La cartera de tнtulos

Cуmo ayuda a administrar las empresas de acuerdo a los intereses nacionales
Precisamente la plaza bursбtil se convierte hoy en el propulsor de las inversiones y del desarrollo de la cooperaciуn entre diferentes empresas. En muchos paнses las empresas unitarias siguen existiendo sуlo en la esfera del negocio pequeсo y a veces mediano. Las transnacionales y las empresas grandes estбn representadas en general por el capital social. En las condiciones de globalizaciуn para convertir una empresa en competitiva en el mercado mundial y para evitar con eso los numerosos riesgos, relacionados con la competencia, son necesarios muchos activos.
Se puede discutir hasta enronquecer sobre la globalizaciуn. Y los adversarios, igual que los partidarios de este proceso, podrбn nombrar muchos hechos y argumentos para defender su punto de vista. Por otra parte, los partidarios mбs fervientes de ambas partes son algo idealistas. Es poco probable que 200 estados del planeta Tierra en el futuro mбs prуximo se unan en un paнs. Por otro lado la mayorнa de los estados no puede apartarse, meterse en su concha. Las economнas de diferentes continentes se han entrelazado mucho. Notamos que eso se refiere no sуlo a los paнses desarrollados, sino tambiйn a los representantes de los paнses de asн llamado “tercer mundo”. Claro estб que los miembros industriales de G8 pueden mirarles con altanerнa. Sobre todo en el sentido polнtico. Pero desde el punto de vista econуmico todos dependen uno de otro. Porque cada paнs tiene, como mнnimo, varios rasgos distintivos, que influyen en los mercados globales y, como consecuencia, en los nacionales indirectamente. Por ejemplo, Colombia es el lнder en la esfera de fabricaciуn del caucho, Cуte-d`Ivoire es famoso por su cacao, India ya es uno de los productores principales del soporte lуgico en el mercado mundial…
Claro que el siglo pasado la polнtica y la economнa iban hombro con hombro. Pero йsa ha ocupado hoy la posiciуn predominante. Por ejemplo, Estados Unidos no son partidarios de Venezuela, mientras tanto con mucho gusto el paнs compra en Venezuela millones de barriles de petrуleo. Alemania, que miraba con recelo a los paнses de Europa del Este, traslada hoy una serie de producciones a Rumania y Hungrнa. Y Polonia que tenнa tantas ganas de adherirse a la Uniуn Europea se indigna con el proyecto ruso de construcciуn de gaseoducto por el fondo del Mar Bбltico: es que ahora los suministradores occidentales podrбn recibir el combustible azul, dejando al lado este paнs. Por cierto, las sanciones de los Estados Unidos respecto al consorcio belaruso “Belneftekhim” tambiйn resultaron parciales. Intentaron obstaculizar la actividad de la rama de refinerнa de petrуleo, pero a los abonos de potasio dieron la luz verde. Pero se puede comprenderlo: esta mercancнa interesa mucho a los granjeros norteamericanos. Es una tonterнa quitarles la “alimentaciуn” para las plantas mientras que en el mundo reina la crisis alimenticia. En lo que toca al combustible automovilнstico y los derivados petroquнmicos, pues йstos estбn importados por los Estados Unidos de Belarъs en cantidades muy modestas. Es decir si los franceses suelen aconsejar “Busque a la mujer”, pues en la geopolнtica actual otro axioma es vigente: “Busque el interйs comercial”.
Y el paнs poco a poco entra en los procesos econуmicos globales. Claro, el mundo contemporбneo no es muy tranquilo. Tampoco sufre del exceso de base moral. Quizб, se quiera defenderse desde el punto de vista psicolуgico de trastrueques intercontinentales, de la lucha por el liderazgo en los mercados, no depender de diferentes crisis… Pero entonces es necesario elegir entre la tranquilidad de la economнa de subsistencia, que no es capaz de vivir en la abundancia en el sentido actual de esa palabra, y la economнa nacional desarrollada, integrada en las corrientes mundiales de producciуn y financieros. No hay tйrmino medio. La repъblica no es rica en los recursos subterrбneos. Dispone de reservas minerales, pero para satisfacer todas las necesidades no son suficientes. Sus cantidades no son nada parecidas a los yacimientos petrolнferos de la cuenca del Golfo Pйrsico: extraiga el “oro negro” de los subsuelos y siga la coyuntura de los precios en las bolsas para no equivocarse de sus cбlculos. Y la producciуn industrial e inmaterial se puede comprar por petrodуlares en Europa, Japуn o Estados Unidos.
El bienestar de Belarъs consiste en la producciуn desarrollada, que hoy en dнa da a la repъblica el volumen principal del producto bruto. Pero las mercancнas nacionales tienen el нndice demasiado alto de las importaciones — mбs de 60 por ciento. Significa que los artнculos, producidos en la repъblica, se componen en su mayorнa de los insumes primarios y detalles extranjeros. Pero es normal, la situaciуn como йsta es propia para muchos paнses desarrollados. Citamos como ejemplo el coche alemбn, que cuenta con el sistema de combustible francйs, la electrуnica japonesa, la tapicerнa turca para los asientos… En el sector del equipamiento tecnolуgico el concepto “paнs productor” ya es impreciso. Los detalles para las lнneas de producciуn pueden fabricarse en decenas de paнses en diferentes continentes. Hasta los domйsticos tan habituales se convierten en internacionales. Hace poco he comprado un traje de producciуn alemana, hecho en China segъn los modelos franceses. Al menos, asн lo estaba escrito en la etiqueta.
La cooperaciуn industrial global marcу otros principios en la polнtica de inversiones. La competencia muy dura en el mercado mundial obliga las empresas a buscar a los contratantes mбs seguros. Y las relaciones contractuales ya no tienen el debido efecto. Nada consolida tanto como los intereses comerciales comunes y la posesiуn conjunta de los bienes. Es la razуn de la popularidad actual del capital social. A menudo las empresas forman las cadenas largas no por los contratos, sino por el dominio de una u otra participaciуn en los activos. Segъn este principio se organiza generalmente la cooperaciуn internacional. Por eso el capital propiamente dicho para hoy ha perdido matices nacionales por completo.
Por ejemplo, el lнder de producciуn de aluminio ruso “RusAl” dispone de carteras de tнtulos de diferentes empresas (de extracciуn, de fabricaciуn de уxido de aluminio y otras) en 19 paнses. El automуvil “Skoda” se considera checo aunque los activos principales de la fбbrica se controlan por la empresa alemana “Volkswagen”. Podemos aludir a muchos ejemplos similares, pero de escala menor, en Belarъs. Por ejemplo, el aсo pasado una de las fбbricas nacionales de lacas y pinturas fue adquirido por un grupo de compaснas, cuyas capacidades de produ-cciуn principales se encuentran en Estonia, y el propietario y el fundador de la empresa es oriundo de Rusia, pero vive en Finlandia. їCуmo podemos determinar entonces la procedencia del capital? Pero fijйmonos en lo principal: la empresa mencionada sigue funcionando en Belarъs, produce los artнculos tanto para el mercado interior, como para las exportaciones, paga los impuestos al tesoro nacional…
El capital extranjero en calidad de las inversiones de cartera es el medio mбs popular para suscitar el interйs de los inversionistas y para establecer las relaciones econуmicas estrechas con los contratantes extranjeros. Como un paso oportuno se puede nombrar tambiйn la reorganizaciуn en equidades de las empresas belarusas grandes que forman el PIB. A lo mejor es el ъnico medio para su posterior desarrollo dinбmico. Por supuesto, hay gente que exagera los hechos reales: pues, dicen que las corporaciones rusas adquirirбn los activos belarusos de los gigantes industriales. Pero no es para tanto. Si las compaснas del vecino oriental disponen de ciertas participaciones en las empresas belarusas, pues se preocuparбn, siendo unos de los propietarios, de los suministros mбs ventajosos de los insumes, asн como estudiarбn las posibilidades de la venta de las mercancнas, tal vez hasta revelen los secretos de los procesos tecnolуgicos. Es verdad que hoy en dнa suelen reorganizar en sociedades anуnimas las empresas estratйgicas para la economнa, y este proceso para nosotros no es nada habitual desde el punto de vista de nuestra sicologнa. Pero no mбs. A propуsito, la S.A. no significa la separaciуn completa del estado y de la sociedad, es sуlo una de las formas para ganar las inversiones y las estrategias del fomento de la producciуn.

Vladнmir Veliamнnov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости