La larga fiesta de la infancia

Un silencioso presentimiento del Aсo Nuevo y de la Navidad surge mucho antes de las mismas fiestas. Los primeros copos de nieve facilmente despiertan los recuerdos infantiles acerca del patio de la casa y del monigote de nieve torcido con una zanahoria en lugar de nariz. Una tras otra, como olas, surgen las estampas: como los padres junto con uno sagradamente creнan en el Santa Claus, como de debajo del pino de repente aparecнan los regalos, como sobre uno caнa el flujo de golosinas. En la familia de Svetlana y Aleksandra Voroshнlov el milagro navideсo se prolonga ya 20 aсos. Tanto tiempo se prolonga aquн la infancia que no tiene fiestas tan brillantes en comparaciуn con el Aсo Nuevo y la Navidad
La familia es ъnica. No solamente para la ciudad de Zhlobin, donde viven los Voroshнlov que educan a siete hijos. Sino para la Belarъs en general. Aunque sea porque tener tantos hijos en nuestro siglo impetuoso — es casi una hazaсa. Y ademбs porque criarlos dentro de una alegrнa es una cosa de los adultos sabios. Por lo demбs, Svetlana Boroshнlova, la dueсa de esta casa luminosa, facilmente elude mi entusiasmo.

— Cuando nosotros con mi marido — aъn egresados del Instituto Tecnolуgico de Vнtebsk — en el aсo 1979 llegamos a Zhlobin a la fбbrica de pieles en calidad de ingenieros, nosotros ni siquiera pensбbamos tener una gran famila y niсos. Ardнamos con el deseo de trabajar. Yo encontraba un gusto especial en los trabajos sociales, Sasha se incorporу muy bien en la producciуn — ahora йl es especialista principal del departamento de mercodotecnia. Nuestro primer hijo — nuestra hija Nastia — apareciу cuando yo tenнa 27 aсos.

El segundo en la familia de los Voroshнlov naciу Evgueni, despuйs apareciу Seriozha. Svetlana se encontrу ante al elecciуn: el hijo o la aspirantura.

Dice que en aquel momento ella se escuchу a sн misma: “En verdad este podrнa ser mi camino que me ha trazado Dios”. Y eligiу al hijo. Y ademбs a los cuatro futuros hijos: los mellizos Vania y Ania, Liza y Gueorgui. La fбbrica entraсable le ayudу a la familia que rapidamente crecнa. En un edificio le entregaron dos grandes apartamentos con seis habitaciones. Los subsidios por el cuidado de los niсos y el sueldo del marido les permitнan sentirse con un confort suficiente. Y ahora la familia — por ahora con las fuerzas del Ivбn de 12 aсos — esta proyectando su propia casa. El crйdito sin intereses y a largo plazo para la contrucciуn de una vivienda que el Gobierno ha comenzado a conceder a las familias numerosas, — es sobre lo que en forma seria piensan los Voroshнlov.

...Y he aquн que ya 15 aсos Svetlana exclusivamente es mamб y no se lamenta en absoluto de ello. Aunque su trabajo no es en absoluto fбcil. Pero Svetlana no me admite mi sonrisa compasiva. Por supuesto, no es fбcil, dice ella. Pero con la apariciуn de cada hijo una se devuelve a la infancia y de nuevo comienza a tener conocimiento de todo. En cambio los hijos crecen y me ayudan bastante bien. Cocinan, hacen la limpieza, lavan, van a comprar, ayudan en la dacha (casa de campo).

Svetlana y Aleksandr — son padres progresistas. La mamб no solamente todas las maсanas acompaсa a los niсos a uno de los mejores establecimientos educacionales de la ciudad — al gimnasio lingьнstico (todos ya son escolares), pero frecuentemente junto con ellos estб presente en las clases. Todo esto es para sentirse de igual a igual, y ayudar cuando sea necesario. No menos tiempo Svetlana dedica al tiempo libre de los niсos, a los cuales en un coche los lleva a los cнrculos y secciones. La filosofнa de los padres es sencilla: el niсo debe probar fuerzas en todo para encontrar lo principal, que le va a ser interesante ocuparse en su vida.

Como resultado de sus pequeсos йxitos a mн me da vueltas la cabeza. Nastia de 22 aсos, es la primera que pasу por el camino de la filosofнa de los padres, actualmente estudia en el doctorado de la Universidad de Ciencias Polнticas de Parнs. La hija mayor aъn en la escuela tenнa muy buenas calificaciones en francйs, triunfando en las olimpнadas y concursos, y como resultado obtuvo una invitaciуn para estudiar gratis en un establecimiento extranjero de educaciуn superior en la facultad de economнa. El segundo de la fila — Evgueni — ahora es estudiante de la Universidad de Economнa de Budapest. Casi la misma historia. La capacidad para el estudio de las lenguas y las particularidades del carбcter llevaron al muchacho a Hungrнa a la facultad de diplomacia econуmica. La mamб esta segura: los hijos terminarбn de estudiar, pasarбn una buena escuela de supervivencia, y despuйs sin falta volverбn a casa para que aquн se realicen por sн mismos. Viendo a los mayores: hacen esfuerzos tambiйn los menores. El alumno del noveno curso de la escuela Seriozha estб seriamente entusiamado con el volleyball, con la fotografнa comъn y de video. Vania muestra capacidad para las matemбticas. Ania — es una alumna excelente, es bailarina y maestra en el oficio de los abalorios. Liza y Zhora prueban sus capacidades en el deporte y en la mъsica. Ellos realmente lo tienen todo por delante.

Y la mamб se entristece un poco. Todos juntos ahora se juntan solamente para las fiestas — para el Aсo Nuevo y la Navidad, para los cuales en la familia de los Voroshнlov comienzan a prepararse ya en noviembre. Es que el programa es muy grande. Tomemos aunque sea el concurso del mejor adorno de las habitaciones y de los pinos. O la confecciуn de los trajes de carnaval. Las hadas, los erizos, los magos, los mosqueteros — a quiйn no se se podrб encontrar el 31 de diciembre aquн. ЎY la representaciуn de Aсo Nuevo! Cada aсo los niсos lo preparan en secreto sin que los padres lo sepan — tal es la sorpresa para el papб y la mamб.

Y si el Aсo Nuevo donde los Voroshнlov — es una fuente de estado de бnimo, de fuegos artificiales y de barahunda nocturna junto al pino con el infaltable Santa Claus — con Ivбn y la Blancanieves — con Liza, en cambio la Navidad es una alegrнa silenciosa de la fiesta familiar, cuando los miembros de la familia los parientes cercanos se sientan ante una misma mesa. El pavo relleno con manzanas, pasteles con setas, aspic de carne, asado en potes. La risa, las bromas, las conversaciones, las cosas sabrosas.

Los Voroshнlov todo esto me cuentan, y yo de repente entiendo: precisamente en tal familia grande esta fiesta es luminosa a lo cristiano y es humanamente hermosa. Y los milagros son posibles. Solamente que hay que batir con la varita mбgica de casa que se llama Amor, en cuya fuerza aquн todos incondicionalmente creen.

Violetta Draliuk
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?