Es importante no demorar con un descubrimiento

En la medicina actual a veces es muy difícil de hacer un diagnóstico sin utilizar radionúclidos

Estamos acostumbrados a considerar la palabra “radiación” como negativa. Lo que relacionamos, en primer lugar, con los efectos causados por un desastre hecho por el hombre en una planta de energía nuclear de Chernóbyl. A nosotros, los belarusos, nos cuesta mucho tomar de otra forma la radiación. Pero la misma –cuando es controlable y controlada– podría también tener un buen efecto. Por ejemplo, en la medicina actual a veces es muy difícil de hacer un diagnóstico sin utilizar radionúclidos.

El diagnóstico con la ayuda de radionúclidos es el atributo cada vez más importante de los métodos modernos de tratamiento. El diagnóstico con la ayuda de radionúclidos en la práctica mundial se llama la medicina nuclear. Fue creada en 1927 y resulta que pronto celebraremos 90 años. Pero, a pesar de un tiempo tan largo, en Belarús es una parte relativamente nueva en el diagnóstico preciso de los pacientes.

— En general, el diagnóstico con la ayuda de radionúclidos complementa muchos otros métodos de diagnóstico. Pues el especialista –que tiene como objetivo ayudar al paciente– debe ser guiado por todo un complejo de investigaciones obtenidas en el diagnóstico de las enfermedades, dice el médico del Centro de Diagnóstico de Radionúclidos de la ciudad de Minsk, Vladímir Térekhov. Se trata de la tomografía computarizada de rayos X, la resonancia magnética y las técnicas de ultrasonido. Sin embargo, si se hace el estudio de radionúclidos, permite al especialista –que quiere llegar a la verdad– hacer diagnóstico correcto, y luego ayudar a elegir el tratamiento.

En general, el diagnóstico con la ayuda de radionúclidos es el método no invasivo. Hoy en día, es ampliamente utilizado en la práctica médica en muchos países europeos para el estudio, en particular, de la isquemia miocárdica. Precisamente para revelar las zonas ocultas de la isquemia en las primeras etapas de su desarrollo, lo que permite a una persona en el futuro deshacerse de los tratamientos complejos que no sólo son costosos, sino en general, no son muy seguros.

— Desde un punto de vista económico, estamos ahorrando y no obligamos al paciente a someterse a los métodos invasivos de examen como la angiografía coronaria, precisa Vladímir Térekhov. Obtenemos una información fiable ya en una fase temprana sobre los mismos procesos isquémicos, lo que luego puede ayudar a la persona en el tratamiento terapéutico y quirúrgico, sin recurrir a algunas intervenciones diagnósticas adicionales extremas. Es decir, esta técnica es muy importante en servicios prácticos de salud pública, en general, y en la cardiología terapéutica, en particular. Por ejemplo, el paciente está examinado antes de los primeros signos de isquemia. Pasa por un tratamiento. Luego otra vez se está llevando a cabo el estudio y en la dinámica se determina, si es eficaz o no el tratamiento. Este enfoque gradual en el examen y el tratamiento de los pacientes cardíacos puede ayudar al paciente y al médico que lo use –lo que es importante– en la intervención quirúrgica. Además de eso, la técnica de diagnóstico con la ayuda de radionúclidos es apropiada en el estudio de la perfusión tisular cerebral en la destrucción de sangre, en los accidentes cerebrovasculares. Nosotros, de hecho, somos pioneros en esta técnica en nuestro país. En nuestro Centro de Diagnóstico de Radionúclidos –abierto hace cinco años– nosotros hemos aplicado activamente en la práctica de la salud pública el estudio de perfusión miocárdica, el estudio de perfusión cerebral, que ayuda mucho a los neurólogos a hacer diagnóstico, y al personal del Centro Nacional Científico y Práctico, “Cardiología”, en la intervención quirúrgica en los vasos de arterias braquiocefálicas. Ha sido modificada y se utiliza activamente la técnica para el diagnóstico diferencial de las formas renovasculares y esenciales de la hipertensión, o, como dice la gente, en la presión renal o no renal. Por eso el equipo de investigadores médicos ya en dos ocasiones fue premiado por el presidente de Belarús. Además de eso, el personal del centro publicó dos monografías sobre el diagnóstico de radionúclidos. Estamos participando activamente en el proceso de enseñanza. En la antigua Unión Soviética, los especialistas en este campo se capacitaban en Moscú, San Petersburgo y Kiev. Una vez colapsada la antigua Unión Soviética, nuestros expertos se quedaron sin trabajo. A esta altura, la capacitación del personal es uno de los problemas urgentes.

— ¿Cuáles son las perspectivas?

— El futuro más próximo comprende la introducción de las tecnologías híbridas. Los dispositivos híbridos, que combinan en sí el tomógrafo de ordenador de emisión de fotón único, lo que está relacionado con el diagnóstico con la ayuda de radionúclidos, y un escáner CT de rayos X, que ya está relacionado con la radiología, dice Vladímir Térekhov. Y esta simbiosis de métodos de investigación de radionúclidos y de rayos X –dos en uno– permite acelerar el proceso de examen. La tarea de diagnóstico con la ayuda de radionúclidos, yo la formularía de la siguiente manera: teniendo datos de la tomografía de rayos X, que permite visualizar la estructura de órganos con un estudio del estado funcional y las características de los órganos y sistemas, lo cual nos da un tomógrafo de emisión de fotón único y recibir una información precisa y completa sobre el proceso patológico en el cerebro, en el corazón y mucho más, lo que está sucediendo a nivel celular y subcelular en el cuerpo humano. En resumen, la perspectiva de desarrollo es muy importante. La práctica mundial de la medicina se aleja de dispositivos individuales. Básicamente, se introducen los dispositivos que combinan varias áreas de diagnóstico en uno solo. Por ejemplo, en muchos países, ahora se está desarrollando la tomografía computarizada de fotón único con una resonancia magnética nuclear. Es también un dispositivo híbrido. En Europa al desarrollo de este tema se dedican empresas líderes como Siemens, General Electric y Philips. Quieren combinar los tres en uno: resonancia magnética nuclear, tomógrafo computarizado de rayos X y tomógrafo de emisión de fotón único. Se trata de un dispositivo que va a permitir que el hombre explore nivel molecular incluso subcelular. A su vez, los científicos de nuestro país también deben ir por este camino. Ahora estamos en la vanguardia de este proceso muy importante.

Vladímir Térekhov me aconsejó comunicarse con especialistas del Centro, para formar una visión más completa de la importancia práctica del proyecto. Me dirijo al médico radiólogo, Anatoly Khárchenko, que durante cuarenta años está en la profesión.



— ¿Cuál es su opinión en cuanto al diagnóstico con la ayuda de radionúclidos? ¿Cree que es un tema relevante y que la medicina no puede desarrollarse sin este tipo de diagnóstico?

— Voy a expresar no sólo mi opinión. Más bien, es la opinión de los expertos, que utilizan datos de nuestra investigación. Ellos reconocen que nuestros métodos hoy en día son insustituibles. Hay estudio de rayos X, hay estudio de ultrasonido, que definen la estructura del órgano. Tenemos orientación funcional. Si vemos el órgano, obtenemos una imagen del funcionamiento del tejido. Hace poco he tenido a una paciente que ninguna ecografía ha confirmado que había sufrido un infarto de miocardio. Y sólo nuestro método ha mostrado que la parte de su corazón –que no se puede estudiar con estos métodos– está mal alimentada con sangre. No quiero decir que nuestro método es principal. Sin embargo, nuestro método es muy importante. A su vez, los investigadores combinan todos los métodos disponibles para ellos, procesan toda la información en el ordenador y hacen diagnóstico clínico. Pero es un caso sólo del futuro próximo, cuando los médicos –especialista en diagnóstico de ultrasonido y médico de diagnóstico con la ayuda de radionúclidos– se reúnen para hacer un diagnóstico común. Todavía no lo hacemos. Pero estamos trabajando en un contacto muy estrecho con los médicos de todas las clínicas del país.

— ¿Podría decir que los logros en esta área ya son bastante importantes?

— La experiencia y la práctica dependen del trabajo y las técnicas. A su vez, las técnicas dependen mucho del equipo y sus características. Si la capacidad de resolución de las primeras cámaras de rayos gamma fue de sólo tres centímetros, ahora la capacidad de resolución con la tomografía de ordenador es de hasta un centímetro, e incluso hasta un milímetro. La mejora de los equipos nos da un método más preciso de la investigación: ordenador, procesamiento matemático, software… Ya tenemos buenos especialistas, pero no está suficientemente desarrollada la base para su capacitación. Así es el tema clave. Es necesario comenzar con el curso de diagnóstico con la ayuda de radionúclidos, luego organizar el departamento de diagnóstico con la ayuda de radionúclidos. Es óptimo, cuando en el curso participen un médico, ingeniero, enfermera, y todos ellos aprendan técnicas más sofisticadas. La parte superior de toda esta pirámide debe ser un especialista que evaluará la información y entregará una conclusión a los médicos.

Vladímir Térekhov ve muy urgente la transformación del Centro de Diagnóstico de Radionúclidos de la ciudad de Minsk en la estructura de nivel nacional. Y la cosa no está solamente en un aumento del estatus. Se trata de una experiencia única de los expertos del Centro, ya la tienen y acumulan activamente en la práctica clínica en la capital. Además de eso, es importante que esta experiencia llegue a las regiones para ser utilizada por los médicos en todo el país. Los beneficios de ello, en primer lugar, se los sentirán los pacientes. Vladímir Térekhov asegura que pronto vendrá este tiempo. Pero él siendo un especialista –que se preocupa mucho por su trabajo– quisiera que venga más pronto. Es importante no demorar en este caso.

Vladímir Mikháilov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?