Histórica visita en un momento oportuno

En Minsk, con una visita oficial estuvo el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping

En Minsk, con una visita oficial estuvo el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping



La cooperación estrecha y fructífera entre Belarús y China ha llegado a un nivel más avanzado. Cada reunión de los líderes de nuestros países se convierte en una especie del pinto límite, después de lo cual la cooperación está ganando un nuevo impulso. Durante la última visita del presidente de Belarús a China, Minsk y Beijing acordaron desarrollar una asociación estratégica en todas las esferas. Ya hoy en día la misma está llena de una extensa lista de proyectos conjuntos en diversas esferas. El documento más importante aprobado durante de reciente visita a Belarús del presidente de la República Popular de China, Xi Jinping, se convirtió, sin exagerar, en un histórico acuerdo interestatal de amistad y cooperación, que determina legalmente el establecimiento entre los dos países de la asociación estratégica integral ya mencionada. Uno de los principales resultados en la esfera empresarial es que nuestro país se convierte en un jugador importante en la aplicación de dos conceptos chinos, “Cinturón económico de la Ruta de la Seda” y “Ruta marítima de la Seda del siglo XXI”.

La secuencia de las tres visitas de Xi Jinping adquiere una lógica clara. El 7 de mayo, el presidente chino visitó Kazajistán, luego realizó una visita oficial a Rusia, donde participó en las celebraciones dedicadas al 70° Aniversario de la Gran Victoria en la Segunda Guerra Mundial. Y también visitó Minsk con una visita oficial. En este caso, me gustaría destacar que no es sólo una definición. Según el protocolo diplomático es el mayor estatus de la visita. Es una señal muy importante. La República Popular de China construye un cinturón ancho de la buena vecindad y la cooperación de beneficio mutuo. Y es apropiado considerar un motivo de orgullo que nuestro país está en la órbita de los intereses globales de China. Esto coincide absolutamente con la visión de Minsk en cuanto a su papel como un puente fiable entre Europa y Asia. Eso trabaja para la autoridad de nuestro país y la consolidación de la soberanía, así como trae beneficios económicos bien tangibles. Además de eso, ayuda a desarrollar la idea propuesta por Minsk sobre “la integración de las integraciones”, con la creación de un espacio económico y comercial único desde Lisboa hasta Vladivostok. Belarús en este caso está en una encrucijada muy importante y responsable a través de la cual se mueven las personas, se transportan mercancías y por lo tanto, se pone muy atractiva para la inversión.

China ha sido y sigue siendo un buen amigo, un compañero confiable y socio prometedor de nuestro país. El desarrollo de la asociación estratégica integral entre la República de Belarús y la República Popular de China se basa en los principios de respeto mutuo, apoyo y cooperación multifacética. Los contactos de alto nivel y la sinceridad de intenciones son partes de la política a largo plazo de desarrollo conjunto de nuestros países. Tenemos el objetivo único: el bienestar de nuestros países y nuestros pueblos

Alexandr Lukashenko

Un detalle importante. Un acento especial en la atmósfera de las conversaciones añadió el tema de la guerra. La victoria en la Gran Guerra Patria y el fin de la Segunda Guerra Mundial en general son factores que nos unen. Nuestros países tienen la misma visión en cuanto a la verdad sobre aquellos tiempos crueles y consideran inaceptable la falsificación de la historia y la glorificación de los criminales. Los jefes de Estado hablaron abiertamente y con franqueza de este tema.

Hace falta señalar que durante la visita de Xi Jinping fueron celebrados más de veinte acuerdos bilaterales en diferentes esferas. Contando a los periodistas sobre los resultados de las conversaciones, Alexandr Lukashenko llamó la atención sobre el hecho de que Minsk y Beijing acordaron continuar la estrecha cooperación en el ámbito internacional y apoyarse activamente entre sí en temas relacionados con los intereses nacionales, la seguridad nacional y la soberanía. En cuanto a la esfera empresarial, las partes demostraron su disposición a cambiar el énfasis de la demanda exterior neta al aumento de directas inversiones mutuas y el cumplimiento de proyectos en la esfera de producción. En primer lugar, en el campo de alta tecnología y las industrias innovadoras que forman el futuro económico de los dos países, ya se ha puesto un comienzo. En afueras de Minsk se está construyendo el Parque Industrial Belaruso-Chino, “Gran Piedra”, que no sólo se la parte del concepto de la Ruta de la Seda, sino también se convierte en un eslabón clave del mismo.

Durante las conversaciones los jefes de Estado llegaron a un acuerdo para trabajar juntos en la construcción y modernización de la infraestructura en Belarús. Además de eso, se habló mucho sobre los nuevos esquemas y mecanismos de la cooperación entre los bancos de los dos países y la apertura de las nuevas líneas de crédito, así como sobre la creación de industrias modernas en Belarús con la participación de las empresas chinas más importantes. Además de eso, hay planes en el ámbito de la cooperación técnica y militar. También fue analizado el tema del desarrollo del sector turístico, los proyectos en la esfera de educación e intercambios culturales. En resumen, tal vez no hay ningún área en la que Minsk y Beijing no tengan intereses comunes.

A esta altura las relaciones belaruso-chinas están en una etapa importante de su desarrollo. Espero que mi visita de un nuevo impulso al desarrollo de las relaciones bilaterales a un nivel aún más alto. Tomando en consideración los resultados de las negociaciones fructíferas, me gustaría concluir que los resultados esperados de la visita han sido logrados... Nuestros países, respetándose mutuamente, a partir del principio de la igualdad, cooperarán y se apoyarán mutuamente en los temas de los intereses fundamentales de los dos países

Xi Jinping

Es obvio que la cooperación interestatal se construye no sólo en motivos económicos. Ellos son más bien una consecuencia del alto entendimiento político y humano. Alexandr Lukashenko y Xi Jinping no ocultan que los una amistad personal muy sincera. Lo que es una base sólida para la realización de un diálogo sustantivo sobre cualquier tema.

Así que la asociación estratégica integral belaruso-china continúa. Lo que desprende de las disposiciones del celebrado acuerdo sobre la amistad y la cooperación, y de la declaración conjunta firmada por los mandatarios de los dos países. Ya en la actualidad, señaló Alexandr Lukashenko, gracias a los acuerdos alcanzados se ve una gran oportunidad de al menos duplicar el volumen de intercambio comercial. El relevo del diálogo sustantivo y participativo lo debe tomar la gente de negocios. Alexandr Lukashenko y Xi Jinping asistieron al foro empresarial interregional belaruso-chino y pasaron por las obras de construcción del parque, “Gran Piedra”. La asociación no sólo continúa, sino se está llenando cada vez más con un contenido serio y valioso.

Vasiliy Kharitonov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?