En Nesvizh como en Parнs

El palacio de la familia de Radzivill, “Versalles belaruso”, incluido en la Lista de la UNESCO del Patrimonio Cultural de la Humanidad, estб abierto para los turistas
El palacio de la familia de Radzivill, “Versalles belaruso”, incluido en la Lista de la UNESCO del Patrimonio Cultural de la Humanidad, estб abierto para los turistas.

Otrora Nesvizh fue la residencia de los aristуcratas mбs ricos de Europa, la residencia de los prнncipes Radzivill. Les envidiaban en Moscъ y en Varsovia. Es esta la razуn porque, segъn lo han calculado los cientнficos, el 90 por ciento de las riquezas, que guardaba antes el palacio de los magnates en Nesvizh (ciudad a una hora de Minsk), se encuentra de momento fuera de la frontera occidental y oriental de Belarъs. Pero se conservaron los muros del palacio de los Radzivill, construido a finales del siglo XVI por el arquitecto italiano Jan Maria Bernardoni. Los ъltimos cincuenta aсos los edificios del palacio servнan de un sanatorio. En el aсo 1997 el Presidente belaruso firmу la orden de comenzar la restauraciуn del palacio, en 2005 la residencia de la familia de Radzivill fue incluida en la Lista de la UNESCO del Patrimonio Cultural de la Humanidad. Y a comienzos del otoсo de este aсo las primeras cinco salas restauradas han sido abiertas para los visitantes. Parece que el tiempo ha dado vuelta hacia atrбs.
Para los belarusos Nesvizh es lo mismo que Versalles para los franceses. Por eso lo que pasa hoy aquн, dice Aleksandr Kovalenia, director del Instituto de Historia de la Academia Nacional de Ciencias, refleja el renacimiento actual de Belarъs y su cultura.
A partir del siglo XVI Nesvizh fue el centro cultural y a veces el centro polнtico del paнs. Los reyes polacos, los prнncipes lituanos, los monarcas rusos y europeos estuvieron muchas veces en el palacio de Radzivill. Aquн habнa una biblioteca rica, archivo, colecciуn de armas de caballeros. Y decenas de cuadros que adornaban las salas del palacio forman ahora la colecciуn de la pintura antigua belarusa que se exhibe en el Museo Nacional de Bellas Artes en Minsk.
Tal vez los lienzos regresan a Nesvizh. A propуsito, algunos de ellos ya estбn adornando una de las salas del palacio. En total los restauradores han logrado renovar para el momento el aspecto de cinco habitaciones. Y hasta mediante las fotografнas viejas han podido recuperar con detalles el aspecto de la biblioteca y el archivo. Los investigadores belarusos han recopilado la informaciуn singular de la historia del local. Y los tallistas han hecho los muebles que se parecen a las librerнas originales. El interior de la biblioteca hasta tiene la copia del globo medieval. En los rincones de las habitaciones se colocan las estufas con azulejos. Las estufas no funcionan (porque las paredes tienen el sistema moderno de calefacciуn central), pero sus azulejos ayudan recuperar hasta el interior de la sala blanca muy chica colocada por encima de las puertas al palacio.
Las lбmparas y los candelabros con las bombillas estilizadas como las velas crean el ambiente mбgico del pasado. Estos detalles tambiйn han sido restaurados. Por lбstima la mayorнa de los elementos del interior del palacio fueron daсados o desaparecieron hace mucho tiempo. Para recuperar el interior, los restauradores reunнan y clasificaban las fotos, las memorias, los datos de archivo y hasta los pedacitos de la vajilla, encontrados en el patio del palacio durante las excavaciones arqueolуgicas. Las estufas tambiйn estбn adornadas con los azulejos recuperados por los fragmentos encontrados en la tierra.
Bueno, algunas cosas se conservaron intactas. Por ejemplo, el suelo enlosado de varias habitaciones. De los muebles, desaparecidos en el aсo 1941, en el Museo Nacional de Historia y Cultura de Minsk fue encontrada la mesa del siglo XIX que ahora se coloca en el archivo. Y las estanterнas en la sala que relata la historia de la construcciуn y restauraciуn del palacio estбn hechas segъn el modelo de las estanterнas del siglo XIX del interior del Museo de Antigьedades de Vilnius. їPor quй? Es que en aquel museo se guardan los objetos relacionados con la historia de Belarъs, Nesvizh y Radzivill, y comenzaron a reunir la colecciуn los condes Tishkйvich de Logoisk, una localidad al noreste de Minsk.
Pero lo que mбs impresiona es el comedor, donde los turistas pueden probar los platos de la cocina de palacio: las paredes del salуn tienen como el elemento decorador las telas caras, las mesas de madera, el techo estб decorado con los tallados en madera y las lбmparas iluminan el local.
Y todo es sуlo una parte pequeсa del palacio que estб abierta ya para los turistas.
Sergiuei Druschits, coordinador de las obras de restauraciуn, ha contado que para el aсo 2010, cuando el palacio sea reconstruido por completo, serбn accesibles las salas donde los Radzivill guardaban su tesoro, la cacerнa, organizaban las fiestas, recibнan a los visitantes, incluso a los reyes y a los magnates famosos. En el palacio hasta habнa su propia capilla, donde los aristуcratas podнan rezar “sin salir de la casa”. Esta parte del palacio todavнa no es nada atractiva por fuera, pero ya se realiza su recuperaciуn por fuera y por dentro.
Posiblemente pronto serбn descubiertas algunas salas nuevas del palacio de las cuales no sabнamos nada. Por ejemplo, los historiadores saben de la existencia de cuatro pasos subterrбneos, que se mencionan en los documentos del siglo XVII. Pero, como dice S.Druschits, nadie ha investigado el palacio con tanto esmero como los restauradores belarusos de hoy, por lo que quizб descubran algo nuevo e interesante.
Al mismo tiempo hay muchos problemas. La escuela de la restauraciуn estб en Belarъs en etapa de su formaciуn. Nuestros investigadores y los restauradores esperan que los colegas de los paнses vecinos ayuden a recuperar el aspecto del palacio de Nesvizh. Mientras tanto el бguila con las trompetas de caza (el escudo familiar de los Radzivill) en las torres del palacio ya nos indica el viento favorable de cambios futuros que ocurren en este monumento arquitectуnico. El festejo solemne de la apertura del palacio de Radzivill recuperado estб previsto para el 9 de mayo de 2010 — fiesta oficial de Belarъs, el Dнa de la Victoria. Tampoco serб un hecho casual. Y no es porque el 7 de mayo de 1583 el edificio por primera vez fue abierto por sus fundadores. Hay otro motivo. La Segunda Guerra Mundial dejу en el centro de Europa las huellas que duelen mucho. Es un milagro que Nesvizh no haya sido arruinado durante aquellos aсos cruentos. El antiguo palacio de Radzivill pasarб a ser el palacio donde cualquier belaruso o visitante extranjero pueda persuadirse de que Belarъs de antes fue un paнs civilizado, y no fue sуlo la provincia agrнcola de Europa, como lo piensan algunos. Aquн se siente como se entrelazan el futuro y el pasado.

Vнktor Korbut
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости