La integraciуn monetaria: pro y contra

El medio ъnico de pago puede determinarse solamente por el beneficio para las partes interesadas
El gobierno bielorruso hace poco tiempo atrбs confirmу: la introducciуn del rublo ruso en Belarъs serб aplazada hasta la obtenciуn de las garantнas necesarias de parte de Rusia. Minsk calcula a fondo las ventajas y las consecuencias de la renuncia a la divisa nacional y, en correspondencia, a la polнtica financiero-econуmica nacional.
Sн, en Belarъs no hay grandes reservas de materias primas energйticas, no hay una salida directa a los mares, no tiene el cerco de polнtica exterior mбs favorable, etc. A pesar de esto la repъblica ha conservado y multiplicado su complejo cientнfico-industrial. Evidentemente que tanto “el suministro complementario” de materias primas como “el suministro complementario” financiero de la economнa poseen una importancia estratйgica para Belarъs.
El sistema financiero bielorruso en grado mнnimo depende de los saltos de la conyuntura mundial de divisas y de mercancнas gracias a la prioridad de los intereses estatales en la polнtica econуmica y a regulaciуn estatal del desarrollo socioeconуmico. Una ventaja mбs es que Belarъs a diferencia de la mayorнa de los paнses de la ex-URSS no funda sus esperanzas en la exportaciуn de materias primas y de productos semifabricados.
La polнtica de emisiуn y el relleno del dinero bielorruso se determinan no por las directivas del FMI y no por sus normas “de prioridades antiinflacionistas”, sino por las necesidades socioeconуmicas reales del paнs. De esta manera es que precisamente Belarъs tiene la deuda mнnima, dentro de la ex-URSS, ante el FMI, en cambio no le debe absolutamente nada al Club de Parнs y de Londres. Evidentemente que en tales condiciones cualquier paнs puede realizar una polнtica financiero-econуmica independiente, sin colocarse bajo las condiciones de su crйdito externo.
El presidente del Comitй Ejecutivo Regional de Grodno Vladнmir Sбvchenko relatу al autor de estas lнneas:
— El nivel de los sueldos, por ejemplo, en la agricultura aquн por ahora es bajo: en promedio 200 dуlares USA. Pero, en primer lugar, este nivel se calcula a partir de los resultados de un trabajo concreto. En segundo lugar, su capacidad de pago y compra es mayor que en la mayorнa de los otros paнses de la CEI gracias a la regulaciуn estatal de la formaciуn de precios.
Segъn la opiniуn del perito del instituto internacional de problemas socioeconуmicos “F.Schiller” (Alemania) Williams Endachl, “el paso rбpido al rublo ruso con la renuncia a la polнtica socioeconуmica nacional de hecho va a difundir el modelo ruso, si se es mбs exacto, sus criterios monetarios y, lo principal, sus resultados a Belarъs, y esto con seguridad con la misma velocidad “harб caer” la economнa bielorrusa y la esfera social”.
Belarъs exige garantнas crediticias privilegiadas de parte de la FR. En el cбlculo de las garantнas crediticias, Minsk apela ante todo a la capacidad de pago y compra del rublo ruso y de su equidad con aquel mismo нndice para el rublo bielorruso, en cambio la parte rusa en calidad de criterios principales considera en esta cuestiуn los plazos y las condiciones de la concesiуn de crйditos. Entretanto la cotizaciуn del rublo bielorruso, y en consecuencia los precios en Belarъs, estбn unidos no al dуlar USA y al euro, sino a la “canasta” de divisas. Hasta un cuarto de la circulaciуn del comercio exterior anual de Belarъs y casi un tercio de las inversiones extranjeras industriales de capital en su economнa recaen sobre Polonia, Ucrania, Letonia y Lituania. Tal polнtica evita la dependencia del paнs, de su divisa, del sistema financiero contra el monopolismo de una-dos divisas extranjeras y, en consecuencia, de la polнtica de emisiуn y crediticia de aquellos paнses, a cuyos intereses su divisa sirve.
Los principales resultados de la polнtica financiero-econуmica de Minsk son los siguientes:
— la capacidad de pago y de compra del dinero bielorruso — en proporciуn con los pagos dinerarios — entre las otras divisas post soviйticas ocupa uno de los primeros lugares dentro de los paнses de la ex-URSS;
— el estado directa o indirectamente subsidia la mayorнa de las ramas, lo que permite evitar un desempleo masivo y, en consecuencia, la tensiуn sociopolнtica en el paнs;
— el estado independientemente dispone de sus recursos de crйdito y de los ingresos de la exportaciуn para la estimulaciуn de la economнa nacional y para el apoyo de la esfera social.
Como seсala el Primer Ministro de Belarъs Serguei Sidorski “en lo que se refiere a la polнtica dineraria y a sus parбmetros, nos interesa ante todo, quй y cuбnto se puede comprar, pagar, etc. por una cantidad concreta de dinero”. Como considera la directiva bielorusa, los “records” de inflaciуn mнnima y la privaciуn artificial de la economнa industrial o de la esfera social del dinero, como muestra la situaciуn en muchos paнses, son susceptibles de provocar problemas esenciales no solamente de carбcter econуmico.
Hacemos recordar que en correspondencia con los acuerdos bilaterales de los aсos 1996–2001, al principio se planeaba introducir precisamente el rublo de la Uniуn con un centro unificado de emisiуn (en Moscъ o en Minsk) y una polнtica financiera-econуmica idйntica. Despuйs estos acuerdos se transformaron en conversaciones sobre el paso de Belarъs al rublo bielorruso y, en consecuencia, a la polнtica financiera-econуmica rusa. Pero tal copia, en opiniуn de los analistas bielorrusos, tiene el riesgo de convertir a Belarъs en una unidad administrativa de dotaciуn de la Federaciуn Rusa.
La parte bielorrusa propone varias variantes de la integraciуn monetaria: la creaciуn de una unidad de compensaciуn en calidad de medio ъnico de cuentas recнprocas entre las empresas de ambos paнses; la instituciуn del Consejo Monetario encabezado por ambos bancos nacionales con una representaciуn paritaria — segъn el modelo del Banco Central Europeo — de un banco central supranacional del Estado Unificado en calidad de centro ъnico de emisiуn. Tales variantes, en opiniуn de Minsk, deben ser establecidas en el Acta Constitucional del Estado Unificado. Como subrayу en Minsk en la reciente conferencia de prensa el presidente de la Directiva del Banco Nacional de Belarъs Piotr Prokopуvich, “es necesario crear un primer lugar un espacio aduanero-econуmico ъnico y con iguales derechos para ambos partes, cuya etapa conclusiva debe llegar a ser la introducciуn del rublo ruso. Solamente en este caso es posible la introducciуn de una divisa ъnica”.
A propуsito, hay ejemplos de uniones econуmicas que hace tiempo existen, donde no hay y no se espera una absorciуn econуmico-polнtica intergubernamental. Por ejemplo, en la uniуn monetario-aduanera de Suiza y Lichtenstein, que estб vigente desde el aсo 1921, el Banco Nacional de Suiza emite el franco local tambiйn para el Principado de Lichtenstein, el cual lleva a cabo una polнtica financiero-econуmica independiente que se diferencia de la suiza. Pero estos paнses tienen diapasones coordinados de las tasas de interйs, de los impuestos, de los precios, de las tarifas externas de exportaciуn-importaciуn — precisamente los diapasones, y no los нndices numйricos finales. Las necesidades de emisiуn de Lichtenstein que son incomparablemente menores que en Suiza, y los volъmenes adicionales de emisiуn pagados por el principado, cuando a йl le son necesarios mбs allб de los volъmenes acordados, — son los principios fundamentales de la acciуn de los dos estados soberanos — de una monarquнa y una repъblica confederativa. Aunque tambiйn son incomparables uno con el otro en lo econуmico y en lo territorial.

Yuri Akъlov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?