En busca de su propia verdad

[b]En los aсos setenta del siglo pasado, los jуvenes artistas –ocupados de la pintura– se destacaban por su mayor perspicacia. Ellos rechaban una fijaciуn sin sentido y doradura de la realidad. Su obra se caracterizaba por la desenvoltura y filosofнa del pensamiento, asн como por un deseo de comprender los bбsicos principios morales y una estйtica de existencia. Ademбs de eso, su arte se caracterizaba tambiйn por una sнntesis de nuevos conceptos artнsticos en conjunto con las tradiciones nacionales. Ellos mostraban su mayor atenciуn hacia el mundo interior del hombre y la historia abnegada y trбgica de su patria. Los lienzos de los artistas fueron llenos de amor por Belarъs, la vida y el hombre. Hace falta seсalar que a esta generaciуn pertenece tambiйn el artista Georgi Loyko[/b]
En los aсos setenta del siglo pasado, los jуvenes artistas –ocupados de la pintura– se destacaban por su mayor perspicacia. Ellos rechaban una fijaciуn sin sentido y doradura de la realidad. Su obra se caracterizaba por
la desenvoltura y filosofнa del pensamiento, asн como por un deseo de comprender los bбsicos principios morales y una estйtica de existencia. Ademбs de eso, su arte se caracterizaba tambiйn por una sнntesis de nuevos conceptos artнsticos en conjunto con las tradiciones nacionales. Ellos mostraban su mayor atenciуn hacia el mundo interior del hombre y la historia abnegada y trбgica de su patria. Los lienzos de los artistas fueron llenos de amor por Belarъs, la vida y el hombre. Hace falta seсalar que a esta generaciуn pertenece tambiйn el artista Georgi Loyko


La trayectoria artнstica de Georgi Loyko comenzу asн. Cuando niсo, le encantaba mucho pintar. El sentido de color y composiciуn –dado por su naturaleza– asн como su oнdo absoluto, revelбndose, no le dejaban tranqilo y exigнan una expresiуn. Con ganas Georgi asisitнa a los estudios de arte de los reconocidos pintores y pedagogos, Sergei Katkov y Vнktor Versotsky. Cuando Georgi cumpliу once aсos, la elecciуn fue hecha: Georgi comenzу a tomar clases en la primera escuela de arte de la ciudad. Luego fue el colegio de arte de Minsk y el taller de Algerd Malishevsky y Leonid Schemeliov. Precisamente Algerd Malishevsky aconsejу al joven Georgi no terminar el colegio y despuйs del cuarto curso ingresar en el Instituto de Arte Teatral de Belarъs. Entonces en el instituto no hubo la facultad de pintura y Georgi se viу obligado a rendir exбmenes en la facultad de interiores y equipos. Los exбmenes fueron exitosamente rendidos, pero en el primer curso Georgi Loyko se diу cuenta de que esta profesiуn no le gustaba para nada. Por lo tanto, tomу la decisiуn de trasladarse al Instituto de Arte Sъrikov en Moscъ. Luego pensaba en continuar los estudios en Vilnius o Riga. Sin embargo, al principio del segundo aсo de su formaciуn artнstica fue organizado el grupo de pintores, cuya parte tambiйn fue Georgi. Las clases de las asignaturas especiales daban Vнctor Gromyko, Mikhail Livshits e Ivбn Akhrйmchik. Ademбs de eso, una mayor influencia en el joven artista tuvo Nathan Vуronov. Precisamente este pintor fue el director de la pelнcula de graduaciуn, “En defensa de la Repъblica”. Asн que todo se volvнo a su lugar. Georgi encontrу “su” material: telas, pinceles, pinturas al уleo y “sus” pedagogos, que incluso hoy en dнa recuerda
con gratitud y afecto.
Siendo estudiante del segundo aсo del instituto el joven artista por primera vez presentу en la segunda exposiciуn nacional su pintura “Autorretrato”. Profundamente y con cuidado, con la meditaciуn sobria y sin prisa, con los brazos cruzados el protagonista mira el mundo circundante, reflejado en el flujo multicolor de la vida, antes de aplicar pinceladas sobre un lienzo en color blanco, invisible para el pъblico.
Seis aсos mбs tarde, Georgi Loyko pintу otro autorretrato con un tazуn en las manos, con los ojos guiсбndolos pensando, que brillaban a travйs de gafas de carey, un poco cansado, en una bata puesta. El segundo autorretrato segъn su realizaciуn figurativa saliу algo parecido al primero. Sin embargo, segъn sus caracterнsticas psicolуgicas, el segundo cuadro estaba lleno de un poco mбs seguridad en sн mismo, mбs comprensiуn clara y racional de la vida, a los cuales aportaba tambiйn el fondo decorativo, orgбnicamente relacionado con la historia pictуrica de un hombre que complementaba y desarrollaba su mundo interior.
Georgi Loyko representaba a la generaciуn de los pintores de la йpoca, que consideraban la verdad como la piedra angular de su trabajo creador. No inmediatamente, poco a poco se hizo evidente que no era suficiente tener la ъnica verdad en el arte. No todos los pintores se lo sentнan tan agudamente, pero muchos de sus contemporбneos y los colegas un poco mayores comenzaron a buscar otro estilo creativo. Lo que sucedнa no siempre conscientemente, mбs bien, de modo intuitivo y se desarrollaba en diferentes direcciones. No hubo trayectorias estбndares en este caso y Georgi Loyko se movнa “a tienta”. Como se sabe, en las bъsquedas es mбs importante y difнcil es conocer a sн mismo, asн como su naturaleza humana y su esencia. Vale la pena seсalar que se le han ayudado mucho sus largos viajes creativos por la provincia de Vнtebsk y Gуmel, asн como por diferentes localidades de las zonas rurales y obras industriales.
Ademбs de eso, hace falta seсalar que en general, las obras tempranas de Georgi Loyko se caracterizan con las tramas al parecer comunes y composiciones sencillas. Sin embargo, a menudo el intriga de acontecimientos o una determinada descripciуn de un desarrollo dramбtico sirven sуlo como un contorno exterior, por asн decirlo, la envotura para un contenido de la misma obra. A su vez, su significado principal se revela en un estado de бnimo general, asн como en otras soluciones artнsticas. En este caso, aumenta la importancia de las posibilidades expresivas de la misma pintura.
— En este caso es mucho mбs importante saber, cуmo la pintura “trabaja sobre la imagen” e influye en el pъblico, provocando en su percepciуn determinados pensamientos, presenta mйtodos creativos de aquella йpoca, como. Todos estos detalles Georgi Loyko toma en consideraciуn en sus obras. Por ejemplo, vamos a analizar el cuadro “Juramento de Guerrilla”. En el mismo no estб presentada ninguna acciуn ampliada, todos los detalles estбn expresados con moderaciуn y no se suman a una descripciуn coherente, que muy a menudo en la pintura sirve como una forma especial de la trama. Ademбs de eso, estб presentado un gran grupo de guerrilleros con armas, que permanecen sobre el fondo del bosque. ЎEs todo! Mientras tanto, en el cuadro hay un verdadero dramatismo, que ha alcanzado su punto culminante. Este sentimiento estб creado con un fuerte contraste del color rojo pъrpuro del bosque y el brillo del cielo y las lнneas de los rostros severos de las personas preocupadas, dando el juramento de fidelidad a su patria. Claro que el bosque es una imagen figurada. A su vez, los querrilleros –que permanecen en el borde inferior del cuadro– son figuras magestuosas, pues los mismos expresan todo el deseo de venganse del enemigo y obtener una gran victoria.
Hace falta seсalar que aparte en el trabajo creador del artista estбn las pinturas, dedicadas al combinado quнmico de Novopуlotsk. Durante 1976 Georgi Loyko en varias ocasiones visitу este “gigante del sector quнmico del paнs” e hizo los bocetos industriales y retratos, asн como numerosos dibujos y bocetos para las futuras obras, pues sentнa muy atraнdo por este trabajo.
— Calro que no me salнo todo, recuerda aquellos tiempos el artista, pero yo trabajaba con un gran interйs y ganas, tratando de captar todo el sentido, descubrir el subtexto, resumir y revelar la romбntica en los motivos tйcnicos y una belleza poйtica muy nueva.
Es probable que el cuadro mбs importante de esta serie sea la pintura “Trabajadores de la empresa quнmica de Novopуlotsk” presentada en la exposiciуn “Jуvenes del paнs”. El artista pudo ver en la fantasнa ingenierнa toda la espiritualidad del talento creativo, asн como percibiу y mostrу las obras industriales como una parte integral del mundo humano, cercano a su propio carбcter y formas dinбmicas.
— Mi tarea principal, cuenta el artista, es hacer todo lo posible para espiritualizar este entorno industrial, mostrar la maquinaria y su componente ingeniero de modo agudo y dinбmico, como una nueva realidad que requiere mйtodos especiales de realizaciуn.
Claro que las obras –creadas durante los viajes por el paнs– estбn directamente relacionadas con las experiencias reales. Pero la esencia mбs profunda de estos trabajos seguirб siendo mal interpretada, si serбn tratados sуlo como un diario de viaje del artista que diligentemente ha puesto un objetivo de describir la vida cotidiana. El propуsito de estas pinturas es representar patria y su gente. Por lo tanto, son tan autйnticos los retratos de los campesinos, asн como los personajes de la obras: “Centinelas de carreteras”, “Entre batallas”, “Fiesta en la granja” y “Antes de la siembra”. A un tiempo, йstas y otras pinturas de Georgi Loyko –presentadas en las exposiciones– causaron un particular interйs del pъblico. Hoy en dнa, muchas de ellas permanecen en los museos nacionales.
A finales de los aсos setenta del siglo pasado el artista trabajу poco. No estuvo satisfecho con las obras que habнa hecho antes: se le agarraban sufrimientos y dudas. Muy lentamente se llevaban a cabo los trabajos sobre el cuadro “No debe repetirse de nuevo”. A la mente vino la idea de pintar una composiciуn dedicada a un revolucionario belaruso, Ivбn Pъlikhov. Ademбs de eso, el artista se viу obligado a trabajar mucho en el instituto. Ademбs del trabajo pedagуgico, Georgi Loyko se dedicу al diseсo de los mйtodos de dibujo.
En este contexto, siendo miembro de la Uniуn de Artistas de la antigua Uniуn Soviйtica, Georgi tuvo la oportunidad de viajar a Espaсa. Este viaje sirviу como un determinado impulso para los cambios bien serios y las transformaciones en su obra artнstica.
їQuй le impresionу en Espaсa, dando un estнmulo e impulso al trabajo? Fue el encuentro con gran arte de El Greco, Velбzquez, Murillo, Goya y al mismo tiempo el desprecio de algunas obras famosas y nombres reconocidos. Claro que el artista se desarrollaba en su comprensiуn de diferentes aspectos de la vida y obra, pero se le pasу algo muy importante: entendiу la esencia del arte autor.
En cuanto a sн mismo, Georgi Loyko hizo todo un “descubrimiento”, que antes era sуlo una tesis de antologнa: los grandes artistas incluso los motivos religiosos pueden hacer pasar a la actualidad y con eso subrayar toda la profundidad del espнritu humano. Al mismo tiempo, el pintor comenzу a pensar tambiйn en la especнfica de una imagen figurativa.
Pero tuvieron que pasar otros dos aсos antes de que las experiencias espaсolas, asн como un anбlisis detallado de sн mismo y la obra suya y sus colegas, permitieron iniciar un nuevo perнodo en el trabajo creador del artista.
Ademбs de eso, de modo mбs adecuado el artista logtrу expresarse en el cuadro “Yanka Kupala en Levki. 1941”, dedicado a la ъltima estancia del poeta en su casa de campo en junio de 1941, a donde йl vino de Minsk en llamas. La guerra, oscuridad e incertidumbre, pero Yanka Kupala seguнa pensando en un futuro, siendo participante de todo ocurrido.
— Cuando me pongo delante del caballete, confнo mбs a aspiraciones de mi alma, confiesa Georgi Loyko.
Sin embargo, esto significa que siempre sucede un largo trabajo interior, igual como una profunda comprensiуn de la trama emocional de un cuadro. El principio de la uniуn en un lienzo de diferentes acontecimientos, relacionados con un espacio espiritual ъnico, estб presentado en muchas obras de Georgi Loyko. Con eso el artista siempre trata de construir una composiciуn y toda la partitura plбstica del cuadro obtiene un significado no sуlo ilustrativo, sino figurativo, expresivo y psicolуgico. Ademбs de eso, cabe destacar que tambiйn la pintura “No debe repetirse de nuevo” estб hecha, tomando en consideraciуn el mйtodo de los diversos motivos temporales. A su vez, el marco unificador no es una realidad de acciуn –que sucede a la vista– sino una pasante idea imaginaria.
Vale la pena seсalar que semejante mйtodo ha sido utilizado por el artista aъn en el cuadro “Llamamiento” y luego en la pintura “Memoria”, en la cual como si se perciba la relaciуn entre la joven generaciуn y las personas –que tras mostrar heroнsmo y sacrificio en los aсos de guerra– han ganado el derecho de ser parte de la patria.
Sin duda, un lugar especial en el trabajo creador de Georgi Loyko ocupan paisajes. Precisamente en este gйnero con una mayor dedicaciуn artнstica y lнrica el maestro logra expresar una relaciуn sentimental con esencia objetiva y natural.
— Cuando pinto paisajes, comparte sus secretos creativos el artista, muy a menudo aсado, aumento o disminuyo sus determinadas partes. Pero no es ninguna correcciуn de los errores de la naturaleza, es lo que yo necesito para mejorar mi percepciуn artнstica. Es lo que requiere mi modo de ver las cosas y mi percepciуn del mundo...
De hecho, Georgi Loyko trata a la naturaleza como un escultor trata a un gran pedazo de mбrmol en bruto; se lo estб usando como una materia prima de la composiciуn. Cada elemento de sus paisajes tiene su prototipo real. Pues, en primer lugar, todos los elementos de su obra tienen forma acabada, liberada de las cosas vagas y en cada caso la misma obtiene su propia “imagen” y el acercamiento al diseсo artнstico. En segundo lugar, todos los detalles estбn unidos y forman un conjunto orgбnico y estilнstico, como si sea el “mundo” del artista.
Ademбs de eso, son variadas las formas de una composiciуn colorнstica de los paisajes de Georgi Loyko. En el cuadro “La tierra quemada de Logoysk”, en un paisaje generalizado mбs destacado del maestro, dominan combinaciones contrastantes de grandes volъmenes, en diferentes colores: amarillo, marrуn, pъrpura, verde y marrуn, entre otros. El ambiente –que combina formas y colores aquн– estб representado por una luz del sol que destaca importantes formas de los бrboles verdes, campos, colinas y cielo azul con una suave neblina. Una imagen atormentada de la tierra de Logoysk estб combinada con esperanzas, preocupaciones y recuerdos.
El sentido genuino de deleite ante la belleza invernal y una luz suave se lo fascinaron al artista en el paisaje “Camino de Invierno”. Toda la blancura de la nieve, junto con el techo de color naranja de un cobertizo y el bosque de color rojo oscuro causa impresiуn de una frescura sorpredente.
En el cuadro “Cereza pueso a florecer” estб presentada la exuberante naturaleza primaveral y el colmenar: un rincуn belaruso muy tнpico. El artista hizo un boceto, mientras estuvo en el lago Naroch. Y luego ya en su estudio se lo pasу al lienzo sin perder una impresiуn deslumbrante de un estado de бnimo alegre.
A propуsito, en la mayorнa de los paisajes de Georgi Loyko domina una entonaciуn de razonamiento o una contemplaciуn de la vida cotidiana.
La gama de entonaciones de la lнrica tranquila y reflexiva es bastante amplia. Es mбs, su entonaciуn bбsica no se cambia, no importa que presenta el artista: bosque matutino cubierto de una niebla frнa, espejo inexpresivo de lago o color pбlido amarillo del sol que brilla sobre el rнo, hierba fresca en el rнo Berezinб y todo el oro de una noche de mayo, los caballitos azules que se baсan en la cбlida noche, toda la pesadez de plomo de las nubes de tormenta y las ramas oblicuos de los бrboles.
Esta escacez de cбmara del diapasуn creativo comprende marcos de la percepciуn individual del artista Georgi Loyko. Hace falta seсalar que es una especie de sus “reglas del juego”, que tienen que ser entendidas y aceptadas por el pъblico. Sin embargo, en toda la moderaciуn de los paisajes de este autor estб presentada una variedad sуlida de sensaciones y pensamientos. Pero los mismos no gritan y no quieren salir al primer plano. Sуlo los admiradores –que estбn dispuestos a concentrarse y sumergirse en este mundo aparentemente tranquilo y silencioso– pueden percibirlo. En este caso, serбn descubiertas muchas cosas, se llenarбn de vida y un significado especial.
La concepciуn expresiva del artista –relacionada con la comprensiуn de los fenуmenos de la vida y la naturaleza– se pone evidente tambiйn en sus variados paнsajes, que George Loyko, aunque con poca frecuencia, pero con ganas presenta en diferentes perнdos de su trayectoria artнstica. Por ejemplo, en la “Naturaleza muerta otoсal” al pъblico se los atraen valores tбctiles de los objetos. Con color, densidad de la pintura el artista modela formas expresivas de volumen. Hace falta seсalar que el maestro estб utilizando una textura ъnica para presentar objetos en la naturaleza muerta, “En el estudio”. Mirando las pinturas, “Flores silvestres” y “En el balcуn”, uno siente que forma parte de un cierto milagro de encarnaciуn. A su vez, en otros trabajos –“Gladiolos”, “Maсana”, “Serbal” y “Ramo. Flores de mi tierra natal”– se perciben sуlo algunos matices de colores. Uno comienza a sentir las emociones tras los primeros recuerdos de la infancia regaladas por el artista.
Vale la pena seсalar que se destaca la naturaleza muerta hecha en la memoria del reconocido poeta belaruso, Maxim Bogdanуvich. La noche de ojos azules. El candelero con una vela encendida en la mesa. La colecciуn de poemas, “Corona”. En un jarrуn estб puesto un ramo de acianos muy azules y en el cielo detrбs de las nubes brilla misteriosamente el disco de oro de la luna. Este cuadro estб lleno de un increнble sentido de la paz y tranquilidad de una noche.
La paleta autor de George Loyko en los aсos setenta del siglo pasado se hizo mбs amplia. El pintor cada vez mбs acude a los temas que estбn mбs allб del бmbito de importancia local, desarrolla temas de importancia internacional y de conflictos dramбticos. Rompiendo conexiones temporales, el maestro presenta determinados eventos y tiempos y trata de generalizar siempre un hecho ъnico.
La habilidad del artista de expresar de un modo lacуnico todos los detalles de las experiencias humanas se puede observarla en sus obras tempranas, “Retrato de su esposa”, “Retrato de la muchacha vestida de rojo” y en los bocetos de retratos para las obras mбs grandes de diferentes aсos.
Mostrar toda la esencia de una persona y su estructura espiritual y presentar la biografнa de una personalidad en combinaciуn con una actual vida es todo un reto que ve el artista cada vez, cuando comienza a hacer una nueva obra.
Georgi Loyko es uno de esos artistas, cuya voz de conciencia creativa suena en el alma es mбs fuertemente que todas las tentaciones del bienestar sereno. Poco a poco, a veces dolorosamente, йl rompe con su pasado creativo y como si pase a otro, por asн decirlo, espacio espiritual surrealista.
— No acepto los cambios revolucionarios, dice el artista, y mi aspiraciуn al arte no figurativo se parece a un proceso emocional sufrido duramente. No es fбcil relacionarse con el pъblico, despertar su imaginaciуn sin mйdotos literarios, sino con la misma esencia de la pintura...
Claro que antes de comenzar a realizar sus nuevos experimentos, Georgi Loyko estudiу las obras de Kandinsky y Malйvich, asн como los mйtodos abstractos de sus combinaciones y la teorнa. Ademбs de eso, el pintor estudiу a fondo tambiйn los iconos. La filosofнa cristiana tiene una historia de muchos siglos, pero sigue siendo muy viva. La espiritualidad especial resultу ser una fuerza capaz de influenciar mucho en el trabajo creador del artista. Es esta fuerza le llevу a rechazar a la trama determinada, profundizando la energнa interna de sus sentimientos y pensamientos.
Quizбs el comienzo del desarrollo de este tema haya sido una serie de cinco pinturas, “Resurrecciуn”.
Construyendo las tramas con los problemas, como la devoluciуn de los monumentos de la cultura espiritual, el artista utiliza en todas sus composiciones el mйtodo de comparaciуn de las naturalezas muertas (flores silvestres en jarrones, pinceles, paletas y un candelabro) con objetos y obras religiosos (iconos e iglesias) regresados desde el olvido a nuestra vida y convirtiйndose en una parte integral de la existencia humana. Este repertorio limitado concientamente permitiу a Georgi Loyko centrarse en la precisiуn de la composiciуn, literalmente hasta un centнmetro.
Serнa absolutamente ridнculo y sin sentido presentar las tramas de las recientes obras de Georgi Loyko. En realidad, ellas no tienen ningunas tramas. No son historias, no son reproducciones exactas de la realidad, sino visiones y fantasнas que a primera vista son muy sorprendentes y raras que no tienen una determinada direcciуn exacta.
Sin embargo, hay una direcciуn. Georgi Loyko nombra a sus recientes ciclos: “Improvisaciones”, “Asociaciones bбlticas” y “Metamorfosis”. El pъblico, mirбndolos, se siente atraнdo no sуlo por las emociones, que ha experimentado el artista, sino tambiйn por los fenуmenos de la vida, que nos rodean todos los dнas, y por algunos misterios mбs profundos del mundo. El conocimiento de estos misterios y la soluciуn de estos enigmas es inalcanzable. Pero el camino del conocimiento estб abierto para todos.
El hombre nunca va a conocer todas las profundides del mundo, nunca entenderб su propуsito y el significado de su existencia. Todo esto son partes de la verdad absoluta, que en su ъltima instancia no existen. Pero el movimiento hacia estas verdades sucede y la aproximaciуn hacia las mismas es un proceso sin fin. Georgi Loyko es un participante muy activo de este importante proceso. Claro que no ha sido йl quien lo ha comenzado, no ha sido primero que ha unido al mismo con su trabajo creador. Йl se concentrу en el legado de la pintura intelectual de los antiguos maestros, incluso, Cйzann, quien habнa planteado ante sн mismo los ideales mбs altos y durante toda su vida sufrнa de la imposibilidad de cumplir con los mismos, asн como de los artistas vanguardistas del siglo XX. De estas tradiciones Georgi Loyko trata de utilizar ideas puras, el resto quita y en gran parte se basa estб desarrollando su propio camino.
Este camino estб delineado en su forma especнfica y concreta en una serie de pinturas, “Improvisaciones sobre el tema de la ortodoxia”. En el proceso de su desarrollo y la demostraciуn de su asombroso coraje y riesgo, el objetivo final de su movimiento se ponr cada vez mбs seguro y menos alcanzable. Por supuesto, el artista no tiene ilusiones en cuanto a la posibilidad de responder con obras a las preguntas complejas de la existencia humana relacionadas con el cristianismo y su corriente mбs antiguo: la ortodoxia. Pero el determinado equivalente artнstico de este problema fue formulado en aquella pintura ideal, a la cual fue dirigida toda su naturaleza.
Este ideal comprende aquel grado del proceso de la transformaciуn de los objetos inanimados, que revela la posibilidad de su personificaciуn absoluta. La luz vence el calor, lo que por sн mismo pone en duda la pintura como una especie de arte con ayuda de pintura y color.
Aquella “armonнa en el borde” –con la cual estбn llenas cinco composiciones de la serie “Improvisaciуn”– combina en sн misma tambiйn ciertas oposiciones: por un lado, la estabilidad, y por otro, la inestabilidad. El mundo de Georgi Loyko es seguro como la misma idea con su magia inquebrantable sobrehumana y una verdad absoluta, que como si exista no por la voluntad del artista, sino debido a algunas leyes generales. Por otro lado, es inestable en su idealismo y puede derrumbarse como un castillo de naipes, sуlo una vez sucedido el contacto con la realidad de hoy. їAcaso no sea un sнmbolo de la modernidad? Conocer toda la infinidad de los entrelazamientos de vida: en eso el artista ve su propуsito mбs importante. Esta unidad el pintor se la busca a travйs de la percepciуn de los iconos. Georgi Loyko como si ponga en sus imбgenes la tela multicolor, colcha, debajo de los cuales se ven algunos fragmentos de arquitectura, imбgenes de icono y medallones de oro: la parte del mundo transformado, oculto del pъblico. Creando estos cuadros –que recuerdan los tapices– el maestro como si invite al pъblico a estar presentes en el nacimiento de los objetos reconocibles del caos de colores, o, al contrario, ser parte de la destrucciуn de los elementos de la realidad, que desaparecen en un mar profundo de colores. El constante equilibrio al borde inestable de nacimiento y destrucciуn, asн como el comienzo y el fin crea un foco especial en el trabajo creador del pintor.
Estas imбgenes no pueden ser nombradas una realidad, un sueсo o una fantasнa. Es probable que las mismas recuerden algo aquel breve perнodo entre el sueсo y realidad, cuando los acontecimientos reales, recuerdos, objetos y rostros comienzan a alejarse en la mente, extenderse y mezclarse, formando un mosaico impreciso, semireal y semifantбstico, como si haya sido pasado por el artista al lienzo.
Hace falta seсalar que Georgi Loyko sufre duda atormentado por la ansiedad y casi a ciegas anda por un camino solitario, preguntando a sн mismo: si estб trabajando sobre los espejismos o realmente pinta obras de arte. Pero no hay vuelta atrбs al realismo de ayer en una antigua comprensiуn de esta palabra. Claro que a Georgi Loyko esta idea no le ha venido de repente, al instante, sino desde hace mucho tiempo el maestro se las recoge tras hacer viajes al exterior y visitar museos y galerнas de arte mбs reconocidas en todo el mundo. Se le vienen, cuando йl durante horas mira iconos, subrayando que la Edad Media en Europa no haya atraнdo al pъblico por sus imбgenes iconos, sino las haya rechazado (la perspectiva inversa). Pero entonces criado segъn las tradiciones estrictamente realistas, en los ejemplos de la clбsica rusa, acostumbrado a ver el mundo de modo ilusorio, el artista aъn no sabнa, cуmo dejar todo en el pasado y salir a otro lado.
En un ciclo de pinturas “Metamorfosis” Georgi Loyko da a las formas un carбcter abstracto, no relacionado con las asociaciones actuales y no sigue impresiones sensibles. El artista trabaja al estilo del “impresionismo sin objeto”, cuya esencia bбsicamente consiste en las experiencias de problemas universales que surgen en la faz de la naturaleza o en otros aspectos. Por ejemplo, como la mъsica, sueсo, ansiedad y alegrнa. En realidad, la pintura abstracta no es arte, sino un misterio, que lleva al pъblico al otro mundo. Es el mundo de asociaciones, sentimientos y sнmbolos. En este caso del realismo se queda poco. En estas sinfonнas de colores sin manchas, formas, lнneas, planos y colores –mezclados en todas direcciones, por jeroglнficos sinuosos o rectangulares– se nota una diferente filosofнa. Los lнmites de las manchas estбn marcados con mбs precisiуn, el color se distribuye sin problema o incluye alguna gradaciуn del color mбs intensivo a un mбs claro, formas de colores a veces se superponen uno al otro, se mezclan entre sн o se alejan, formando algo que se parece a cielo, la tierra y los objetos que nos rodean. No tiene sentido buscar en estos lienzos mucho significado, aunque los tнtulos de las pinturas, “Materia inspirada”, “Irrealidad”, “Impresiуn”, “Espejismo de color”, “Silencio interior” y “Espacio libre” hablan por sн mismos, y el pъblico atento y sensible puede encontrar su fуrmula psicolуgica mбs cercana a su percepeciуn.
Mientras trabajaba en algunas de estas composiciones el autor tuvo que utilizar hasta cinco capas de pintura. Aquн por primera vez Georgi Loyko utilizу la textura como un elemento de idea. Cabe destacar que la libertad lнmite, asi como la espontaneidad del pincel somete una lуgica interna, un sentido del tiempo que hace pensar y actuar.
їCuбntas obras puede hacer el artista en su vida? Georgi Loyko ha logrado hacer mucho, aunque cree que las mбs importantes todavнa estбn por venir. Pero asн cree cualquier maestro verdadero. A Georgi Loyko le encanta trabajar, cuando las fuerzas estбn concentradas, cuando la dedicaciуn define claramente el objetivo del trabajo creador. El gran deseo de trabajar se lo lleva a diferentes esferas del arte: ademбs de la pintura de caballete de mucha popularidad gozan sus vitrales monumentales. Georgi Loyko estб impredicible en la vida, asн como en el trabajo creador. Pero todo el mundo sabe una cosa: el artista es capaz de contagiar a todos y todo a su alrededor con su temperamento y amor a la vida. El leitmotiv de su trabajo creador siempre ha sido y sigue siendo hasta el momento es la unidad del mundo y del hombre.
— Si uno quiere tener algo, que lo haga, dice el artista... No hay que buscar la verdad detrбs de la puerta, la verdad siempre estб en uno.
Georgi Loyko lo sabe muy bien y sigue buscando la verdad en sн mismo.

Vнktor Міkhбilov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости