Experencia educativa

Durante muchos años, el doctor en ciencias biológicas desde a ciudad belarusa de Gómel, Víktor Averin, trabajó en la superación de las consecuencias del accidente en la central de energía nuclear de Chernóbyl

Durante muchos años, el doctor en ciencias biológicas desde a ciudad belarusa de Gómel, Víktor Averin, trabajó en la superación de las consecuencias del accidente en la central de energía nuclear de Chernóbyl. Junto con sus colegas rusos, él se dedicaba al desarrollo de los sistemas de seguridad radiológica, la protección de la población y los territorios en caso de posibles desastres hechos por el hombre. Hoy en día, Víktor Averin continúa este trabajo pero ya en la cooperación con sus colegas occidentales. 


Víktor Averin con sus estudiantes

El hecho de que este tipo de trabajo es necesario, está comprobado también por el accidente ocurrido en la central nuclear, “Fukushima-1”, en Japón, que tuvo lugar hace cuatro años. En este país muy avanzado y de alta tecnología no esperaban para nada tal tragedia.

El incidente llevó a la comunidad internacional hacia la necesidad de desarrollar medidas, métodos y leyes que permitan a todos los países en circunstancias extremas actuar sabiamente y bien. Con este fin, fue creada una comisión internacional, que incluye a representantes de la seguridad nuclear de los Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Japón. Además de eso, como un experto fue invitado Víktor Averin, el único especialista que representa la Comunidad de Estados Independientes. La Comisión ya está funcionando durante varios años. Las reuniones y los debates se celebran en Francia, así como en Japón.

— El resultado de nuestro trabajo debe ser un documento que de la manera más detallada, paso a paso, va a regular las actividades de todos los servicios en los casos de fuerza mayor en las plantas de energía nuclear. Lo que en caso de emergencia permitirá reducir su impacto al mínimo, cuenta el científico sobre las tareas de la comisión internacional.

El documento debe estar listo ya el próximo año y disponible para todos los países que utilizan la energía nuclear. En un futuro muy cercano este grupo lo formará también Belarús, donde ahora se está construyendo la planta de energía nuclear.

Hace falta señalar que a partir de 1989 Víktor Averin se dedica a los temas de la seguridad radiológica. Inicialmente él fue el director adjunto para el trabajo científico del Instituto de Radiología de Belarús y desde el 2007 es su director permanente. Los científicos del instituto diseñaron decenas de programas para el desarrollo seguro de los territorios afectados por la catástrofe nuclear, las tecnologías de la reorientación de la producción agrícola y la obtención de la producción limpia. El mismo doctor Víktor Averin es el autor de cientos de artículos, decenas de libros y monografías sobre la práctica de la superación de las consecuencias del accidente de radiación en la central nuclear de Chernóbyl. Su tesis doctoral fue dedicada a la minimización de las dosis internas del ser humano generada por el consumo de productos de origen animal.

A partir del año pasado, Víktor Averin ocupa el cargo del decano de la Facultad de Biología de la Universidad Nacional de Francisc Skaryna de la ciudad de Gómel y comparte generosamente sus conocimientos y experiencias con los jóvenes, considerando que también es muy importante. Cabe destacar que en período de post Chernóbyl creció toda una generación de personas que sabe poco sobre el trabajo que fue hecho para superar las consecuencias de la mayor catástrofe tecnológica del siglo XX.

— Los titulados universitarios a menudo son reacios a ir a trabajar en las zonas afectadas por el accidente. Cuando se les pregunto por qué, no me hablan más que del hecho de que, por ejemplo, hubo un accidente y la zona está contaminada. Los jóvenes no son conscientes de la gran labor que se realiza para superar las consecuencias del desastre que ahora permite volver a instalarse y vivir con seguridad en las zonas previamente contaminadas. A través de un sistema de educación este conocimiento debe llegar a la conciencia de la gente joven en Belarús y en todo el mundo.

Valentina Grigórieva
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости