Inmensidad de creatividad

En la Galería de Bellas Artes de la Unión de Pintores de Belarús se celebró la exposición personal conmemorativa de la pintora y diseñadora Irina Kuznetsova “Los ritmos del tiempo”
En la Galería de Bellas Artes de la Unión de Pintores de Belarús se celebró la exposición personal conmemorativa de la pintora y diseñadora Irina Kuznetsova “Los ritmos del tiempo”. La autora trabaja en diferentes técnicas: vidrio, pintura, foto, computación gráfica.  

Irina Kuznetsova (en el centro) en la apertura de su exhibición personal

 El vidrio de arte fue presentado en la exposición actual por las obras figurativas con los títulos líricos “El cuento de invierno”, “El guisante para la princesa”, “El deshielo”. “El guisante para la princesa” es una decisión graciosa del dilema famoso expresado en forma decorativa. La autora reunió muchos discos de vidrio-mantas colocados en una pirámide. El colmo de esta composición es un guisante: como una corona que acumula todos los rayos de luz. Hace unos años fue creada la composición “El beso soplado” compuesta por cinco platos descoloridos. Está hecha en técnica de formación libre. Está decorada con las mariposas de cristalpegadas. En el plato más grande está grabado un verso:

Todo es magnífico, me voy, con problemas y preocupaciones,
Dijimos todo uno a otro, sobre el tiempo, el trabajo.
Pero el corazón se deshiela para algo… Estoy pintando de memoria,
Como vuelan sobre tilos dos besos soplados.

Es que Irina Kuznetsova escribe los versos, relatos. Es una parte de su naturaleza creativa. Uno completa a otro. Ya yuda en la plenitud de sus imágenes de autor.

Entre las obras presentadas en la exposición es interesante también la composición decorativa “El viento”. La sensación del mundo lírica, el carácter metafórico y el simbolismo, la ponderación minuciosa de recursos expresivos, la condicionalidad de las formas refuerzan la percepción de la fantasía poética de la autora. Tres vasos descoloridos como se debe en pleno otoño, bajo la presión del viento fuerte pierden las hojas-símbolos rojas, amarillas, azules. Esla última contemplación y la despedidad y los colores estivales.

Irina Kuznetsova. “Abeites”

La fotografía digital y la computación gráfica para Irina es un nuevo instrumento creativo del arte actual. En 2010 se hizo laureada de la II Exposición Internacional de Arte Digital TERRA-VITA celebrada en la Biblioteca Nacional de la República de Belarús. A pesar de los títulos rudos de las obras — por ejemplo, “La urbanización” — en las cuales la autora muestra las grúas viejas usadas, el metal oxidado, los espectadores pudieron ver el tiempo reflejado en ellas. El tiempo que no se para.

En las obras pintorescas de Irina Kuznetsova sin dudas se siente el ritmo de hoy. Su obra “Los opus geométricos de la coreografía moderna” formada por cuatro partes está creada bajo la impresión del Festival de Coreografía Moderna en Vítebsk. Son vidrieras de colores originales rodeadas del espacio aéreo blanco.

Y el díptico “Los techos de Praga” se basa en las impresiones emocionales del viaje a esta ciudad hermosa. Todas las obras están llenas de los tonos cálidos y solares. Los colores de los cielos, techos, edificios, hierba que vienen adquiriendo el colorido dorado — todo eso es la percepción personal y la transmisión de diferentes estados de la naturaleza.

Irina Kuznetsova. “Los ritmos del jazz”. Tela

Los esbozos de estas obras y también de las obras “Los ritmos de jazz” y “La brisa del Báltico” fueron hechos en la computadora y luego fueron trasladados al lienzo.

— La computadora tiene sus líneas, su ritmo técnico, lo que es más cercano al espectador contemporáneo, considera Irina Kuznetsova.

Ala fiesta de “Pascua” Irinadedicó enlaexposición una obra conceptual compuesta por 40 grabaciones pintadas como huevos de Pascua y colgadas debajo del techo para crear una atmósfera festiva. Por asombro de la autora y los espectadores a la apertura “voló un ángel”. Tal regalo lo hizo a la homenajeada el Teatro Juvenil Popular Kolesó de Vítebsk.

Irina Kuznetsova. “Centeno 2”. Gráficos de computador

Irina Kuznetsova es la pintora polifacética capaz de asombrar a la gente. Al graduarse del Instituto de Bellas Artes (ahora es la Academia de Arte Estatal Belarusa) trabajaba en el taller monumental del Combinado de Arte y Producción de Minsk. Creaba las vidrieras de colores fundidas, arañas, composiciones tridimensionales para los locales públicos en Minsk: la Escena Pequeña del Teatro Yanka Kupala, los restaurantes Na Rósstaniaj y Réchenka, la guardería infantil Gnómik, la Biblioteca Yanka Kupala, el Museo de Gloria Popular en Miádel.

De su padre — arquitecto y pintor Iván Medvédev — ella heredó la comprensión y el amor hacia la arquitectura. Irina participaba en los concursos de concepciones de arquitectura y proyectos en Moscú. Tales como “El monumento conmemorativo” dedicado a las víctimas del estalinismo, “La Iglesia en Honor del 1000º del Cristianismo”. Está condecorada con el diploma del Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

 Irina Kuznetsova. “La brisa del Báltico”. Tela

Irina es una de las primeras comenzó a dedicarse al arte abstracto. Están en memoria tales sus series pintorescas como “La música y los músicos”, “De Mozart a Schnittke” que tuvieron lugar en el Palacio de Artes en Minsk y la Galería Vera en Riga, los proyectos conceptuales “La canción de cuna para el sol”, “I” bajo el signo “RA” — en la Biblioteca Nacional de la República de Belarús, “El autógrafo”, “Los versos Yo” — en el Palacio de Artes. Las obras creativas de la autora están en los museos, galerías y colecciones privadas en Rusia, Belarús, Ucrania, Lituania, Letonia, Italia, Israel, Alemania, EEUU.

En 1995 Irina Kuznetsova fue condecorada con la medalla de la Unión de Pintores de Belarús “Por los méritos en las artes plásticas”. En aquel mismo año se hizo autora de la concepción y la presidenta permanente del comité organizador de la acción benéfica cultural pacificadora “La reunión infantil internacional” desarrollada en diferentes ciudades de Belarús. Celebraba las acciones para niños junto con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Representación de las Naciones Unidas en Belarús. Supervisaba las exposiciones y reuniones para los niños y jóvenes talentosos. En 2002 fue condecorada con el diploma de la Representación de las Naciones Unidas por organizar la exposición del dibujo infantil “Yo, tú, él para la ONU”.

Irina Kuznetsova. “Los opus geométricos de la coreografía moderna”. Tela

Desde los años estudiantiles Irina colaboraba con la prensa acerca de los problemas de cultura y arte, creatividad juvenil.

Se dedica a la literatura también. Tiene publicadas algunas colecciones de versos, cuentos y novelas para los niños. Su credo es “La pintura, la música, la poesía — el código único del pensamiento”. Precisamente por eso muchas de sus obras de vidrio, pintura, computación gráfica Irina las firma con sus propios versos.

—Nací en Vilna, por eso para mí tanto como para muchos en Belarús la cultura de Lituania es muy cercana, dice IrinaKuznetsova. — En la actualidad estoy preparándome para una exposición conjunta de los pintores belarusos y lituanos. Además, después del viaje a Barcelona me surgió la idea de una nueva exposición conceptual. Para el pintor es muy importante viajar mucho y ver muchas cosas. Las numerosas obras del arte que vi en los museos de Barcelona me dieron un empuje de energía. Sí, en la actualidad para el pintor los tiempos son complicados. Hacer una exposiciónes un placer caro. Comunicamos poco, discutimos el arte también poco. Pero los pintores tienen el potencial creativo. Si quieres crear, entonces la imaginación no tiene límites. El material o mejor decir su falta no puede obstaculizar la materialización de las ideas creativas. Especialmente en el espacio del arte actual.

Veniamín Mijéev
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости