Franco Milazi: “Me gustarнa que de Belarъs hablen bien”

[b]El seсor Franco Milazi –que encabeza la asociaciуn “Italia — Belarъs”– hace importantes planes para que las personas en diferentes paнses se acerquen mбs unas a otras[/b][i]Desde hace mucho tiempo conozco al seсor Franco Milazi. Nos reunimos en la Casa de la Amistad de Minsk (una vez celebrada aquн la presentaciуn de la provincia italiana de Calabria, en donde йl estб viviendo). Ademбs de eso, nos vimos varias veces en las recepciones ofrecidas por la Embajada de Italia. Es una persona muy agradable, es un italiano tнpico que pregunta, sonriendo: “їVнctor, cуmo estбs?” Yo he oнdo que el catedrбtico Franco Milazi estб participando junto con sus colegas belarusos en los proyectos conjuntos, asн como da clases del idioma italiano para los estudiantes extranjeros. Pero mis conocimientos eran superficiales, por decirlo asн, de paso...[/i]
El seсor Franco Milazi –que encabeza la asociaciуn “Italia — Belarъs”– hace importantes planes para que las personas en diferentes paнses se acerquen mбs unas a otras
Desde hace mucho tiempo conozco al seсor Franco Milazi. Nos reunimos en la Casa de la Amistad de Minsk (una vez celebrada aquн la presentaciуn de la provincia italiana de Calabria, en donde йl estб viviendo). Ademбs de eso, nos vimos varias veces en las recepciones ofrecidas por la Embajada de Italia. Es una persona muy agradable, es un italiano tнpico que pregunta, sonriendo: “їVнctor, cуmo estбs?” Yo he oнdo que el catedrбtico Franco Milazi estб participando junto con sus colegas belarusos en los proyectos conjuntos, asн como da clases del idioma italiano para los estudiantes extranjeros. Pero mis conocimientos eran superficiales, por decirlo asн, de paso. El italiano estuvo en nuestro paнs muchas veces por motivos profesionales. En una palabra, durante nuestro reciente encuentro he decidido, como suele decir, prender la grabadora y pedir al seсor Franco contar mбs de sн mismo y de su obra.
Йl aceptу mi propuesta con mucho gusto. Al reunirnos, primeramente йl tomу un bolнgrafo, una hoja en blanco y comenzу a dibujar un diagrama, presentando de este modo todos los detalles de la historia de su asociaciуn. Resulta que el seсor Franco Milazi es el presidente de la Asociaciуn Italia-Belarъs-Rusia. Йl explica por que se presenta de esta manera. “A Rusia se la conocen todos. En opiniуn del seсor Franco, Belarъs tal vez no sea un paнs muy popular en el mundo e incluso desconocido. En general, antes fue la organizaciуn que se llamaba “Uniуn Soviйtica — Italia”. Durante la “guerra frнa”, incluso la antigua Uniуn Soviйtica fue poco conocida en Iitalia, pero a mн y mis amigos siempre nos gustaba la cultura rusa y nosotros, tomando en consideraciуn nuestras ideas en cuanto a la vida y el mundo mejor, querнamos entender este misterioso paнs. En aquel tiempo, cuando muchos miraban al Occidente y a los Estados Unidos y precisamente aquellos valores fueron mбs aceptados en Italia, mis amigos y yo sуlo mirбbamos a Rusia.

— їPero vamos a aclarar: miraron a Rusia o la antigua Uniуn Soviйtica?
Franco Milazi: Claro que entonces fue la antigua la Uniуn Soviйtica. Una vez derrumbado el gran paнs, dejу de existir tambiйn la asociaciуn “Uniуn Soviйtica — Italia”. Pero hace diez aсos junto con un grupo de amigos decidimos reanudar la cooperaciуn ya entre Italia y Rusia, al crear escuelas de la lengua rusa que presentaban a los italianos la cultura rusa. Luego sucediу la catбstrofe en la central nuclear de Chernуbyl y nosotros conocimos mбs informaciуn sobre Belarъs. Antes sabнamos sуlo que durante la Segunda Guerra Mundial, Belarъs habнa sufrido mucho. Para ser honesto, tuvimos poca informaciуn sobre su paнs y su gente. De hecho, una vez ocurrido el accidente de Chernуbyl, entre nuestros paнses fueron establecidas las relaciones de cooperaciуn mбs estrecha. Muchas de nuestras familias recibнan a sus chicos para que ellos pudieran recuperar su salud. Luego los chicos crecнan y aprendнan el idioma italiano, por lo tanto de modo mбs pleno comenzу a funcionar tambiйn nuestra asociaciуn. En los ъltimos diez aсos de modo seguida visito Belarъs.
— їAcuerda del primer encuentro con Belarъs? їCуmo fue?
Franco Milazi: Por primera vez conocн sobre Belarъs de los niсos que venнan a Italia para recuperar su salud, una vez sucedida la catastrofe en la central nuclear de Chernуbyl. Claro que conocнa sobre el herуico pasado de guerra de Belarъs. Pero lo que me hizo venir aquн fue el desastre de Chernуbyl. Me ayudу mi amigo que trabajaba en la Embajada de Italia en Minsk. En realidad, fue йl que me invitу a visitar su paнs. Por primera vez vine aquн hace diez aсos. Fue un paнs muy diferente. Pero poco a poco me acostumbrй al mismo. Empecй a apreciar las cosas que eran muy positivas. Pues el pueblo belaruso es muy civilizado, su gente es bien educada, tomando en consideraciуn las normas europeas. Minsk es la ciudad mбs limpia que he visto alguna vez. Ademбs de eso, los belarusos respetan mucho la ley. Reitero que su gente es muy cordial y amigable y no se pone agresiva con las personas diferentes. En Italia la situaciуn es distinta El entorno acogedor, agradable y cordial de aquн hace que uno tiene deseo de regresar a esta tierra otra vez. Cabe seсalar que decenas de mis amigos han visitado Belarъs e incluso muchos de ellos han contraido matrimonio con las muchachas belarusas. Algunos de mis amigos viven y trabjan aquн. Ademбs de eso, muchos estudiantes belarusos se van para Italia.
Sй que el seсor Franco vive en la ciudad de Reggio Calabria situada en el sur de Italia. Da clases del idioma italiano a los extranjeros en la Universidad de Dante Alighieri (a propуsito, es la ъnica universidad para los estudiantes extranjeros que se encuentra en la costa del mar). A esta universidad vienen los estudiantes de todas partes del mundo, incluso los jуvenes de la facultad de filologнa de la Universidad Nacional de Belarъs. En mucho al cumplimiento de este proyecto aporta la asociaciуn encabezada por el seсor Franco Milazi.
— їQuй le empujу establecer relaciones entre Italia y Belarъs?
Franco Milazi: Sin duda, en parte decidн hacerlo por un entusiasmo que tuve. Por otro lado, la gente belarusa –que lleguй a conocer– tambiйn estuvo muy entusiasmada. Por lo tanto, esta simpatнa y energнa mutua dieron sus frutos. Algunos de nuestros proyectos conjuntos fueron llevados a cabo y concluidos exitosamente. Sobre otros seguimos trabajando activamente.
— їPor quй apareciу este entusiasmo?
Franco Milazi: porque querнa mucho que todas esas cosas maravillosas –que habнa visto en Belarъs– fueran ampliamente conocidas, incluso aquн en Italia. Asн como, por ejemplo, el arte, la mъsica, la pintura y ballet de Belarъs. Me gustarнa que hablen de Belarъs sуlo cosas buenas.
— Cuйnteno por favor quй proyectos fueron llevados a cabo?
Franco Milazi: en la Casa de la Amistad de Minsk fueron celebrados exitosamente los Dнas de Calabria en la Repъblica de Belarъs. Ademбs de eso, en Reggio Calabria en el teatro Cilea por la invitaciуn de la Academia de Mъsica de Italia fueron presentados los conciertos con la participaciуn de los estudiantes belarusos, futuros mъsicos. Son ejemplos del intercambio cultural. Este proyecto fue cumplido tras organizarlo del siguiente modo: hicimos invitaciones a sus estudiantes para participar en las clases maestras y al finalizarlas, fue presentado el concierto conjunto de los estudiantes belarusos e italianos. A propуsito, en Italia a los estudiantes belarusoas se les pagaban una beca por el monto 600 euros al mes. Pero me gustarнa decir algo muy importante: estoy seguro de que estas actividades culturas es un puente que une a dos naciones, Belarъs e Italia.
— їMe interesa, cуmo presenta Belarъs a sus amigos y conocidos italianos y quй cuenta en el primer lugar?
Franco Milazi: Siempre digo que Belarъs es un paнs de gran cultura. Me gustarнa que su paнs se lo conozca el nъmero mayor posible de italianos. Por lo tanto, les digo que vengan aquн y conozcan Belarъs. La cultura es la cultura, pero tambiйn hay otras aficiones: unos se dedican al negocio. Por ejemplo, muchos de mis amigos se entusiasman por la caza. Y ellos ya han venido aquн en varias ocasiones. Por lo tanto, su cultura, incluso cultura de comportamiento amigable y la hospitalidad sincera es un camino seguro que ayuda a emprender negocio en su paнs. Porque a las personas –que han visitado su hermoso paнs– se le ha gustado todo: recibimiento y ambiente cбlido. Y cada vez mбs nъmero de personas vuelven a visitar Belarъs.
— їQuй cambios ven en Belarъs, cuando vienen aquн, digamos, dentro de seis meses o un aсo? їNotan algunos cambios?
Franco Milazi: La gente de aquн nunca cae de бnimo y son muy positiva. Ademбs de eso, los belarusos son capaces de superar todas las dificultades. Ademбs de eso, me gustarнa aсadir una cosa muy importante. En los ъltimos aсos, en Minsk he notado muchas obras de construcciуn. Son obras muy grandes. Lo que permite creer que la situaciуn en su economнa, a pesar de la crisis econуmica y financiera internacional, sigue desarrollбndose. Lo que impresiona mucho.
— їQuй proyecto mбs le gustarнa realizar en Belarъs?
Franco Milazi: En cuanto a los futuros proyectos en la esfera humanitaria, todos ellos se refieren a los niсos y su recuperaciуn. Lo que hemos hecho y lo seguimos haciendo es el recibimiento de los niсos belarusos en las familias italianas. Es un proceso constante. Ademбs de eso, con ayuda de nuestra asociaciуn a esta altura se lleva a cabo el proyecto de cooperaciуn entre el Colegio Nacional Coreogrбfico de Belarъs y el Centro Nacional Coreogrбfico de Roma. El rector del centro me autorizу a representar Italia para que el mencionado proyecto se haga realidad en un futuro prуximo. Es cierto que para los italianos las ciudades rusas de San Petersburgo y Moscъ son sitios emblemбticos, sobre todo cuando se trata de la mъsica o el ballet. Pero estoy seguro de que el nivel de preparaciуn de los artistas de ballet belarusos y sus maravillosas interpretaciones es un mejor ejemplo internacional. Por lo tanto, actualmente me gustarнa mucho por fin comenzar a cumplir con este proyecto muy interesante Pensamos invitar a tomar parte del mismo a los profesores italianos y a los jуvenes de 16 a 20 aсos de edad procedentes de Belarъs que estudiarбn en nuestros centros docentes, vivirбn en las familias italianas y tendrбn oportunidad de visitar nuestra capital, Roma, asн como las demбs ciudades italianas. La misma oportunidad tendrбn los chicos italianos en Minsk. Actualmente, me dedico a los trabajos de organizaciуn de este importante proyecto.
Ademбs de eso, estamos llevando a cabo el semejante proyecto con la Academia de Artes de Belarъs, asн como estamos analizando los proyectos conjuntos en la esfera de la moda.
— їEn su opiniуn, si existe el potencial humano para esta cooperaciуn?
Franco Milazi: Claro que sн. Es mбs, es muy grande. Soy profesor y me atreverнa decirlo que los jуvenes italianos no tienen tanto deseo de estudiar que he visto aquн, en los chicos belarusos, que saben superar las dificultades y mostrar toda la perseverancia del espнritu humano. Me gustarнa desearlo a los estudiantes italianos. La actitud consumidora hacia la vida en gran parte frustrу su deseo de avanzar y mejorar su nivel de conocimientos y por lo tanto ellos no hacen ningunos esfuerzos. A su vez, cuando veo a los jуvenes belarusos, me inspiran mucho, pues son los chicos bien educados que hablan varios idiomas extranjeros...
— їQuй tal atractivas son las condiciones de estudios creadas para los extranjeros?
Franco Milazi: Son los cursos, lo que es muy cуmodo. Hay cursos cortos, de un mes, que son convinientes para las personas que trabajan y sуlo pueden aprovechar sus vacaciones para tomar clases del idioma italiano. Por la maсana los interesaddos tienen clases del idioma, perfeccionan sus conocimientos, y por la tarde y los fines de semana hacen recorridos por los sitios emblйmaticos de gran interйs turнstico: zonas naturales, asн como lugares histуricos que atraen a los visitantes de todo el mundo. Pero lo mбs importante –que ofrecemos a nuestros aspirantes– es la posibilidad de relacionarse con las personas de la misma edad de todo el mundo y obtener las experiencias lingьнsticas y culturales ъnicas. Ademбs de eso, hace falta seсalar que hay cursos de tres a cuatro meses, asн como de los seis meses. Tambiйn hay cursos de tres aсos que permiten obtener tнtulo o puesto de profesor y enseсar el idioma italiano a los estudiantes extranjeros. Vale la pena mencionar que la ciudad –en donde se encuentra la universidad– es muy hospitalaria y muy barata.
— їEs cierto que a usted, asн como a sus amigos, se les encanta la caza? Serнa imperdonable de no pregusntarlo sobre sus impresiones causadas por la naturaleza belarusa. їPudo disfrutar?
Franco Milazi: ЎOh-oh-oh! (el seсor Franco se pone muy contento, como lo saben hacer sуlo los italianos). Me encanta su naturaleza virgen, asн como el recibimiento tan caluroso que ofrecen a nosotros los belarusos. Cuando yo y mis amigos vamos a cazar, por lo general, alquilamos una casita situada junto a un rнo o lago. Ademбs de eso, cabe seсalar que su gente nos recibe muy bien, se pone muy feliz y siempre estб de buen humor. Es tan agradable observar. Se percibe que su actitud viene del corazуn, del alma. Es evidente que aportamos al desarrollo econуmico de su maravilloso paнs, pues visitamos restaurantes, compramos pasajes de su compaснa aйrea “Belavia” y viajamos en sus taxi. Pero nos gusta gastar dinero aquн. ЎEs toda una alegrнa para nosotros!
Mi sueсo mбs deseado es organizar algo parecido en mi ciudad natal de Reggio Calabria en un nivel cultural bien alto para poder recibir a los visitantes italianos, asн como extranjeros. Sabe, en mi ciudad me llaman Franco Belarъs. Es un gran honor para mн. De verdad.

Vнktor Mikhбilov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости