El resultado de las acciones conjuntas

Belarús ha adoptado un plan encaminado a la mejora del comportamiento medioambiental

Belarús ha adoptado un plan encaminado a la mejora del comportamiento medioambiental


El plan –que incluye medidas para aplicar las recomendaciones del tercer Programa de Evaluación del Desempeño Ambiental (EDA o EPR), elaborado por la Comisión Económica para Europa– fue aprobado por el Gobierno belaruso. La adopción de un plan de este tipo en su conjunto confirma el fuerte compromiso del país para seguir el proceso de EPR. A su vez, el tercer Programa de Evaluación del Desempeño Ambiental, entre otras cosas, refleja una serie de logros de Belarús en la esfera de la reducción de la contaminación del aire por fuentes móviles, el anuncio de nuevas zonas especialmente protegidas, el progreso en la enseñanza de los aspectos de la educación ecológica y la educación para el desarrollo sostenible, así como la estabilidad de la estructura organizativa en la protección del medio ambiente, cuyo resultado son el desarrollo y la aplicación de la política ambiental.


Además de eso, el Programa de Evaluación del Desempeño Ambiental señala el progreso logrado en la mejora de la calidad de la legislación ambiental. Entre las áreas clave –en las que es necesario seguir trabajando– el Programa menciona la participación pública en la planificación estratégica, la introducción de incentivos económicos para la renovación de una flota de vehículos anticuados.

El Plan de Acción –que abarca el período hasta el año 2020– define las actividades y medidas para la aplicación de las cuales son responsables 16 órganos gubernamentales nacionales de gestión, así como las autoridades provinciales y municipales. Estas medidas, en particular, comprenden la expansión de la participación pública en la toma de decisiones en cuanto a las decisiones ambientales, la formación de la red ecológica nacional y la optimización de la infraestructura de procesamiento de residuos. Muchas de las actividades van mucho más allá del ámbito del medio ambiente y se relacionan con las medidas necesarias en la esfera energética, el sector del transporte, las economías forestales, el turismo, las viviendas, los servicios comunales y la salud pública, para garantizar la gestión sostenible de los recursos naturales, la protección del medio ambiente y la salud pública.

Por ejemplo, en el ámbito forestal del Plan de Acción comprende la construcción de caminos forestales del largo no menor de cien kilómetros por año. En Belarús hay grandes áreas que son actualmente inaccesibles debido al terreno húmedo y pantanoso. La densidad media de caminos forestales en el país es de seis kilómetros para 1000 hectáreas de bosque, lo cual es un indicador poco significativo en comparación con el valor europeo promedio de 20 kilómetros por 1000 hectáreas de bosque. La baja densidad de caminos puede tener un impacto negativo en la gestión sostenible de los bosques, ya que puede llevar hacia la sobreexplotación de los bosques, que se encuentran cerca de las carreteras existentes, con el consiguiente impacto negativo sobre el medio ambiente, así como una reducción de la productividad de los bosques en estas áreas.

A pesar de que Belarús ya es un partícipe de la mayoría de los acuerdos ambientales multilaterales, las actividades previstas contribuirán a su participación también en otros acuerdos. Asimismo, el Plan de Acción prevé medidas para garantizar una aplicación más completa de los principios del sistema de información ambiental en el país.


La apertura de la señal conmemorativa en el sitio de la futura casa de bajo consumo de segunda generación en Grodno, diciembre, el año 2015

Hay muchos ejemplos de cooperación. Como saben, la Comisión de Política Ambiental de la Comisión Económica de las Naciones Unidas aprobó el 29 octubre de 2015 las recomendaciones del Programa. El Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Construcción y Seguridad de Reactores Nucleares de Alemania y la Agencia Federal de Medio Ambiente de Alemania, en el marco del Programa del Asesoramiento, así como también del Gobierno de Noruega y Suiza han prestado apoyo financiero para el desarrollo del tercer Programa del Rendimiento Medioambiental. El Ministerio de Asuntos Sociales, Salud Pública y Derechos de las Mujeres de Francia ha asignado al experto en la salud y el medio ambiente. A su vez, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha dirigido al experto en biodiversidad. El Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas en Belarús ha prestado el apoyo organizativo a la misión del Programa de Evaluación del Desempeño Ambiental.

Hay también otros ejemplos. Debemos decir que para aumentar la eficiencia energética de la economía un papel importante se lo tiene el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, importante socio del Gobierno belaruso. En particular, a partir de 2013, la Oficina del PNUD en Belarús facilita la implementación de un proyecto como “La mejora de la eficiencia energética de los edificios residenciales”, financiado por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente. El objetivo principal –que tiene este proyecto– es la creación de las condiciones necesarias para reducir el consumo de energía y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en la explotación de los edificios de viviendas de muchos pisos. Los participantes del proyecto planean lograr su objetivo tras el desarrollo y la implementación del diseño, construcción y la explotación del fondo residencial con la introducción de las nuevas soluciones técnicas para los sistemas de ingeniería de los edificios y las modificaciones pertinentes a los actos jurídicos normativos. Hace falta señalar que el uso generalizado de los resultados y los desarrollos del proyecto permitirá reducir el consumo de energía para la calefacción, la ventilación y el suministro del agua caliente en los edificios nuevos, al menos, el 70 por ciento en comparación con el fondo residencial, puesto en funcionamiento antes del año 1993, y el 40 por ciento en comparación con el fondo residencial construido de acuerdo con los requisitos actuales de la eficiencia energética de los edificios de muchos pisos.

Vale la pena señalar que, hasta hace poco, la reducción de la intensidad energética del PIB en Belarús fue proporcionada principalmente por el aumento de la eficiencia de producción. La eficiencia energética en el sector residencial se ha convertido en un estado de prioridad en los últimos años, en particular, cuando el Gobierno belaruso adoptó un Programa Integral para el Diseño, la Construcción y la Reconstrucción de viviendas de bajo consumo de energía.

El programa incluye la instalación para el año 2020 de todos los nuevos edificios residenciales de los sistemas de uso del calor del aire de escape, lo que a su vez contribuirá a la reducción al menos dos veces del consumo de energía térmica en nuevos edificios residenciales en comparación con un indicador promedio en este momento.


Mesa redonda sobre la certificación energética de los edificios residenciales, noviembre del año 2015

A pesar de que actualmente los constructores ya tienen acceso a los materiales y equipos modernos, la transición a la construcción a gran escala de edificios energéticamente eficientes se ve limitada por el desarrollo insuficiente del marco regulatorio y poca experiencia de las empresas nacionales en el campo del diseño, la construcción y la operación de estos edificios. Precisamente para mejorar los estándares y aumentar el conocimiento de las prácticas actuales, así como para la difusión de las mejores experiencias el proyecto PNUD-GEF lleva a cabo sus actividades.

Alexander Grebenkov, jefe del proyecto: “No podemos replicar la experiencia de la eficiencia energética de los edificios residenciales sin dar marco regulador a las introducidas soluciones de ingeniería y técnicas. Debo señalar que las normas de construcción vigentes ahora en Belarús son bastante modernas y en mucho corresponden a las europeos. Pero, en nuestra opinión, no hay una regulación que haría estos estándares obligatorios. Eso debe hacer el Reglamento Técnico, “Eficiencia Energética de Edificios”, que a esta altura, se está desarrollando con la participación de expertos del proyecto”.

Si se cumplen los requerimientos regulatorios y los parámetros de diseño en cuanto al consumo de energía, y en qué grado se puede nombrar edificios y casas de las generaciones anteriores energéticamente eficientes, eso podría decir solamente la auditoría energética. Por lo tanto, en el marco del proyecto por primera vez fue llevada a cabo una auditoría de energía a gran escala de 55 edificios comunes construidos en diferentes años. A partir del análisis de estos resultados también serán preparadas las recomendaciones para la mejora de la práctica de la auditoría energética en los edificios residenciales.

Además de eso, el nuevo proyecto cuenta con un componente educativo. Más de 500 personas asistieron a decenas de eventos celebrados a partir de 2013. El proyecto consiste en formación, seminarios, conferencias, talleres para diseñadores, constructores y organizaciones operadoras y, en primer lugar, como su objetivo considera la importante compartir la experiencia de la construcción eficiente de la energía con el mayor número posible de profesionales.


La apertura de la señal conmemorativa en el sitio de la futura casa de bajo consumo en Grodno, diciembre, el año 2015

En el marco del proyecto fue estudiada la experiencia de diseño de los edificios con un consumo mínimo de energía y fueron ofrecidas nuevas soluciones avanzadas para sistemas de calefacción y agua caliente y hechas recomendaciones sobre el contenido de los cursos en los programas de formación en varias universidades sobre los temas del diseño, la construcción y la operación de edificios energéticamente eficientes. A estos temas muy importantes están dedicadas las conferencias dadas en la Universidad Nacional Técnica de Belarús. Cabe destacar que la siguiente institución de enseñanza superior será la Universidad Técnica de Brest. Otro componente de la educación y la difusión de los conocimientos son las acciones llevadas a cabo en el marco del nuevo proyecto y destinadas para el público tanto adulto, como infantil, así como los estudios en el extranjero. Durante viajes de estudio al exterior los especialistas belarusos tuvieron la oportunidad de conocer el actual marco regulador de las viviendas energéticamente eficientes, métodos innovadores del diseño, la construcción y la supervisión de la eficiencia energética de los edificios residenciales, así como el estudio de las mejores prácticas de la aplicación de nuevas soluciones técnicas, incluyendo las fuentes de energía renovables para la calefacción de viviendas residenciales y el calentamiento de agua.

Es importante tener en cuenta, que ya ha comenzado la construcción de tres edificios de eficiencia energética de una nueva generación, la documentación de diseño para los cuales fue desarrollada con la participación directa de expertos y el apoyo financiero del proyecto PNUD-GEF.

El diseño básico de todos los edificios se basa en las normas vigentes de construcción y proporciona una conexión con los sistemas centralizados de calefacción y agua caliente, la instalación de las baterías, así como válvulas termostáticas y contadores de calor como parámetros estándar en cada departamento. La contribución del PNUD-GEF para cubrir los gastos de energía a las adicionales medidas de aumento de la eficiencia energética llegará al 15 por ciento del coste básico de la inversión. Estas medidas incluyen una serie de nuevos sistemas de ingeniería. Para los sistemas de calefacción, por ejemplo, será utilizada la ventilación forzada en cada departamento con el uso de hasta el 80 por ciento del calor del aire de escape. Para los sistemas de agua caliente serán utilizadas las bombas de calor, que aprovechan del calor que viene a través de pilotes de cimentación y aguas residuales, los intercambiadores que regeneran el calor de los residuos domésticos y calentadores solares. Los paneles solares proporcionarán la electricidad para impulsar el funcionamiento de las bombas de calor y ventiladores, así como para iluminar espacios públicos. Se espera que en los objetos piloto el consumo de calor para el suministro de agua caliente sea reducido al menos un 40 por ciento.

“Estos tres edificios –en Minsk, Moguiliov y Grodno– es un experimento práctico. En ellos serán utilizadas todas las tecnologías de ahorro de energía, accesibles y económicamente viables, y estamos seguros de que el resultado pronto se expresará de modo mucho más convincente que todos los cálculos teóricos. Estimamos que las facturas de servicios públicos para estos hogares se reduzcan significativamente. Por ejemplo, en el edificio de este tipo en Moguiliov la factura común será menor en unos 55 millones de rublos belarusos”, resume Alexander Grebenkov.

Veniamín Mikhéev
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?