Gracias, doctor!

Vladímir Tsarev tomó la decisión de dedicarse a la medicina por la compasión hacia su amigo de la infancia

Vladímir Tsarev tomó la decisión de dedicarse a la medicina por la compasión hacia su amigo de la infancia


Las personas –que vuelven a caminar y vivir sin dolor– escucharonmucho sobre el doctor, VladímirTsarev, jefe de una de las unidades médicas del Centro de Traumatología y Ortopedia del hospital número seis de Minsk. Hemos visto una y otra vez como un colega periodista, al reemplazar articulaciones en ambas caderas, fácilmente bajaba por la escalerita de la piscina. Y en su rostro no había ningún signo de sufrimiento que suele acompañar el movimiento de las personas que viven con un dolor constante. Además de eso, hace poco mi amiga, Svetlana, me contaba con entusiasmo, como ha hecho un recorrido por la ciudad de Praga.¡Y eso con una articulación artificial que le ya sirve durante ocho años! Antes ella caminaba sólo con un bastónsufriendo de dolor y tomando píldoras. Con igual entusiasmo mi amiga recordaba al doctor, Vladímir VladímirovichTsarev, quien, según ella, es el rey y dios en su oficio...

Es increíble, pero ya es un hecho: la gente–que se ve obligada a cambiar las articulaciones –de rodilla, cadera o tobillo– obtiene tras esta cirugía una nueva calidad de vida. Se trata de decenas de miles de belarusos en un cuarto de siglo. Hay también extranjeros: sólo en 2015 en el hospital número seis de Minsk llamaron a medico y recibieron la ayuda 175 pacientes estranjeros y fueron hechas en torno a 27 cirugías a los pacientes extranjeros. A propósito, el turismo medicinal en Belarús se hace cada vez más popular. Por lo tanto, decidimos hablar sobre el trabajo de los ortopedistas belarusos y conocer más de cerca al doctor que se dedica a esta profesión ya durante treinta años.

 Había una vez un dolor...

— Vladímir Vladímirovich, como se sabe, сon el paso de los años a la gente se le cuesta moverse, y esto a menudo causa un dolor tremendo. ¿Cuál es la opinión de los especialistas en cuanto a los problemas con las articulaciones que se desgastan?

— La articulación cumple con su función. ¿Y si no existe? Entonces el propio organismo regula el propósito funcional: dependiendo del tipo de programa que le damos. El cuerpo tiene una capacidad regenerativa, y por eso, por ejemplo, crecen las uñas. Sin embargo, si por encima de un dedo poner, por ejemplo, un dedal, la uña recortada no va a crecer, pues no están creadas las condiciones necersarias para su crecimiento. La articulación es un biomecanismo para el movimiento que debe funcionar activamente. Pero si tal actividad no es suficiente, nosotros como si pongamos a nuestro organismo una nueva tarea y él trata de cumplir con ella. Por ejemplo, tuvimos fractura de un hueso y el médico no proporcionó suficiente rigidez en el lugar donde los huesos deben crecer juntos, es decir no hay la así llamada inmovilización. Por lo tanto, en un área –en la que se fracturóel hueso– tienen lugar micromovimientos. El tiempo pasa, el paciente viene al chequeo y dice que no le duele nada, pero no puede apoyarse en el pie: el mismo se dobla justo en el lugar de la fractura. Hacemos una radiografía y comprobamos que se ha formado una unión mala. En un lugar –donde los huesos tuvieron que crecer juntos y hacerse inmóvil– primero apareció el cicatriz y el fibrocartílago y luego la articulación. ¡El organismo humanobien inteligente adaptó el nuevo mecanismo! ¿Y por qué? Porque, reitero, la articulación es una formación de movilidad. Así es como nuestras articulaciones a menudo comienzan progresivamente a desgastarse, porque les damos alguna una tarea inapropiada. Por ejemplo, damos una carga insoportable. Utilizándolas como un apoyo, las sobrecargamos. Esto sucede por un trabajo relacionado con una gran carga física o por hacer deporte... Por lo general, en las articulaciones tiene lugar un proceso natural de envejecimiento, pero como va a desarrollarse todo, depende de nosotros mismos. Sin embargo, tambiénhay las enfermedades adicionales que empeoran el estado de las articulaciones. Se trata, por ejemplo, de psoriasis, reumatismo...

— ¿Es decir, para quenuestras articulaciones estén sanos, debemos movernos constantemente y hacer ejercicios especiales?

— Sí, será una buena medida adicional. Si los pacientes vienen a nosotros en las primeras etapas de la osteoartritis, y luego hacen caso a nuestras recomendaciones, la articulación debidamente “explotada” no va a desgastarse progresivamente.

— ¿Es importante seguir el estilo de la vida saludable, si uno no quiere encontrarse en una silla de ruedas?

— ¡Claro que sí! Además de eso, hace falta tratar de evitar otras enfermedades que degradarán el tejido cartílago y conectivo.

— Bueno, y si, por desgracia, hay problema y hace falta cambiar la articulación. ¿Hay alguna restricciónen cuanto a la edad para el reemplazo de la articulación, por ejemplo, de la cadera?

— No hay restricción en cuanto a la edad, nunca es demasiado tarde de aprender a caminar de nuevo y seguir disfrutando de esta vida. Sin embargo, todo depende del estado general del organismo. Se conocen casos, cuando hemos cambiado la articulación a los 100 años de edad o más. El año pasado, tuvimos dos de estos pacientes: una mujer y un hombre. Ambos con una lesión: fractura medial del cuello femoral. Por lo general, a esta edad los huesos ya no se juntan. El estado general de su salud permitió aguantar esta cirugía y estas personas salieron caminando del hospital. Hace falta señalar que los seres humanos tienen un gran potencial. Cien años no es ningún límite. Ahora tenemos a un paciente que hace un tratamiento profiláctico. Tiene 91 años. Pero se ve como un señor de 65 años y no mayor. Este hombre hace muy bien y adecuadamente reacciona a los señales de su cuerpo,lo que es importante para evitar distintas patologías en el futuro. Incluso sus articulaciones se diferencian de las articulaciones que usualmente estamos viendo en la radiografía de la gente de 90 años de edad. Sus articulaciones son de un hombre de 65 años. A propósito, este paciente tiene por la tarea de vivir 120 años.

— ¿Las personas tan inteligentes y que aman tanto la vida a menudo pasan por su hospital?

— Ahora el número de estas personas es mucho mayor que antes. Yo admiro a esta gente, pues el trabajo–encaminado a la conservación de la salud– no es fácil para nada, yo incluso diría que es muy difícil. Pues requiere actuar sistemáticamente y durante mucho tiempo. A propósito, también los problemas –relacionados con las articulaciones– son raros en estos pacientes. Si hay, provienen de los trastornos congénitos. A propósito, la medicina preventiva ahora puede en las primeras etapas impedir el curso más grave de este tipo de enfermedades. Así que no se desanimen una visita al especialista. Cabe destacar que tenemos un sistema de diagnóstico precoz de la luxación y displasia de la cadera. Y en las primeras etapas de la enfermedad, sin acudir a la cirugía se puede corregir esta grave patología.


Mejor antes que...

— ¿A qué edad, sin recurrir a la cirugía, se puede corregir la displasia de cadera en un niño?

— Cuanto antes se detecten los cambios, mejor. Como regla general, si un recién nacido tiene la más mínima anomalía, y en la mayoría de los casos se trata de la patología de la articulación de la cadera, el especialista en ortopedia recita el examen de ultrasonido menos perjudicial para la salud del bebé. A veces, la cabeza femoral no está cubierta por el acetábulo: se trata de la así llamada escasez de cobertura de la cabeza de la cadera. Si el diagnóstico está confirmado, nos limitaremos a resumir la cabeza femoral de la cavidad. La capacidad de regeneración del cuerpo del niño puede ser reclamada, y hay técnicas para hacerlo sin cirugía, es decir, de forma conservadora. Y si a veces el mecanismo de la regeneración no se inicia debido a algunas razones genéticas, nos vemos obligados a hacer cirugía. Con todos los pros y los contras el nivel de nuestros métodos es muy alto, es decir, mundial.

— ¿Quiere decir qué también en el nivel mundial en Belarús se realiza el reemplazo de la articulación en la edad adulta?

— Sí, puedo afirmar esto. Todo lo que se hace en el extranjero en cuanto a la endoprótesisde la gente mayor en los países más desarrollados, se hace también en Belarús. Muchos de nuestros médicos, jefes de departamentos son reconocidos expertos que están presentes en todos los organismos internacionales que existen en esta dirección de la medicina. Esto les permite compartir experiencias e información médica y utilizar las últimas tecnologías en nuestra profesión. Recientemente, en Belarús ha sido celebrada una conferencia, a la que han asistido los médicos procedentes de Italia, Polonia, India, Alemania y otros países líderes en el campo de la endoprótesisde la articulación. En el marco de la conferencia ha sido estudiadoen detalle el problema de reemplazo de la articulación de la rodilla.

No existen cirugías ordinarias

— Una vez hemos escuchado que reemplazar la articulación de la rodilla es más complicado que la de la cadera...

— No existen cirugías ordinarias. Cualquier operación, incluso la más pequeña, siempre es un riesgo. El éxito está garantizado sólo, si se elige la técnica correcta, que el doctor domina perfectamente y está evaluada correctamente el problema el que él debe solucionar. Si todo está en orden, el éxito de la cirugía está garantizado. No habría este tipo de operaciones, así como esta dirección de la medicina en general, si no hubiéramos tenido resultados positivos. Las operaciones traen satisfacción a los pacientes, se cambia su calidad de vida y también desaparecen muchos otros problemas, por lo tanto, se está desarrollando esta dirección de la medicina. Pero esto no quiere decir que apuramos reemplazar las articulaciones a todos. Estamos comprometidos con la prevención para que ella de fruto y se disminuyeel número de intervenciones radicales.

— Sabemos que las dudas de los pacientes –reemplazaro no la articulación–proviene del pensamiento: ¿si de repente el “pedazo de hierro” puesto en mi cuerpo se romperá por alguna razón? Pues las prótesis no son eternos, y la articulación artificial también se desgasta.


— Los científicos de todo el mundo llevan a cabo muchas investigaciones al respecto, así como buscan la posibilidad de cómo reemplazarla prótesis por el tejido: hueso o cartílago. En este caso la prótesis podría servir al paciente hasta su muerte. También en el Centro Nacional Científico y Práctico de Traumatología y Ortopedia de Minsk se realiza este importante trabajo de investigación. A primera vista, el proceso de crecimiento en el hueso de las articulaciones artificiales parece irreal. Pero hace muchos años atrás el vuelo al espacio cósmico también parecía una ciencia ficción, y a Konstantín Tsiolkovskise lo consideraban raro.

A finales de los años ochenta, principios de los años noventadel siglo pasado nosotros sólo buscábamos la manera de ayudar a los pacientes con artrosis severa. Y creíamos que quirúrgicamente podríamos lograr buenos resultados. Si comparamos aquel tiempo y el día de hoy es como el cielo y la tierra. Ahora podemos proporcionar a la gente una calidad de vida diferente. Nuestros pacientes vuelven a la normalidad y siguen trabajando sin tener miedo que sus articulaciones se desgasten. Pero es complicado decir cuánto tiempo van a durar. Hay pacientes que hicieron cirugía aún en 1987. Haciéndoles chequeos médicos seguidos puedo afirmar que estos pacientes vivirán y caminarán sin problema muchos años más. En este caso mucho depende del grado de destrucción de la articulación hasta el momento de la puesta de la prótesis, así como si antes de reemplazo de la articulación fue hecho algún reforzamiento de sus elementos. Y lo más importante, que el paciente no tenga una enfermedad, que podría impulsar el proceso del intercambio inadecuado en los huesos, si élestáparado o no. Todo esto también influye en la solidez de la prótesis, si va a aflojarse o no. Además de eso, los pacientes deben portarse correctamente. Fuera lo que fuese, la prótesis es un cuerpo extraño, y el organismo puede reaccionar. Por ejemplo, si me enfermo, miorganismo comienza a bombardear los cuerpos extraños, y esto va a afectar la fijación de la prótesis. A propósito, la articulación de la cadera podríaser comparada conla base del coche. Una cosa es que si voy por un buen camino y otra cosa, si el camino tiene huecos. En este caso el tiempo de desgaste de los rodamientos de bolas será completamente diferente. Si todos los momentos están considerados, la prótesis puede durar más de 20 años. También conozco a las personas que su prótesis les dura de 30 a 40 años.

— ¿En Belarús se producen las endoprótesis de las articulaciones?

— En nuestro país se producen principalmente las endoprótesis de la cadera abase de la empresa, “Altimed”, en Osipóvichi. Tienen un certificado internacional, que fue aprobado por la Asociación de Prótesis en Suiza. A propósito, es un gran mérito del académico, catedrático, doctor en ciencias, ex rector de la Academia Médica de Educación de Postgrado, jefe de departamento, nuestro profesor, Alexander Rutskoy, recientemente fallecido. Todos nosotros pasamos por la recapacitación en este departamento.

— ¿Cuál es el método más seguro de la elección de la prótesis de la articulación? ¿Cómo se calcula todo?

— La prótesis se elige para cada un paciente. Tomamos en consideración el modelo que se necesita y hasta, digamos, las características específicas en cuanto a la calidad de la articulación. Algunas personas necesitan prótesis combinada. Además de eso, existen diferentes formas de fijación. Así que se elige la mejor opción, dependiendo de las características del organismo. No hay pacientes iguales, incluso si son de la misma edad. Es importante encontrar también la talla que se determina gracias a los probadores. Antes de la operación, el cirujano tiene varias prótesis de la articulación, que se elige en el momento de su aplicación. Y es la responsabilidad muy grande al igual que la misma cirugía.


Vladímir Tsarev no teniá lastima nunca de lo que se hizo el doctor

Cálculo preciso

— Vladímir Vladímirovich, ¿si se requiere la intuición en su trabajo o todo viene con la experiencia?

— La intuición es una gran cosa, pero en nuestro oficio es importante ante todo labuena organización de todos los momentos que preceden a la cirugía y también en el transcurso de la misma. Es más bien el cálculo más preciso. La operación se está analizando con anticipación y por lo tanto, todos los participantes –médicos y personal auxiliar– saben exactamente lo que tienen que hacer en la sala de operaciones. Es una condición obligatoria. La cirugía se analiza previamente en el departamento médico. Esto se hace para tener en cuenta todos los detalles y momentos que pueden surgir durante la misma operación. La brigada de médicos trabaja como un solo organismo. Por lo tanto, es suficiente sólo decir una palabra en el transcurso de la cirugía o echar una mirada, o señalar con un dedo a algún instrumento médico.

— ¿Cuántas cirugías al día se hacen en su hospital?

— En cada uno de los departamentos – tenemos cinco–se hacen en promedio de dos a tres operaciones de la endoprótesis.

— Háblenos de su departamento, por favor.

— Este es uno de los primeros departamentos de perfil similar, ahora cuenta con 55 plazas. Varios departamentos en el hospital, incluyendo el nuestro, son parte del programa nacional, que proporciona tratamiento quirúrgico para los pacientes que sufren de enfermedades graves en las articulaciones. Todos los pacientes están observados por nuestros especialistas y está determinada la secuencia de las operaciones. En primer lugar ayudamos a los que lo necesitan más. A principios de los añosnoventa del siglo pasado, tuvimos casos graves de la artrosis, cuándo era muy complicado poner la endoprótesis debido a los cambios que se han producido en las articulaciones. Es especialmente difícil, cuando la articulación ya está inmovilizada. Ahora hay pocos de estos casos: como he dicho gracias a las medidas preventivas. Ayudamos a los pacientes a formar la estrategia del comportamiento correcto. El departamento cuenta con profesionales competentes que hacen cirugías de reemplazo de las articulaciones. Pero también otros departamentos se ocupan de eso. Nuestro departamento realizan 350 operaciones al año, y otros departamentos ya nos han alcanzado. En general, en el hospital se hacen más de mil cirugías al año.

— Escuchamos que las operaciones de la endoprótesis se hace en otras clínicas en Belarús...

— Es cierto. Las cirugías de este tipo se hacen también el Centro Nacional Científico y Práctico de Traumatología y Ortopedia, así como en el departamento de traumatología y ortopedia de la clínica en Borovlyany. También son líderes en Belarús y realizan las operaciones al más alto nivel.

Hace falta señalar que los centros de artroplastia fueron abiertos en todas las ciudades provinciales de Belarús. Los especialistas –que trabajan en los mismos– dominan una metodología propia y hacen operaciones a un nivel decente. Ellos también están practicando en Centro Nacional Científico y Práctico de Traumatología y Ortopedia, así como en la Academia Médica de Educación de Postgrado. Además de eso, los hospitales municipales se hacen este tipo de operaciones. Algunos especialistas pasan por la formación en el exterior. Seguimos las mejores experiencias de los médicos de la comunidad internacional. Prestamos atención a los jóvenes profesionales, estamos haciendo todo lo posible para que ellos crezcan. Pues es nuestro futuro.

— ¿Cuánto tiempo dura, por ejemplo, la cirugía del reemplazo de la articulación de la cadera?

— Antes eso duraba de dos a tres horas. A partir de 1988, estas cirugías se hacen a diario y ahora la operación dura una hora, a veces incluso 50 minutos. Es un gran logro de los médicos.

— ¿Qué anestesia se usa?

— La anestesia espinal, la así llamada anestesia local, así como la anestesia general. Previamente los médicos deben sopesar todos los riesgos y todos los prosy contras. Por lo tanto, antes de la operación se hace un chequeo médico con la participación de todos los especialistas que evalúan el estado del paciente: internista, urólogo, endocrinólogo...

— Y si el paciente aún está dudando y no está seguro de que si necesita una cirugía, ¿entonces qué?

— Tratamos de encontrar el método de tratamiento conservador y observamos, si funciona o no.

— ¿A qué día el paciente se levanta después de la cirugía?

— Al siguiente día. Los pacientes, como decimos nosotros, se activan ya en la cama, primero comienzan a sentarse y a veces incluso pueden ponerse de pie junto a su cabecera. Pero casi todos los pacientes empiezan a levantarse al segundo o al tercer día. Anteriormente, eso sucedía al quinto o sexto día. Cuanto antes el paciente empiece a caminar, mejor para él. Y el riesgo de complicaciones se reduce.


¡Valerik, te curaré!

— ¿Cómo llegó a la medicina y en esta especialización? ¿De dónde es usted?

— Nací en Rusia. A los dos meses de edad, llegué con mis padres a la ciudad belarusa de Brest: mi padre, Vladímir Mikháilovich, sirvió allí, fue un militar. Mi padre y madre, Lídia Fiódorovna, son oriundos de la provincia rusa de Smolensk, pueblo de Nevzuche, municipio de Rudnyany. Mi padre sobrevivió el bloqueo de Leningrado, participó en su defensa, este año ha cumplido 90 años. Mi madre es veterinaria. Pero ella tenía que viajar con mi padre, pasando de una parte a la otra, y por lo tanto, muy a menudo prestaba asistencia médica también a laspersonas. En la ciudad de Brest mi madre comenzó a trabajar como enfermera jefe en una unidad de traumatología y ortopedia. Mi hermano, Sergey, también es el médico. Mi hijo, Andrei, es dentista. Mi esposa, Natalia, también es dentista. Pero mi hija, Irina, es abogada. A veces mi padre dice en broma: “En nuestra familia sólo dos personas normales: yo y mi nieta”.

Yo vivía en Brest, estudiaba en la escuela de física y matemáticas, a mí me predecían un gran futuro. Mis compañeros de la clase al igual como yo, amaban mucho la física y las matemáticas, así como a nuestro profesor de física, Rubén Mikháilovich Baskin. Nos enseñaba de modo que no nos dábamos cuenta del tiempo. En la escuela secundaria aprendíamos el programa del primer y segundo cursos del instituto. Incluso luego, siendo estudiante del instituto médico, yo utilizaba cuadernos con resúmenes escolares de la física. Acuerdo del tiempo de estudios en la escuela con mucho amor. Además de eso, yo siempre sabía que iba a ser médico. Incluso elegí mi profesión –no importa, si se parece poco real– a los cinco años de edad. Sabe, ¿por qué? Yo tenía a un vecino, niño de tres años, al que dañaron al nacer el plexo braquial. Uno de sus brazos no se movía absolutamente. Y me dolía mucho verlo, cuando jugábamos. Para mí fue un gran trauma psicológico. Y entonces tomé la decisión deque necesariamente, cuando sea grande y termine la escuela, voy a ingresar en el instituto médico y buscaré la posibilidad de curarlo. Y cada vez que nos veíamos, le decía: “Valerik, voy a curarte”.En el instituto médico (a esta altura es la Universidad Nacional Médica de Belarús. — Aut.) ingresé en 1972. Y cuando tenía clases de teoría, molestaba a los profesores preguntado cómo se podría resolver un problema de mi amigo de la infancia. Ellos me respondían que dicha parálisis no se cura. Peroyoestabaseguro de que se podía.

Hay cirugías, cuando una parte flexor puede sertrasplantada. También hay otras que permiten estabilizar la articulación de la muñeca para que no esté colgada. En la actualidad, ya no hay niños con este tipo de parálisis. Claro que se producen lesiones en el parto, pero a esta altura esto se puede solucionar muy rápidamente. Lamentablemente, este conocimiento no lo tenían médicos en el momento de nacimiento de mi amigo, Valerik.

— ¿Y pudo ayudar a su amigo de la infancia?

— Lamentablemente no. Cuando terminabael instituto, ya yo sabía qué operación íbamos a hacerlo, pero Valerik murió trágicamente...

¿Cómo mantener el equilibrio?

— ¿En el instituto se especializaba en ortopedia?


— Estudiaba en la facultad de pediatría yme especializaba en traumatología y ortopedia como pediatra. Una vez terminados los estudios, comencé a trabajar en el hospital infantil. Cuando me traían a un niño que necesitaba ayuda, yo veía como sufría este pobre y como no quería que le causaría aún más dolor. Tratando de ocultar su miedo, él decía que estaba bien. Cada vez, cuando veía a estos niños, me sentía traumatizado psicológicamente y torturaba a mí mismo, porque era imposible explicar a los niños que antes de curarse, hacía falta pasar por un dolor y que el doctor no podría de inmediato, por diversas razones, aliviar su sufrimiento y que era necesario tener un poco de paciencia y esperar... En el primer año de mis estudios escuchaba muy atentamente a mi profesor, Iván Nésterovich Úsov, quien daba clases de la ética médica. Él contaba que nosotros tendríamos que asumir el hecho de que la profesión de médico haría heridas en nuestras almas. Y yo para siempre recordé sus palabras: “Si al examinar al paciente, vio que ya no es posible ayudarle, y si al mismo tiempo, caen sus manos, dejen esta profesión. Aunque el paciente está mal, debemos hacer todo lo posible para tratar de salvarlo”. Cuando se me presentó una oportunidad para avanzar aún más en mi especialidad, dos años estudié en la facultad de traumatología y ortopedia general. Y al terminar estudios, elegí la dirección de adulto, tomando en consideración mi propio tormento psicológico.

— ¿Tiene alumnos y se siente orgulloso de ellos?

— Como dice el refrán, buen alumno debe superar a su maestro. Yo tengo a alguien así. Es Valery A. Vrublevskiy, médico jefe adjunto de traumatología y ortopedia en nuestro hospital, ahora es mi jefe. Y, a propósito, es el traumatólogo independiente de la ciudad de Minsk. Estoy orgulloso de él, pues comenzó a trabajar en mi departamento. Trabajaba de auxiliar médico y luego eramiayudante.

— ¿Vladímir Vladímirovich, no se arrepiente que ha elegidola medicina?


— Jamás me he arrepentido.

— ¿Cómo logra mantener el equilibrio para no perder la capacidad de sentir empatía por los pacientes, y al mismo tiempo no herir emocionalmente y no destruir a sí mismo?

— Sólo es necesario amar de verdad su profesión. Cuando un paciente entra en mi oficina, apenas moviéndose o en una silla de ruedas, y luego, después de un tiempo, él pasa sonriendo con las palabras “¡Gracias, doctor!”, yo siento una gran satisfacción e incluso una renovación espiritual, lo que es incomparable. Y también mucha gratitud. Si no experimento estos sentimientos, dejaré esta profesión.

—¿Qué necesita usted para relajarse?

— Más bien, “¿quién?”. Es mi maravilloso gato: el británico, Charlie. Y también conversar con mi nieta, Sofía, de un año y medio. Y por supuesto,descansar en mi casa de campo.

Valentina e Iván Zhdanóvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости