Están cerca, aunque viven en otros países

Este año Belarús se la visitaron los descendientes de los condes, Hreptovichi y Czapski, así como de los príncipes, Ogiński
Este año Belarús se la visitaron los descendientes de los condes, Hreptovichi y Czapski, así como de los príncipes, Ogiński. Es bien comprensible qué los aristócratas quieren conocer su patria histórica. La nostalgia es un sentimiento que tienen, creo, todas las personas. Pero la mayoría de los belarusos asocia los nombres conocidos sólo con los tiempos pasados. Si alguien los conoce, eso es de los libros de texto. Pocas personas en nuestro país se dan cuenta de que los bisnietos de los constructores de los castillos belarusos, editores de libros y prominentes militares están viviendo en el mundo actual. Pero en realidad, ellos están cerca aunque viven en otros países. Y si vienen a ver su tierra natal, eso significa que les están esperando aquí. Vamos a recordar, quién de las personas nobles ha visitado Belarús en los últimos años, y de qué les ha impresionado. 


Quién: los Radziwill. 

Cuando: el año 2009, 2012, 2014. 

De dónde: Polonia, Roma. 

Dónde estuvieron: Nesvizh, Mir, Polonechka, Minsk. 

En los últimos años los Radziwill visitan seguidamente su patria histórica. 

El 26 de mayo de 2009, en Minsk, en el departamento de libros raros y manuscritos de la Biblioteca Central de la Ciencia Yakub Kolas de la Academia Nacional de Ciencias de Belarús los descendientes de la familia Radziwill han demostrado documentos impresos y manuscritos de su colección de libros. Como corresponde, estas publicaciones están bajo la protección del Estado. 

Además de eso, los miembros de la familia noble –encabezada por Elzbieta Tomashevskaya (en la foto a la derecha), la hija de Alberto Radziwill– visitaron el Museo Nacional de Bellas Artes y el Castillo de Nesvizh. 

El príncipe, Maciej Radziwill, cuyos antepasados en los siglos de XVIII a XIX vivieron en Polonechka, así como su esposa (también de la familia de Radziwill), una vez realizada esta visita, con frecuencia vienen a Belarús. A veces sin avisar a nadie para que sin apuro y en la familia ver los lugares de interés. 

En el período de 16 a 17 de junio de 2014, por primera vez en Belarús estuvieron los descendientes de León Vladislav Radziwill, su nieta, Diana, junto con su esposo, Ferdinand Karabba Tettamanti, y su hijo, teniente italiano de carabineros, Massimiliano. 

En Roma, los nobles están viviendo a partir del otoño de 1939. Entonces María Radziwill de los Branicki, su hijo, León Radziwill, y dos nietos, Anthony y Jerzy, fueron liberados de la custodia de la NKVD por la petición personal de la reina de Italia. En 1953, Jerzy tuvo a su hija, Diana. 


Cuando joven, Diana oía a menudo contar su padre historias familiares sobre la vida en el Castillo de Nesvizh y al visitarlo, “como si hubiera reconocido los lugares, de los cuales se les contaban sus familiares”. Los Radziwill-Tettamanti también visitaron el Castillo de Mir y el Museo Nacional de Bellas Artes, donde permanece una colección de retratos de sus antepasados. A su vez, los descendientes de los magnates donaron a Belarús un álbum con copias de las antiguas fotos de la familia. 

Diana Karabba Tettamanti espera pasa otra vez por la tierra de sus antepasados: 

— Nos gustó mucho el país y los lugares que habíamos visitado. Ellos significan mucho para mí, siempre me las guardaba en mi corazón. 


Quién: los Oginski. 

Cuándo: el año 2015, el 25 de septiembre. 

De dónde: Poznan. 

Dónde estuvieron: Zalesie. 

El aniversario número 250 del nacimiento del compositor, Mihail Cleofás Oginski, fue celebrado en su casa señorial ubicada en Zalesie, en la presencia de sus descendientes que llegaron de Poznan, Polonia. Son esposos, Zygmunt y Lidia Zielinski, y sus hijas. Toda la familia son músicos al igual como su ilustre antepasado. El marido toca el violonchelo, la hija el violín y la esposa es la compositora. 


Quién: los Sapieha. 

Cuándo: el año 2003. 

De dónde: de Polonia. 

Dónde estuvieron: Ruzhany, Novogrudok. 

Lev Sapieha es un hombre legendario, uno de los creadores del tercer Estatuto del Gran Ducado de Lituania. A su vez, Andrzej Sapieha es su descendiente. Él murió en 1989 en Londres. Su esposa, María (en la foto en el centro) en 2003 vino con sus dos hijos a Ruzhany, donde sus antepasados vivieron hasta el año 1939. 

María Sapieha visitó Ruzhany con una misión caritativa para ayudar a restaurar la antigua Iglesia de la Santísima Trinidad, que se encuentra en la plaza principal de la ciudad. Ella no sólo dio dinero para la restauración, sino también acordó sobre el apoyo del Ministerio de Cultura y Patrimonio Nacional de Polonia. 

En 1939, cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, María Sapieha huyó a Ruzhany. En el coche llegó a Lituania, y de allí se fue a Suecia y Francia. Durante la ocupación nazi ayudaba al movimiento clandestino, por lo que fue encarcelada. Se salvó, pues alguien del Vaticano le ayudó. Luego vivió en Londres hasta el año 1992 y se trasladó a la capital polaca, Varsovia: 

— Nos consideramos ser polacos. Al mismo tiempo, estamos conscientes de la profunda conexión con los antepasados de nuestro godo noble procedente del Gran Ducado de Lituania. 

Hace falta señalar que la señora María nunca regresó a Ruzhany. Ella murió en 2009, cuando en su palacio se llevaban a cabo las obras de reconstrucción. Ahora, en la antigua residencia se encuentra el museo. El hijo de María Sapieha, George, quiere volver a venir a Ruzhany y traer a su hijo y a su esposa brasileña. 


Quién: los Hreptovichi 

Cuándo: el año 2015, de 5 a 6 de octubre. 

De dónde: de Nueva York. 

Dónde estuvieron: Shchorsy, Novogrudok, Minsk.

Peter Buteneff es el nombre del descendiente de los condes Hreptovichi. Es el profesor en el seminario ortodoxo en Nueva York. Sus antepasados tenían una propiedad en las afueras de Shchorsy. Y al final del siglo XVIII Joachim Hreptovich fue el primer ministro de Relaciones Exteriores de la Mancomunidad de Polonia-Lituania, conocida en su época como República de las Dos Naciones o Mancomunidad de las Dos Naciones. 

El señor Buteneff visitó por primera vez la patria de sus antepasados que ellos abandonaron en 1939. Su madre fue también de una noble familia rusa: Trubetski, que proceden incluso de una dinastía más antigua, lituana, del gran duque, Gediminas. 

La visita fue organizada por Natalia Vasilévich, mujer belarusa, que el aristócrata casualmente se la conoció en el extranjero. A su vez, la Biblioteca Nacional de Belarús apoyó esta iniciativa. El vicedirector de la Biblioteca Nacional de Belarús, presidente de la Asociación Internacional de los belarusos, Ales Susha, acompañó a los visitantes durante su recorrido por los lugares de interés: 

— Le mostré al señor Peter el libro único preservado en nuestro país de la colección de los Hreptovichi en Shchorsy. Emociones sinceras de interés y admiración aparecieron en la cara del descendiente de la famosa familia. A su vez, el visitante de honor donó a la Biblioteca Nacional de Belarús el libro de su padre: una crónica de la familia de Butsyanёvi que comienza, naturalmente, de los Hreptovichi y contiene muchos materiales valiosos sobre Belarús. En Shchorsy nosotros vimos los restos de la majestuosa residencia con edificios destruidos (en la foto). Además de eso, participamos en la misa en la iglesia construida por los Hreptovichi y nos reunimos con los residentes de Shchorsy, que todavía recuerdan cómo fue todo “en los tiempos de los Hreptovichi”. Fue agradable escuchar de Peter, que muchos miembros de la familia de Butsyanёvy-Hreptovichi están viviendo en todo el mundo y que al conocer que él se iba para ver su nido familiar, ellos mandaron sus mejores deseos a nuestro país y expresaron su intención de visitar estos lugares. Es muy probable que eso suceda próximamente. 

Quién: los Czapski. 

Cuándo: el año 2009, 2015. 

De dónde: de Londres. 

Dónde estuvieron: Minsk, Stañkovo, Priluki. 


Alexandra Vankóvich y Eduardo Orando Godlewski en marzo de 2009 por primera vez visitaron Minsk, donde gobernó a finales del siglo XIX, principios del siglo XX Ene Karol Alexandr Czapski, famoso ancestro de Godlewski. 

El descendiente de Czapski visitó Priluki y Stañkovo ubicado en las afueras de Minsk, donde se preservaron los restos de la casa señorial del famoso godo. Y este mayo, por invitación de la cervecería, “Olivariya” –fundada por el conde, Czapski, el señor, Godlewski (en la foto a la derecha) volvió a visitar Belarús. Recorrió los lugares que recuerdan a su famoso predecesor –el Teatro Yanka Kupala y el Parque Máximo Gorki– y prometió regresar algún día. El aristócrata –que habla perfectamente muchos idiomas europeos– ahora está aprendiendo el idioma belaruso. 

Víktаr Kórbut
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости