La vieja historia

En el Museo Nacional de la Historia fue inaugurada la exposición, “Belarús de los tiempos antiguos”

En el Museo Nacional de la Historia fue inaugurada la exposición, “Belarús de los tiempos antiguos”

Es probable que sea el único lugar en el país, donde se puede ver toda una variedad de los artefactos que representan la vida de nuestros antepasados desde la aparición del primer hombre hasta el siglo XVIII. En 1993, los salones del museo fueron decorados nuevamente. Aquí por primera vez fue presentada la cultura del país como no había demostrado antes. Pero pasaron los años y muchos objetos se hicieron obsoleto. Claro que no se trataba de las muestras, sino de los escaparates, decoración e iluminación.

Por lo tanto, al director del Museo Nacional de Historia, Oleg Ryzhkov, se le vino en la mente una gran idea: si no había la posibilidad de crear un panorama de los acontecimientos pasados completamente nuevos, era necesario al menos actualizarlo.

En los últimos tres meses todos los artefactos fueron restaurados. A su vez, los electricistas hicieron una nueva iluminación. Fueron hechas las inscripciones en los idiomas belaruso, ruso e inglés y fueron decorados los interiores. Ahora los salones de exposición son como nuevos.

Al pasar por aquí, yo no estaba sorprendido para nada. La planificación sigue siendo la misma. Al principio ni siquiera me di cuenta de los cambios que se habían producido aquí. Entonces empecé a caminar y mirar alrededor. Las muestras estaban puestas a una distancia de manera que “podían respirar con mayor libertad”. Anteriormente, todo el espacio estaba lleno, pues los organizadores de la exposición siempre querían mostrar todos los artefactos, pero las capacidades técnicas no permitían iluminar cada artefacto. Ahora, las nuevas lámparas ayudan a hacerlo. Los visitantes como si sumerjan en el pasado, gracias a las tenues luces en los escaparates.

Oleg Ryzhkov centra la atención en lo más importante:

— Los visitantes ven sólo los originales. Hemos sacado todos los maniquíes. Por lo tanto, se siente la verdadera historia. Esta exposición es una especie de referencia breve para cualquier persona que quiera entender los orígenes de la identidad belarusa.

¿Qué tipo de cerámica y adornos usaban nuestros antepasados, qué santos tenían (aquí está presentado el ídolo pagano de Shklov, así como reliquias cristianas, judías y musulmanas), qué libros publicaban y leían (impresiona la variedad de idiomas en los que fueron publicadas las obras), cómo defendían la patria a partir de momentos cuando ponían vestidos de piel y disparaban con un arco hasta los tiempos, cuando ponían armadura de caballero y tomaban armas? Así que los visitantes del museo tienen la posibilidad de obtener respuestas a todas estas preguntas.

Víktor Andréev
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: Александр СТАДУБ
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?