¡Es nuestra victoria común!

Durante 70 años los veteranos, sus hijos y nietos, y ahora sus bisnietos guardan la memoria sagrada sobre la Gran Victoria en la Segunda Guerra Mundial

Durante 70 años los veteranos, sus hijos y nietos, y ahora sus bisnietos guardan la memoria sagrada sobre la Gran Victoria en la Segunda Guerra Mundial. Nadie puede romper los lazos fuertes entre las generaciones, reescribir la historia y hacer olvidar de sus páginas gloriosas. “Es nuestra victoria común, dicen millones de belarusos y rusos. Por lo tanto, siempre la festejaremos”.


Al coraje sin igual y el heroísmo de los soldados soviéticos están dedicados cientos de monumentos. Otro monumento majestuoso fue inaugurado en Belarús: en el mismo lugar, donde comenzó una estratégica operación de guerra, “Bagratión”, en resultado de la cual el pueblo belaruso fue liberado de los invasores alemanes nazis. Para su construcción fue recogido el dinero, como se suele decir, de todo el mundo. Gran parte del dinero fue asignada del presupuesto de la Unión de dos Estados. Este es sólo uno de los fragmentos de la gran labor realizada por el Comité Permanente de la Unión de dos Estados en relación con la celebración del 70° Aniversario de la Gran Victoria en la Segunda Guerra Mundial.

Además de eso, al aniversario de la Gran Victoria está dedicado el tradicional festival internacional de este año, “Slaviansky Bazar en Vítebsk”. También tuvo lugar el recorrido organizado para los representantes de los medios de comunicación de los dos países–que dedican sus artículos al tema de la integración belaruso-rusa– por los lugares de los combates más intensos en los suburbios de la capital rusa, Moscú. A su vez, el Secretario de Estado de la Unión de los Estados, Grigory Rapota, saludó personalmente a los participantes del recorrido de autos dedicado al Día de la Gran Victoria reunidos en la Colina Poklónnaya en Moscú, donde se encuentra el Museo de la Segunda Guerra Mundial que tomaron la decisión de emprender un viaje hasta la ciudad alemana de Torgau, donde hace 70 años fue celebrado el famoso encuentro entre las tropas soviéticas y norteamericanas...

Cabe destacar que se presta una especial atención a los veteranos de la Segunda Guerra Mundial. En víspera del Día de la Gran Victoria todos ellos fueron galardonados con medallas conmemorativas. Cumpliendo con el decreto del presidente de Belarús, a más de 44 millones de veteranos se les fue entregada ayuda financiera: para este fin desde el presupuesto nacional fueron asignados casi 205 mil millones de rublos belarusos. A su vez, las autoridades locales verificaron las condiciones de vida de los veteranos y en algunos casos ayudaron a hacer la reparación de sus viviendas, así como solucionar otros problemas cotidianos. Muchos veteranos fueron invitados a participar en el desfile celebrado en Minsk el 9 de mayo. Hace falta señalar que en el desfile militar tomaron parte unos cinco mil soldados belarusos y unos 250 vehículos de combate. Junto con los militares belarusos en el desfile participaron las unidades de las tropas rusas. Para eso a Minsk llegaron en torno a 300 soldados y oficiales de la agrupación regional. En el cielo de Minsk volaron aviones de combate rusos, Yak-130 y bombarderos, Su-34.

A su vez, los militares rusos marcharon por la Plaza Roja en Moscú. Por la noche en las capitales de Belarús y Rusia, así como en muchas otras ciudades de los dos países tuvieron lugar fuegos artificiales.

La preparación para la fecha importante ha comenzado mucho antes del 9 de mayo de 2015. “Casi todos los eventos de este año de un modo u otro modo están dedicados al tema de la memoria de los heroicos defensores de la Patria y la grandeza de su hazaña hecha hace 70 años atrás”, señaló en un encuentro con representantes de los medios de comunicación el Secretario de Estado de la Unión de dos Estados, Grigory Rapota. Son muchos ejemplos. Así, ya se ha convertido en tradicional una carrera de bicicletas, que se celebra anualmente bajo el lema, “La juventud de Belarús y Rusia: el camino hacia el futuro de la Unión de dos Estados”. Esta vez el tema de la Segunda Guerra Mundial sonaba con una especial claridad. Antes de su inicio en la ciudad rusa de Smolensk, junto al monumento al Fuego Eterno, el Secretario de Estado de la Unión de dos Estados, Grigory Rapota, se dirigió a los participantes de la carrera: “Van a pasar por el mismo camino, que hace 70 años pasaron sus padres y abuelos...” En siete días los jóvenes recorrieron 700 kilómetros por las provincias de Smolensk, Briansk, Moguiliov, Vítebsk y Gómel. La ofrenda floral depositada en las tumbas de los héroes caídos y la honra de los veteranos de la Segunda Guerra Mundial: todo esto permanecerá en la memoria de los jóvenes durante muchos años. Un paseo en bicicleta terminó en las afueras de la capital belarusa, ciudad de Minsk, en la renovada Colina de la Gloria e cerca de Minsk.

Es tradicional también es el “Tren de la Memoria”, que este año por séptima vez llevó de Kaliningrado a Minsk y luego a Moscú a 450 hombres jóvenes que se han distinguido en el trabajo patriótico y militar de la búsqueda. Junto con ellos en este recorrido de honor participaron 50 veteranos. En la capital de Belarús a los participantes del recorrido se los recibieron los contemporáneos para que juntos depositar flores en el monumento a los caídos. El evento de este año fue dedicado al 70° Aniversario de la Gran Victoria.

La juventud de Belarús y Rusia fue el principal protagonista también de muchos otros eventos dedicados a la fecha memorable. En la víspera del Día de la Gran Victoria, la asociación de estudiantes de las universidades de Belarús y Rusia tomó parte en la acción patriótica de labor voluntaria de la Unión de dos Estados celebrada bajo el lema, “La juventud está construyendo la Unión”. La ceremonia de la apertura del semestre laboral fue celebrada solemnemente junto al Juego Eterno, en el complejo conmemorativo, “Fortaleza de Brest”.

Este mismo tiempo, en la ciudad rusa de San Petersburgo, en el Palacio de Creatividad de Jóvenes tuvo lugar la inauguración de la final del concurso de la creatividad científica y técnica de los estudiantes de la Unión de dos Estados, “Talentos del siglo XXI”, a la que asistieron 23 equipos procedentes de Belarús y Rusia. Este evento se llevó a cabo bajo los auspicios del Comité Permanente de la Unión de dos Estados. En honor del 70° Aniversario de la Gran Victoria, los jóvenes de los dos países depositaron flores en el monumento a los héroes defensores de Leningrado (a esta altura, San Petersburgo — Aut.)

Además de eso, con mucho éxito fueron celebrados los eventos de la Unión de dos Estados, en los que participaron reconocidas celebridades culturales y artistas jóvenes. Entre ellos el concurso juvenil de canciones patrióticas bajo el lema, “Recordamos y nos sentimos orgullosos”, así como una serie de conciertos presentada por la Orquesta de Jóvenes de Belarús y Rusia. Hace falta señalar que el Comité Permanente de la Unión de dos Estados apoya plenamente este colectivo, cuya obra ya no sólo es conocida en Rusia y Belarús, sino también en el extranjero. El último concierto fue presentado por los músicos jóvenes justo el Día de la Victoria en la plaza central de la ciudad rusa de Voronezh, en el marco de la celebración del 70° Aniversario de la Segunda Guerra Mundial. Fueron presentadas obras de compositores belarusos y rusos, así como clásicas. Y, por supuesto, la mayoría de las composiciones del programa festivo fue dedicada a los tiempos de la guerra pasada y la Gran Victoria.

Además de eso, en el Comité Permanente de la Unión de dos Estados tuvo lugar una reunión de los representantes del Fondo de la Memoria –los generales de la Gran Victoria– a la asistieron los herederos de la gloria de los mariscales, Georgy Zhúkov, Konstantín Rokossovsky e Iván Kónev. El Subsecretario de Estado de la Unión de dos Estados, Iván Bambiza, señaló lo importante que es para nuestros contemporáneos recordar a los grandes comandantes de la Segunda Guerra Mundial. A su vez, el Secretario de Estado de la Unión de dos Estados, Grigory Rapota, con motivo del 70° Aniversario de la Gran Victoria, se dirigió con un mensaje a los pueblos de Belarús y Rusia. En particular, él dijo: “Gracias a nuestros héroes, que entregaron todas sus fuerzas para ganar la Gran Victoria, ahora podemos hacer planes para el futuro y pensar con tranquilidad en el día de la mañana... ¡Admiramos la valentía y la firmeza de los abnegados defensores de la Patria!”
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?