La tentaciуn es la tentaciуn

Una conversaciуn con un sacerdote acerca de las debilidades humanas
Nuestro interlocutor de hoy — es el abad de la parroquia ortodoxa de la Natividad de Santa Virgen del distrito de Minsk, el sacerdote Pбvel Kivуvich.

— Hoy efectivamente es el tiempo de las grandes tentaciones, cuando la situaciуn se agrava ademбs con una educaciуn engendrada en nosotros en los tiempos ateos recientes. Mбs el flujo de la informaciуn que destruye al hombre, su naturaleza moral.

— їPero las tentaciones son eternas? Sencillamente con el tiempo adquieren un nuevo envoltorio.

— Las tentaciones nos fastidian siempre y constantemente. Porque la esencia del hombre no cambia.

— їSe puede dividir las tentaciones en aquellas globales, que afecta unas bases espirituales, y en aquellas mбs pequeсas — materiales, mбs sencillas?

— No. Una tentaciуn es una tentaciуn. Sea uno cristiano, no cristiano, creyente o no creyente — es lo mismo la tentaciуn destruye tu integridad, tu humanidad.

— їQuй tentaciones predominan actualmente?

— Yo dividirнa los conceptos: las tentaciones para las personas religiosas y las tentaciones para las personas ortodoxas bautizadas, pero no religiosas por su modo de vida.

La relaciуn hacia las tentaciones es diferente. Para las personas que constantemente visitan el templo de Dios y que acuden a la confesiуn, a la comuniуn, luchar contra la tentaciуn — significa velar por su vida, por su voluntad, no dar posibilidades para que el pecado aparezca, se realice.

— їO sea tomar medidas profilбcticas?

— Se podrнa decir asн. Resulta hacer esto o no — eso ya es otra cosa.
Para una persona que no vive una vida religiosa, en la mayorнa de los casos el modo de vida contemporбneo se entiende como una manifestaciуn puramente fнsica del pecado que ya se ha realizado en su vida.
Por supuesto los pecados de la carne, los pecados de la lujuria nunca han dejado a la humanidad y nunca la dejarбn.

— La gente que se confiesa їLo reconocen?

— Trato de no preguntar directamente. Aunque hay que estar conciente de que: al no haber expresado su estado espiritual en la confesiуn, la persona no adquiere nada. Pero hay una categorнa de gente que no desea hablar de este complejo tema: es terrible hablar de esto, ademбs nuestra educaciуn lo contiene. En cambio la persona religiosa se arrepiente y pide ayuda. Aunque aquн uno no puede prescribir un remedio, no hay una receta ъnica.

— Se puede hacer, como en Tolstoi, cortarse un dedo.

— Se puede. Pero de todas maneras los pensamientos no se pueden eliminar, uno no se va a cortar la cabeza.

— їQuй lugar, a su manera de ver, ocupa el dinero en la jerarquнa de las tentaciones actuales?

— Mis parroquianos — son gente basicamente no ricas. Aunque de todas maneras existe una tentaciуn — como el pecado de la avaricia.

— Ud. es abad de una parroquia rural, y al mismo tiempo Ud. trabaja en Minsk. їExiste una diferencia entre los parroquianos rurales y los de la ciudad?

— En lo que se refiere a las tentaciones no hay diferencia: al diablo, para sus fines, le es importante cada alma. La diferencia estб en lo que actualmente se llama “mentalidad”. Por eso la diferencia estб en el enfoque mismo, en su relaciуn con la iglesia.

En mi parroquia de los alrededores, el templo fue quemado durante la guerra. Ha crecido una generaciуn incluso sin tradiciones religiosas. En la ciudad frecuentemente hay aunque sea una o dos iglesias, pero se han conservado. Ademбs, en su tiempo a la ciudad se ha desplazado mucha gente de las aldeas, que conservan aunque sea una idea de la fe, aunque fueran algunos restos. Como resultado de esto ahora justamente en la ciudad esta la concentraciуn de creyentes, y no en las aldeas como muchos lo consideran.

— El distrito de los alrededores de Minsk se considera prestigioso dentro de los habitantes de la ciudad. Ud. puede llegar a ser un “sacerdote-VIP”.

— Ser un “sacerdote-VIP” — eso estб incorrectamente dicho. Esto de nuevo hace nacer la tentaciуn. No debemos utilizar semejantes tйrminos. Aunque lo de “VIP” a mi no me amenaza. Pero si asн ocurre en la vida, entonces aquн el sacerdote no tiene culpa. Su obligaciуn es comunicarse con la gente. E incluso cuando donde йl viene “una persona-VIP”, el sacerdote de todas maneras estб obligado a cumplir su misiуn. Y seguramente la cumple. Asн Dios lo bendijo.

En general, me parece que nosotros nos comunicamos poco con los parroquianos. Estamos esperando que ellos vengan donde nosotros, Es necesario ir al encuentros de ellos.

— Dнgame, puede que sencillamente sea irreal que una persona no haya cometido algo que es pecado. Se dice ya: si no pecas — entonces no te arrepientes.

— їDa la experiencia del pecado una experiencia del arrepentimiento? їSн? Es una posiciуn incorrecta. Este problema ha sido examinado tambiйn por la teologнa, incluyendo la moral.

Realmente, la gente no puede vivir sin pecado. La ъnica persona sin pecado — es nuestro Seсor Jesucristo que viviу con una imagen humana. Pero la gente puede vivir de tal manera — que pueda justificar su pecado ante Dios. Por esa razуn el sentido de nuestra vida — es la salvaciуn del alma, su inmortalidad.

— Al llamar a evitar la tentaciуn, їLlama la iglesia al ascetismo?

— Sн.

— Sin embargo no es real que en la tierra todos lleguen a ser ascetas.

— Sobre aquello que es real, y sobre aquello que no lo es, habla la experiencia de la iglesia, la experiencia de gente que viviу su vida humana con todas las tentaciones. Pero que viviу dignamente.

— No pueden llegar todos a ser santos, a ser anacoretas.

— Anacoretas — no. Pero tocados por Dios — sн.
El anacoreta niega el modo de vida mundano. Incluso йl no estб en condiciones de huir de las tentaciones.

— Pero cuando alrededor no hay nadie...

— ... queda la memoria de la vida pasada.

— Quien es mбs pecador: їAquйl que tienta o aquel que se somete a la tentaciуn?

— Por supuesto, la persona tentadora, por cuyos medios pasa la tentaciуn. En йl es como si hubiera un pecado doble: йl mismo vive con la tentaciуn y a otro lo hace caer. Sobre tales Dios dice: serнa mejor colgarse una muela de molino al cuello y regresar al mar.

— O sea que aquel que a un bebedor le da un rublo o un par de botellas vacнas para venderlas, — їes mбs pecador que el mismo bebedor?

— Dios nos dice: no juzgues a nadie, y no serбs juzgado. Dios juzga no en base a los principios humanos. Nosotros hace tiempo que hubiйramos condenado al hombre, en cambio Dios juzga en base al amor al hombre.

— їEs la debilidad una justificaciуn para el que ha pecado?

— Ante las personas — sн lo es. Ante Dios — no lo es.
Hace un poco tiempo atrбs donde mн vino una mujer que se confesу que vendнa drogas. Ahora su hija estб mortalmente enferma. En el plano personal ya ocurriу la concientizacion de lo cometido. Nosotros debemos cambiarnos. Si nosotros no cambiamos, he ahн la justicia de Dios: las ovejas — hacia la derecha, los machos cabrнos — a la izquierda.

— їEs difнcil para el hombre?

— Es difнcil. Cuando a Dios le preguntaron: їC-omo debe ser el hombre? Йl dijo: para el hombre esto es imposible, para Dios — todo es posible.

Galina Ulitiуnok
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости