Lo que nos une

El tiempo cura, eso lo conoce todo el mundo. Incluso los sentimientos con el paso del tiempo pierden su agudez. Pero, a mi parecer, la memoria humana tiene una cualidad que guarda lo pasado para siempre. La memoria se queda con nosotros y nos ayuda a mantener un vнnculo invisible con los familiares, seres queridos y los amigos, incluso cuando ellos nos han dejado para siempre…
El tiempo cura, eso lo conoce todo el mundo. Incluso los sentimientos con el paso del tiempo pierden su agudez. Pero, a mi parecer, la memoria humana tiene una cualidad que guarda lo pasado para siempre. La memoria se queda con nosotros y nos ayuda a mantener un vнnculo invisible con los familiares, seres queridos y los amigos, incluso cuando ellos nos han dejado para siempre…
Ya pasaron 23 aсos del aquella maсana de abril, cuando habнa sucedido la catбstrofe en la central atуmica de Chernobyl. Un tiempo despuйs, las trбgicas consecuencias de la catбstrofe cubrieron a casi toda Belarъs. Cual que fuera la pena –la tecnolуgica y por eso probable o inmpredecible– causу muchos daсos. Fueron afectadas muchas personas y tierras: incluso a esta altura, pasando tanto tiempo, aquella catбstrofe nos hace contar con sus consecuencias en varios lugares de nuestro paнs. Ya fueron hechas muchas cosas para “minimizar” (todavнa en Belarъs usamos esta palabra, cuando se trata de Chernobyl) los daсos de aquella tragedia. Sin embargo, la memoria de los que se vieron obligados a mudarse de sus hogares va a devolverlos a los lugares afectados y abandonados para siempre despuйs de la catбstrofe. ЎCuбntos recursos gastу el Estado para acondicionar nuevos lugares: construir nuevos pueblos, asegurar el trabajo para la gente!
Sin duda a esta altura ya no tiene caso averiguar las causas especнficas de lo que sucediу en abril de 1986 en la central atуmica de Chernobyl. Pero cada nuevo abril que viene despuйs de este trбgico acontecimiento nos hace apreciar mucho el sacrificio de la gente de Chernobyl –los socorristas, bomberos– de todos quien cumpliу con su deber, arriesgando su propia vida.
La tragedia de Chernobyl aclarу muchas cosas. Lo que la catбstrofe tecnуgena no se puede ser local: se puede superarla solamente uniendo los esfuerzos de todos. Es una lбstima que Belarъs tuvo que comprobarlo tanto tiempo a la comunidad internacional que la averнa en la central atуmica de Chernobyl habнa afectado mucho mбs a Belarъs que a otros paнses. Esta comprensiуn tardу en llegar.
Hace 23 aсos la tragedia trajo muchas desgracias. Lo sabemos y nunca vamos a olvidarlo. Pero, por otro lado, hizo despertar a las personas solidarias, emprendedoras y no indeferentes de todo el mundo que habнan tomado esta pena como la propia. A lo largo del tiempo la gente de Italia y Espaсa, de Irlanda y Alemania, de los EE.UU. y Canadб, se hizo muy cercana a los belarusos. ЎEstamos muy agradecidos a todos! Por amar a los niсos belarusos y por darles la oportunidad de ser parte de sus familias, por seguir siendo generosos en su ayuda. Eso nos une mucho.
En la revista de abril en la secciуn “Palabra del director” presto especial atenciуn a este tema tan importante nutrido de sentido vital. El tiempo corre muy rбpido, y la vida va para adelante. La situaciуn en las regiones, afectadas por la catбstrofe de Chernobyl, poco a poco se normaliza, gracias a las polнticas del Estado y gracias a los enormes recursos cientнficos que permiten estudiar el pasado y pronosticar el futuro, aunque sea post-chernobyl. Por eso no es casual que uno de nuestros autores ha dado el nombre a su material “La atracciуn de la vida” que nos narra de Dуbrush, un pueblo del sur de la provincia de Gуmel, en donde a esta altura no revela casi nada de lo sucedido hace 23 aсos en la central atуmica de Chernobyl. Como antes atrae por su antigua arquitectura, pero ha impresionado mбs todavнa al autor del artнculo por su aspecto moderno que evidencia fuertes ganas de vivir.
Este nъmero contiene varias publicaciones que abarcan importantes temas internacionales. Resulta que las negociaciones diplomбticas no se limitan con problemas netamente polнticos, tambiйn tratan los temas econуmicos, la realizaciуn de los proyectos de inversiones, etc. De esto nos narra el artнculo “La distancia no es un obstбculo”.
Parece que la presentaciуn de las cartas credenciales por los embajadores es una solemne ceremonia y nada mбs, pero el artнculo “Nuevas caras del cuerpo diplуmatico en Minsk” nos ayuda a entender el proceso dinбmico de la polнtica exterior de nuestro estado soberano y nos hace conocer a los diez nuevos jefes de misiones diplomбticas, acreditados en Minsk.
La Uniуn Europea diseсу el nuevo programa, la asн llamada “Asociaciуn oriental” e invitу a participar en la misma a Belarъs. La Minsk oficial aceptу esta iniciativa al subrayar su carбcter justo. En el artнculo “Los socios de hecho” el autor presenta su punto de vista a las perspectivas de la participaciуn belarusa en el programa de la UE.
Estamos abiertos a cooperar y apreciamos mucho el apoyo, brindado a nosotros. A su vez, nosotros mismos estamos dispuestos para prestar ayuda, lo que nos une con la gente buena del mundo.
Tambiйn disponemos de muchos lugares lindos para descansar y para cuidar la salud. El artнculo “El camino mбs corto hacia la salud” nos cuenta que muchos extranjeros –rusos, alemanes, israelнas e incluso, el prнncipe heredero de Dubai– creen que Belarъs es el mejor lugar para descansar y mejorar su salud. ЎQuй vengan todos!

Vнktor Kharkov, Director “Беларусь. Belarus”
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?