Haciendo paralelas

En Japуn pasу una tragedia. El terremoto de una fuerza destructiva y luego el tsunami provocaron enormes destrucciones y pйrdidas humanas. Una de las mayores economнas del mundo fue impactada por la catбstrofe natural y las personas en todos los paнses del mundo se estremecieron de horror, al sentir su inseguridad. El mundo se puso todavнa mбs preocupado, al enterar sobre la catбstrofe en la central nuclear de Japуn “Fukushima”. El desastre natural, al chocar con los logros hechos por un hombre, provocу una reacciуn en cadena de los бtomos y sonу una terrible palabra “radiaciуn”... Si se convertirб la palabra “Fukushima” en una palabra comъn, el tiempo dirб
En Japуn pasу una tragedia. El terremoto de una fuerza destructiva y luego el tsunami provocaron enormes destrucciones y pйrdidas humanas. Una de las mayores economнas del mundo fue impactada por la catбstrofe natural y las personas en todos los paнses del mundo se estremecieron de horror, al sentir su inseguridad. El mundo se puso todavнa mбs preocupado, al enterar sobre la catбstrofe en la central nuclear de Japуn “Fukushima”. El desastre natural, al chocar con los logros hechos por un hombre, provocу una reacciуn en cadena de los бtomos y sonу una terrible palabra “radiaciуn”...
Si se convertirб la palabra “Fukushima” en una palabra comъn, el tiempo dirб. Por el momento la escala y las consecuencias del accidente nuclear no estбn esclarecidas definitivamente. Pero se hizo evidente que en estos dнas de angustia la Humanidad se acordу del accidente en la central nuclear de Chernуbyl. Muchos comenzaron a trazas paralelas. Hace 25 aсos atrбs el mundo se enterу del desastre en la central nuclear de Chernуbyl. Aquel acontecimiento tambiйn fue preocupante, aunque al principio no se hablaba de su magnitud. Entre los paнses –que sintieron mбs los efectos del desastre de Chernуbyl– estuvo Belarъs. A esta altura el mundo vuelve a acordar de la tragedia de Chernуbyl.
“Para nuestro paнs no es sуlo una fecha cualquiera: es toda una etapa en su destino, asн escribe en el artнculo “Tomarй tu dolor” nuestro corresponsal. Por desgracia, el destino trбgico. Puede ser una injusticia mayor que al pueblo –que habнa perdido durante la Segunda Guerra Mundial a su cada tercer habitante– ha sido golpeado nuevamente por Chernуbyl. Vale seсalar que mбs del 70 por ciento de las precipitaciones radiactivas cayeron sobre nuestro suelo, sufriу cada quinto habitante de Belarъs, incluso mбs de 500 mil niсos.
...En el acervo espiritual belaruso un destacado lugar pertenece al libro que conocen todos los belarusos. Este libro lleva el nombre “Tomarй tu dolor”: a lo mejor, estas palabras simbolizan el drama histуrico nacional. Estas palabras tambiйn son muy apropiadas para el dнa de hoy, cuando recordamos, analizamos, lamentamos y agradecemos a todos que comparten con nosotros el dolor de Chernуbyl. Italia ha sido uno de los primeros paнses que ofrecieron asistencia a Belarъs y es uno de nuestros socios mбs importantes en la esfera humanitaria.
El crucial papel –que han desempeсado las organizaciones benйficas italianas para facilitar la recuperaciуn y rehabilitaciуn de los niсos belarusos– destaca el Embajador de Belarъs en Italia, Evgeniy Andrйevich Shestakov.
Otra nuestro corresponsal cuenta que nuestro paнs ha hecho mucho para superar las consecuencias del accidente nuclear y de lo mucho que estб por hacer. El artнculo, “Para seguir adelante”, ofrece importantes testimonios al respecto. Pues bien, para Belarъs –que ha sido el paнs mбs afectado por la contaminaciуn radiactiva en abril de 1986– el tema de liquidaciуn de las consecuencias de la catбstrofe incluso a esta altura sigue siendo de mayor prioridad. Por desgracia, las labores de limpieza de los territorios contaminados por el cesio y estroncio han demorado mucho tiempo y requieren de importantes inversiones. Pero a pesar de los enormes daсos econуmicos causados por el desastre, Belarъs ha logrado conseguir importantes resultados en cuanto a la eliminaciуn de sus terribles consecuencias. A partir de la evacuaciуn masiva de los residentes de las zonas altamente contaminadas y de la creaciуn de un sistema eficaz de controles de radiaciуn, nuestro paнs pasa al momento cuando ya es necesario lanzar todo tipo de labores encaminadas a la recuperaciуn social y econуmica de la zona afectada por Chernуbyl. Es uno de los pilares mбs importantes que forman parte del quinto Programa Nacional de superaciуn de las secuelas de la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl y destinado para el perнodo de 2011 a 2015. El monto total de inversiones previstos por el mismo programa llega a dos mil 200 millones de dуlares norteamericanos. Lo que es casi dos veces mбs que ha sido invertido en los ъltimos cinco aсos.
Hace veinticinco aсos Chernуbyl trajo a nuestro paнs muchos problemas. Lo conocemos y nunca tenemos que olvidarlo. Sin embargo, la tragedia despertу a muchas personas no indiferentes en todo el mundo que tomaron este terrible suceso, como el suyo. Hoy, al pasar veinticinco aсos despuйs del accidente, nos sentimos muy de cerca a estas personas. Y a todas ellas estamos deciendo: “Muchas gracias”.
Entre los que nos ayudaron a superar las consecuencias de de la catбstrofe de Chernуbyl fueron tambiйn los japoneses. Por eso, cuando en Japуn sucediу el desastre, los belarusos se lo tomaron muy a pecho. A propуsito, segъn nuestro autor –que ha escrito el artнculo “Reloj con un secreto”, cuando en Japуn tras el impacto del tsunami importantes daсos sufriу la central nuclear “Fukushima”, los empleados de la oficina de la empresa minsqueсa “Polimaster, S.A.” comenzaron a recibir llamadas y mensajes electrуnicos dirigidos desde diferentes prefecturas de Japуn, de otros paнses limнtrofes con los territorios afectados con el fin de solicitar suministrar lo antes posible los indicadores para detectar e identificar el nivel de la radiaciуn, asн como para determinar su magnitud.
La vida sigue sus propios ritmos. Y tiene su propia cuenta. Justo hace veinticinco aсos atrбs ocurriу una tragedia de Chernуbyl. A esta altura no tiene sentido buscar las causas de lo que ha sucedido en abril de 1986 en la central nuclear situada cerca del territorio belaruso. Pero regresando a aquellos tiempos, uno se siente de modo agudo el dolor de la gente y se da cuenta de la abnegaciуn y todos los sacrificios de los liquidadores de la tragedia de Chernуbyl: socorristas y bomberos..., de todas aquellas personas que en la zona afectada cumplieron su deber, a veces en perjuicio de su propia salud e incluso arriesgando sus vidas. Es cierto que el tiempo no es ninguna abstracciуn. El tiempo siempre es algo muy concreto. El desastre de Chernуbyl y a esta altura de Fukushima han revelado muchas cosas muy importantes. Por ejemplo, aquel hecho de que las catбstrofes nucleares no pueden ser consideradas locales. Sуlo juntos podemos luchar contra los desastres. Es una lбstima que Belarъs se haya visto obligada a comprobar que ha sido afectada mбs por el accidente en la central nuclear de Chernуbyl. Parece que todo el mundo haya llegado a entenderlo a pesar de que haya sido hecho con retraso. Pero serнa mбs apropiado reconocerlo al principio. Sin embargo, nuestro paнs tambiйn ha hecho muchнsimo para que el sнndrome de Chernуbyl sea menos doloroso.

Vнktor Kharkov ,
director de la revista
“Беларусь. Belarus”
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?