para tener paciencia y tolerancia, hace falta tener tambiйn muchas fuerzas espirituales, si segъn su naturaleza tъ no eres una persona muy emocional. Asн que decidн ahorrar energнa muy valiosa para seguir trabajando en el teatro. Es mбs, los directores del teatro me confiaron a supervisar a los jуvenes intйrpretes. Y ya es otro nivel del proceso de enseсanza. Y eso me gusta mucho.

— їExperimenta sentimientos especiales, digamos mнsticos, cuando interpreta en un espectбculo?
— Conozco y aprecio mucho el maravilloso estado del alma: una inspiraciуn. Pero el mismo no sale de nada. La inspiraciуn se produce, cuando coincide tu actual estado de бnimo y el estado emocional con el estado de бnimo de tus compaсeros del escenario y el estado de бnimo del pъblico. Y cuando coinciden todas estas cosas, se estб naciendo un espectбculo extraordinario. Es un fenуmeno muy raro. Recuerdo que en 1982 en las giras en San Petersburgo, entonces Leningrado, hemos presentado la obra “Silva”. Vale seсalar que ha sido precisamente aquel espectбculo que recuerdan todas las personas involucradas en el mismo. Ha sido genial a partir de sus primeras escenas y un poco mбs tarde he pensado: “Silva” serб aceptada muy bien. No habнan mбs en toda mi trayectoria artнstica la semejante onda de aplausos y el pъblico que no permitнa que los actores a abandonar el escenario, una vez terminado el primer acto.

— їSiendo cantante de opereta Usted, ha cumplido todos sus sueсos?
— Claro, pero me gustarнa encontrar una pieza teatral y un papel en la misma que corresponderнa a mн edad actual. En el drama hay muchos papeles de este tipo, pero en la opereta no... Estoy muy agradecida al compositor, Vladнmir Kondrusйvich, que ha prolongado tras sus obras la vida de mis personajes de edad en varios espectбculos musicales. Por desgracia, actualmente escriban poco para la opereta.

— їQuй le motivу a venir al teatro de drama? їY quй tal exitoso le parece combinar la interpretaciуn en los teatros musical y de drama?
— Creo que es un gran regalo de mi destino de poder probar mis fuerzas como una actriz dramбtica. Marнa Zakharйvich, mi amiga y actriz del Teatro Nacional Acadйmico Yanka Kupala, a la cual han regalado la pieza de Saimon, “Instrucciones de supervivencia de una vieja seсora”, traducida al idioma ruso, buscaba a una compaсera para trabajar en este espectбculo. Pidiу aconsejar a una de las actrices que podrнa actuar. Me atrevй y dije a Masha: “Me gustarнa ser parte del segundo elenco...” Asн salн al escenario del teatro de drama. Y luego volvн a salir otra vez... Este trabajo no me molesta para nada, al contrario, hace mi vida creativa mбs nutrida. En el futuro tambiйn me gustarнa aprovechar de las generosas propuestas de este tipo.

— їCуmo acepta los demбs regalos de su destino?
— ЎLes doy bienvenida! Cualquier propuesta creativa se lo tomo con muchнsimo agradecimiento, son regalos del destino, ya que sean en el teatro de drama o en el teatro musical o en un concierto. En los tiempos de la antigua Uniуn Soviйtica tuve muchos recitales, viajaba mucho por Belarъs, asн como por Rusia. Actualmente tengo estrechos contactos creativos con la directora artнstica del “Salуn musical”, Tatiana Stбrchenko, y con mucho gusto participo en sus programas.

— їQuiйn de sus hijos y nietos heredу su pasiуn por el canto y el talento artнstico?
— Nadie: ni hija, ni nietos. Claro que ellos cantan, para sн mismos.

— їCуmo se llevan en una casa los dos actores populares?
— Cuando jovencita, a mн me parecнa que nunca me casarнa: demasiado rбpido me decepcionaban los representantes del sexo fuerte, al ver la mбs mнnima inperfecciуn en uno u otro pretendiente de matrimonio. Pero es probable que luego haya venido el perнodo, cuando yo, igual como otras muchachas de mi edad, haya querido tener pareja. Conocн a Yuriy. Nos sentimos muy cуmodos uno con el otro. Creo que he tenido mucha suerte. Es un marido atento, padre cariсoso y un abuelo maravilloso. Como amiga, le convengo, pero como la esposa, a veces yo digo, que no tanto. їPor quй? Soy mala ama de casa: no me gusta cocinar para nada. Me gusta sуlo limpiar la casa, lavar, pero no cocinar... Una vez hemos tomado la decisiуn de casarnos, le dije a mi futuro esposo que no voy a cocinar nunca. Lo hace йl, mi querido esposo, y yo con mucho gusto como, lo que me ofrece. No soy muy caprichosa, pero me encanta comer bien y disfrutar de la comuda variada y rica. Ademбs de eso, mi marido decidiу dejar por mн su trabajo en el teatro de уpera en Sverdlovsk, a pesar de que ocupaba buenas posiciones aquн. Los tнtulos de los actores populares, por supuesto, no nos molestan para nada en la vida cotidiana. Simplemente nos sentimos felices uno por otro.

— No hace mucho Usted ha sido galardonada con la Orden de Francisco Skorina...
— Sн, ha sido un momento muy agradable en mi vida. El reconocimiento de este tipo tiene mucha importancia para cualquier actor. Los artistas necesitan no sуlo de los aplausos del pъblico, sino tambiйn del aprecio de los lнderes del paнs. Me siento agradecida por lo que a nuestros estrenos vienen los representantes de la cultura de mбs alto rango y de las autoridades nacionales. Pues su presencia en la sala de espectбculos y su aprecio de las obras siempre tienen mucha importancia. Es muy importante que los espectadores vean en los mismos a los lнderes educados que entiendan toda la importancia de la cultura en la vida de cada sociedad. Se sabe que el nivel de la cultura comprueba el nivel de desarrollo del paнs en general.

— Sй que Usted es una persona muy sincera y muy abierta. їQuй podrнa decir sobre sus compaсeros del teatro, queridos y no tanto?
— En este caso tambiйn tendrнa que acordar del pasado. La sinceridad y franqueza fueron naturales en el teatro de уpera de Sverdlovsk. Los cumplidos, una vez terminado el espectбculo, fueron una cosa muy lуgica. Creo que ha sido mйrito de los dirigentes del teatro. Los actores compartнan todo con sus colegas, asistнan a sus espectбculos, si no eran ocupados esta tarde. Nadie se alegraba de la desgracia de otro, si algo no le salнa bien. En Minsk, en el teatro de уpera, no he percibido esta atmуsfera. Es verdad que entonces todos nosotros hemos pasado por los momentos dнficiles: reparaciуn general, una parte del elenco teatral hacнa giras, los artistas no eran unidos. Me recuerdo muy bien, como una vez terminado el espectбculo “Тrovador”, entrй al camerнn de una cantante –que habнa actuado muy bien– y le expresй mi admiraciуn. Ella se sorprendiу mucho, agradeciу y dijo: “En nuestro teatro nadie hace los cumplidos. їEres principiante?” Claro que me he sentido muy mal. А su vez, en el teatro de la opereta fue todo diferente. Nos eramos jуvenes y tenнamos deseo de crear el nuevo teatro. Y la atmуsfera fue maravillosa.

— їY a esta altura?
— Мe gusta todo lo que hay en mi teatro. Con los aсos aprecio mбs a mis compaсeros del escenario. Todas aquellas personas –con las cuales comparto escenario y quien dirige todo– son muy queridas. Еs natural que en la vida trato a unos con un mayor afecto. Me encantan la gente abierta y sonriente, pero reconozco que no todos son asн. Las personas desagradables tienen todo el derecho de ser como son: cerradas y sonreir poco, es su propia elecciуn. Claro que yo aprendн a aceptar a la gente tal como es. Pero para mн misma he sacado una conclusiуn muy importante que una sonrisa hace el mundo mбs feliz, icluso cuando uno no quiere sonreнr. Ademбs de eso, somos seres sociales y no tenemos derecho de ser pesados y afectar a otras personas con su tristeza y depresiуn. Una vez saludй a mi compaсero del teatro sin sonreнr, йl en seguida me preguntу: їquй le pasa?

— їDe quй modo recupera sus fuezas?
— Me encanta estar algъn tiempo sola. Sуlo cuando estoy sola, puedo descansar moralmente y fisнcamente. Cuando uno estб solo, tiene posibilidad de mirar a sн mismo desde al lado y evaluar algunas acciones propias. Me encanta ir sola al teatro o al cine. Es probable que mi deseo de permanecer sola venga de mi juventud, cuando he venido en la residencia estudiantil. Al pasar algъn tiempo a solas, yo empiezo a echar de menos a la gente. Y entonces me doy cuenta de que mis fuerzas han recuperado y estoy dispuesta a sonreнr al cualquiera a quien vea este dнa. Pero cuando me pongo triste, no me gustarнa que todo el mundo lo sepa.

— їTiene deseo de seguir perfeccionбndose?
— Si uno no quiere ser mejor, entonces surgen los problemas en la familia, asн como en el trabajo. No hay nada perfecto en esta vida. Por eso no me pongo tan categуrica, he aprendido a perdonar a las personas, ya no soy tan explosiva, como antes: me he educado en mн misma una firmeza. Actualmente me siento totalmente diferente que antes y yo me gusto a mн misma, pues soy mбs sabia, mбs tranquila y mбs firme.

— їQuй importancia para Usted tienen la feminidad y coqueterнa?
— Creo que la feminidad nos regala la naturaleza y la coqueterнa es la capacidad de descubrir en sн misma y mostrar toda su feminidad. Yo aprendн a coquetear. Al principio yo rechazaba la coqueterнa, para mн fue una arma prohibida, pero con el paso de los aсos entendн que este rasgo tendrнa que tener cada mujer y cada actriz. La coqueterнa inteligente estб capaz de hacer milagros en la vida, asн como en el escenario.

— їPodrнa comparar su percepciуn de la vida en la juventud con la de esta altura, cuando Usted ya es abuela de dos preciosos nietos?
— Sabe, uno cuando estб joven, toma cosas a la manera mбs ligera, pensando solamente en sн mismo. Con el paso de los aсos, uno comienza a pensar tambiйn en sus seres querdios y en otras personas queridas que lo rodean. Esta carga no se pone muy pesada, pues uno se pone mбs firme y fuerte. Me siento muy feliz por poder aguantar muchas cosas en esta vida.

Valentina Zhdanуvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?