Las buenas nuevas desde la Ciudad Eterna

Resumiendo la visita del presidente de Belarъs, Alexandr Lukashenko, a Vaticano e Italia
Resumiendo la visita del presidente de Belarъs, Alexandr Lukashenko, a Vaticano e Italia.

El Estado de la Ciudad del Vaticano fue el principal objetivo de la visita oficial del mandatario belaruso a la Europa Occidental. El reciente viaje del presidente fue lleno de simbolismo, tambiйn tuvo gran significado prбctico. No son muchos los sъbditos del 265 Papa de Roma –que es el monarca absoluto del Estado de Vaticano– en total son menos de mil personas. Pero papa es el lнder moral de mбs de mil millones de los catуlicos de todo el mundo. En las tierras belarusas el catolicismo comenzу a propagarse a partir del siglo XIV. A esta altura como un 14 por ciento de los belarusos son catуlicos. La audiencia del mandatario de Belarъs en el Palacio Apostуlico es buena nueva no sуlamente para todos nuestros catуlicos, tambiйn es un elemento crucial para nuestras relaciones con el Occidente en general.
Cabe destacar que entre todos los paнses de la antigua Uniуn Soviйtica sуlo Lituania cuenta con mayor comunidad catуlica. El reconocimiento del rol espiritual, cultural e histуrico de la Iglesia Catуlica estб plasmado en el preбmbulo de la ley belarusa sobre la libertad de la conciencia y sobre las organizaciones religiosas.
Desde la remota edad media el catolicismo es una de las dos confesiones mбs importantes en Belarъs. El fortalecimiento de la influencia de la Iglesia Catуlica en nuestras tierras estб relacionada con la actividad del Orden Jesuita. En la Edad Media el orden abriу gratuitas escuelas pъblicas en Polotsk, Minsk, Vнtsebsk, Moguilyov y en algunas otras ciudades belarusas. Otro hecho histуrico bien interesante: con la bendiciуn del Papa de Roma de aquel entonces, Leуn X, el poeta belaruso, Nicolai Hussowsky, escribiу su famosa poema “Canciуn sobre el uro” (Carmen de statura... bisontis).
Estadнsticamente a esta altura la Iglesia Catуlica en Belarъs cuenta con 464 parroquias –despuйs de la disoluciуn de la Uniуn Soviйtica su cantidad creciу cuatro veces– casi cada una de йstas tiene su propia catedral: en total son 451 en el paнs, mientras 35 nuevos templos se construyen. En menos de veinte aсos el soberano estado belaruso devolviу a la Iglesia Catуlica como 300 inmuebles para los fines religiosos. Hace tres aсos por la decisiуn del presidente a los creyentes fue devuelta la antigua iglesia de San Roque en Minsk que muchos aсos sirviу como una sala de conciertos. El Estado apoya econуmicamente la reconstrucciуn de los antiguos edificios: gracias a esta ayuda fueron recuperados preciosos frescos en la iglesia de Nuestra Seсora.
Uno de los mayores problemas sigue siendo la dificiencia de los sacerdotes belarusos. Las parroquias cuentan con 407 clйrigos. Casi el 40 por ciento de ellos son extranjeros, sobre todo los polacos. Sin embargo, aсo tras aсo crece la cantidad de los egresados de los seminarios de Grodno y de Pinsk. Dentro de un tiempo este problema se resolverб por si mismo…
Pues, el viaje de Alexandr Lukashenko al Monte Vaticano –es una de las colinas de Roma, en donde se encuentra la Basнlica de San Pedro, la muy asistida por los turistas plaza del mismo nombre, la mundialmente conocida Capilla Sixtina, el Palacio Apostуlico, la Biblioteca Vaticana y otras menos conocidas edificaciones del Vaticano– fue realizado en una muy buena atmуsfera de cordialidad.
En realidad, antes de llegar a Vaticano el presidente de Belarъs arribу en Italia. El Vaticano es un Estado soberano que tiene su propio gobierno (curia pontificia), embajadas (nunciaturas apostуlicas) en todo el mundo, su domen en internet, sus estampillas e incluso su surtidor de gasolina (lo vн con mis propios ojos en un lugar de acceso limitado). De cualquier modo es un Estado muy pequeсo, el mбs pequeсo del mundo, que apenas ocupa medio kilуmetro cuadrado. Por eso el aviуn del presidente arribу en el aeropuerto militar de Roma Ciampino. Hasta la Plaza de San Pedro la limusina del mandatario belaruso fue escoltada por los carabineros italianos, y sуlo a partir del momento cuando a los carabineros fueron reemplazados por los guardias suizos, comenzу la visita oficial de Alexandr Lukashenko a Vaticano.
Hace cinco siglos, cuando en Europa no cesaban las guerras –tambiйn las religiosas– el papa de aquel entonces entendiу que necesitaba de una protecciуn mбs segura y optу por los soldados suizos. Desde aquel entonces sus deberes –ademбs de proteger al pontнfico– fueron ampliados. Sus uniformes de colores muy vivos atraen a los turistas con las cбmaras fotogrбficas y filmadoras. Los guardias no estбn en contra de posar para los visitantes y de charlar un rato con ellos. “їDe dуnde vienen ustedes? їDe Belarъs? Deben ser aficionados al hockey. ЎMe gustу ver su selecciуn jugar! Al escuharlo, entendн que los guardias se prepararon bien para la visita de nuestra comitiva. En realidad, la primera audiencia del presidente se preparaba hace mucho. “El anterior pontнfice me invitу dos veces, mбs tarde dijo Alexandr Lukashenko. — Lamento mucho que no haya aprovechado aquella oportunidad”.
El aсo pasado en Belarъs estuvo el secretario de estado –de hecho el jefe del gobierno y la segunda personalidad de Vaticano– Su Santidad Tarcisio Bertone. Esta visita mostrу el comienzo de la nueva etapa de las relaciones entre Minsk y la capital apostуlica. El mismo hecho que en Roma durante dos dнas consecutivos mantuvo encuentros con Alexandr Lukashenko evidencia de los importantes planes de cooperaciуn entre ambos estados.
Los periodistas italianos familiarizados con el protocolo de Vaticano, notaron que la reuniуn del papa con el presidente belaruso durу mбs que el encuentro con el prнncipe Carlos. Al heredero de la corona britбnica lo llevaron frente a los periodistas belarusos –mientras ellos esperaban la salida del presidente– por los mismos once salones del Palacio Apostуlico, decorados con las obras maestras de Rafael, Michelangelo y de otros maestros hasta la Biblioteca Vaticana, en donde Benedicto XVI suele recibir a los visitantes.
Los periodistas no presenciaron la reuniуn del presidente con el pontнfice: estuvieron sуlo en su comienzo y en la despedida. “Tardamos mucho en encontrarnos, pero por fin esto sucediу”, dijo Alexandr Lukashenko al principio. “Si se lo permite su agenda, vamos a reuinirnos de nuevo en la tierra belarusa”, lo dijo al despedirse. Alexandr Lukashenko vino a la audiencia con Benedicto XVI con su hijo menor que obsequiу al pontнfice su abecedario. El Papa de Roma fue muy conmovido por el regalo.
No voy a opinar mucho sobre el significado esperitual de la eventual visita del pontнfice para los catуlicos belarusos. La visita del presidente a Vaticano, su cordial reuniуn con el papa fue buena nueva que culminу las Pascuas. De la importancia polнtica de la reciente visita del presidente me comenta el ministro de relaciones exteriores, Serguey Martynov: “La visita a Vaticano y a Italia nos abre nuevas oportunidades. Tenemos interйs en Belarъs como imprescriptible parte de la Gran Europa. Tenemos interйs en una Europa no dividida: que no sea la Europa del Este y la Europa del Oeste. Necesitamos que sea una sola casa grande para todos”.
El arzobispo Tadeush Kondrusйvich, el Metropolita de Minsk y de Moguilyov, comentando la reciente reuniуn dijo que “Europa nunca serб completa sin Belarъs que de cierto modo es el camino hacia el Este. El Papa es el Pontнfice o Pontifex. Esta palabra proviene de la palabra “pontis” que significa “puente”. De cierto modo Belarъs es el puente, en donde se encuentra el cristianismo del este, el bisantino, con el del oeste, el latino. El desarrollo de estos procesos es muy lуgico y muy positivo.
Todo el mundo sabe de la autoridad de Vaticano, por eso la reciente reuniуn tiene mucha importancia para nuestro paнs, para el desarrollo de los procesos de la integraciуn y tambiйn para el desrrollo de las relaciones ecumйnicas entre los ortodoxos y los catуlicos. Me alegra mucho que esta visita haya sido celebrada y creo que darб buenos frutos para Belarъs, para la Iglesia Catуlica y para nuestras relaciones con la Uniуn Europea”.
Alexandr Lukashenko lanzу en Roma una importante iniciativa, en el caso de factibilizarse, sin duda tendrб la transcendencia universal. Tengo en cuenta la oferta de la tierra belarusa como el lugar del primer encuentro del Papa de Roma con el Patriarca de Moscъ. Por el momento quedan ciertos obstбculos no arreglados en las relaciones de las dos iglesias para celebrar este encuentro.
La oferta de Alexandr Lukashenko provocу una avalancha de comentarios. El Metropolita Kondrusйvich que antes de llegar a Minsk trabajу en Moscъ y que es muy familiarizado con el mismo tema, dice que “[el encuentro de los jerarcas] podrнa abrir la nueva era en las relaciones entre la Iglesia Catуlica y la Iglesia Ortodoxa. Creo que en este sentido hay buen entendimiento mutuo”, dice el religioso.
Hacia la Europa del Oeste por Roma. Para finalizar la misma jornada la diplomacia belarusa logrу consolidar mбs todavнa su йxito. En el Palacio Chigi –la antigua residencia de una importante familia de los banqueros Chigi, que actualmente es la sede del consejo de ministros de Italia– tuvo lugar la cena oficial del primer ministro Silvio Berlusconi y del presidente Alexandr Lukashenko.
A la polнtica de las grandes ligas ambos lнderes llegaron simultбneamente. En 1994 uno se hizo presidente y el otro encabezу el gobierno italiano. Por primera vez ellos se reunieron en 2003 en ocasiуn del 300 Aniversario de San Petersburgo, a donde fueron invitados todos los lнderes del mundo. La reciente reuniуn fue larga. En vez de una hora programada los jefes de estado conversaron mбs de tres horas y se despidieron muy avanzada la noche.
La visita del presidente belaruso a Roma fue el tema magistral de todos los periуdicos italianos. Uno de los diarios mбs importantes –Corriere della Sera– publicу la carta abierta del canciller italiano, Franco Frattini que comentу el desarrollo de las relaciones entre Belarъs y y la Uniуn Europea.
A pesar de que Minsk manifestу el deseo de mejorar las relaciones con todas las capitales occidentales, Roma ocupa un lugar muy especial. La misma cooperaciуn de Belarъs con Italia muestra que nuestro interйs por la Uniуn Europea no se limita con los proyectos econуmicos. Los periodistas italianos no notaron que el presidente belaruso arribу en la Penнnsula de los Apeninos justo el dнa del aniversario de la catбstrofe de la central atуmica de Chernobyl. A lo largo de las ъltimas dos dйcadas allн reciben para el saneamiento a los niсos belarusos que vienen de las zonas afectadas por la catбstrofe. Reciben mбs que en cualquier otro paнs: sуlo el aсo pasado como 20 mil niсos se hospedaron en las familias italianas.
Por supuesto, el presidente belaruso agradeciу a su colega italiano. Pero en primer lugar los mandatarios tocaron los temas de la polнtica y de la economнa. Silvio Berlusconi pidiу preparar un paquete de proposiciones para las inversiones y pasarlas a los empresarios italianos. A propуsito –segъn la ediciуn Forbs– el mismo primer ministro es una de las personas mбs ricas de Italia.
El aсo pasado Italia entrу en la primera decena de los socios econуmicos mбs importantes de Belarъs. En 2008 el intercambio comercial llegу a 1,2 mil millones de dуlares norteamericanos, con un crecimiento de un 45 por ciento en comparaciуn con el aсo anterior. Las exportaciones belarusas crecieron casi un 74 por ciento, superando 320 millones de dуlares.
El balance de las exportaciones belarusas de los primeros dos meses del aсo en curso fue de unos 19 millones de dуlares, lo que constituye un monto dos veces menor que en el mismo perнodo del aсo pasado. La razуn mбs importante de este descenso es la crisis econуmica global que se tradujo en el decrecimiento de las compras de los metales ferrosos y de los productos de la industria siderъrgica belarusa que forman la mayor parte de las exportaciones a este paнs. El viaje del presidente a Italia y la realizaciуn de la parte econуmica de la visita estбn destinados a compensar la influencia de la crisis en nuestro comercio bilateral.
El diбlogo con Italia observamos en el contexto de nuestras relaciones con la Uniуn Europea. “Nuestro paнs tiene gran interйs por seguir desarrollando el diбlogo con la Uniуn Europea, dijo el presidente Alexandr Lukashenko. — Insistimos en la necesidad de facilitar el rйgimen de visados y en la necesidad de bajar los precios de visas para los belarusos. Tambiйn ofrecemos una ventajosa cooperaciуn en la esfera de las inversiones, un paquete de provechosos proyectos en las industrias, energйtica y en la esfera bancaria. Tratamos de usar nuestro potencial de un paнs de trбnsito en provecho de todos. Tenemos interйs por la cooperaciуn en la esfera humanitaria y cientнfica. Con mucha atenciуn analizamos las experiencias legislativas de la UE”. Silvio Berlusconi que al dнa siguiente –despuйs de reunirse con el presidente belaruso en Roma– visitу Varsovia declarу que “Europa debe aprovechar la oportunidad para hacer realidad las reformas en Belarъs”. El camino para el proceso de acercamiento fue abierto en Roma.
Orden Honoraria. El 28 de abril el presidente se reuniу con Frey Matthew Festing, el Prнncipe y Gran Maestre de Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalйn de Rodas y de Malta, que se ocupa de la beneficiencia y auyda mucho a Belarъs en superar las consecuencias de la catбstrofe de Chernobyl.
La milenaria Orden de Malta mantiene las relaciones diplomбticas con cien estados del mundo. En 2004 la Orden abriу su embajada en Belarъs que se convirtiу en su primera misiуn diplomбtica en los paнses de la antigua Uniуn Soviйtica. Cabe destacar que la primera representaciуn de la Orden en las tierras belarusas apariciу a finales del siglo XIV.
A partir de los mediados de los aсos 90 del siglo pasado la Orden iniciу sus actividades de beneficiencia en Belarъs, brindando la ayuda humanitaria a los hospitales en el paнs. A partir del aсo 2002, organiza las prбcticas de los mйdicos belarusos en las clнnicas de Bйlgica. A esta altura las partes trabajan en un convenio, encaminado a apoyar los orfanatos familiares de la provincia de Minsk, que puedan auspiciarse por la Orden de Malta.
En nombre del pueblo belaruso Alexandr Lukashenko agradeciу a Matthew Festing por las variadas misiones humanitarias de la Orden en nuestro paнs.
El Maestre seсalу que “la multinacional y la multiconfesional Belarъs sirve de impresionante ejemplo de la coexistencia pacнfica y de la fructнfera cooperaciуn entre los representantes de diferentes nacionalidades y grupos religiosos, lo que es un importante e indispensable logro del pueblo belaruso y de su dirigencia”. El Gran Maestre indicу que “junto con los tradicionalmente estrechos lazos con los socios dentro de la Comunidad de los Estados Independientes el paнs logrу instalar buenas relaciones con el mundo de Islam y se hace cada vez mбs abierta para la Uniуn Europea... la Orden de Malta apoya totalmente esta polнtica”, dijo el prнncipe. La importancia del sustentable mejoramiento de las relaciones entre la Repъblica de Belarъs y sus vecinos occidentales entienden ambas partes. Ya se realizan reales pasos en esta direcciуn. No dudo que serб beneficioso para ambas partes”.
El lнder belaruso en Italia y al volver a Belarъs compartiу sus impresiones del reciente viaje a Roma.
Sobre su encuentro con el Papa de Roma. “En medio de la reuniуn dije que hoy tenemos la oportunidad ъnica de acercar nuestras posiciones para que el Papa de Roma y el Patriarca de Moscъ puedan encontrarse y discutir los problemas comunes. Si se concreta este encuentro que sea en Belarъs, pues no es sуlamente el centro de Europa, sino el paнs donde diariamente coaccionan las dos confesiones: la ortodoxa y la catуlica... Captй su interйs –aseverу el presidente– pues me respondiу: a lo mejor, еl Seсor abre esa puerta, y nos vemos pronto”.
“Se puede hacerlo en Moscъ, pero es un extremo. Se puede hacerlo en Roma, pero es otro extremo. El lugar ideal para este encuentro serнa Belarъs que es un lugar santo, en donde no hay diferencia entre los catуlicos y los ortodoxos, en donde la gente vive en la bondad, la paz y el entendimiento”, cree el presidente de la naciуn.
Al mismo tiempo, Alexandr Lukashenko llamу no examinar esta oferta como una jugada polнtica. “ЎAquн no hay nada de polнtica! Si no se concreta este encuentro aquн, no me afecta personalmente y tampoco afecta mi polнtica. Este desencuentro de los lнderas de las dos confesiones cristianas afecta mбs bien a los pueblos: a los catуlicos y a los ortodoxos. Hay tantos problemas y los jerarcas no se reunen para solucionarlos. ЎNo hay nada de polнtica en mi proposiciуn! Sуlo hay un deseo de que no veamos uno a otro desde lejos, a travйs de un muro de los desentendimientos. Los problemas que existen debemos solucionar sentados a la mesa comъn”.
Sobre las conversaciones con Silvio Berlusconi. “Silvio Berlusconi dijo que estб dispuesto para visitar Belarъs pronto, para seguir nuestras conversaciones. Creo que eso se concreta el otoсo prуximo. Ya lo acordaremos debidamente”, aseverу Alexandr Lukashenko.
Segъn el presidente belaruso, en la reciente reuniуn con el primer ministro italiano fueron discutidos muchos problemas, incluso la influencia de la crisis global econуmica y financiera, a la que estбn sometidas las ecomomнas de ambos paнses, la cooperaciуn bilateral en la esfera de las inversiones, asн como el conflicto entre Rusia y Georgia.
En respuesta a la pregunta de los periodistas italianos, que reformas aconsejan a Belarъs los lнderes de los paнses de la Europa del Oeste, Alexandr Lukashenko subrayу: “No necesitamos de consejos en que direcciуn modernizar nuestra vida social, polнtica y econуmica”.
Sobre el saneamiento y la adopciуn de los niсos belarusos en Italia. Alexandr Lukashenko dijo que los belarusos estarбn agradecidos si las familias italianas, dignas de respeto, adopten a los pequeсos huйrfanos o reciban para el saneamiento a los niсos de las zonas afectadas. “A esta altura no hay problemas con la adopciуn. Simplemente reforzamos las medidas legislativas internas con el fin de garantizar el derecho de cada un adoptado para la vida de un ciudadano normal. De nuestra parte el responsable para este asunto es el ministro de la educaciуn. Tenemos como treinta niсos listos para la adopciуn. En Italia hay familias dispuestas para adoptarlos”, aseverу el presidente y agregу que “Tarcisio Bertone con toda la autoridad de la Iglesia Catуlica garantiza la digna vida de estos niсos”.

Igor Kуlchenko
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости