Estrategia de la salud desarrollada en Minsk

Los nuevos enfoques hacia los problemas de la salud fueron analizados en la sede del Comité Olímpico Nacional

Los nuevos enfoques hacia los problemas de la salud fueron analizados en la sede del Comité Olímpico Nacional. Allí tuvo lugar la Conferencia Ministerial Europea de la Organización Mundial de la Salud. Los ministros, distinguidos catedráticos celebridades médicas de renombre internacional se reunieron para analizar la forma de aplicar la estrategia, “Salud-2020”. El presidente de Belarús, Alexandr Lukashenko, se reunió con visitantes extranjeros.


 Por primera vez, en nuestro país tuvo lugar el foro médico de tan alto nivel. Y, tal vez, por primera vez el mismo resultó ser de mucha importancia y envergadura en cuanto a términos de geografía y el número de participantes. A nuestro país vinieron en torno a 200 distinguidos invitados de más de treinta países. Antes del comienzo de la conferencia, el mandatario belaruso, Alexandr Lukashenko, se reunió con la directora de la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Zsuzsanna Jakab. Ella contó que un interés sin precedentes hacia el evento se explica fácilmente. El mundo se enteró de los logros de Belarús en la esfera de la salud pública, y ahora los expertos extranjeros están interesados en ver todo con sus propios ojos, visitando algunos centros médicos y hospitales.

Si hablamos en breve, la estrategia, “Salud-2020” –desarrollada aún en 2012– prevé invertir en la salud en todas las etapas de la vida humana, comenzando con el nacimiento del niño, así como el fortalecimiento del sistema de salud pública y su disponibilidad para todos los segmentos de la población. Nuestro país en este sentido podría ser un ejemplo para las demás naciones. Pero a diferencia de otras repúblicas de la antigua Unión Soviética en Belarús no comenzaron a emprender reformas de mercado, olvidándose de la gente. Alexandr Lukashenko dijo lo esencial: el país logró garantizar la igualdad en el acceso a los servicios médicos:

— En nuestro país todas las personas reciben asistencia médica: no importa si tienen o no tienen el seguro médico.

Se asignan sumas considerables para el desarrollo de la medicina. El año pasado, por ejemplo, para estos fines fue asignado casi el seis por ciento del PIB del país. Además de eso, los mecenas y patrocinadores apoyan al Estado con recursos financieros. En resultado, en el actual quinquenio ya han sido construidos más de 130 objetos de la salud pública. El país cuenta con 17 centros nacionales de investigación científica y práctica, que de ninguna manera ceden a los mejores análogos mundiales. Nuestros médicos aprendieron a hacer operaciones bien complejas en la cirugía de corazón y hasta el trasplante de órganos y tejidos.


La directora de la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa responde a las preguntas de corresponsales

La modernización gradual del sector, la construcción de nuevas instalaciones médicas y su equipamiento con equipos de alto contenido tecnológico traen importantes beneficios, que pueden ser envidiados incluso por los países más avanzados del mundo. Belarús se encuentra entre los cinco países con las tasas más bajas de la mortalidad infantil y materna. Detrás están potencias europeas como Alemania, Holanda, Francia y Suiza, entre otras. Este año, por ejemplo, en nuestro país no ha sido registrado ni un solo caso de la mortalidad materna. Además de eso, hace falta señalar que en términos de la reducción de la incidencia de la tuberculosis Belarús está por delante de Finlandia, Suiza, Austria y Noruega.

Tomando en consideración el acceso a los servicios de la salud estamos compartiendo el primer lugar con Canadá. También estamos casi cerca de cerrar “tijeras demográficas”. A partir de 2006, la tasa de la natalidad ha aumentado hasta el 12.5 por cada mil personas. También se está disminuyendo constantemente la tasa de la mortalidad y se están produciendo nuevos medicamentos.

Alexandr Lukashenko señala una relación directa entre la salud de la Nación y el nivel del desarrollo de la cultura física en el país. La tarea es bien ambiciosa:

— Es necesario hacer todo lo posible para que del 30 al 40 por ciento de la población practique deportes. Un estilo de vida saludable debe ser tarjeta de visita de Belarús.

Y esto no es una tesis declarativa. Pues la salud de la Nación no sólo es un importante imperativo social, sino también una cuestión de la seguridad demográfica y económica de cualquier país del mundo. Por lo tanto, Belarús apoya plenamente la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud. La experiencia de Belarús en la implementación de la estrategia, “Salud-2020”, es reconocida en todo el mundo. En este sentido, sería interesante conocer la experiencia de todos los participantes de la conferencia. Esto es lo que contó Guntis Belevichs, ministro de la Salud Pública de Letonia:

— Provenimos del mismo país, pero una vez derrumbada la antigua Unión Soviética, tomamos caminos diferentes. Cuando en 2008 se produjo una crisis económica y financiera global, reducimos drásticamente los gastos en la salud pública y hasta el momento no hemos regresado a los niveles anteriores. Letonia asigna del presupuesto nacional dos veces menos dinero para el desarrollo del sistema de la salud pública que Belarús. Nuestra población tiene que hacer importantes pagos adicionales de su propio bolsillo. Producimos alrededor de cinco por ciento de nuestras propias medicinas, el resto lo importamos. A su vez, ustedes aumentaron su propia producción hasta el 51 por ciento. Belarús tienen de qué estar orgullosa.

He aquí está la opinión del catedrático de la Universidad de Helsinki, Eber Karenti:

— Los sistemas de la salud pública en Belarús y Finlandia no se diferencian mucho uno de otro. Es probable que tengamos más experiencia en el desarrollo de ciertos tipos de servicios médicos. Pero en cuanto a los indicadores clave, ustedes han hecho un gran trabajo productivo, y Belarús ocupa un lugar digno en el escenario mundial. Lo que puede comprobar cualquier experto internacional.

La reunión en Minsk es otra oportunidad para analizar con los colegas europeos nuevas ideas y recientes desarrollos. El enfoque acordado es la base de la Declaración de Minsk, que será una herramienta importante en la aplicación de la estrategia europea, “Salud-2020”.



Pero preguntémonos: ¿Por qué fue elegida precisamente la capital belarusa, Minsk para analizar la idea tan global? La directora de la Oficina Regional de la OMS para Europa, Zsuzsanna Jakab, admite que el papel crucial en este caso jugaron los logros de la medicina belarusa de los últimos años: “Es lo que para muchas naciones sigue siendo un sueño, para su país ya es una realidad. Me refiero a muy alta disponibilidad de los servicios médicos, así como muy baja tasa de la mortalidad materna e infantil. Además de eso, los indicadores de la inmunización son los mejores en Europa. Ustedes tienen que compartir su experiencia. Muchos países quieren conocer sus logros en la esfera de la salud pública”.

Cabe destacar que los expertos internacionales del más alto nivel vienen a nuestro país de modo seguido. Por ejemplo, el pasado año, Belarús, según la señora Zsuzsanna Jakab, se convirtió en el primer que demostró las capacidades de su sistema de la salud pública a los expertos de las Naciones Unidas y la OMS. Las recomendaciones –dadas por ellos– ya están puestas en práctica. A su vez, la OMS a menudo utiliza los desarrollos más avanzados de nuestra medicina como un buen ejemplo para los demás, porque hoy en día según casi todos los indicadores –que caracterizan la salud de la población– Belarús es un ejemplo en la Comunidad de Estados Independientes (CEI), y según una serie de criterios está en el nivel de los países más desarrollados de la Unión Europea. Además de eso, en cuanto al ritmo de la disminución de la mortalidad infantil y la tuberculosis nuestro país adelanta a Suiza, y en términos de reducción de la prevalencia del VIH/SIDA y la cobertura de la terapia antirretroviral es el primero en la CEI, ni hablar del funcionamiento del servicio de la protección de la salud materna e infantil y el trasplante de órganos y tejidos. Tomando en consideración el gran interés hacia el modelo de la salud pública de Belarús por parte de los delegados de la conferencia, se les fue ofrecido un recorrido por distintas instalaciones médicas.

Los dirigentes de la Oficina Regional de la OMS para Europa visitaron el Centro Nacional Científico y Práctico de Oncología y Radiología Médica Alexándrov, donde recientemente ha sido inaugurado el Centro PET más grande en Europa de Este...

¿Acaso sea demasiado tarde para mejorar la salud? ¿Acaso los factores negativos en las etapas tempranas de la vida puedan afectan el cerebro y el ADN o influenciar en el desarrollo de enfermedades en el futuro? ¿Qué papel tiene una infancia feliz, buen estado de ánimo y el bienestar de la madre durante su embarazo? ¿Tiene importancia un sentido de control sobre el modo de vida de uno? He aquí algunos temas que han sido analizadas por expertos médicos europeos. En cuanto a las recomendaciones a seguir para el desarrollando de nuestro país, es la promoción de la lactancia materna como un factor de la prevención de obesidad infantil, enfermedades del corazón, diabetes y alergias, así como la mejora de las capacidades intelectuales. Ya es una iniciativa global. El mejor ejemplo es la estrategia de la OMS, “Salud-2020”, que se implementa con la vista puesta en el futuro.

Alexander Pímenov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости