Estilo, encanto, creaciуn...

Solamente una mujer, en cuyo destino estбn todos los atributos del йxito y felicidad femenina y personal, puede enseсar a obtener de la vida un gusto verdadero
El pъblico teatral tiene la oprtunidad en esta temporada de convencerse de que la historia de amor de Romeo y Julieta — es eterna. En los meses cercanos en el Teatro de la Dramaturgia Bielorrusa, que se encuentra en Minsk, se realizarб el estreno del musical “Romбn y Yulia: una historia eterna” (realizador Valeri Anisenko). Ademбs, los representantes del sexo fuerte, sin los cuales las historias de amor en la vida, como se sabe, no ocurren, pueden conocer el libro escrito exclusivamente para los hombres, bajo el nombre de “Cosas femeninas pйrfidas...”. Hace poco apareciу en venta en las librerнas de la capital.
El autor de la interpretaciуn dramatъrgica de la novela mбs triste de Shakespeare, asн como tambiйn el manual alegre de psicologнa prбctica, — Diana Baliko, miembro de la uniуn de escritores de Belarъs y de la Asociaciуn Internacional de escritores y periodistas, una mujer joven exitosa, mejor que nadie corresponde a la imagen de una protagonista contemporбnea — estб de visita en la redacciуn de “Belarus”.
— Dramaturgo, escritora-psicуlogo, poetisa, periodista, diseсadora fotogrбfica y mujer de estilo que ademбs estudia en el Instituto de Literatura... їAcaso no es mucho para una mujer casada, que por educaciуn es historiadora-pedagoga?
— Yo dirнa incluso: es poco. El asunto es que soy una persona activa, un lнder por mi carбcter, una mujer con una gran cantidad de testosterona. En cambio la vida es corta y en ella hay tantas cosas interesantes que quisiera probarme a mн misma en todo. Quisiera ocuparme de negocios y de arte, de diseсo y de fotografнa, de publicidad y de deportes, de poligrafнa y de educaciуn de los niсos. Tengo mucho en mн. Bueno, en lo que se refiere al estilo — eso es mi vocaciуn.
— їLe alcanza el tiempo para crear un confort en la casa, para su marido?
— Totalmente. Denнs — es una persona que entiende. Estamos casados ya hace siete aсos. Afortunadamente, йl no se “encierra” en el orden del apartamento, en el sillуn blando cуmodo. Йl es programista, un carбcter entero, una personalidad brillante, autosuficiente. Cuando en nuestra familia surge el dilema, cуmo gastar el dinero: o comprar nuevos muebles, o reemplazar el papel mural estropeado por el gato, nosotros gastamos este dinero en un viaje. Denнs tiene la misma escala de valores, como la mнa: miramos en una misma direcciуn. Para mн la atmуsfera de calor y comodidad la crean no unas cortinas hermosas, sino el clima espiritual, las relaciones humanas.
— їPero vea que aquellas relaciones sobre las cuales Ud. habla pueden tener lugar tambiйn en condiciones de un modo de vida de confort y de cortinas hermosas?
— No lo discuto, pero mucho depende de aquello, de quй actitud se tiene ante esto. Yo, por ejemplo, tengo una actitud serena ante el polvo y no considero que cada cosa debe tener su lugar determinado. No sй coser, bordar, entrelazar el macramй. Y, a propуsito, el arte culinario — no es mi vocaciуn. Mi marido no almuerza en casa, por eso trato de reducir al mнnimo mis ejercicios culinarios. Cualquier mujer puede preparar el borsch, pero no cualquiera escribe versos. Por supuesto mismo, a veces cocino, pero sin falta esto debe ser algo no trivial — risotto, pastas con productos de mar,pizza, joulien, fondu, ponche de vino... Y enfoco este proceso en forma creadora, con amor. Me es agradable preparar junto con mi marido. Por eso a йl le concedo el derecho de honor de lavar y pelar las hortalizas, servir la mesa y lavar la vajilla.
— їViaja Ud. mucho?
— Yo no solamente viajo mucho. Vivo en los viajes — en los trenes, en los aviones, en los autobuses, en los coches. He estado en Nueva York, Praga, Amsterdam, Parнs, Roma, Cracovia... Los ъltimos tres aсos en Minsk vivo de visita, aproximadamente dos meses al aсo. Este verano pasado estuvimos con mi marido en Turquнa, para el mes siguiente iremos a Nepal.
— їRealiza Ud. algъn proyecto?
— Lo ha adivinado. Hago una inversiуn de dinero en una novela que existe en mi cabeza. Incluso el final “estб demarcado”. Pero me falta la percepciуn de una persona que ha estado en el Tibet.
— Las impresiones vivas son algo grande, como se sabe. їPor lo que se ve, ellas fueron puestas en la base de sus libros de psicologнa?
— Siendo una periodista profesional, por muchos aсos llevй las consultas psicolуgicas en las pбginas de periуdicos y revistas. Se hilvanaban conversaciones sinceras con los lectores, ellos escribнan cartas, tefoneaban, relataban sus problemas, y preguntaban, preguntaban... Y yo contestaba, tenнa encuentros con ellos. Pasaron los aсos, en cambio las mujeres seguнan interesбndose en las mismas cuestiones: cуmo alcanzar sus fines y no desilusionarse con ellos, cуmo obtener йxito y autorrealizarse, amar y ser amada, casarse una vez y para siempre, dar a luz y educar niсos hermosos, cуmo superar el miedo y las tentaciones, cуmo superar los peligros del mundo contemporбneo, cуmo aprender a obtener de la vida el mбximo de placer... Con el tiempo se acumulу tanta informaciуn que los periуdicos y revistas llegaron a ser estrechos para ellos, y yo comencй a escribir un libro, uno, el segundo, el tercero...
— їY Ud. no temiу la competencia de Carnegui y de la multutud de otros psicуlogos venerables?
— No los temн, porque escribo en forma comprensible para las mujeres y hombres con una mentalidad eslava, “local”. El mйrito principal de mis libros — es el lenguaje comprensible y alegre y... la salida escandalosa. A causa de esto con interйs los leen no solamente las mujeres, sino tambiйn los hombres. Una vez estando en Norteamйrica, escuchй una transmisiуn acerca de una Laura de 40 aсos, mujer de la limpieza de un supermercado, a la cual la abandonу su amigo sentimental, un conductor de autobъs. La mujer, por supuesto, llora, estб perpleja, no ve sentido en su vida en adelante, soсaba con estudiar, cuidar niсos, etc. El psicуlogo le recomienda a Laura terminar el colegio profesional y trabajar de educadora del jardнn infantil. Laura seguramente realizу el sueсo de su vida. Pero yo no puedo imaginarme, por ejemplo, a una mujer de la limpieza como la tнa Sonia que limpia la entrada de mi casa, que toma un crйdito para su educaciуn. Y no porque yo piense mal de ella, y de Laure piense bien. Sencillamente hay una infinidad de factores que no permitirнan a la tнa Sonia dar este paso.
— A Ud. la edita la editorial mбs grande de Rusia (EKSMO), їCуmo resultу eso?
— Sн, sus marcas comerciales — son Ustнnova, Dontsova, Marнnina, Pelevin... En casa no resultу tan rбpido, como hubiera querido, y entonces viajй a Moscъ. Al editor de inmediato se le encendieron los ojos cuando le traje mis “obras” psicolуgicas, y йl de inmediato me propuso una serie de autor. Esto es un gran crйdito de confianza. La mayorнa de los autores luchan por su propia serie por aсos.
— їLe gusta a Ud. ser exitosa, de estilo, de moda?
— Me gusta mucho, como me gusta ser mujer. Y el йxito — eso tambiйn es una parte de la moda. Y la moda, de cualquier manera que la mire, es el motor del progreso.
— Aparte de muchos componentes que hacen su vida tan apasionada — digamos, una nota agradable en la crуnica mundana sobre el nuevo libro de Diana de Sharmбn o acerca del estreno de turno,
— Las fiestas sin pretexto, las fiestas del alma — son mis preferidas. Y para sentirlas, es suficiente detenerse en la carrera loca bajo el nombre de “vida”.

Valentina Zhdanуvich
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?