Los eligiу el tiempo

Saludando el mundo con los fuegos artificiales muy bonitos, la Olimpiada de Beijing pasу a la historia. Ahora la analizan los deportistas y los entrenadores, especialistas y escolares, la dividen en partes y someten al anбlisis cada una de estas partes, la adoran los ganadores y la odian los que han perdido. Muchos ya estбn pensando con esperanza en los juegos prуximos. їDуnde se celebrarб la siguiente Olimpiada? Para unos serб en Vancouver, para otros en Londres, pero para nosotros, los espectadores, no tiene tanta importancia eso. Es que la Olimpiada nos encanta porque nos regala una verdadera fiesta. Y que sigue teniendo esta propiedad de acabarse...
Saludando el mundo con los fuegos artificiales muy bonitos, la Olimpiada de Beijing pasу a la historia. Ahora la analizan los deportistas y los entrenadores, especialistas y escolares, la dividen en partes y someten al anбlisis cada una de estas partes, la adoran los ganadores y la odian los que han perdido. Muchos ya estбn pensando con esperanza en los juegos prуximos. їDуnde se celebrarб la siguiente Olimpiada? Para unos serб en Vancouver, para otros en Londres, pero para nosotros, los espectadores, no tiene tanta importancia eso. Es que la Olimpiada nos encanta porque nos regala una verdadera fiesta. Y que sigue teniendo esta propiedad de acabarse...

Pero para nosotros, los belarusos, la Olimpiada de Beijing siempre serб algo peculiar: nunca antes nuestros deportistas han superado el escalуn mбs alto del pedestal cuatro veces seguidas. Los Juegos de Beijing resultaron de oro para Andrei Ariбmnov (levantamiento de pesos), Oksana Menkova (atletismo), Aleksandr y Andrei Bognanуvich (remo), Romбn Petrushenko, Vбdim Makhnev, Aleksei Abalmбsov y Artur Lit-vinchuk (remo). Nos apetece acordarnos de cуmo fue aquello.

El oro belaruso
La primera medalla de oro belaruso ganу Andrei Ariбmnov — levantador de pesos de 20 aсos oriundo de Borнsov. Podнa vencer “simplemente” — y con eso estarнamos satisfechos: para el dйcimo dнa de la Olimpiada los escйpticos comenzaron a hablar del fracaso del equipo belaruso que ha perdido sus posibilidades de ganar el oro. ЎY de repente Andrei fijу tres logros mundiales nuevos seguidos! Lo que se dice para que fuera una autйntica victoria. El tйcnico principal de los levantadores de pesos belarusos Aleksandr Goncharov dijo inmediatamente despuйs de la victoria: “Andrei ha demostrado que es fuerte tanto fнsicamente como espiritualmente. A decir verdad, para mн Andrei Ariбmnov es un deportista modelo. ЎMe siento orgulloso de que este muchacho haya nacido y haya crecido en Belarъs!”.
El mismo Andrei es un muchacho belaruso bastante sencillo, abierto, bondadoso y algo tнmido. Cuando durante la entrevista en la embajada belarusa en Beijing hablaba de su victoria, su voz en la sala grande sonу muy bajo. Alguien pidiу: “ЎHable, por favor, mбs alto!” — a Andrei le salieron los colores a la cara: “No puedo, no me sale”. Asн es el campeуn belaruso con una sonrisa fascinante. Durante aquella entrevista, que tuvo lugar unos dнas despuйs de la victoria, confesу no haberse dado cuenta todavнa de su victoria. Es que le costу mucho trabajo: “La verdad es que he trabajado tanto para ganar esta Olimpiada… Si hubiera ocupado otro puesto que no fuera el primero, eso ma habrнa ofendido, porque mis rivales, segъn me parece a mн, se han esforzado menos que yo. Por eso estoy tan contento de que todo me haya salido bien”.
Entre los belarusos que han subido al pedestal olнmpico hay sуlo una muchacha — Oksana Menkova, lanzadora de peso, aunque es alta y delgada (y todos saben que las lanzadoras suelen ser corpulentas).
La primera noche despuйs de su victoria no pudo pegar el ojo: estaba muy emocionada. “їMis impresiones? — pregunta. — La alegrнa, las emociones… No, son imposibles de describir, hay que sentirlo”. Oksana iba a la Olimpiada miedosa, porque una vez ya tuvo la experiencia del fracaso: “Para el campeonato de Europa me dirigнa segura de que obtendrй el oro, y no logrй hacerlo. Por eso a la Olimpiada iba con una preocupaciуn y no esperaba ganar el oro, pero querнa lograrlo”.
Como se dice el soldado que no sueсa con ser general, es un soldado malo, lo mismo se refiere al deportista que no aspira al oro olнmpico. Oksana tenнa 14 aсos cuando ganу por primera vez, y le gustу mucho. En aquel entonces ganу en las competiciones provinciales y se dio cuenta de que podнa y querнa hacer mбs, alcanzar las victorias nuevas. Desde aquel momento sigue avanzando. Todavнa no dice nada de Londres, pero ya estб pensando en eso.
…Vamos a acordarnos del remo. La final de esta competiciуn de 1000 m fue dramбtica. Basta decir que uno de los ganadores de plata no pudo subir al pedestal — lo llevу la “ambulancia”: extenuaciуn. Antes solнan decir: se sacrificу por la victoria. Los hermanos Aleksandr y Andrei Bognanуvich tambiйn se entregaron a esta seсora tan caprichosa que se llama la victoria: despuйs de llegar a la meta necesitaron tiempo para recuperarse. Pero subieron al pedestal: Ўes que el himno belaruso sonу para saludarlos! Los momentos como aquel no se puede omitirlos.
Aquel dнa en el canal para el remo en los suburbios de Beijing de Shunyi se podнa denominarlo el dнa belaruso: ganу no sуlo la canoa para dos de los hermanos Bogdanуvich, pero tambiйn la canoa para cuatro personas — Aleksei Abalmбsov, Artur Litvinchuk, Vadim Makhnev, Romбn Petrushenko. Fue el dнa mбs exitoso para la escuela belarusa.

La gente fuerte
Todo comenzу con la medalla, ganada por la levantadora de pesos Anastasia Nуvikova — es que precisamente su bronce fue el primero para el equipo belaruso. Para nosotros fue un йxito indudable y una alegrнa, mientras que la misma Anastasia estaba triste, porque pensaba al menos en la plata. Pero, a diferencia de los campeonatos anteriores, no tenнa que cortar su trenza maravillosa: “En los campeonatos mundiales y europeos siempre me costaba mucho adelgazar. Es que en nuestro tipo de deporte a menudo gana el que pesa menos y no el que levanta el peso mayor. Pasй tantas horas en los baсos que mi organismo se deshidratу: estaba sentada, llorando, y no tenнa lбgrimas. Entonces mi entrenador me propuso que cortara mi trenza. En efecto, perdн 200 gramos — es que tengo el cabello que pesa. Pero en vнsperas de la Olimpiada perdнa el peso sin problemas, por eso decidimos dejar la trenza”.
El tйcnico principal del equipo nacional de los levantadores de peso Aleksandr Goncharov estб orgulloso de sus tutelados. Dice que en la Olimpiada hemos demostrado a todo el mundo que en Belarъs vive la gente mбs fuerte. “Estoy muy orgulloso de nuestro pueblo, nuestro paнs. Los logros alcanzados por nuestros deportistas en esta Olimpiada es nuestro йxito comъn, — dice Aleksandr Vasнlievich y continъa: — Me llena la sensaciуn de que el ganador soy yo. El pueblo belaruso sabe vencer, y lo comprobamos una vez mбs”.

їPodrнa nuestro equipo ganar mбs medallas?
Quizбs, pero si todo fuera orйgano... Es lo que dijo despuйs de haber fracasado el lнder de la temporada mundial en el lanzamiento de peso Ivбn Tikhon. El deportista, que en la Olimpiada de Beijing cumplнa las funciones del capitбn del equipo, se negу a hablar de su intervenciуn con las frases condicionales. “Tenemos lo que tenemos”. Y no vale la pena hablar tanto de eso...
Otra cosa es que algunas medallas recibidas podrнan (y hasta debнan) ser de nivel mбs alto. Katia Karsten no podнa comprender, por ejemplo, cуmo es que fue la tercera. Tikhon alegу el trauma de espalda. Andrei Rybakov no se excusaba, pero tampoco debнa hacerlo, porque estableciу el rйcord nuevo mundial, aunque fue el segundo. Estas cosas suceden en el deporte. їDa pena eso? Por supuesto. Pero en adelante a Andrei lo espera Londres, es un deportista joven y perspectivo, confiamos en йl.
Como una injuria por parte de los jueces ven su fracaso los esgrimistas. Otra vez perdiу en la Olimpiada Natalia Tsilнnskaya. De Dmitriy Kasperуvich esperбbamos mucho, pero... Volvemos al tema de las frases condicionales “Si fuera esto, pues…”. Pero la Olimpiada, igual que la historia, no puede comprender los tiempos del modo subjuntivo. Por eso vale la pena. Los deportistas y los entrenadores lo analizarбn todo, sacarбn las conclusiones y estamos seguros que para los juegos que vienen se prepararбn mucho mejor.

Los nombres nuevos
Fнjense en los nombres de los campeones olнmpicos belarusos. No tienen fama mundial. Excepto Petrushenko y Makhnev, que ya tienen el bronce de Atenas, y Aleksandr Bogdanуvich, todos los demбs son los miembros nuevos del equipo belaruso. Alegra tambiйn su origen: Borнsov, Bobruisk, Yelizovo, Mуzyr, Krнchev, Moguiliov, Gуmel. Para encontrar entre los laureados de Beijing a un capitalino, hay que estudiar sus biografнas. Lo que significa que el deporte se desarrolla en nuestro paнs por todas partes, que los tйcnicos buscan y encuentran a los jуvenes con capacidades. ЎOjalб siga asн en adelante!

їUn йxito?
Cuando hace muchos aсos un canadiense Ben Johnson corriу la distancia de 100 metros en unos 10 segundos, todos decнan que era imposible. Los escйpticos tenнan cierta razуn: Johnson corriу, pero gracias al doping. Lo descalificaron, lo despojaron de su medalla olнmpica, su logro fue anulado. Despuйs de aquel incidente los velocistas habнan probado varias veces que atravesar la distancia de 100 m en 10 segundos es una realidad. їPero para quiйn? En Beijing Usain Bolt estableciу tres logros mundiales a la vez: dos individuales — en la distancia de 100 m y la de 200 m, y siendo miembro del equipo de Jamaica en la carrera de relevos del 4х100 m. Ningъn deportista todavнa pudo lograrlo. їEs un genio? Seguro.
Los especialistas dicen que naciу para la carrera de velocistas — su cuerpo como si fuera hecho para este tipo de deporte. Notamos aquн que no se trata de ningъn dopaje: a Bolt lo examinaron para el contenido de los estimulantes, pero el resultado fue negativo.
Como el jamaicano fue nacido para correr, el estadounidense Phelps nada como un pez: tiene las manos grandes que mueven mбs agua, tiene los pies mбs flexibles que los demбs, su corazуn es mбs fuerte y el volumen de los pulmones es mayor que el de los demбs. Michael ganу ocho medallas de oro, estableciendo siete records mundiales y uno que es olнmpico (individualmente y en el equipo). Antes de que apareciу Phelps, un muchacho simple a primera vista, pero con un carбcter del ganador y la voluntad fйrrea, pues antes de su apariciуn parecнa imposible superar los logros de Mark Spitz (7 medallas de oro en la Olimpiada de 1972, se trata tambiйn de la nataciуn). Pero, resulta que todo es posible. Hoy los deportistas y no los astronautas prueban los lнmites de las posibilidades humanas: Phelps y Bolt crean la impresiуn de que las capacidades del cuerpo humano no tienen limitaciones. Y antes se pensaba que eso se puede asegurar sуlo respecto a la mente.

La seсora Fortuna
їCуmo se puede comparar las lбgrimas de Daria Pchйlnik y el placer de Irina Kulesh? Ambas muchachas ocuparon el cuarto puesto en la Olimpiada. Pero su participaciуn no se puede caracterizar como un fracaso. Aleksandr Badъev, el tйcnico principal de atletismo, y Aleksandr Goncharov, el tйcnico principal de los halteristas, estбn satisfechos con los puestos de las deportistas. Igual que nosotros.
Las victorias son absolutas, las derrotas son relativas. Para unos la expresiуn “participante de la final olнmpica” suena casi como la medalla, y otros perciben como un fallo el bronce olнmpico. Unos, al recibir la medalla de plata, estбn pensando en oro perdido, y otros se concentran en la plata otorgada (como nuestro Andrei Krбvchenko en decatlуn — es que en realidad es una medalla ganada como resultado de un trabajo muy intenso). Las olimpiadas suelen traer tambiйn las sorpresas: aunque pueda parecer extraсo, pero el mбs fuerte no es el que suele vencer. Todos hablan de la suerte, efнmera, imperceptible, inexplicable, sin la cual no vales nada.
…Mientras la Olimpiada llega a su fin, la cantidad de los participantes disminuye — es una ley. Asн que el nъmero de los que perdieron en la Olimpiada siempre supera mucho el nъmero de los ganadores. Pero la presencia de mucha gente crea la sensaciуn de la participaciуn global. Uno puede reнrse de las velocistas de los paнses musulmanes, vestidas de los pantalones deportivos largos, de las camisas de manga larga y de los paсuelos sobre la cabeza. їPero si tenemos derecho a reнrnos de eso? Es que lo que han llegado a Beijing y han participado en la Olimpiada ya es una victoria. Y los vencedores como йstas son muchos, son mayorнa. Cualquier fracaso en realidad es muy relativo. їSi tenemos el derecho a reprochar algo a Yulia Nesterenko? Sуlo por el milagro que hizo hace cuatro aсos para nosotros, la apreciaremos siempre. Por ejemplo, los chinos respetan a su velocista a distancia de 110 m con obstбculos Liu Xiang por lo que ha logrado lo imposible. Todo el paнs estaba llorando junto a йl, cuando se vio obligado a negarse a la lucha por el trauma. Y nosotros amamos a nuestra Yulia porque luchу. Y sigue haciйndolo.
Nadie tiene derecho a reсir a los deportistas. Se refiere tambiйn a aquellos de los cuales esperбbamos mбs. Porque lo esperaban tambiйn ellos mismos, luchaban, se esforzaban, pero… Como se dice, la fortuna los abandonу. Sin duda alguna, cada una de nuestras estrellas deportivas soсaba con ser el campeуn olнmpico. Por eso debemos agradecerles lo que han hecho para nosotros, para el paнs y para ellos mismos.

Inessa Pleskachйvskaya
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?