Los colores de la patria

Resulta que las tarjetas y los calendarios con las vistas de la capital moderna de Belarъs y de Minsk de los aсos pasados gozan de popularidad entre... los habitantes de Noviy Urengoi, Tashkent, Jarkov, San Petersburgo y de otras ciudades. Asн son los mensajes que recibe en su correo electrуnico el pintor Vladнmir Sharkov
Resulta que las tarjetas y los calendarios con las vistas de la capital moderna de Belarъs y de Minsk de los aсos pasados gozan de popularidad entre... los habitantes de Noviy Urengoi, Tashkent, Jarkov, San Petersburgo y de otras ciudades. Asн son los mensajes que recibe en su correo electrуnico el pintor Vladнmir Sharkov.

Ya un cuarto del siglo el tema principal de la obra de este pintor y grafico belaruso es la ciudad belarusa. De invierno y de verano, viejo y joven. En unos lienzos el pintor refleja el aspecto de Minsk de un siglo o de un aсo concreto. En otros representa la ciudad fuera del tiempo, dando paso a la imaginaciуn y la fantasнa. Procura reflejar quй aspecto tenнan sus calles en el pasado, intenta reflejar aquella йpoca.
En sus cuadros aparecen el distrito antiguo Verkhniy gorod y el barrio antiguo Trуitskoye Predmestie, la alcaldнa y el parque Aleksбndrovskiy, la plaza Sobornaya y la calle Gubernбtorskaya con el tranvнa de caballos. Aparecen tambiйn las iglesias ortodoxas y catуlicas, los monasterios...
A menudo los antiguos habitantes reconocen en los lienzos y las autolitografнas de Sharkov las calles y las casas que han cambiado por completo. Otras no se han conservado hasta hoy dнa. No debe sorprender ya que Vladнmir ha pasado muchas horas en el Archivo Nacional Histуrico y en el archivo de los documentos, imбgenes y vнdeos, en las bibliotecas... Al fin y al cabo muchas de sus obras han recibido rasgos documentales. No en vano en una de las litografнas se puede ver en el edificio los letreros que hoy nos parecen algo extraсos — “Comercio colonial”, “Ferreterнa”...
— A veces mientras trabajo miro algъn edificio y se me ocurre: aquн parece haber una ventana y ahн me gustarнa ver unas columnas. Despuйs cuando estoy revisando los documentos del archivo compruebo mis pensamientos. Por eso a veces primero dibujo y despuйs compruebo los cuadros con las fotografнas viejas, — cuenta el pintor.
Segъn dice Vladнmir Sharkov, son pocas las fotos de Minsk del perнodo que precedнa a la Gran Guerra Patria. Y son muy raras las imбgenes de la ciudad del siglo ХIХ.
— A comienzos del siglo pasado los fotуgrafos se especializaban en los retratos. No solнan reflejar los paisajes urbanos. Mбs atenciуn se prestaba a Vнtebsk y Moguiliov y no a Minsk. Durante la Gran Guerra Patria se prohibнa hacer las fotos de la ciudad. Pero durante los aсos 30–40 para la historia se hacнan las fotos de los desfiles, de las demostraciones de los trabajadores. Nadie pudo pensar entonces que sуlo pasado medio siglo las calles y los edificios de la ciudad nativa por ser destruidos durante la guerra suscitarнan tanto interйs de la descendencia, — continъa Vladнmir.
...Este aсo las exposiciones de las obras de Sharkov se han exhibido en el Museo Nacional de Historia y Cultura, en algunas bibliotecas de la ciudad. De momento la exposiciуn de sus estampas estб en Slutsk, y en la capital, en el edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores hace poco han sido representadas las autolitografнas en colores de la serie “Minsk. Historia del transporte”. Vladнmir la ha dedicado al prуximo 80є aniversario del tranvнa belaruso. De acuerdo con las palabras del pintor, a partir de los aсos 30 este tipo de transporte fue el mбs difundido en nuestra ciudad. A eso de 7 у 8 rutas vinculaban sus distritos. No obstante el hйroe principal de esta serie es la misma ciudad.
Muchos pintores y grбficos dedicaron sus obras a la capital belarusa. Por eso Vladнmir Sharkov lleva muchos aсos soсando con crear el бlbum “Minsk a los ojos de los pintores”. Pero el proyecto demora tanto por motivos econуmicos, como por razones tйcnicas, ya que durante el proyecto pueden surgir varios ob-stбculos. Es que a veces resulta imposible llevar un cuadro, grabado o un dibujo a las pбginas del бlbum sin que se pierda su calidad. Sуlo la disminuciуn del tamaсo puede jugar la mala pasada. No estб claro, por ejemplo, cуmo se percibirб una obra convertida en la tarjeta. Tambiйn se lo ha preguntado el artista. A mediados de la dйcada de los 90 Sharkov, soсando con su futuro бlbum, comienza a experimentar: publica las tarjetas con sus propias litografнas y cuadros. Asн en las librerнas apareciу la serie “Serie de oro. Minsk”. Y otra — “Mi ciudad blanca”. Pero el artista no quiso detenerse, redujo otra vez el tamaсo... Como resultado vimos los calendarios pequeсos de unas cuantas series. La atenciуn de los habitantes de Minsk y de los huйspedes de la ciudad atrajo tambiйn la serie al estilo de las fotos viejas — un poco amarillentas, con los extremos redondeados. Junto a los calendarios con las imбgenes de los perritos y gatitos pequeсos la colecciуn con las vistas de la ciudad antigua fue maravillosa.
Tanto las tarjetas, como los calendarios tienen escrito junto al apellido del artista su correo electrуnico. Por lo que Vladнmir Sharkov comenzу a recibir los mensajes de diferentes ciudades y paнses del mundo. Le escribнan los que habнan visitado la capital belarusa o antes vivнan aquн, le escribнan tambiйn los coleccionistas. Algunos pedнan al autor que les enviara otros ejemplares de tarjetas o calendarios con las vistas de Minsk ya que les impresionaron las que tenнan. El pintor no pudo no responder a las cartas que confiesan el amor hacia su ciudad natal...

Nina Morova
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?