El diálogo está continuado

Los contactos al alto nivel entre Minsk y Ashgabat tienen sus características peculiares

Los contactos al alto nivel entre Minsk y Ashgabat tienen sus características peculiares. Hace algún tiempo, los presidentes de Belarús y Turkmenistán se han puesto de acuerdo reunirse anualmente. Una vez en nuestro país y la otra en Turkmenistán. Por lo tanto, ha sido tomada la decisión de salir al alto nivel de cooperación entre los países. Además de su componente político ha crecido de manera activa la parte de la cooperación económica. Se está llevando a cabo una serie de conjuntos proyectos empresariales de mutuo beneficio. Los encuentros oficiales de jefes de Estado, por un lado, se caracterizan por la inspección del cumplimiento de sus acuerdos anteriores y por el otro lado, lo que ha señalado Alexandr Lukashenko, recibiendo el año pasado a su homólogo de Turkmenistán, Gurbanguly Berdymukhamédov, son un catalizador de la cooperación en todas las áreas.


Alexandr Lukashenko y Gurbanguly Berdimukhamédov durante asentado de una cápsula conmemorativa
a los descendientes en los cimientos del nuevo complejo de la embajada de Turkmenistán en Minsk


 Vamos a recordar la ceremonia oficial del recibimiento del alto visitante. Las conversaciones entre los jefes de Estado a solas y en el formato ampliado fueron celebradas en el Palacio de la Independencia. Ya en el comienzo de la reunión, Alexandr Lukashenko hizo hincapié en un resultado visible del interés personal de los mandatarios de los dos países en seguir desarrollando la cooperación interestatal. El monto del intercambio comercial aumentó hasta casi quinientos millones de dólares norteamericanos. Turkmenistán ocupó el cuarto puesto según este indicador entre todos nuestros socios comerciales y cede solamente a Rusia, Ucrania y Kazajistán. Esto ni siquiera ha sido en la época soviética, lo que sin duda es un rubro cualitativamente nuevo de la cooperación. Es más, no es un límite. Gurbanguly Berdimukhamédov asegura que hay muy buenas perspectivas de trabajo conjunto en la construcción de maquinaria, en la industria metalúrgica y química, así como en el sector de alimentación, la agricultura, la esfera de educación, etc. Minsk cree tener similares perspectivas.

Entonces el presidente de Belarús, Alexandr Lukashenko, concretizó algunas de las iniciativas de Minsk. Además de aumentar los suministros de camiones y tractores en Turkmenistán, estamos dispuestos para ofrecer cosechadoras, ómnibus y vagones de carga muy necesarios para el país. Es más, las cosechadoras y los ómnibus ya pasan exitosamente por las pruebas en Turkmenistán. Por lo tanto, la perspectiva de celebrar contratos es bien factible. En cuanto a los vagones, es sólo una parte de importante programa de desarrollo de la infraestructura de transporte de Turkmenistán. Su objetivo más importante es unir con rutas automovilísticas y ferroviarias los países vecinos con el acceso al Golfo Pérsico. El proyecto requerirá la construcción de centros logísticos. Belarús ya tiene respectivas experiencias y nuestros expertos están invitados a cooperar.

Además de eso, son buenas perspectivas del trabajo conjunto en la industria minera y química. A su vez, la construcción de viviendas a gran escala en Turkmenistán abre el camino para suministrar nuestros materiales de construcción y ascensores. También hay planes de establecer la cooperación en la industria ligera y textil. En particular, se analiza la idea de la creación de la empresa mixta de confección de uniformes para los servicios policiales de Turkmenistán. Pero hasta el momento el proyecto de la construcción de la planta de Garlyk con la participación de especialistas belarusos sigue siendo un proyecto más importante de la cooperación económica entre los dos países. Los presidentes expresaron su interés mutuo en la implementación de calidad de esta idea estratégica.

Como se sabe, hay muchos puntos de intersección de intereses mutuos. Gurbanguly Berdimukhamédov apoyó la propuesta de Alexandr Lukashenko de hacer sistemáticos los planes. Para ello, la comisión intergubernamental de la cooperación económica tuvo la tarea de desarrollar una “hoja de ruta” de trabajo bien clara.

Los dos mandatarios consideran igualmente importante la cooperación en la esfera humanitaria. En primer lugar, se trata de la esfera de educación. En Belarús ya están estudiando más de ocho mil estudiantes turcomanos y Ashgabat está interesada en aumentar este número. El mandatario belaruso, Alexandr Lukashenko, pidió al gobierno analizar bien detalladamente este tema, así como la construcción de un albergue para estudiantes turcomanos al estilo nacional. Además de eso, se está estudiando la posibilidad de construir el edificio del complejo hotelero para los investigadores turcomanos, que cada vez más frecuentemente vienen a Belarús en el marco de un programa del intercambio científico.

Entonces haciendo balances de las conversaciones fue firmada casi una docena de diferentes documentos destinados para garantizar la cooperación en diversos campos. Además de eso, los dos presidentes emitieron una declaración conjunta. El documento confirmó el profundo interés de Minsk y Ashgabat en un mayor progreso de las relaciones bilaterales en el ámbito político y económico. En una conferencia de prensa –concedida a los representantes de los medios de comunicación de los dos países– los mandatarios señalaron la importancia de las conversaciones celebradas. Alexandr Lukashenko agradeció a Gurbanguly Berdimukhamédov por el hecho de que casi todas las iniciativas de la parte belarusa habían sido apoyadas por la parte turcomana. Así que a los 16 proyectos –que ya se están llevando a cabo en Turkmenistán con la participación de Belarús– serán añadidos otros nuevos. Y sin duda, su valor actual de un mil 145 millones de dólares norteamericanos crecerá aún más, así es la conclusión de nuestro corresponsal.

El diálogo interesado continúa. Minsk y Ashgabat tienen una visión clara de cómo y en qué dirección ir. Estos y futuros acuerdos, la seriedad de las intenciones de los dos países en el movimiento hacia el encuentro adquieren su propio significado. Alexandr Lukashenko y Gurbanguly Berdimukhamédov sentaron una cápsula conmemorativa a los descendientes en los cimientos del nuevo complejo de la embajada de Turkmenistán en Minsk. ¿Qué otra cosa podría servir como la mejor prueba de la seriedad de las intenciones, si no la decisión de construir un hogar en el país, con el que se planea cooperar por un largo tiempo y de manera constructiva?

El gesto de la parte belarusa es la proporción de un hermoso y prestigioso lugar muy cerca del Palacio de la Independencia. En general, aquí se está creando una especie de la “zona de amigos”. Junto al terreno de los turcomanos ha sido comenzada la construcción de una nueva embajada de Kazajistán. En el otro lado del palacio se encuentra la embajada de Rusia y un complejo residencial para los diplomáticos que trabajan en ella. Según esta geografía se puede llegar a conclusiones definitivas acerca de las prioridades de política exterior de Belarús. El presidente de Belarús asevera que la creación en Minsk del hogar turcomano abrirá nuevas oportunidades para la expansión de la cooperación. El complejo de embajada fue nombrado la sede de reuniones constructivas de amistad. A su vez, Gurbanguly Berdimukhamédov agradeció a su homólogo belaruso por ello y aseguró que la nueva embajada será un lugar, donde los belarusos podrán conocer la cultura y el arte de Turkmenistán, así como un sitio de encuentro para científicos e intelectuales.

Dmitry Kriat
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Автор фото: БелТА
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости