Galaxia genética

Durante medio siglo los empleados del Instituto de Genética y Citología de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús buscan respuestas a las preguntas “eternas” relacionadas con el nacimiento de un hombre y su herencia

Durante medio siglo los empleados del Instituto de Genética y Citología de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús buscan respuestas a las preguntas “eternas” relacionadas con el nacimiento de un hombre y su herencia. Además de eso, se les interesan los cambios en la naturaleza viva y sus causas. Las investigaciones de los científicos belarusos reconocidos en la comunidad de biólogos y genetistas del mundo actual siguen con éxito.


En la red global he leído que en el calendario de las fiestas hay el Día Internacional de ADN. Pero antes de pasar por el Instituto de Genética y Citología de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús para, como se suele decir, de cerca conocer nuestras capacidades en la “esfera” de ADN, tomé la decisión de meterme en este tema.

La época de ADN. Un poco de la historia.

El Día Internacional de ADN se celebra el 25 de abril. Justo este día, en varias ocasiones, los científicos en el campo de la biología molecular hicieron sus importantes descubrimientos. Por ejemplo, el 25 de abril de 1953, en la revista norteamericana, “Nature”, fue publicado un artículo con los resultados de los estudios de la estructura de ADN. Más tarde sus autores, James Watson y Francis Crick, fueron galardonados con los premios Nobel. Sin embargo, según las afirmaciones de algunos investigadores ADN fue descubierto por Rosalind Franklin poco conocida en la historia. Fue ella quien fotografió los hilos de ADN con una claridad de rayos X. Se menciona también el otro nombre: Friedrich Miescher. Según aseguran algunos expertos, el médico descubrió ADN hace unos dos siglos atrás, mientras estudiaba leucocitos de animales. En el microscopio él vio un componente extraño que estaba presente en núcleos de células en forma de copos blancos una vez acidificada la solución especial. El hallazgo fue nombrado “nukleina”, que en la traducción del idioma latín significa “núcleo”. En ese momento, se sabía muy poco acerca de la estructura del núcleo, pero ya había algún conocimiento en cuanto a su función: mantener las características hereditarias. Al mismo tiempo, no creían que la fibra de proteína puede poseer toda la información sobre el cuerpo vivo. Pasó un cuarto de siglo antes de que los científicos lo aceptaron definitivamente.

El siguiente paso importante en el estudio de ADN fue el anuncio oficial: la decodificación del genoma humano fue prácticamente completada. Es más, eso tuvo lugar también el 25 de abril. El mismo día se dio a conocer: algunos eslabones de ADN todavía están en estudio.

Según el científicos de renombre internacional, los siguientes descubrimientos fueron hechos por un autodidacta o, como se suele decir ahora, biohacking. Es difícil de negarlo, pues altas tecnologías se están desarrollando muy rápidamente y su accesibilidad permite a cualquier quien está interesado “interpretar el papel de Dios”. Ya conocemos como fueron hechos varios descubrimientos, por ejemplo, cuando un científico aficionado hizo un dispositivo doméstico capaz de hacer pruebas de ADN para enfermedades genéticas. Fue el surfista estadounidense, Josh. El otro ejemplo: el señor, Richard Hand, escribió instrucciones detalladas sobre cómo hacer una reacción nuclear en su propio hogar. Afortunadamente, no llegó a probarlo: siendo un ciudadano que respetaba la ley sueca, se acercó a las autoridades pertinentes.

Los usuarios de Internet reparten experiencias de vídeo con los experimentos de extraer ADN de frutas y verduras, utilizando materiales que están a la mano: sal, champú, alcohol y agua. Es muy simple mostrar qué aspecto tienen “hilos” blancos de ADN, digamos, de las cebollas. Además de eso, en la televisión aparecen los reportajes sobre el hombre que fue cambiado con sanos genes artificiales. Y uno no sabe si sentirse asustado o tranquilo. A veces parece un paso más y podremos crear un mundo perfecto, en el que van a vivir para siempre personas jóvenes y hermosas.

Más recientemente, fue estrenada la película, “Ascenso de Jupiter”. Sus creadores Andy y Lana Wachowski ofrecieron al público otra versión de los hechos que pueden desplegarse en un futuro incierto. La historia está presentada según las mejores tradiciones de una superproducción estadounidense: los príncipes de los mundos intergalácticos están luchando por el poder de poseer el planeta azul: Tierra. En una escena, la protagonista de la película –la dueña de una civilización alienígena– se sumergía en el agua “viva” y volvía a ser joven y hermosa. Más tarde supimos que la composición química del agua mágica contenía vidas humanas de los terrestres. Es una fantasmagoría sobre “selección natural” que posiblemente tendrá lugar en un futuro. Uno comienza a sentirse algo mal al verlo en la pantalla.

En los milenios pasados, la gente también buscaba crear una imagen perfecta de los seres humanos. Como se sabe, en los tiempos antiguos mataban a los bebés débiles. Y los que pasaban todo tipo de pruebas, como, por ejemplo, un largo baño en el agua helada, merecían el derecho a vivir. Apareció una religión y fue prohibido matar a los bebés, al reconocer que todos son iguales ante Dios. Pero la preocupación por las futuras generaciones continuó reabrir las mentes de los científicos. Y un día el mundo conoció la teoría de la selección natural de la raza humana de Charles Darwin. Luego aparecieron los artículos sobre la superioridad de unos seres humanos sobre otros, que se fijaba según algunos criterios específicos subjetivos. Esta visión del mundo finalmente obtuvo un nombre muy hermoso de “eugenesia”, la doctrina de la selección de la raza humana, que estudia el genoma humano y las formas de mejorar sus propiedades hereditarias. Este concepto fue introducido en la ciencia genética por Francis Galton, primo de Charles Darwin. Hace falta señalar que muy a menudo este término se asocia con la política de la Alemania nazi, con la así llamada eugenesia negativa, cuando el aparato del Estado llama a la sociedad a seguir las reglas de “higiene social”. Es decir, tomar las medidas adecuadas para hacer frente a los posibles riesgos de la reproducción de la descendencia “defectuosa”. Así que en los Estados Unidos antes de la Segunda Guerra Mundial a la esterilización violenta fueron sometidas en torno a 50 mil personas, y en la Alemania nazi más de 350 mil personas. Parece que los resultados terribles de la Segunda Guerra Mundial deberían tener un impacto catastrófico sobre la reputación de la eugenesia. Sin embargo, algunas actividades, como la “regulación de la taza de nacimiento” son relevantes en Singapur, China, la India y Japón hasta hoy día.

En la ciencia moderna, muchos de los problemas de la eugenesia, especialmente la lucha contra las enfermedades hereditarias, se resuelven por la genética.


La jefe de laboratorio de genetica de los animales María Mikháilova con sus colegas de laboratorio

¿Qué es nuestra vida?


Si la vida es un sedimento formado tras una reacción química, entonces ¿cuál es su esencia superior? ¿Y cómo se relacionan entre sí los genes que no se puede ver en el microscopio, y cuál es aquel sentimiento invisible que experimenta el hombre? ¿Cómo, por ejemplo, los científicos descubrieron el gen de la felicidad, si el mismo concepto de la “felicidad” es relativo? Para entender mejor este tema bien complejo sostuve una conversación con María Mikháilova, doctora en ciencias biológicas, directora del laboratorio de genética de animales del Instituto de Genética y Citología de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús.

Más de cuarenta años María Mikháilova se dedica al estudio de los seres vivos, ocupando el cargo de la colaboradora científica y luego la vicedirectora para el trabajo científico de innovación. Además de eso, ella era la coordinadora de los proyectos de investigación científica para su uso en la economía nacional. La experiencia en el campo de genética compartida por María Mikháilova me ayudó a entender lo que es verdad e invento en cuanto a la información sobre ADN ofrecida en Internet. La doctora me contó sobre las características del cuerpo humano y los problemas existentes en los animales, que pueden ser explicadas con la ayuda de pruebas de ADN.

— María Egórovna, hace algún tiempo los admiradores de la estrella de Hollywood, Angelina Jolie, analizaban su decisión de amputar la mama sana. Decían que la mujer bella hizo un análisis que demostró que ella tenía un alto riesgo de cáncer de mama. ¿Qué más se puede aprender acerca sí mismo con ayuda de la prueba de ADN?


— Muy a menudo, un hombre está preocupado por la predisposición a enfermedades hereditarias, como era en el caso con la famosa actriz estadounidense. Sobre todo cuando uno de los parientes ya ha tenido una enfermedad tipo la diabetes, el funcionamiento inadecuado del sistema muscular, la patología cardiovascular o el cáncer de mama. Es cierto que utilizando métodos modernos se puede detectar la mutación en genes. Además de eso, con la ayuda de una investigación especial se puede detectar, si una persona tiene una predisposición a osteoporosis, asma, trombosis venosa, artritis reumatoide, la interrupción del curso normal del embarazo, síndrome de muerte súbita y otras enfermedades.

— A propósito, últimamente de eso he oído hablar mucho. ¿Es probable que esto se debe al ritmo acelerado de la vida moderna y mucha tensión?


— También está vinculado con el metabolismo. A veces conocemos de la prensa acerca de cómo algún atleta murió en las competiciones o durante el entrenamiento. Pero en la infancia se puede conocer el genotipo del futuro campeón olímpico y averiguar si le está contraindicado o no practicar deporte. La prueba determina las características físicas del niño y una predisposición a ciertas enfermedades. Por ejemplo, a veces no se recomienda practicar deportes de carga y dedicarse al atletismo y alcanzar éxito.

A propósito, todos los miembros de nuestros equipos nacionales hacen este tipo de pruebas. Por ejemplo, algunos atletas no deben participar en las competiciones, que tienen lugar a gran altura sobre el nivel del mar. Pueden entrenarse y prepararse en algún lugar plano y llegar a competir justo antes de que comiencen. También según su genotipo es posible decir en qué dosis uno debe tomar una u otra medicina. No siempre la norma prescrita por un médico coincide con que la necesidad individual de su organismo. Por ejemplo, para recuperarse uno necesita una dosis doble y el otro una dosis media. Se trata del así llamado “diseño completo del patrón genético” dentro de una enfermedad particular. Todos estos estudios se llevan a cabo en el Centro de Investigación Genómica en el laboratorio de genética humana, dirigido por la catedrática, Irma Mosse.

— ¿Se puede usando este conocimiento influir de algún modo en el desarrollo de posibles enfermedades y evitar que aparezcan?

— Precisamente con este propósito se realizan las pruebas: para prevenir la enfermedad. Tal vez uno debe pensar en su dieta o cambiar el clima o al contrario tratar de no cambiarlo. Por algo dicen: donde una persona nació allí debería vivir. Algunas patologías determinadas a tiempo tipo el embarazo cortado relacionado con un gen particular ayudarían al médico a corregir el tratamiento. A propósito, nuestro laboratorio de genética humana lleva un registro de las mujeres que ya han solucionado este problema.

— ¿Cómo es el procedimiento de esta prueba?

— La forma más indolora es tomar el biomaterial para el siguiente análisis de ADN. Para eso hace falta de la parte inferior de la mejilla con un palito estéril sacar partículas. Además de eso, se puede hacerlo también con ayuda de una gota de sangre, lo que permite obtener resultados concretos.

— ¿Quién más en Belarús se dedica a investigaciones similares?

— Pues la genética humana es la ciencia muy interesante y prometedora, muchas instituciones trabajan en este campo. Los laboratorios especializados detectan el VIH (virus de inmunodeficiencia humana), el virus del papiloma humano, la sífilis y enfermedades similares. Algunas instituciones médicas se especializan en la identificación de onco-marcadores. Las unidades de examen médico forense estudian el parentesco.

El Centro Nacional de Ciencia Práctica, “Madre y Niño”, se dedican a las cuestiones relacionadas con la madre y el niño. Hace falta señalar que en nuestro instituto fue creado el Centro Nacional de Tecnologías Genómicas, que fue acreditado para llevar a cabo el tipo de actividades médicas, de las cuales yo les había contado antes.

— ¿Cuéntenos, por favor, si los científicos belarusos hicieron algunos importantes descubrimientos en los últimos años?

— No es muy correcto hablar sobre los descubrimientos dentro un país. Si tenemos en cuenta el récord del mundo, por lo general, las “culpables” son las personas representantes de distintas profesiones. Nuestros genéticos toman parte de muchas investigaciones conjuntas que se están llevando a cabo en la cooperación con otros países. Las dos de ellas ya hemos terminado recientemente. Se trata de los proyectos dedicados a la protección del medio ambiente y el desarrollo de la biotecnología genética de plantas y animales, compartidos con los médicos venezolanos. Además de eso, hay muchos proyectos tradicionales con los países de la Comunidad Económica de Eurasia, en el marco de los cuales los científicos de Belarús, Rusia y Kazajistán estudian ADN de plantas. También en la Academia Nacional de Ciencias de Belarús fue creado el Fondo Nacional de Investigación Fundamental que se ocupa de los temas de búsqueda en diferentes áreas de la ciencia a partir de una base competitiva. Cabe destacar que en estos desarrollos participan representantes de los diferentes países: Belarús, Turquía, Azerbaiyán y Lituania, entre otros.


— Entendí algo en cuanto a ADN del hombre. ¿Qué problemas genéticos existen en el caso de animales?


— La mayor parte del trabajo llevado a cabo por nuestro laboratorio está relacionada con el desarrollo de la genética de animales domésticos y silvestres. En primer lugar, el animal debe estar sano. Y nuestra tarea es a tiempo detectar enfermedades hereditarias, determinar a un individuo enfermo y sacarlo del proceso de selección para que la mutación no se extienda en el rebaño. En cuanto a la fauna, actualmente estamos implementando un proyecto internacional junto con el Instituto del Estudio de Mamíferos de la Academia de Ciencias de Polonia relacionado con la biodiversidad del bisonte europeo. Usted sabe que hoy en día es una marca de nuestro país. En los siglos de XVII a XVIII, el área de distribución de bisontes era extensa. Pero en resultado de la guerra y la urbanización la población se redujo tanto que todo el mundo apenas pudo juntar doce individuos. Y el primer desafío era mantener el bisonte como especie. Era necesario aumentar su viabilidad. Hoy en día la población de bisontes es más de cinco mil individuos. En nuestro país habitan un mil 363. A propósito, Belarús ocupa el primer lugar en el mundo según el número de bisontes que viven libremente. Las tareas que tenemos que resolver: qué diferencia genética tienen los bisontes de Belarús y Polonia, cómo crear las condiciones en las que la población va a vivir la vida más activa.

— Si todos seres vivos tienen ADN con un gran número de genes, diga por favor, ¿si no es dañino comer el gen ajeno?

— No está mal para nada. Cada especie de organismo vivo consume diferentes tipos de alimentos. Las plantas “beben” el agua, y nosotros “comemos el gen ajeno” de un solo organismo. Así es la naturaleza. El hombre es una criatura herbívora y carnívora. Necesitamos consumir proteínas animales y no importa que digan los vegetarianos.

— Pero los vegetarianos argumentan su rechazo a la carne diciendo que la energía agresiva del animal muerto se transfiere a los que la comen. ¿Quizás aquí estamos hablando de genes animales que entran en nuestro cuerpo?

— Créanme, tenemos suficientes enzimas para digerir los alimentos hasta el punto de que ningún ADN ya no está allí y no queda ningún rastro. A su vez, recibimos un gran número de nutrientes.

— He leído que la toronja es capaz de restaurar la estructura rota de ADN. ¿Así que eso significa que puede romperse?


— Sí, bajo la influencia de factores nocivos, como el estrés prolongado, la mala alimentación y mal ambiente... Por lo tanto, es posible restaurar la estructura de ADN. Este proceso se llama la reparación.

— También leí que ADN de un plátano y del hombre es similar el 50 por ciento. ¿Por contener los mismos genes, nosotros somos los plátanos a la mitad?

— ¡Pero no somos ningunos plátanos! Y lo sabemos ahora muy bien.

— Y con los chimpancés tenemos genes comunes del 99 por ciento. ¿El uno por ciento de la diferencia es mucho o poco?

— ¿Le parece que somos casi iguales? Más bien, no. Por lo tanto, esta declaración no tiene ningún fundamento para afirmar que el hombre evolucionó de los chimpancés. Digamos, un genio y un tonto pueden tener semejante aspecto. ¿Cómo determinar la diferencia entre ellos? Si fuera tan fácil de hacerlo, nuestros hijos seguramente escogerían el camino de los genios.

— ¿Podría una persona cambiar sus genes a través de la oración o la forma de vida espiritual?


— Lamentablemente no. Nacimos con determinados genes, con los mismo vamos a vivir nuestra vida y los pasaremos a las futuras generaciones.

— Pero, ya está comprobado que el agua cambia su estructura bajo la influencia del sonido. ¿Por qué entonces no podemos de alguna manera influir en nuestros genes?

— Cada uno de nosotros tiene su propio modo de vida y la educación. La personalidad puede cambiarse, pero los genes no. Tomemos como un ejemplo a los gemelos. Cada uno de ellos vive en su entorno. Pero ellos pueden enfermarse en el mismo tiempo con las mismas enfermedades. O algún tipo de gen simplemente no se manifestará nunca. Dicen que la naturaleza se relaja en los hijos. Esto no quiere decir que el hijo no tiene talento. Es probable que algún tipo de gen simplemente “esté durmiendo” o el hijo no haya recibido una educación adecuada para que la naturaleza demostrara todos sus dones.

— Entonces, ¿qué es un gen HTTLP 5, que responde por el optimismo? ¿Este concepto es bastante abstracto?

— Cada uno de nosotros experimenta emociones de diferente manera. Hay sanguíneos, coléricos y melancólicos... Uno para ser feliz necesita poseer todo el mundo y al otro se le agrada un pedacito de pan. Eso no tiene nada que ver con los genes.

P.S. ¿Me pregunto si las primeras personas bíblicas, Adán y Eva, tenían ADN? ¿Es probable que ADN se haya formado generalmente después del pecado original para que la gente, al descifrar hasta el final del el gen humano y al aprender a manejarlo, regresaron a la inmortalidad? A estas preguntas –que suenan hipotéticamente– trata de responder la genética de comportamiento. Es una ciencia joven que está en la intersección de la genética y la psicología. Ella aún se está desarrollando en el mundo, pero nos gustaría creer que traiga a la Humanidad muchos nuevos descubrimientos. Pues los genes, como se conoce, nunca se cambian...

Alisa Krasóvskaya
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости