La belleza de diplomacia del pueblo

Los belarusos de Pribaikalye han propuesto a las autoridades de la ciudad de Irkutsk establecer las relaciones de hermandad con las ciudades belarusas

Los belarusos de Pribaikalye han propuesto a las autoridades de la ciudad de Irkutsk establecer las relaciones de hermandad con las ciudades belarusas e incluso han explicado por qué una buena opción para este tipo de cooperación podría ser la ciudad de Vítebsk



Tradicionalmente, en Rusia operan muchas asociaciones de los belarusos. Y con razón: de acuerdo con datos recientes, en el país hermano residen más de 500 mil belarusos. Sin embargo, según el escritor, Valery Kazakov –que dirige la Autonomía Nacional y Cultural, “Belarusos de Rusia”, a partir de 2010, su número puede ser fácilmente multiplicado por tres: tenemos cultura e idioma similares, y en el entorno de habla rusa se están desarrollando muy rápidamente los procesos de asimilación de los belarusos. Recordemos que la Autonomía Nacional y Cultural, “Belarusos de Rusia”, fue fundada el 24 de abril de 1999 de acuerdo con la Ley Federal de la Federación de Rusia, “Sobre las autonomías nacionales y culturales”, y registrada en el Ministerio de Justicia de Rusia el 6 de agosto de 1999. A su vez, en el primer congreso de los belarusos, fue elegido el primer presidente de la asociación, Frantisek Kovrigo. Ahora la Autonomía Nacional y Cultural, “Belarusos de Rusia”, está encabezada por el catedrático, doctor en ciencias, oriundo de la ciudad de Minsk, Sergey Kandybóvich, que fue elegido el presidente en el sexto congreso, asistido por los delegados de casi treinta representantes miembros de la Autonomía Nacional y Cultural, “Belarusos de Rusia”. El congreso tuvo lugar hace un año: el 22 de mayo de 2015, en la Casa de Nacionalidades de Moscú.

En el mismo congreso el vicepresidente de la Autonomía Nacional y Cultural, “Belarusos de Rusia”, fue elegido al activista del movimiento belaruso desde la ciudad rusa de Irkutsk, Oleg Rudakov. A propósito, en algún momento se lo llamaban el “principal belaruso en la Probaikalye”. Siendo oriundo de la ciudad belarusa de Vítebsk, él aún en el año 1996 junto con sus partidarios creó y durante mucho tiempo, hasta 2013, cuando cedió este difícil cargo a Alena Sipakova, dirigió la organización regional pública, “Asociación de Irkutsk de la cultura belarusa Yan Chersky”. Ahora Oleg Rudakov es el un miembro honorario de la Asociación de los Belarusos del Mundo, “Batskaushchyna” (elegido en el congreso en 2013 celebrado en Minsk) y el miembro de “Vyalіkaya Rada” (“Gran Consejo”).

A nuestra oficina el señor Oleg envió la carta dirigida al alcalde de la ciudad de Irkutsk, Dmitry Berdnikov. Antes de presentar la propuesta, él habló brevemente sobre su servicio a la comunidad a fin de unir a los belarusos de Pribaikalye en una diáspora cultural única. Fieron hechos muchos esfuerzos. Aún en septiembre del año 1995 Oleg Rudakov fue delegado en el IV congreso de la Asociación de la Lengua Belarusa en Minsk e hizo un informe sobre la vida de los belarusos en Siberia. Y en noviembre, empezó a recoger al activo de la futura asociación. “Durante 20 años hemos llevado a cabo una serie de eventos de importancia social, así como muchas actividades culturales y educativas, informó Oleg Rudakov. Nuestro trabajo lo llevamos a cabo según 20 áreas más importantes. Prestamos mucha atención al trabajo con los veteranos de guerra, jóvenes y niños. A través de nuestras actividades los belarusos de Irkutsk pudieron utilizar su derecho constitucional a la recuperación, la preservación y el desarrollo de las tradiciones culturales de sus antepasados, así como ejercer su derecho a estudiar su lengua materna y conocer el patrimonio histórico”.

Además de eso, Oleg Rudakov fue participante de varias conferencias científicas celebradas en Minsk, Novosibirsk, Irkutsk y Moscú. Tiene docenas de publicaciones y trabajos científicos. En diciembre del 2010, organizó en Irkutsk la conferencia científico-práctica internacional bajo el título, “Aniversario número 100 de las reformas de Stolypin, la migración masiva de los belarusos a Pribaikalye”. También logró atraer a su trabajo a los científicos de Minsk, Moscú, Ekaterimburgo, Novosibirsk, Irkutsk, así como a los historiadores desde los pueblos belarusos de la provincia de Irkutsk. Por su trabajo desinteresado el señor Oleg obtuvo diplomas y certificados, incluso a nivel gubernamental, otorgados por la parte tanto belarusa como rusa. En la primavera de 2010, el señor Oleg fue galardonado con la medalla del Gobierno de Belarús Francisco Skaryna,y en 2011 recibió la medalla de aniversario (provincial) y el signo de honor (municipal), dedicados al 350° aniversario de Irkutsk. Es importante que con eso Oleg Rudakov, como se dice, no se aferra al poder: “Al preparar una generación joven, criada en la organización, decidí pasar las riendas a los jóvenes, mientras trabajaba activamente en el movimiento belaruso para la preservación y el desarrollo de la cultura belarusa”.

Puede ser considerar como un gran mérito del señor Oleg también aquel hecho de que ahora en Irkutsk hay dos asociaciones de los belarusos: la sociedad de los belarusos de Irkutsk y el club de jóvenes, “Krívichi”. Ambas, comunica el señor Oleg, tienen su propio activo, las fuerzas creativas y se mueven en la misma dirección, cumpliendo con diferentes tareas.

Pero la idea de Oleg Rudakov es la siguiente: “Como Irkutsk ya tiene desde hace mucho tiempo los lazos históricos y culturales con Belarús, en mi opinión, sería muy conveniente establecer relaciones de hermandad entre Irkutsk y la ciudad belarusa de Vítebsk. A su vez, la diáspora belarusa contribuirá a la profundización y la ampliación de las relaciones multilaterales: ustedes pueden confiar en nuestra actitud muy activa”. Más adelante Oleg justifica su elección a favor de la ciudad en el río Dviná. Entre Irkutsk y Vítebsk, cree él, existen estrechos vínculos. Por ejemplo, la ciudad fue fundada por dos científicos prominentes: Mykola (Nicoi) Vitkovski: arqueólogo, conservador del museo (1874), miembro del comité directivo de la “filial del este de Siberia de la Sociedad Geográfica Rusa”, y Yan (Iván) Cherski: geólogo, geógrafo, investigador del lago Baikal. Ambos nacieron en afueras de la ciudad belarusa de Vítebsk: el primero en el pueblo de Mókshino, municipio de Surazh (a 26 kilómetros de Vítebsk) y el segundo en la finca Svolna, municipio de Drissa (a 150 kilómentros de Vítebsk). Además de eso, los dos participaron en el levantamiento de 1863 en Belarús y estaban en Vítebsk antes de ser exiliados. El destino los llevó a la ciudad muy lejana de Irkutsk, donde ellos se convirtieron en grandes científicos. Yan Cherskii vino en otoño de 1871 y Mikola Vitkovski en 1873. Ambos fallecieron en Siberia. A propósito, la esposa de Yan Cherski, Mavra Pávlovna después de la muerte de su marido (en 1892) se fue a Vítebsk y vivió allí durante mucho tiempo, hasta el año 1935. Se conservó también la casa de Mavra Chérskaya en Vítebsk. Ahora, informa el señor Oleg, se están llevando a cabo las negociaciones a fin de crear en aquella casa el museo no sólo de la familia Chérskiye, sino también de otros belarusos que se encontraron en Siberia, y más tarde se hicieron conocidos investigadores.

El segundo grupo de relaciones comprende las realidades de la Segunda Guerra Mundial. Muchos vecinos de Irkutsk participaron en la famosa “Operación Bagratión”, gracias a cual comenzó la liberación de Belarús. Justo en afueras de Vítebsk y Pólotsk los soldados de Irkutsk combatían en batallas más feroces. Los belarusos de Irkutsk ya recogieron materiales, llevaron a cabo las investigaciones sobre este tema. A propósito, la división de misiles de Vítebsk conocida en Irkutsk también tomó parte de la operación. Además de eso, había otra división de artillería que liberaba a Vítebsk. Y lo hacía con éxito, pues se le fue otorgado el título división de guardia de Vítebsk. Después de la guerra, al ser modificada para la división de misiles, ella estaba en la provincia de Vítebsk. Después del colapso de la antigua Unión Soviética comenzó la retirada de las tropas de misiles de Belarús y por el destino los militares se encontraron en Irkutsk.

Y el tercer argumento de Oleg Rudakov: “El momento actual también hace que precisamente la ciudad belarusa de Vítebsk debe ser elegida como la ciudad hermanada de Irkutsk. Allí hay varias empresas y fábricas bien famosas: la planta de televisores, “Vityaz”, la empresa de cosméticos, “Vitex”, las fábricas de calzado, “Marco” y “Belvest”, etcétera. Algunas de éstas ya tienen mucha popularidad en nuestra ciudad: aquí fueron abiertas las representaciones de la empresa de calzado, “Belvest”, y el consorcio, “Lino de Vítebsk”.

También Oleg Rudakov aportó al hecho de que entre las ciudades ya han sido establecidos los lazos culturales. Así, el conjunto de auténtica canción de Irkutsk, “Krívichi”, fue invitado a participar en el festival musical, “Bazar Eslavo en Vítebsk”, y en 2011 ganó el título del ganador del foro de las artes de los belarusos del mundo. Y en 2012, el conjunto artístico, Krívichi”, tomó parte de la celebración del 1150º aniversario de la ciudad de Pólotsk, ubicada en la provincia de Vítebsk. “Claro que si las ciudades se hacen hermanadas, los lazos sociales, económicos y culturales se profundizan y se amplían mucho, asevera Oleg Rudakov. Ahora, por ejemplo, son bien probables las giras del Teatro Nacional Académico de Drama Yakub Kolas en Irkutsk. Espero que pronto sea abierta la Casa-Museo de los Chérskiye en Vítebsk y se desarrollen también otros proyectos muy importantes”.

Sólo el tiempo dirá, si los sueños y las propuestas de Oleg Rudakov se hagan realidad o no...

Iván Ivanov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?