Los tres “Schumecher”

[b]La familia de los deportistas kartistas reside en Minsk en el ritmo de la “Fуrmula 1” [/b]El karting es una disciplina deportiva del automovilismo que se practica con karts (vehнculos a motorteestre monoplaza sin techo o cockpit, sin suspensiones y con o sin elementos de carrocerнa, con cuatro ruedas no alineadas que estбn en contacto con el suelo — Aut.). Las competiciones de karting comenzaron a celebrarse en Estados Unidos a finales de los aсos cincuenta del siglo pasado. El piloto minsqueсo Аnatoliy Shimakovskiy ya en 1965 ocupу uno de los primeros lugares en la mini olimpнada de karting de los paнses de la Europa Oriental celebrado en la ciudad estonia de Tallin.
La familia de los deportistas kartistas reside en Minsk en el ritmo de la “Fуrmula 1”

El karting es una disciplina deportiva del automovilismo que se practica con karts (vehнculos a motorteestre monoplaza sin techo o cockpit, sin suspensiones y con o sin elementos de carrocerнa, con cuatro ruedas no alineadas que estбn en contacto con el suelo — Aut.). Las competiciones de karting comenzaron a celebrarse en Estados Unidos a finales de los aсos cincuenta del siglo pasado. El piloto minsqueсo Аnatoliy Shimakovskiy ya en 1965 ocupу uno de los primeros lugares en la mini olimpнada de karting de los paнses de la Europa Oriental celebrado en la ciudad estonia de Tallin. Anatoliy varias veces fue campeуn de Belarъs y de la antigua Uniуn Soviйtica. Si el equipo soviйtico participarнa en las competiciones mundiales, seguro que tambiйn ganarнa en las mismas. A propуsito, la mayorнa de los pilotos de la “Fуrmula 1” – Michael Schumacher, Mika Hдkkinen y Fernando Alonso– comenzaban su trayectoria deportiva precisamente del karting. A propуsito, Michael Schumacher ha vuelto a entusiasmarse con el deporte de su juventud: se ha hecho copropietario del equipo profesional de karting.
La mбquina de tiempo
En todo el mundo esta disciplina deportiva permite ganar el dinero y lleva a la gloria. Аnatoliy Shimakovskiy es jefe de la dinastнa de los pilotos. A propуsito, no fue casual que hubiera elegido esta disciplina deportiva del automovilismo. Leуn Shimakovskiy, padre de Anatoliy, joven jefe del koljуs ubicado en las afueras de la ciudad de Pуlotsk, en 1938 se fue a Moscъ. Comenzу a trabajar en la fбbrica de automуviles “ZIL” (fбbrica Lenin — Aut.), durante la Gran Guerra Patria participу en la fabricaciуn de los camiones y los tanques. Y en 1948 –siendo ingeniero bien experimentado– fue designado para trabajar en su patria: en la fбbrica de camiones de Minsk MAZ. En la misma Anatoliy Shimakovskiy se quedу para siempre. Su hijo Anatoliy a los 16 aсos tambiйn comenzу a trabajar en la fбbrica MAZ, siguiendo a su padre.
— El factor determinante de esta elecciуn decisiva para el destino fue el momento, cuando comencй a trabajar en el taller mecбnico, seсala Аnatoliy Leonнdovich. — Aquн se reunieron mejores especialistas de la fбbrica, muchos de йstos luego se convirtieron en los famosos deportistas, campeones de la antigua Uniуn Soviйtica. Todos mis compaсeros de trabajo practicaban el deporte. Probй practicar el boxeo, tenis, pero decidн probar el automovilismo. Ademбs de eso, habнa otra razуn mбs. Durante el dнa en el taller experimental hacнa mi trabajo cotidiano: junto con otros muchachos construнa los modelos de automуviles de cadena y por las tardes y noches con mis compaсeros hacнamos los vehнculos, segъn nuestros propios proyectos. Eso fue a principios de los aсos sesenta del siglo pasado, cuando practicar el karting estuvo de moda. Los compaсeros me ayudaron a hacer mi primer kart, en el cual en 1965 participй en las competiciones de karting en la ciudad de Таllin.
La gasolina en la sangre
їMi pasiуn por los automуviles? Es probable que sean genes: trata de explicarla Anatoliy Shimakovskiy. — Tal vez, yo haya nacido con la galosina en la sangre. Es posible que tambiйn sea causa de que mi hijo ha decidido seguirme.
La pasiуn de los Shimankуvkiye por los vehнculos como si venga desde su infancia. Cuando el hijo de Anatoliy –que tambiйn lleva el nombre de Anatoliy– comenzу a conducir un “Fiat” –que su padre se lo habнa comprado en Polonia– tuvo sуlo ocho aсos. Eran aсos ochenta del siglo pasado. En aquel entonces los chicos comenzaban a practicar el karting a partir de diez aсos. Y este muchacho, aparantemente muy tranquilo, уa corrнa como loco por Borovaya (аutуdromo ubicado en las afueras de la ciudad de Minsk), a partir de los primeros aсos del colegio.
El nieto de Anatoliy mayor, Yegor, a sus ocho aсos, tampoco cambiarнa los karts del taller de su abuelo al cualquier otro juguete. Ademбs, suele reconocer cualquier automуvil aunque estб bien lejos: que marca y que caracterнsticas tйcnicas tiene. їSi no van a creer que los conocimientos de los autos ha heredado de sus ancestros?
La orquesta de los automovilistas
— Hace falta sentir el auto y cada su mecanismo, Anatoliy jъnior conoce muy bien este oficio. Esta perspicacia especial es muy natural para Anatoliy. — No sй como, pero se lo percibo, cuando el motor no funciona bien o algo pasa con la suspensiуn de ballestas. Por eso, tal vez, mi vehнculo haya sido roto solamente varias veces. Mientras los autos de mis amigos ya han tenido todo tipo de problemas.
Anatoliy mayor cree que por algo ha estudiado la mъsica. Es una coincidencia sorprendente: todos sus amigos-kartistas tambiйn tienen muy buen oнdo. “Podrнamos formar parte de una verdadera orquesta musical: entre nosotros estбn trompetistas, pianistas y violonchelistas, cuenta el piloto.
Uno para todos y todos para uno
Por supuesto, el karting es un hobby maravilloso. їPero
los hombres –que practican este deporte– dedican el tiempo a sus familias?
— En realidad nosotros pasamos mucho tiempo con los automуviles, confiesa Аnatoliy mayor. — A esta altura estoy entrenando a mi nieto Yegor, pero mi hijo ha dejado el karting y piensa participar en el rally. En general es bien agradable practicar cualquier deporte. El mismo disciplina a uno y convierte a los muchachos jуvenes en los verdaderos hombres. Es probable que lo haya percibido mi esposa Luidmila, porque se ha casado conmigo, conociйndome solamente diez dнas. La misma nunca trataba de cambiarme y hacer que cambiara mi modo de vida: me acoсaba en todas las competiciones y me ayudaba muchнsimo. A mi hija yo la tambiйn educaba para que no fuera indeferente al karting, aunque habнa elegido la profesiуn de jurista. En cuanto naciу su hijo, depositй todas mis esperanzas en mi nieto Yegor. Y no me equivoquй. Nunca tuve que cambiar a mis hijos. їPara quй? ЎEn una familia buena todos sus miembos deben llevarse bien!
Аnatoliy jъnior varias veces ha ganado el campeonato de Belarъs y a esta altura junto con sus padres mбs tiempo dedica al negocio familiar. Sin embargo, Yegor todavнa no conoce que harб en el futuro. O seguirб las tradiciones de practicar el karting, o serб futbolista o banquero: le apetece probar de todo.
Sin embargo, al ver en la ciudad a alguien de la familia Shimakуvskiye, ustedes no les destacarнan de la multitud: es una gente muy comъn. Pero no es ordinaria. Esta familia estб capaz de sorpender. No por obtener йxito, pues por adelante estбn nuevos records. Y no sуlo deportivos. Viendo como brillan los ojos de Yegor, he pensado: “Seguro que esta familia harб mucho mбs”.

Vнktar Kуrbut
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?