El mismo sabor

Nuestro corresponsal averiguó qué productos belarusos se venden en Moscú

Nuestro corresponsal averiguó qué productos belarusos se venden en Moscú


 No es difícil comprar productos belarusos en Moscú. Casi en todas las tiendas de la capital rusa para la leche y los embutidos –importados desde Belarús– ha sido asignado un espacio.

Магазіны беларускіх прадуктаў у Маскве карыстаюцца папулярнасцю— Hace un año, cuando fueron impuestas las sanciones y se hizo imposible vender los productos europeos, los estantes estaban vacíos, recuerda la directora de una importante cadena de tiendas de comestibles de Moscú, Natalia. Tuvimos que buscar urgentemente a los nuevos proveedores, pues los empresarios nacionales demoraban en trabajar. A su vez, los belarusos reaccionaron al instante. Dicen que ellos junto con sus productos suministran las mercancías europeas. No podría decir nada al respecto. Según los documentos, todo está bien: todos los certificados son belarusos. Es más, son productos de calidad y la gente los compra con mucho gusto. El resto no nos preocupa mucho.

Sin embargo, en las tiendas de la cadena se puede encontrar sólo una pequeña parte de los productos belarusos.

— Es porque nuestros productos tienen plazo de vencimiento bastante corto, explica Sergey Troshin, dueño de dos tiendas. Todos los productos belarusos no contienen conservantes y no pueden ser almacenados durante mucho tiempo.

Según las estadísticas, el volumen del intercambio comercial entre Belarús y Rusia se redujo. ¿Cuál es el problema?

— Se siente la crisis, se queja el empresario, Sergey Troshin. La gente básicamente ha comenzado a comprar menos no sólo productos belarusos, sino en general.


En la Exposición de Logros Económicos

Los productos belarusos están presentados en toda su variedad en el pabellón, “Belarús”, en la Exposición de Logros Económicos. Dentro de un hermoso edificio se reúne mucha gente. Entre las columnas en un orden caótico permanecen maniquíes en batas y vestidos, perchas con ropa, remedios cosméticos. Son todos los productos fabricados en Belarús. Los compradores recorren todos los locales.

— Aumentaron mucho los precios, por lo tanto, comenzamos a comprar mercancías belarusas, explica la vecina de Moscú, María Ivánovna, que ha llegado a elegir la ropa.

Los locales con comestibles están al lado, en un rincón, lo que no molesta a los compradores.

— Se compran todas las mercancías, cuenta la vendedora. En general, la Exposición de Logros Económicos la visitan los turistas, pero también por aquí pasan los moscovitas. Soy de Belarús, aquí trabajan los vendedores belarusos. Claro que no a causa de la discriminación. Yo crecí en estos productos. Por ejemplo, podría contar cómo se preparan todos los embutidos.

No hemos podido conocer toda la gama de productos belarusos. Nos han aconsejado visitar el mercado, “Bagratión”.


Nostalgia por estándares estatales

Cerca de la estación de metro, “Bargatión”, antes de llegar al mercado, se encuentran puestos con frutas, verduras y golosinas. Pregunto, dónde se venden productos belarusos.

— Todo el mundo está obsesionado con productos belarusos, se queja celosamente una vendedora.

— Es la feria Mari El, y nuestros productos también son buenos. Primero pruébenlos y luego dirá qué son mejores.

En una pequeña tienda, “Productos Belarusos” –que se encuentra en el territorio del mismo mercado– siempre hay una cola.

— Yo, como siempre, necesito un pedazo del embutido de Cracovia, por favor, pide a la vendedora una mujer de edad avanzada. Y una botella de yogur natural también.

El surtido y el patriotismo en esta tienda están a la vista: los productos peranecen en cada estante, las banderas están en la pared. Según el dueño de la tienda, Sergey, él adornaba el espacio a su gusto, nadie le daba consejos. Además de eso, a los clientes se les gusta mucho este estilo, en la mente de muchos, también es un signo de calidad.

— ¿Por qué compro aquí? Aquí se venden productos de calidad que sigue la misma desde la época soviética, explica Zinaida G., ex trabajadora de un matadero, ahora es jubilada. No tenemos ningunos estándares y los belarusos han logrado preservar el mismo sabor de todos sus productos.

De aquel mismo “sabor” contaba la mayoría de los compradores. “Cuando éramos niños”, “Cómo en la antigua Unión Soviética”, decían ellos con nostalgia. Resulta que la tendencia actual de la nostalgia por el pasado soviético funciona en beneficio de los productos belarusos.

La fachada de la tienda, “Zakromá de Belarús”, está decorada con una valla rústica estilizada. El diseño está completado con un gato en la entrada. Los vendedores y compradores lo conocen.

— Todo el barrio viene a nosotros, cuenta la vendedora de la tienda. No es nada sorprendente, pues la calidad de los productos belarusos es excelente. Yo estaba de vacaciones en Rusia, así como en el extranjero, y no podía comer nada. Me acostumbré a la calidad belarusa. No es cierto que en nuestra tienda compran sólo las personas mayores. Entre los compradores hay muchos jóvenes, especialmente aquellos que tienen niños.

El surtido de aquí es realmente rico. De la cerveza belarusa, patatas fritas, productos lácteos, alimentos enlatados, productos cárnicos hasta el pan fresco.

— A las dos de la mañana el pan sacan del horno en Belarús y a las dos de la tarde él ya está en nuestros estantes, cuenta la vendedora.

Según ella, las sanciones en particular no influenciaron en el número de clientes. Lo que afecta es la depreciación del rublo. En diciembre del año pasado, tuvimos que cambiar todas las etiquetas de precio hacia arriba. Pero a principios de este año, el dueño de la tienda bajó un poco los precios, de 20 a 50 rublos, en dependencia del producto.

Nigina Beróeva
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости