El manual para los amigos

En Japón, fue editado el primer manual del idioma belaruso
Siёry Kiёsava habla el idioma belaruso mejor que muchos belarusos. Además de eso, conoce los idiomas de nuestros vecinos: ruso, polaco y ucraniano. En su tierra natal, fundó el club del aprendizaje del idioma belaruso y planea escribir el diccionario japonés-belaruso. 

Sin ninguna exageración, el manual –escrito por la japonesa y la belarusa– es el único. Esta es la primera guía práctica para los japoneses que quieren aprender el idioma belaruso. 

Siёry Kiёsava — joven investigadora de la lengua belarusa

Siёry Kiёsava espera que el manual ayude a encontrar en Japón a nuevos amigos de Belarús: 

— Qué este primer intento de aprender el idioma belaruso por cada persona interesada en Japón se convierta en un interés más profundo hacia la cultura e historia de Belarús. 

La misma autora japonesa durante más de tres años está aprendiendo el idioma belaruso: 

— Un año tomé clases del idioma belaruso con una profesora, y luego comencé a aprender de manera independiente. 

— ¿Para qué aprende el idioma belaruso? 

— Es muy buena pregunta. Actualmente, en Japón hay pocas personas, incluso entre los expertos en la cultura eslava, que hablarían bien el idioma belaruso. Por lo tanto, creo que en mi país debe haber al menos un experto en el idioma belaruso. Conocí el idioma belaruso por una casualidad. Leía un libro y en el mismo estaba escrito que en sus ciudades casi no hablan el idioma materno. Mi jefe científico me aconsejó escribir una tesis de maestría dedicado a este tema. Pronto la Universidad de Tsukuba firmó un acuerdo con la Universidad Nacional de Belarús, y yo vine a Minsk para hacer pasantía. Aquí empecé a estudiar profundamente el idioma belaruso y en general la situación con el idioma en Belarús. 

— ¿Y qué saben en Japón sobre Belarús? 

— Por desgracia, hay algunos japoneses que no saben sobre la existencia de su país. Sin embargo, después de la catástrofe en la central nuclear de Fukushima en 2011, algunas personas se interesaron en la historia de accidentes de este tipo y supieron de la tragedia de Chernóbyl, que afectó mucho a Belarús. Pero me gustaría que Belarús no se asocie sólo con este problema, sino con la rica cultura de su país, que es imposible conocer sin aprender el idioma. 


Siёry Kiёsava dice que a un japonés se le cuesta mucho aprender no sólo el idioma belaruso, sino cualquier idioma indoeuropeo: 

— El idioma japón es muy diferente de las lenguas indoeuropeas. Para nosotros, todos los idiomas eslavos al principio parecen casi idénticos. Y sólo poco a poco empezamos a sentir la diferencia. Ahora conozco muy bien, cuál es la diferencia entre los idiomas belaruso y ruso, y también conozco las similitudes entre ellos. 

— ¿Dónde en Minsk usted puede hablar el belaruso? 

— Por ejemplo, en una librería trabajan las vendedoras que hablan el idioma belaruso y yo con mucho gusto hablo con ellas sobre los libros. 

— ¿Tiene planes de hacer traducciones? 

— Es una necesidad urgente. Anteriormente, las obras de todos los escritores belarusos se traducían al idioma japonés a través de la lengua rusa. Ahora, en mi país hay el especialista, Guo Kashin, que traduce del belaruso al idioma japonés las obras de Gregory Borodulin, Vladímir Korotkévich, Andrei Fedorenko, así como investiga la literatura belarusa. 

— ¿Cuál es su escritor favorito? 

— Vasil Bykov. 

— A primera vista, los belarusos y los japoneses son muy diferentes. ¿No tienen nada común? 

— Me parece que los belarusos se parecen a los japoneses por ser también bastante reservados. 

Hace falta señalar que hay otro japonés que se interesa activamente en Belarús. Vive en Tokio. Yusuke Kashyvagi estuvo en Belarús simplemente de paso, pero fue suficiente para que él se enamorara de nuestro país: 

— Nací, crecí y vivo en Tokio, estudié en la Universidad de Waseda. Estoy investigando la historia de la antigua Unión Soviética, y a través de ella estudio el pasado de Belarús, lo que me encanta. El idioma belaruso es muy lindo y melodioso. 

Los japoneses respetan a aquellos belarusos que se preocupan por el desarrollo y la preservación de su lengua materna. Como dice Yusuke Kashyvagi, todos los japoneses –que vienen para vivir en el exterior– tratan que sus hijos hablen su lengua materna: “Es por eso que hemos sobrevivido como pueblo. Deseo también a los belarusos respetar a su historia y su legado cultural. A su vez, nosotros, japoneses, estamos dispuestos a ayudar a ampliar el conocimiento sobre Belarús en el mundo”. 

A propósito

El belaruso, Yósif Gashkévich, oriundo del municipio de Réchitsa, aún en el siglo XIX, se convirtió en un experto en el idioma japonés. Como intérprete, él acompañó a la misión diplomática rusa en Japón. Con su participación fue celebrado el tratado ruso-japonés de 1855. Yósif Gashkévich junto con el monje japonés, Tatsibana Kaos, hizo 450 páginas del primer diccionario japonés-ruso. En los años de 1858 a 1865 trabajó como primer cónsul ruso en Japón (en Hakodate). Gashéevich se convirtió en uno de los primeros extranjeros, a quien se le permitieron visitar el patio del shogun (gobernante) de Japón en la ciudad de Edo (actual Tokio). En Vilnia (actualmente, Vilnius — Aut.) en 1899, fue publicada la obra de Yósif Gashkévich, “Orígenes de idioma japonés”. En Hakodate se le fue erigido un monumento. 

Víktar Kórbut 


Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости