Imagen del libro belaruso

[b]Las manifestaciones del arte son amplias y variadas. No son sуlo pinturas o esculturas. Son tambiйn canciones y bailes, asн como los diseсos bien originales. Es decir, es todo lo que se puede ver y donde se percibe una idea creativa y que puede formar parte de la esfera cultural. Esta vez, hablaremos del arte del libro belaruso. Es mбs bien, sobre su componente muy importante como el acabado grбfico. La habilidad con los medios expresivos y buen gusto artнstico lograr йxitos en este negocio tiene largas tradiciones. Para comprobarlo, vamos a analizar un plazo de tiempo de sуlo un siglo. [/b]
Las manifestaciones del arte son amplias y variadas. No son sуlo pinturas o esculturas. Son tambiйn canciones y bailes, asн como los diseсos bien originales. Es decir, es todo lo que se puede ver y donde se percibe una idea creativa y que puede formar parte de la esfera cultural. Esta vez, hablaremos del arte del libro belaruso. Es mбs bien, sobre su componente muy importante como el acabado grбfico. La habilidad con los medios expresivos y buen gusto artнstico lograr йxitos en este negocio tiene largas tradiciones. Para comprobarlo, vamos a analizar un plazo de tiempo de sуlo un siglo.

A lo largo del siglo pasado el arte del libro belaruso pasу un camino largo e interesante. Sufriу cambios evolutivos y fue enriquecido en rasgos muy peculiares, asн como se convirtiу, sin exagerar, en un fenуmeno a gran escala. Claro en su desarrollo el arte de libro belaruso tambiйn parte de las tradiciones de los primeros impresores, entre los cuales, por supuesto, estб Francisco Skoryna. Las formas y el contenido variados del arte de libro belaruso estбn determinados por el hecho de que el mismo ha sido creado por los artistas bien talentosos, cuyas obras se caracterizan por la visiуn ъnica y original del mundo literario y los medios artнsticos, sino tambiйn por las formas estilнsticas peculiares, que han sido aprovechadas para plasmar su concepciуn del mundo, la idea de la obra y el conocimiento de las tendencias artнsticas bien avanzadas.
A principios del siglo XX, el arte del libro belaruso fue un cuadro muy diverso y heterogйneo. En ese momento, algunos de los editores prestaban atenciуn a la calidad y los principios de la combinaciуn armoniosa de papel, letras y composiciуn de pбginas titulares y encuadernaciуn. Dominaba el gusto eclйctico caracterнstico para los representantes de la nueva burguesнa.
El renacimiento de la vida artнstica de Belarъs, que habнa caнdo a la decadencia tras los trбgicos acontecimientos de 1905 en Rusia, pasa a travйs del ampliamiento y desarrollo de actividades de exhibiciуn y ediciуn, la creaciуn de instituciones culturales y educativas y museos. De la clandestinidad salieron muchas personalidades de la cultura y el arte. Sin embargo, las ediciones bбsicas de la йpoca prerevolucionaria, desde un punto de vista estйtico, no han dejado huellas brillantes en la historia del arte, pues comprende el carбcter caracterнstico para las ediciones tнpicas de Moscъ, San Petersburgo, Varsovia y Vilnius. La plataforma estйtica de determinadas ediciones comprende la “moderna” adaptaciуn paneuropea. Pero en tйrminos de la continuidad de las tradiciones del arte del libro belaruso a principios del siglo XX se centraban principalmente en las experiencias y la pintura de caballete.
Ya a principios del siglo XX, muchos paнses europeos, entre ellos Belarъs, buscan nuevos modelos artнsticos de preservar la viabilidad de las tйcnicas artнsticas con el fin de preservar la viabilidad del arte, su presencia en la vida de una persona, dar a los objetos –fabricados segъn las nuevas tecnologнas de producciуn– la apariencia estйtica. La prбctica artнstica no ha tomado el carбcter pomposo de diseсo de libros caracterнstico para el siglo XIX y dirigiу toda la atenciуn al acabado grбfico mбs correspondiente a su tiempo.
En el desarrollo del arte del libro belaruso influenciaron tendencias, que aparecieron en la atmуsfera de la vida artнstica de la ciudad de Vнtebsk de los aсos de 1918 a 1922, las vanguardias clбsicas, que ademбs del entusiasmo revolucionario adquirieron tambiйn las caracterнsticas del futurismo italiano. Los artistas –pertenecientes a los asн llamados constructivistas o suprematistas– comenzaron a convivir bastante pacнficamente con artistas que seguнan otros programas estйticos. Ademбs de eso, de modo activo funcionaba el grupo, que incluso antes de la Revoluciуn de Octubre, apoyaba al programa “Mundo del Arte”.
La escuela popular de arte de Vнtebsk ha dado al mundo a Marc Chagall, que luego se hizo famoso como ilustrador de las obras literarias. Йl hizo acabado grбfico de la reconocida obra de Nikolai Gуgol, “Las almas muertas”, y de “Los cuentos de hadas” de Lafante.
El estilo constructivista del libro era caracterнstico para las casas editoriales de Vнtebsk, Minsk y Gуmel. Las cubiertas suprematistas de libros brillaban con un fuego de йpatage. La mayorнa de los libros eran folletos con una cubierta blanca impresa en un papel barato. Las ideas –transformadas del futurismo y suprematismo– encontraron su expresiуn muy brillante en el diseсo exterior, asн como en los principios del mismo diseсo. Hace falta seсalar que el acabado grбfico de libros adquiriу una nueva calidad a travйs del uso de tйcnicas innovadoras como collage, fotografнa y principios de montaje. Muy a menudo se utilizaban diferentes tipos de impresiуn (litografнa en cubiertas, tipografнa en textos). Los artistas constructivistas de la ciudad de Vнtebsk –E. Lisitzky, L. Khidekel y I. Chashnik– seguнan los principios de la creaciуn de un espacio de publicaciones artнsticas que profesaba el fundador y director artнstico de la asociaciуn “UNOVIS” (“Fundadores del nuevo arte”), Kazimir Malйvich. En el perнodo de 1919 a 1922, йl artistas –siendo uno de los lнderes del proceso artнstico mundial– hizo casi todas sus obras mбs importantes y las multiplicу a travйs de una impresiуn litogrбfica, asн como publicу la ediciуn litogrбfica entera, “Suprematismo. 34 imбgenes” (1920). Sin embargo, su diseсo artнstico resultу ser muy modesto.
En 1919, el estudio de arquitectura y el taller de grabado del popular colegio de arte de Vнtebsk fue dirigido por uno de los lнderes del libro constructivista, E. Lisitzky. En1920, йl hizo diseсo grбfico de la antologнa “UNOVIS nъmero uno”, asн como esbozos para uno de los libros vanguardistas mбs famosos, “Historia suprematista sobre dos cuadrados” (publicada en Berlнn en 1922). Los miembros de la asociaciуn “UNOVIS”, I. Chashnik y L. Khidekel editaron en Vнtebsk la colecciуn de artнculos litogrбficos, “AERO” (1920).
Los artistas constructivistas trabajaban no sуlo en Vнtebsk. Por ejemplo, A. Bykhovsky trabajу en Gуmel, A. Akhola-Valo, P. Gutkovskiy, Y. Ismбilov, I. Korfa y B. Malkin en Minsk. A su vez, uno de los primeros redactores de la Editorial Nacional de la RSS de Bielorrusia, B. Malkin, utilizу las composiciones constructivistas expresivas, como uno de los elementos de la estructura artнstica de la obra. Lo que se reflejу en las “Sombras en el sol” de A. Alexandrуvich (1930). En 1919, en el Departamento de Comisariado del Pueblo en Minsk trbajу tambiйn el otro reconocido artista e investigador, uno de los fundadores y teуricos de la obra tipogrбfica constructivista, el oriundo de la ciudad de Minsk, V. Strzeminskim que aportу mucho a la creaciуn de un nuevo arte del diseсo del libro belaruso.
En los aсos de 1920 a 1930 las tendencias de desarrollo de la grбfica del libro, en primer lugar, fueron condicionadas principalmente por la prбctica del arte en la grбfica de periуdico y revistas. A travйs de los periуdicos y las revistas los artistas pudieron demostrar aquellos principios de diseсo, que ellos desarrollaron especнficamente para las publicaciones.
La base de impresiуn de aquel tiempo no permitнa revelar todo el desarrollo del arte plбstico a travйs de acabados grбficos de alta calidad y elementos de decoraciуn, y fue una de las razones por las que el arte del libro belaruso fue reducido sуlo al acabado grбfico de las cubiertas, que en su mayorнa se asociaban con la propaganda visual: carteles, creados con ayuda de placas lisas de color, asн como pinturas suprematistas no objetivas.
Con el tiempo, fue cambiado el principio del uso de letras. De las adicionales, informativas y secundarias las mismas pasaron a ser componentes iguales y elementos activos de la composiciуn de la cubierta y la pбgina titular. Los artistas ponнan en una composiciуn letras y dibujos geomйtricos. Ademбs de eso, las inscripciones inclinadas se ponнan verticalmente.
En la segunda mitad de los aсos treinta del siglo pasado, bajo la presiуn de la polнtica ideolуgica –encaminada contra las ideas vanguardistas– se cambiaron principios estйticos y la mayorнa de los artistas constructivistas comenzaron a practicar plбsticas figurativas.
Un ejemplo mбs brillante en el arte del libro belaruso en los aсos veinte del siglo pasado fue la obra V. Dvorakovsky, el primer artista importante de la Editorial Nacional de la SSR de Bielorrusia, alumno de V. Favorsky, que en los aсos de 1930 a 1940 se convirtiу en uno de los lнderes del arte del libro soviйtico de preguerra. La sinteticidad del lenguaje visual se hizo su principio de acabado grбfico. V. Dvorakovsky, haciendo ilustraciуn de la obra “Symуn el Mъsico” de Yakub Kolas (1928) y “En el el torbellino de la vida” de N. Zaretsky (1929) llegу a una cierta unidad de las tradiciones del “Mundo del arte” y la estructura constructivista. Sus obras se destacaban por una gran resonancia emocional. El autor conseguнa este efecto mediante el uso en las composiciones decorativas de colores vivos.
De la historia se conoce que el aspecto ideolуgico de los acontecimientos de 1917 no tuvo una influencia directa en la cultura artнstica de Belarъs Occidental. Lo que explicaba el hecho de que la naturaleza de la grбfica del libro y de caballete de los libros en Belarъs Occidental en gran parte estб determinada por las tradiciones del simbolismo europeo.
A principios de los aсos treinta del siglo veinte el estilo constructivista seguнa conservando sus posiciones en el arte del libro belaruso, pero ya corrrespondнa menos al contenido de las nuevas obras literarias. En Belarъs ya no trabajaba el artista M. Filipуvich. Salieron del paнs los vanguardistas: V. Dvorakovsky, S. Yudovin y A. Bykhovsky. En una atmуsfera –llena de ideas de la creaciуn de la nueva cultura belarusa– ellos, siendo “defensores del trabajo esclavo”– no encontraban lugar para sн mismos.
En los aсos treinta del siglo pasado, las mejores fuerzas grбficas se concentraron en la Editorial Nacional de la RSS de Bielorrusia. En el diseсo de los libros tomaron parte A. Tychina, M. Ende, M. Lйbedev, V. Tikhonуvich, V. Bбsov, M. Gъsev, M. Malйvich, I. Milchin, B. Malkin y V. Vуlkov. Las obras de mбs de cuarenta artistas belarusos fueron exhibidos en una exposiciуn especial de las ilustraciones del libro celebrada en Minsk en 1934.
Por desgracia, la decisiones –tomadas en los aсos de 1930 a 1932 en cuanto a las actividades editoriales con centros en Moscъ y Leningrado– casi pararon el desarrollo del arte de las obras grбficas del libro, revistas y periуdicos, asн como de los carteles. Muchas cosas –partes del patrimonio del arte del libro de la primera mitad del siglo XX, y sobre todo, una ediciуn ъnica de una pequeсa tirada– desaparecieron durante los tragнcos acontecimientos de la Gran Guerra Patria.
En el arte del libro belaruso de los aсos de 1930 a 1950 fueron revelados ejemplos de la aspiraciуn de los artistas por la comprensiуn del patrimonio nacional. En sus trabajos ellos empezaron a utilizar los mйtodos de replanteo de las tradiciones nacionales, lo que tuvo carбcter simplificado. Fue disminuido el nъmero de actividades editoriales, fueron impridas pequeсas tiradas en su mayorнa de las ediciones de propaganda. Los artistas V. Vуlkov, I. Davidуvich, M. Malйvich, M. Gutzнev, S. Romбnov y M. Karpenko comenzaron a limitar sus tareas creativas sуlo con la creaciуn de las ilustraciones. Segъn su idea las obras de caballete se percebнan separadas del espacio del libro. En general, el arte del libro de los aсos cuarenta del siglo pasado, al igual que el resto de la herencia artнstica de este perнodo, siguen requieriendo de adicionales investigaciones cientнficas.
A finales de los aсos cincuenta del siglo pasado, los artistas llegaron a entender las formas de resoluciуn de los problemas mбs importantes de la decoraciуn del libro: la uniуn de los texto y las ilustraciones en un solo complejo. En su opiniуn, precisamente el arte grбfico –que tradicionalmente se utilizaba anteriormente– estuvo destinado para devolver alta calidad al acabado grбfico de libros. La devoluciуn de la “calidad grбfica” al arte del libro belaruso los artistas de la generaciуn mayor la veнan en el uso de las tecnologнas de estampa, asн como en los experimentos en esta esfera. Sin embargo, en los aсos cincuenta del siglo veinte, no sуlo en la grбfica del libro, sino tambiйn en la grбfica de caballete el grabado en todas sus formas fue presentado de modo reducido.
Pero a partir del comienzo de los aсos sesenta del siglo pasado el arte del libro belaruso se estaba desarrollando con una relativa rapidez y era lleno de tendencias progresivas. Los escritores y artistas belarusos comenzaron a deshacerse poco a poco de la influencia de los principios estйticos de los aсos de 1930 a 1950. Las imбgenes naturales y demasiado pomposas fueron sustituidas por las mбs variadas en cuanto a su carбcter y tйcnicas de composiciуn. En el proceso de formaciуn de las nuevas tendencias en el arte del libro influyу el desarrollo del arte de caballete y el arte monumental. A su vez, en su plasticidad influyу mucho la plбstica impresa. La “grбficidad” se convirtiу en una de las manifestaciones mбs llamativas: la tendencia mбs importante en el arte del libro belaruso.
Una generaciуn de jуvenes artistas graduados del Instituto Nacional de Arte Teatral de Belarъs- comenzaron a recuperar las mejores tradiciones del arte del libro. El “deshielo” en la vida social y polнtica del paнs se convirtiу en un momento de esperanza: abriу a la juventud –que sobreviviу la guerra– el camino hacia la libertad creativa. Los jуvenes artistas llenaron el libro con las generalizaciones creativas y la grбfica expresiva y de calidad en cuanto a la tйcnica, asн como intentaron vincular la experimentaciуn de los aсos veinte del siglo pasado con los tiempos actuales.
Pero, en el arte plбstico y del libro de los aсos sesenta del siglo veinte nunca fue visto un crecimiento, que se produjo en litaratura. Ademбs de eso, justo en este momento fue ampliada la estructura de publicaciones de libros. Para hacer mбs eficiente la obra editorial y elevar el papel de los editores en la vida cultural del paнs, en 1963 fue creado el Comitй Nacional del Consejo de Ministros de la SSR de Bielorrusia para la prensa, que determinу la imagen de la literatura editada. De acuerdo con las especializaciones fueron otorgados los nuevos nombres.
En los aсos sesenta del siglo pasado fue comenzado el diseсo grбfico el libro del autor. La penetraciуn profunda de los artistas en la esencia de las obras y su interpretaciуn creativa les permitiу crear obras grбficas originales y de alta calidad. A partir de entonces en el arte del libro belaruso durante varias dйcadas dominaron varios profesionales, incluso A. Kashkurйvich, B. Zabуrov, A. Los, V. Sharangуvich y G. Poplavski.
Los artistas de los aсos sesenta del siglo pasado, tal vez, fueran los primeros entre las persnalidades culturales, que comenzaron a repensar creativamente las tradiciones de la cultura belarusa. Estas tendencias fueron muy notorias en el acabado grбfico de libros. No sуlo mбs correspondientes al carбcter nacional de los personajes, sino tambiйn extraнdos del arte popular nacional los motivos decorativos, que armonicamente formaron parte de la estructura artнstica de las ediciones de libros. Precisamente en una uniуn espiritual con las tradiciones y la habilidad de transformarlas en las formas modernas se basaba en la obra creativa de A. Los, G. Yakubenia y V. Sharangуvich. Estos artistas siguieron el desarrollo de las tradiciones del uso de los temas nacionales, que comenzaron a ser analizados en el siglo XIX, la primera mitad del siglo XX, entre J. Drozdуvich y M. Filippуvich.
Un acontecimiento importante –que contribuyу al desarrollo progresivo de la grбfica del libro belaruso– fue la inauguraciуn del taller de estampa en la facultad de grбfica del Teatro Nacional de Arte Teatral de Belarъs. El pedagogo principal fue el reconocido pintor belaruso, S. Gerus, que a partir de 1953 daba clases en la facultad de arte.
A principios de los aсos sesenta del siglo veinte al arte vienen los primeros egresados del Teatro Nacional de Arte Teatral de Belarъs. Los artistas –formados en el paнs– se dedicaron a la cultura artнstica nacional y las prбcticas de ediciуn. En una dйcada, el problema de la formaciуn del personal para el arte plбstico profesional de Belarъs fue resuelto y fueron sentadas las bases de la educaciуn de los artistas profesionales del libro.
El primer curso de los grбficos (1959) –A. Kashkurйvich, R. Vitkovski, I. Romanovsky, I. Nemogay y K. Tikhanуvich– jugaron un papel importante en el desarrollo de las nuevas tendencias en el diseсo grбfico de libros belarusos de los aсos sesenta del siglo pasado. Todos los egresados del ъnico en la RSS de Bielorrusia centro docente supremo de arte defendieron sus tesinas segъn las obras de la grбfica de libros.
La transformaciуn de los dogmas en cuanto el arte del libro belaruso causу en los artistas la necesidad de ampliar constantemente la variedad de mйtodos y medios creativos. Ellos llegaron a la comprensiуn de las tradiciones y sistemas existentes anteriormente, especialmente del perнodo de los aсos veinte, la primera mitad de los aсos treinta del siglo pasado. Ademбs de eso, fueron recuperadas las tradiciones de la improvisaciуn en composiciуn, dibujo y letras (A. Kashkurйvich, G. Poplavski, A. Los). Era el momento de regreso a los principios sintйticos de la creaciуn de la grбfica de libros. El diseсo grбfico del libro volviу a seguir las leyes de la creaciуn del libro ъnico.
En este momento, en la grбfica del libro belarusa comenzaron a trabajar A. Posledуvich, A. Los, G. Yakubenia, A. Demarin, J. Puchinsky, J. Kulik, N. Blazhйnnaya. En el diseсo de libros para niсos ellos continuaron desarrollando temas nacionales conocidos aъn en la primera mitad del siglo XX: M. Filippуvich, P. Gutkovsky, M. Malйvich, B. Malkin, V. Litkу, V. Tikhonуvich, V. Vуlkov, A. Vуlkov y E. Minin.
Georgi Poplavsky en los aсos sesenta del siglo pasado trabajaba en la tйcnica de aguafuerte sobre las ilustraciones para el poema de Yakub Kolas, “Tierra Nueva”. Esta ediciуn llevу el primer йxito internacional de la grбfica del libro belarusa del perнodo de posguerra. En 1969, el libro fue galardonado con un diploma de la Exposiciуn Internacional de la Grбfica y el Arte del Libro en Leipzig.
Precisamente en los aсos setenta del siglo pasado fueron sentadas las bases de la moderna escuela nacional de la grбfica del libro, que se destacу entre otras escuelas del arte.
En los aсos setenta del siglo veinte en la causa de la mejora de la estructura artнstica del libro tuvo lugar el reaprecio de las experiencias de la dйcada anterior y se observу el ampliamiento masivo del diseсo artнstico de libros. En 1972 a base de ediciones de la literatura infantil de la editorial mбs importante del paнs, “Belarъs”, fue fundada la editorial “Literatura”. Los artistas comenzaron a repensar las tradiciones de diseсo de libros, iniciado por Francisco Skaryna y sus seguidores.
Los aсos ochenta, mediados de los aсos noventa del siglo pasado es la йpoca del florecimiento mбs importante del diseсo grбfico de libros belarusos en el siglo XX, es el tiempo de salida del libro nacional en el escenario mundial. Los artistas belarusos lograron importantes йxitos en el diseсo de las obras literarias para niсos. En 1981, fue creada la editorial “Juventud”, que utilizу experiencias de la grбfica del libro belaruso en el diseсo de la literatura para niсos y jуvenes de diferentes edades. Para el arte del libro belaruso de este perнodo fueron caracterнsticas las manifestaciones de repensamiento de las tradiciones populares altamente progresivas. En la grбfica del libro de los aсos ochenta del siglo pasado las ideas del renacimiento cultural de la naciуn –que se revelaron en la cultura belarusa en la segunda mitad de los aсos setenta del siglo pasado– encontraron su materializaciуn mбs viva.
Sуlo en los aсos ochenta del siglo pasado fue iniciado el trabajo encaminado a la interpretaciуn de las letras de impresiуn. Varios intentos fueron realizados por los estudiantes de la Academia Nacional de Bellas Artes de Belarъs. A las composiciones de letras bien exitosas y al desarrollo de los iniciales estбn dedicados los trabajos de arte de A. Kitбeva, A. Shelyuta, G. Matsura, A. Kulazhenko y A. Shupletsov. Las ediciones de los aсos ochenta del siglo pasado llegaron a tener una integridad estilнstica y compositiva, el conjunto del libro. Los artistas aprendieron a decorar libros y con йxito cumplieron con el papel del director de ediciуn, que tuvo que crear una estructura dinбmica. Ademбs de eso, M. Kozlov y V. Klimenko pudieron demostrar todo su talento en el diseсo del libro como “una obra teatral”. En estos aсos al arte del libro uniу a muchos artistas jуvenes. Ademбs de eso, fueron utilizados los nuevos mйtodos y tecnologнas de arte. Los grбficos participaron activamente en los concursos “Arte del libro” celebrado en el nivel de las ex repъblicas y de toda la antigua Uniуn Soviйtica. Los trabajos fueron galardonados con los premios mбs importantes de este sistema de concursos y los diplomas Ivбn Fiуdorov. La literatura –ilustrada por los artistas nacionales– fue ampliamente representada en las ferias internacionales del libro. Por primera vez, las obras grбficas belarusas fueron presentadas en la Feria Internacional del Libro en la ciudad alemana de Frankfurt-am-Main. Los artistas comenzaron a obtener encargos de crear obras grбficas de parte de las casas editoriales extranjeras.
En el perнodo de 1980 a 1990 los trabajos de los decoradores del libro obtuvieron un reconocimiento pъblico. Ademбs de eso, fueron galardonados los artistas grбficos nacionales mбs importantes. El tнtulo del artista popular de Belarъs lo recibieron A. Kashkurйvich, G. Poplavski y V. Sharangуvich, el tнtulo del artista emйrito de la Repъblica de Belarъs: M. Seleschuk, V. Sбvich, L. Asetsky y S. Vуlkov. El Premio Estatal de Belarъs por los logros en la esfera de arte plбstico fue otorgado a G. Poplavsky, A. Kashkurйvich, V. Sharangуvich, M. Seleschuk y V. Spavuk.
En la primera mitad de los aсos noventa del siglo pasado fue reducido el nъmero de libros ilustrados y comenzу una amplia comercializaciуn de la obra del libro y la reorientaciуn de las estrategias de ediciуn en dependencia de la forma de la propiedad en esta esfera. Sin embargo, la apariciуn de las casas editoriales privadas no llevу al desarrollo de la grбfica del libro. Incluso se puede decir que se han perdido algunas posiciones muy altas. Muchos grбficos se dedicaron a la creatividad de caballete y comenzaron a trabajar en la publicidad. Cuando la situaciуn en las editoriales belarusas, la misma se cambiу para mejor. Los maestros no dejaron r sus obras. Ademбs de eso, al arte vino una nueva generaciуn. Sus representantes mбs destacados fueron
J. Alisйvich, P. Tatбrnikov,
I. Gordienok y T. Suchkova.
En el moderno arte del libro belaruso aparecieron las nuevas caracterнsticas bien notorias. Por lo tanto, antes no era imposible incluso soсar con las tecnologнas de impresiуn, que permitirнan imprimir ilustraciones de los originales sin perder calidad. Ademбs de eso, se cambiaron las condiciones de preparaciуn del libro para imprimir, pues altas tecnologнas permitieron crear ediciones mбs brillantes. Los artistas belarusos del libro siempre fueron capaces de aprender y incorporar sus mejores ideas a las obras de la cultura nacional y de la cultura de otros pueblos. Lo que fue demostrado en los trabajos de los artistas nacionales: A.Kashkurйvich, G.Poplavsky, B. Zabуrov, V. Tarбsov y otros.
Es cierto que en la ъltima dйcada del siglo XX, fueron producidos cambios sistemбticos en la vida de nuestro paнs, que coincidieron con la propagaciуn de las tecnologнas de ordenar mбs avanzadas. Lo que a su vez hizo bajar el nivel del tradicional profesionalismo de los artistas. Pero el uso de las tecnologнas modernas en la industria de la impresiуn no era una premisa para excluir la grбfica del libro del diseсo simplificado. El tiempo puso otros acentos: el diseсo grбfico no perdiу sus posiciones y fue reflejado en las ilustraciones, en particular, en las obras de los jуvenes artistas mediante el reconocimiento de su habilidad de ser una expresadores orgбnicos de los rasgos de la identidad nacional.
En la segunda mitad de los aсos noventa del siglo pasado, el arte del libro belaruso entrу en la siguiente fase de su desarrollo y adquiriу los nuevos rasgos muy caracterнsticos. Se preservу la actitud respetuosa hacia el estilo creativo de la manera individual de los artistas. Estos aсos pueden ser nombrados como un perнodo de muchos estilos.
Los maestros tan destacados, como M. Kozlov, N. Sъstova, J. Zelsky, V. Slavuk, M. Borzdyko y T. Melyanets, siguieron creando obras muy interesantes. En 2006, en el concurso “Arte del libro” los artistas
V. Rogolйvich y A. Petrov fueron galardonados con el premio Francisco Skoryna por la ilustraciуn del libro “Victoria. 1418 dнas de la Gran Guerra Patria”. Una de las mejores ediciones de 2005 fue la guнa enciclopйdica, “El Gran Ducado de Lituania” (el artista D. Guerasiуvich). El libro “Mindaugas: el comienzo de la gobernaciуn” –diseсado por V. Lukashik– obtuvo muchos premios en diferentes concursos. El libro de
V. Olshevski, “La impresiуn de equilibrio, o la escalera hacia arriba”, formу parte de ina nueva corriente en el diseсo grбfico. El autor del texto estuvo trabajando sobre el diseсo de la ediciуn, la llenу de mucho material ilustrativo: fotos y su propia visiуn.
El diseсo grбfico de los libros belarusos en los aсos de 1970 a 1980 siguiу los estбndares internacionales en cuanto a muchos aspectos: soluciones de composiciуn de ilustraciones, estйtica de letras, calidad de papel e impresiуn y realizaciуn de las ideas originales. A esta altura, el diseсo grбfico del libro y las tecnologнas poligrбficas de impresiуn son tal que la mayorнa de las publicaciones (emitidas en las editoriales pъblicas, asн como privadas) corresponden a los estбndares mбs altos.
En nuestro tiempo, el arte del libro se asocia no sуlo con las ediciones de la literatura. el principio de mуdulo de la creaciуn del diseсo de libro permite decorar un libro de modo sistemбtico.
A principios del siglo XXI en el concurso nacional “Arte del libro” volvieron a galardonar a los ganadores con los diplomas de Francisco Skaryna. Los mismos se entregan precisamente a los autores belarusos para destacar sus maravillosos trabajos, lo que un buen indicador. El jurado de la Feria Internacional del Libro de Moscъ en 2006 otorgу el Gran Premio al grupo de autores del libro “Chernуbyl”, entre los cuales estuvo el reconocido diseсador de los libros belarusos y editor, Denнs Ramaniuk. Se espera que en un futuro prуximo el libro belaruso pueda ser presentado con йxito tambiйn en otros foros internacionales de libros.
El hecho de que en la actualidad los diplomas se otorgan principalmente no por las ilustraciones de la literatura, sino por las obras sintйticas segъn su carбcter, es el aprecio del trabajo conjunto de diseсador, artista y fotуgrafo. Lo que hace muy actual la tarea de encontrar formas equilibradas, una combinaciуn en el libro de una sola ilustraciуn de arte hecha por el hombre y el diseсo grбfico.
En la historia del arte del libro belaruso del siglo XX las huellas mбs notorias dejaron destacados maestros, como A. Kashkurйvich, B. Zabуrov, V. Slavuk, V. Sharangуvich,
A. Moose, G. Poplavsky, M. Seleschuk y
V. Sбvich. Estos artistas del libro gracias a su estilo de autor y con ayuda de gran variedad de medios artнsticos y la capacidad de penetrar profundamente en el material de una obra literaria, lograron satisfecer a los lectores mбs exigentes en cuanto al diseсo grбfico de libros. Su arte influenciу en el desarrollo de otros tipos de arte plбstico. Con sus logros creativos bien significativos enriquecieron la grбfica del libro belaruso tambiйn los destacados maestros de dibujo, pinturas, diseсo y arte decorativo y aplicado: A. Kitбev, A. Sheliuta, V. Tsesler, S. Vуychenko, M. Savitski, M. Bayrachny, V. Volinets , A. Zimenko y otros.
Hoy en dнa, se puede decir que la imagen artнstica de libros nacionales se ha convertido en una cuestiуn de orgullo nacional. Las obras de artistas belarusos regularmente se exhiben no sуlo en Belarъs. Son reconocibles en grandes exposiciones internacionales de arte y se destacan por diplomas, asн como reciben comentarios positivos de los expertos en las ediciones especializadas. Estos logros se hicieron posibles gracias a la existencia de la escuela nacional de arte grбfica, que diу sus frutos tras grandes esfuerzos combinados de los estudiantes de las diferentes escuelas de arte en la antigua Uniуn Soviйtica, de muchos profesores de la Academia Nacional de Artes de Belarъs y de miembros de la Uniуn de los Artistas y la Uniуn de Diseсadores de Belarъs. Claro que el arte del libro inevitablemente influencia en todos los problemas de la actualidad. La creciente complejidad del lenguaje literario fomenta bъsquedas de los respectivos medios semбnticos de la creaciуn de las ilustraciones y el diseсo de libros.
Sin duda, en el siglo XX el arte del libro belaruso pasу el camino de la formaciуn y el desarrollo a partir del profesionalismo. Un anбlisis artolуgico exhaustivo y profundo de los procesos –que han tenido lugar en el arte del libro nacional– sin duda contribuirб al desarrollo exitoso de este tipo arte en el siglo XXI.
Por su naturaleza, el libro es una fuente conveniente de informaciуn para el hombre. Ningъn otro diseсo grбfico –excepto la plбstica artнstica hecha a mano– no es capaz de darle el carбcter conmovedor y distintivo.

Vнktor Mikhбilov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?