El mundo de los niсos

[b]Apenas hace diez aсos sуlo un soсador de remate creerнa que el problema de la orfandad social en Belarъs serб solucionado y los internados estatales y las casas infantiles comenzarбn a cerrarse sуlo por la razуn que los mismos no tendrбn a quien alojar. Pero parece que sucediу algo increнble [/b]A principios de los aсos noventa del siglo pasado una vez disolucionada la antigua Uniуn Soviйtica sus repъblicas tuvieron que elegir su propia vнa de desarrollo. Como serб, en aquel momento nadie lo sabнa con exactitud: ni los gobiernos, tampoco la gente corriente. Precisamente en el momento, cuando las empresas se paraban, bajaban los salarios y crecнa el nъmero de despedidos, coincidiу con el fuerte crecimiento de la orfandad social.
Apenas hace diez aсos sуlo un soсador de remate creerнa que el problema de la orfandad social en Belarъs serб solucionado y los internados estatales y las casas infantiles comenzarбn a cerrarse sуlo por la razуn que los mismos no tendrбn a quien alojar. Pero parece que sucediу algo increнble

A principios de los aсos noventa del siglo pasado una vez disolucionada la antigua Uniуn Soviйtica sus repъblicas tuvieron que elegir su propia vнa de desarrollo. Como serб, en aquel momento nadie lo sabнa con exactitud: ni los gobiernos, tampoco la gente corriente. Precisamente en el momento, cuando las empresas se paraban, bajaban los salarios y crecнa el nъmero de despedidos, coincidiу con el fuerte crecimiento de la orfandad social. Decenas de internados y casas infantiles en Belarъs –creados en los tiempos soviйticos– se llenaban de los niсos, cuyos padres no lograron encontrar a sн mismos y andonaron sus familias. Estos niсos –dejados por sus padres abandanados en manos de la suerte– se hicieron una de las prioridades de los organismos sociales del paнs En las instituciones especializadas los profesores y educadores se ocupaban de los niсos abandonados por sus padres.
Incluso en aquel entonces todo el mundo entendнa que este sistema social no fue nada уptimo. Toda la experiencia evidencia: la familia no puede ser sustituнda por nadie. Para aprender de las emociones, experiencias de la vida y hбbitos de la adaptaciуn social la casa paternal es lo mejor de lo mejor que ha inventado la Humanidad. Sin embargo, en aquella situaciуn de inestabilidad econуmica y de incerteza social lo mбs importante fue proteger a los niсos, ofreciйndoles el asilo bien seguro: suelo tranquilo, buena alimentaciуn, ropa, educaciуn y buen trato.
Al pasar los aсos, cuando el desajuste econуmico comenzу a alejarse y el paнs paulatinamente comenzу a salir de la complicada situaciуn, el Estado diseсу la nueva estrategia para la orfandad social. La educaciуn familiar volviу a convertirse en la prioridad. A principios de 2000 en Belarъs comenzу a crecer el nъmero de las familias adaptivas, cuando los padres se hacнan las personas ajenas contratadas como educadores por los organismos sociales estatales. En poco tiempo este modelo se hizo bien popular. El trabajo diario сon los padres adaptivos y niсos en la mayorнa de los casos traнa buenos frutos. Pues los discнpulos de los internados y de las casas infantiles obtenнan familias bien factibles con sus alegrнas, penas y problemas.
La siguiente etapa en las polнticas sociales fue la aprobaciуn en 2006 por el jefe de Estado del Decreto No.18 “Sobre las medidas adicionales encaminadas a la protecciуn estatal de los niсos de las familias con problemas”, en donde fue determinada la responsabilidad de los padres por sus hijos y por su futuro. Las directrices mбs importantes del mismo documento comprenden el salvamiento de la familia biolуgica de la destrucciуn. Si a pesar de todo los padres se niegan a cumplir con su misiуn, preferiendo el alcohol y vagabundeo, entonces estбn obligados a compensar con su trabajo los gastos del Estado para educar a sus niсos. No fue fбcil. “El atado” hacia el trabajo de aquellas personas –que no han sido acostumbradas y no querнan hacerlo– no fue una tarea simple. El nuevo instrumento legal hizo que muchos padres –que estuvieron a punto de perder a sus pequeсos– comenzaron a reconsiderar su conducta y hбbitos, regresando a sus raнces.

Nuevo giro
Por fin, en 2005 en Belarъs ya se notaron importantes cambios de situaciуn en el sector de la orfandad infantil: en el paнs fue restituнda la primera casa infantil. Eso ocurriу en la provincia de Gуmel. La rellena durante aсos casa de la localidad de Teriukh, provincia de Gуmel, de repente se encontrу a punto de ser cerrada. Sin embargo, su ъltima directora, Reguina Каrpezo, se acuerda de eso sin lastimar:
“Tratabamos de llegar a esta situaciуn durante varios aсos, cuando fue impulsada la labor conjunta de los organismos sociales con las familias adoptivas y fueron seleccionados nuevos padres para nuestros discнpulos. Al pasar cinco aсos de las labores conjuntas, el nъmero de niсos –que estaban mantenidos por el Estado– se redujo varias veces. Cuando la decisiуn sobre el cierre de la instituciуn fue aprobada, los educadores de la casa infantil formalizaron el estatuto de los padres adoptivos y el resto de los niсos pasу a ellos. No hemos querido que los niсos vivan mбs en las instituciones estatales, pues el niсo necesita sуlo a la familia”.
Incluso a esta altura la asociaciуn de los padres adoptivos –una de las mбs importantes en la provincia– siguen su causa. Se ocupa no sуlo de los internos problemas pedagуgicos de niсos, sino tambiйn del salvamiento de las familias biolуgicas, del regreso de los hijos a sus seres queridos. Para eso organizan encuentros, fiestas y entrenamientos…
A esta altura en la provincia de Gуmel estas experiencias comenzaron a usarlas por todas partes. Y el resultado es el mejor en el paнs. Durante los ъltimos cinco aсos fueron cerrados cuatro orfanatos. Actualmente se prepara el cierre de dos mбs. De cinco mil niсos huйrfanos en las familias adoptivas se educan mбs de cuatro mil chicos. Ya fueron creados asociaciones y sindicatos, se organizan festivales, se entregan diplomas de reconocimiento...
Pero, a lo mejor, el йxito mбs llamativo –alcanzado en los ъltimos aсos– es la decisiуn de cerrar la escuela — orfanato mбs importante: el internado de la provincia de Gуmel.

ъltima pбgina
El punto de referencia de este internado fue puesto en el aсo 1963. En aquel entonces esta casa infantil –ubicada en un edificio dе los aсos de preguerra– contaba con unos 140 discнpulos. A partir de aquel momento el nъmero de huйrfanos crecнa. En los aсos noventa del siglo pasado las capacidades del internado ya no permitнan alojar a todos los niсos –que necesitaban ser protegidos por el Estado– de tоdas las regiones de la provincia. Hace diez aсos las autoridades trataton de solucionar este problema, al entregar nuevos edificios a la instituciуn. Parecнa que doce edificios de viviendas y dependencias con una capacidad para 350 niсos solucionarнan el problema.

Pero no lo sucediу...
Anteriormente visitй el internado a principios del siglo. La instituciуn “iba cuesta abajo”: en torno a 450 niсos vivнan en poco espacio. Incluso ahora me acuerdo de multitudes de chicos en los pasillos estrechos y oscuros y de los ojos de los chiquitines que han estado sin moverse entre las rejas de hierro de las ventanas blancas... Su infancia seguнa el rйgimen bien rнgido del dнa que no permitнa desviaciones de las reglas establecidas. Los cambios –que querнan los pedagogos y niсos durante varios aсos– eran bien notorios. A esta altura en la escuela —internado residen sуlo 66 discнpulos de diez a diecisiete aсos de edad. Mбs de la mitad de estos chicos egresan este aсo y van a ingresar en los centros docentes de educaciуn media profesional y de enseсanza superior. Ocho chicos mбs se preparan para entrar en las familias adoptivas ya seleccionadas. Hasta los finales del verano serбn solucionados los temas del destino de los demбs veinte niсos. їA dуnde? Actualmente estб pregunta es la mбs importante. No es posible equivocarse.
Las prioridades de las polнticas del Estado en esta esfera ya estбn definidas: es familia. Lo comprenden muy bien en el departamento municipal de educaciуn.
“A esta altura hacemos todo lo posible para encontrar familias para los niсos”, dicen. La casa infantil en la ciudad de Gуmel es la ъltima instituciуn que serб utilizada en los casos necesarios. Me acompaсa la directora del internado, Elena Barkova. Las terrazas estбn vacнas.
“їDуnde estбn los chicos: estбn en la escuela o se han ido para mejorar su salud?”, presuntу.
“No, aquн no hay nadie”, contesta Elena Barkova y de modo prosбico comenta las cosas importantes. “Aquн residen los adolescentes. Ya hace mucho a nuestro internado no traen a los chiquitines. Asн que, el aсo pasado el edificio fue puesto en conservaciуn. A propуsito, de doce edificios actualmente utilizamos sуlo cinco”.
Dos jovencitas –que ya han graduado– quitan cortinas de las ventanas de una habitaciуn que ha quedado vacнa. Ellas ya hicieron sus planes: van a seguir sus estudios. Svetlana Мishura planea ingresar en el instituto arquitectуnico. A Кristina Yelisйeva le gustarнa ser maestra de la enseсanza primaria:
“En el internado se queda mi hermana menor, pero no me preocupo por ella, Кristina abraza a su hermanita. Se la llevarб el hermano mayor, ya tiene 22 aсos, a esta altura estб tramitando la tutorнa. Me pone triste el hecho que se cierre el internado: pasamos aquн tantos aсos... Pero por otro lado, eso me alegra”…

Violetta Draliuk
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?