El deseo de no perderse en el correr del tiempo

[b]El reconocido artista belaruso, Leonid Shchemelev, no hace mucho caso a su edad. A los noventa aсos, dнa tras dнa (los fines de semana incluнdos) trabaja en su estudio, pasando largas horas frente al caballete... [/b]їQuй puede ofrecer un artista al visitante? Por supuesto, conocer sus obras. A Leonid Dmнtrievich Schemelev le gusta cuando los mismos visitantes hacen este recorrido por su estudio. En este caso el artista con mucho gusto se convierte en un guнa del impresionante recorrido por el laberinto de una exposiciуn improvisada. De veras es toda una exposiciуn. Los grandes y pequeсos cuadros del artista cubren todas las paredes del estudio –del suelo al techo– muchos de йstos tambiйn estбn guardados en los rincones. El dueсo se ubica bien en este aparente desorden artнstico. De pronto uno se da cuenta de que en el estudio todo estб bien pensado. Suelo frecuentar en el estudio, y cada vez noto algъn cambio o actualizaciуn de la asн llamada exposiciуn. Al artista le agrada cambiar el ambiente, sorteando los cuadros, que lo rodean, cuando йl se encuentra frente al caballete principal. Leonid Dmнtrievich siempre estб lleno de abundantes planes e ideas. Es lуgico: justo por esta razуn trabaja diariamente en su estudio. No es fбcil creer que este seсor tan activo ya cumpliу noventa aсos. Y no fue una vida corriente: Ўlas vivencias de su vida ofrecen muchas cosas para ser recordadas y contadas!
El reconocido artista belaruso, Leonid Shchemelev, no hace mucho caso a su edad. A los noventa aсos, dнa tras dнa (los fines de semana incluнdos) trabaja en su estudio, pasando largas horas frente al caballete...

їQuй puede ofrecer un artista al visitante? Por supuesto, conocer sus obras. A Leonid Dmнtrievich Schemelev le gusta cuando los mismos visitantes hacen este recorrido por su estudio. En este caso el artista con mucho gusto se convierte en un guнa del impresionante recorrido por el laberinto de una exposiciуn improvisada. De veras es toda una exposiciуn. Los grandes y pequeсos cuadros del artista cubren todas las paredes del estudio –del suelo al techo– muchos de йstos tambiйn estбn guardados en los rincones. El dueсo se ubica bien en este aparente desorden artнstico. De pronto uno se da cuenta de que en el estudio todo estб bien pensado. Suelo frecuentar en el estudio, y cada vez noto algъn cambio o actualizaciуn de la asн llamada exposiciуn. Al artista le agrada cambiar el ambiente, sorteando los cuadros, que lo rodean, cuando йl se encuentra frente al caballete principal. Leonid Dmнtrievich siempre estб lleno de abundantes planes e ideas. Es lуgico: justo por esta razуn trabaja diariamente en su estudio. No es fбcil creer que este seсor tan activo ya cumpliу noventa aсos. Y no fue una vida corriente: Ўlas vivencias de su vida ofrecen muchas cosas para ser recordadas y contadas!
Hoy en dнa, Leonid Shchemelev es un reconocido maestro del arte moderno belaruso. Posee muchos galardones merecidos, entre йstos se destacan el tнtulo del artista popular de Belarъs, el premio nacional de la Repъblica de Belarъs y la prestigiosa medalla Francisco Skaryna, entre otros. El artista organizу decenas de exposiciones personales en su patria y en el extranjero, tomу parte de muchos eventos del arte internacionales. Sus obras fueron bien aceptadas y adquiridas por muchos museos de bellas artes y galerнas nacionales y extranjeras, asн como por los coleccionistas privados de Belarъs, Rusia, Ucrania, EE.UU., Canadб, Italia, Francia, Alemania, Espaсa, Australia, Irбn e Israel.
El pintor destaca el premio binacional belaruso-ruso, que ganу compitiendo con un dъo de talentosos artistas rusos: los hermanos Tkachov. Tal vez, ademбs del ejemplar profesionalismo del artista belaruso el jurado sea impresionado por el gigantesco deseo de vida que se percibe en toda la obra de Leonid Schemelev. Los hermanos Tkachov pertenecen a la misma generaciуn que su colega belaruso, pero a diferencia de йste sus cuadros estбn mбs bien enfocados en los tiempos del pasado, plasmando momentos mбs difнciles y dramбticos que tuvo que enfrentar la gente normal y corriente durante los aсos de la segunda Guerra Mundial... Es decir, en el presente ellos no captan muchos temas que logran atraer su atenciуn artнstica.
Mientras tanto, a Leonid Shchemelev le interesa el presente, por eso su obra siempre estб muy bien aceptada por el pъblico. Igual fue en una de las recientes exposiciones que ha tenido lugar en una de las galerнas mбs prestigiosas de Minsk. Todas las obras expuestas radiaban el amor hacia Belarъs, reflejando la muy evidente percepciуn optimista de vida de su autor. Leonid Shchemelev suele pintar paisajes y retratos, naturalezas muertas y cuadros de gйnero. Y sus obras siempre estбn cargadas por el optimismo, buen temperamento y gran deseo de vida del artista. Su extraordinaria fertilidad y el deseo de crear obras motivados por el intento de trabajar tanto como sea posible, para mostrarnos en variados colores toda la riqueza de la vida del mundo, que nos rodea.
Los salones de la galerнa, donde se exhibiу la exposiciуn de Leonid Schemelev, todos los dнas estaban llenos de flores frescas. Las flores potenciaban mбs todavнa la brillante vida en los cuadros del pintor. Mi vista siempre fue atraнda por el abundante colorado de las pinturas y de las flores frescas que parecнa competнan entre sн. A veces por extraсo que parezca incluso daba la impresiуn que las flores que aparecнan en los cuadros eran todavнa mбs brillantes y vivos. Por supuesto que el artista tiene derecho a exagerar e inventar, marcando su diferencia de los demбs. La exposiciуn de Leonid Shchemelev nos demostrу a todos que su pensamiento creativo no tiene lнmites: su obra es libre en elegir las imбgenes, la herramienta y las tйcnicas.
Por supuesto, el interйs de Leonid Schemelev por el mundo que nos rodea reside sobre todo en la esfera del color y de la emociуn. Sin embargo, en los ъltimos aсos, su paleta de tonalidades en las obras paso por paso suaviza su omnipresencia. Sin embargo, permanece innegable la capacidad del artista de encontrar soluciones pictуricas expresivas, la capacidad de transmitir de manera convincente el mundo material.
Mientras tanto, las primeras pinturas, que llevaron йxito a Leonid Shchemelev, se dedicaban a la pasada guerra. Siendo un muchacho de veinte aсo, fue traumatizado por estas vivencias mortales. Una vez terminadas las clases de una escuela fabril, el futuro artista llegу al frente de la Segunda Guerra Mundial y los siguientes cuatro aсos dejaron grandes huellas en su alma y memoria. Inspirado con estas memorias el artista creу una serie de pinturas que narran sobre su “generaciуn de la guerra”. Pero hoy en dнa, en su obra no vuelve a este tema.
“La guerra es la muerte y el sufrimiento de la gente. Pero a mн me gusta la vida. Por eso prefiero crear pinturas sobre los temas que estбn cargados de optimismo y esperanza. Es decir, sin guerras y agitaciones”, seсala Leonid Shchemelev.
En la misma exposiciуn el artista mostrу al pъblico las obras creadas en la ъltima dйcada que fueron dedicadas a la naturaleza de su tierra natal y a la historia de gйnero sobre la celebraciуn tradicional de las fiestas populares en el campo... El pintor revela a los personajes que saben cуmo apreciar y disfrutar de la vida. Tambiйn aparece un retrato del poeta nacional de Belarъs, Yakub Kolas. El artista lo plasma seguro en sн mismo, con una mirada firme que busca algo distante, logrando de esta manera revelar el carбcter pensador y amigable de este gran personaje que viviу entre sus compatriotas. Otro cuadro es un retrato de una dama. En este caso, la obra estб llena de su belleza y atractivo femeninos, con profundas matices del lirismo pensador familiar a las mujeres.
A pesar de sus noventa aсos, Leonid Shchemelev sigue lleno de energнa e ideas creativas. El artista no hace mucho caso a su edad y siete dнas a la semana viene a trabajar en su estudio. Allн йl tiene su propia galerнa: observando sus cuadros preferidos uno puede seguir toda su trayectori artнstica. La obra para el artista es toda su vida, que pasa delante de sus ojos, mientras estб frente al caballete. A partir de esta diversidad de la vida proviene el deseo de seguir trabajando de Leonid Shchemelev. Este trabajo no es nada fбcil, requiere de mucha emociуn y de un carбcter bien fuerte. Pero un maestro verdadero siempre estб dispuesto para enfrentar desafнos. Sin ellos es difнcil llegar a la cima en esta profesiуn.
Leonid Shchemelev lo aprendiу hace mucho tiempo. Y vive la vida, como corresponde a un verdadero artista.

— Cada dнa Usted va al estudio para seguir trabajando. їCуmo corresponde su obra de hoy con la actualidad? їEs mucho lo que Usted trae a su obra de sus vivencias? Si lo entiendo bien, Usted no sуlo pinta, sino tambiйn hace un, digamos, puente que une presente con el pasado.
— El arte tiene una fuerte relaciуn con el mundo: con todo lo que fue, y con lo que pasa ahora. Por ejemplo, cuando pinto un cuadro sobre la guerra de 1812, cuando Francia invadiу Rusia, trato de percibir y vivir todo como si yo fuera el testigo de aquellos acontecimientos. Pues los acontecimientos histуricos deben ser narrados, como lo entiendes. Eso es crucial. Soy humano, un hombre moderno, y el momento presente me interesa mбs que los tiempos bien remotos. Uno puede entender la historia y el futuro a partir de la actualidad. Me agrada e interesa el arte moderno, pero en Minsk en mi galerнa hay una obra dedicada a Napoleуn. Es una especie de mezcla de la historia y de la actualidad, como una manera de entender el pasado a base de las experiencias de hoy dнa. El punto clave es el hombre moderno. Cуmo ve el mundo, como lo entiende. El arte nos llena de alegrнa y jъbilo, abriendo la perspectiva. Siempre ha sido asн. Incluso en la antigьedad. Conozco el arte griego antiguo. Son las obras ъnicas que son dignas de ser admiradas. Como los artistas de la йpoca comprendнan el mundo, asн lo revelaban. Pero es muy importante ver el mundo en su desarrollo. Serб mбs ъtil.

En su autobiografнa el artista popular de Belarъs, Leonid Schemelev escribe:
“Tuve suerte. Nacн en Vнtebsk, una ciudad de artistas. Mi infancia pasу rodeada por los amantes de las artes. Es cierto que ellos no fueron artistas profesionales. Sin embargo, cuando niсo, ya conocн pinturas, lienzos, asн como el olor de las pinturas recien pintadas. Aquн, a orillas del rнo Dvinб: el rнo, que sigue siendo sagrado para mн. Las experiencias de la infancia es la alegrнa que me daban paseos en esquн, las alegrнas del verano en la orilla del Dvinб, los viajes a casa de mi abuela en el campo, y, por supuesto, visitas del cine. Todo cambiу la guerra. En 1941, me fuн como otros, al frente. En 1943, durante los combates de liberaciуn de Belarъs, cerca de la ciudad de Mozyr, fuн herido gravemente. Despuйs de pasar tiempo en el hospital, regresй al frente. Es decir, tuve vastas experiencias de la mбs terrible guerra del siglo pasado. El destino me protegiу, ingresй en el colegio de bellas artes de Minsk. Mбs tarde trabajй como profesor y, por ъltimo logrй ingresar en el instituto de bellas artes de Minsk. Una vez mбs tuve suerte: me convertн en un estudiante de Vitaly Konstantнnovich Tsvirkу, estupendo artista y profesor que me abriу el modo de ver el mundo, como lo veo hasta ahora. Mis primeros fracasos artнsticos fueron muy difнciles para mн, pero pronto comencй a exponer mis pinturas en numerosas exposiciones en Minsk y Moscъ, asн como en el extranjero. Hoy, como siempre, trabajo y disfruto mucho de los йxitos de mis hijos y nietos. Para mн, ser artista es lo mejor de lo mejor de lo que fue creado yo por nuestro Seсor. Admirar el mundo que nos rodea, tratar de plasmar las sorprendentes paradojas y la alegrнa del trabajo creativo me hace muy feliz”.

— El profesor Vitaly Tsvirkу, su maestro, preferнa evitar cualquier tipo de discursos pъblicos, su obra era mбs elocuente que las palabras. їCуmo crea, a quй grupo de artistas pertenece Usted?
— Yo soy una de esas personas que adoran su profesiуn, y, cuando es necesario, pueden expresar en forma de lenguaje humano todo lo que piensan. Por supuesto, yo no soy un investigador de mi obra, para nada. Menos todavнa soy un investigador de la obra de otros artistas. Pero cuando se trata de mi querido profesor Vitaly Konstantнnovich Tsvirkу, puedo hablar mucho y con agradecimiento, admirбndolo como un artista y como una persona. Cuando cursas largos estudios, te enseсan muchos profesores, pero para mн el gran maestro es йl quien me enseсу las cosas mбs importantes, quien me apoyу mientras yo emprendн mi larga carrera de aprendizaje que debнa convertirme en un artista, que entiende conscientemente su lugar en el mundo y las responsabilidades que esto conlleva. Para mн tal maestro fue Vitaly Tsvirkу. Siendo un gran artista, fue capaz de compartir no sуlo sus experiencias y habilidades profesionales, sino tambiйn servir de ejemplo en el plano de las altas cualidades humas, compartir su inmenso y abnegado amor hacia la madre naturaleza que sentнa y entendнa de manera carnal.

— їEs por eso en su obra dominan cuadros dedicados a la naturaleza y los diferentes sentimientos relacionados con el estado de la misma?
— Casi no hay paisajes “puros” en mis obras. En la mayorнa de mis cuadros estб presente el principio de la construcciуn pictуrica de la pintura, donde hay cierta acciуn. Los personajes no sуlo complementan y dan mбs vida al paisaje, sino estбn lуgicamente conectados a йl. No trato de hallar una historia en el cuadro: casi siempre es un ensayo sobre un tema predeterminado. Al contrario, trato de revelar un hecho de la vida. Me esfuerzo por entenderlo y mostrarlo al pъblico. Asн que trato de plasmar la misma vida, sin inventar nada.

— De acuerdo con su biografнa, ha viajado mucho por nuestro en aquel entonces vasto paнs. Ha visitado Europa y Asia. їQuй le dieron a usted estos viajes, como a un artista? їQuй buscaba, quй querнa entender?
— Es cierto. Tuve oportunida de viajar mucho, sobre todo por el paнs: por la antigua Uniуn Soviйtica. Conocн todas las quince repъblicas soviйticas. En varias ocasiones salн al extranjero. El fruto de cada un viaje siempre fue recolecta de vastos materiales artнsticos. Pero lo mбs importante y valioso de todos estos viajes fue la posibilidad de ver y conocer su vida, comparбndola con la vida en Belarъs. Pues a mi patria siempre querнa dedicar lo grueso de mi obra. Siempre querнa entender, que potencial de la creatividad de algъn reconocido artista en la antigua URSS y en el extranjero, que le llevу a la fama en casa y fuera de su paнs. їY sabe de quй me di cuenta? Lo habнa sabido siempre: cualquier profesional del arte crece, se potencia y crece solamente sobre la base del arte popular de su patria, sobre su cultura y tradiciones. Un artista puede alcanzar la cima, ser reconocido en su propio paнs, e incluso llegar al nivel de reconocimiento mundial, y de esa manera convertirse, por asн decirlo, en un artista internacional, bajo una sola condiciуn: cuando en su obra es capaz de seleccionar, procesar de manera profesional lo que es ъnico e incomparable, para presentarlo a la humanidad, como un valor universal”, comenta el artista.

— Usted ha dicho que durante los viajes tuvo la oportunidad de comparar lo visto con la madre patria. їCuбl es, en su opiniуn, lo que distingue a Belarъs de los demбs paнses? їQuй impresiуn puede causar a una persona que la visita por primera vez?
— Primero que puede impactar a un visitante extranjero es la naturaleza. Belarъs posee toda una red de lagos con aguas puras y claras y un sin nъmero de rнos grandes y pequeсos que atraviesan nuestras tierras. Todo esto nos permite disfrutar de la naturaleza tan fresca y de los colores tan vivos, que esto no puede escapar de los ojos de un visitante. Nuestra naturaleza nunca desvanece, sуlo cambia de color en funciуn de la йpoca del aсo, siempre queda brillante y fresca. La vegetaciуn exuberante de la floraciуn tнpica para una primavera o para un verano de pronto puede convertirse en sorprendentes coloridos de otoсo, que complementan y hacen aun mбs especial la percepciуn general de nuestra naturaleza, entregбndole nuevas solemnes matices que la hacen sin igual. Y cuando llega el invierno: la pureza y blancura de la nieve, la fantбstica belleza de los бrboles cubiertos de la brillante escarcha hacen que la naturaleza se convierte en todo un reinado de la nieve: fabuloso e incomparable. Nuestra naturaleza nunca estб cansada, quemada por el sol o congelada por el fuerte frнo: siempre permanece viva y fresca. A lo mejor, con estos fenуmenos de nuestra naturaleza se puede explicar el porquй entre los artistas belarusos siempre habнa una gran cantidad de buenos paisajistas.

La exposiciуn personal es una especie de rendimiento de cuentas de la obra de un artista. Hace aproximadamente un aсo en una galerнa exclusiva de la capital Leonid Schemelev presentу su exposiciуn “Mi familia”. En su mayorнa, en aquel evento estaban representados retratos. Pero en cualquier caso, estos cuadros no pueden compararse con las imбginas fotogrбficas de algunos personajes concretos. A pesar de que en las obras fueron plasmados los rostros de los seres mбs cercanos al artista. De hecho, era su gran familia: hijos, nietos, bisnietos, su esposa Svetlana. Incluso en una de estas pinturas ellos se reunieron casi todos juntos. A menudo, el artista plasmaba a alguien separadamente, revelando su carбcter y haciendo hincapiй en su imagen individual. Con la ayuda de estas obras se puede leer fбcilmente el correr cronolуgico del tiempo: unas fueron creadas recientemente, mientras que otras fueron pintadas hace medio siglo atrбs. Algunos de estos cuadros muestran a Schemelev como un maestro maduro, otros testimonian la obra de un pintor joven.
Leonid Shchemelev siempre ha sido fiel a su credo profesional: pintar lo que pensaba que era necesario, que era importante e interesante. Por cierto, estos criterios a menudo le causaban sufrimientos, no siempre su obra contaba con un merecido reconocimiento. Pero no cediу, preservando hasta el final sus ideales y creencias. Y por fin llegу el reconocimiento que merecнa, se hizo famoso y popular. Hoy, como antes, puede expresarse sinceramente y directamente sobre cualquier tema vinculado con las bellas artes, su importancia para la sociedad, sobre la necesidad de brindar un mayor apoyo de Estado a los artistas. Su opiniуn la valoran mucho, a pesar de que йsta no siempre le gusta a la gente, sobre todo, a los funcionarios de la cultura. Incluso en el dнa de la inauguraciуn de la misma exposiciуn Leonid Shchemelev no quizo pronunciar discursos ceremoniales. Su ponencia fue bien crнtica en cuanto a las difнciles condiciones en las que estбn sumergidos muchos artistas. No buscaba algunos bonos preferenciales –por suerte, tiene de todo lo que es necesario– estaba tratando a ayudar a sus compaсeros.
De hecho, la misma obra de este artista trae la bondad. En un sentido directo. Esto fue confirmado en uno de los discursos presentados en la ceremonia de la inauguraciуn de la misma exposiciуn. Un hombre de mediana edad, expresу su creencia confirmada con observaciones de su familia, que los cuadros de Leonid Shchemelev estбn cargados de sentido educativo. Por ejemplo, su hijo, como todos los jуvenes propensos a la influencia masiva de ordenadores. En un momento la dependencia de los juegos de pobre sustancia intelectual se hizo peligrosa. Pero de alguna manera llamу la atenciуn del joven un cuadro pintado por Schemelev que colgaba en la pared en su hogar, con un caballo blanco que el autor utiliza con frecuencia de forma de suerte y esperanzador. Y algo sucediу. De pronto el joven comenzу a tratar de pintar, lo que obligу a sus padres a financiar este nuevo pasatiempo. Lo que aceptaron con mucho gusto, apoyando el cambio que sufrieron los intereses del hijo. Mientras tanto, el joven pidiу colocar la pintura en su habitaciуn. Esa es la historia.
Mucha gente aprovechу la inauguraciуn de la reciente exposiciуn para elogiar al autor de los cuadros presentados. Yo tampoco pude resistir a este deseo, apoyado de mi creencia de que tengo el derecho de decir algunas palabras, dado el hecho de nuestra bien larga amistad con Leonid Schemelev. Hablй de lo trabajoso que es este hombre y artista que sin respetar los fines de semana y su muy avanzada edad viene todos los dнas al estudio para trabajar. Las paredes de este amplio estudio estбn cubiertos de cuadros, gran parte de йstos tambiйn estбn guardados cuidadosamente en especiales estanterнas. Muy a menudo el maestro –antes de empezar a trabajar frente al caballete principal– cambia el lugar de las obras pintadas anteriormente, modificando el interir del estudio. Todos estos cuadros son muy importantes para el maestro, como si fueran sus niсos. Tambiйn son su familia.

— Entre los retratos pintados por Usted hay muchas obras, donde aparece la gente muy prуjima o incluso de familia...
— Como cualquier artista, elijo lo que me agrada y lo que a mi me impresiona. Me encantan mis amigos y mi familia, asн que pinto a ellos con mucho gusto. Pero con el mismo placer creo cuadros de la gente cercana, con la que comparto mi estado espiritual y las convicciones. Y, en mi opiniуn, son buenos asн, como lo son.

— Me fijй que en todas sus exposiciones ofrecidas al pъblico durante muchos aсos siempre estaban presentes –incluso ahora en el estudio tambiйn estбn– las muestras de naturaleza muerta. Siempre se destacan por su brillantez, emociones muy vivas y hermosura, como la mayorнa de sus obras. їPor cierto, no le inturbia la palabra algo provocativa “hermoso”? No hace mucho los crнticos y culturуlogos utilizaban esta palabra en una lнnea con las palabras “lindo”, “bello”, “narcisismo”, etc.?
— Creo que ser hermoso es una de las mбs importantes cualidades y funciones del arte. No es extraсo que un clбsico declarу inequнvoco que “la hermosura salvarб el mundo”. їEntonces, por quй deberнamos rechazarla? Cualquier obra del arte en primer lugar debe ser hermosa, porque fue creada por un artista. Y cuando hablamos de la pintura, mбs todavнa. Pues opera con colores. Admiramos la naturaleza por su rico colorido. Si quitamos este colorido, vemos un desierto. Como dijo un buen pintor: aprendan de la naturaleza, y crearбn todo un arte. La admiraciуn por la belleza es el punto clave del arte popular, y este es un criterio que no puede ser falso o engaсoso.

— їCуmo Usted logra no confundirse y no perderse en nuestros tiempos, que son nada fбciles?
— La vida de un artista nunca es fбcil. Yo, personalmente, toda mi vida siempre superaba algo, algo perdнa y sufrнa. Mi carбcter fue forjado en los difнciles y crueles aсos de la guerra y tambiйn de posguerra. Estas duras vivencias, como se suele decir, me forjaron para toda mi vida. Y usted sabe, los tiempos de hoy no son difнciles para mн, pues ya corrн los tiempos mucho mбs duros. Mi arte todavнa es necesario para alguien. Y quiero que siga agrandando a la gente, que estй presente en las exposiciones. La gente mientras vive, a pesar de las condiciones mбs difнciles de la vida, siempre serб atraнda por la hermosura, por lo espiritual, por lo perfecto.

En su autobiografнa el artista popular de Belarъs, Leonid Shchemelev, confiesa:
“Los sentimientos... eso es crucial. La habilidad de convertir sentimientos en conceptos crea a un filуsofo, mientras la capacidad de traducir sus sentimientos en imбgenes crea a un artista. Un pintor, como un poeta, estб bajo el poder de sus propias obras. Mientras ellos caminan firmemente sobre el suelo de nuestras realidades, el poder de sus pensamientos puede llevarlos a la altura de las ideas sublimes. Pero aquн, en mi modesta opiniуn, debe haber un lнmite que deben respetar las bellas artes y tambiйn la poesнa.
Mi principio artнstico consiste en tratar de no distorsionar la imagen de la naturaleza mбs allб de ser reconocido su prototipo. En general, creo que el buen arte debe plasmar los problemas mбs bбsicos de la vida espiritual del hombre, debe mostrar la percepciуn del mundo y del universo por el autor, su percepciуn del pasado y del presente a travйs de su valoraciуn artнstica. Nada mбs y nada menos. Trato de lograrlo. Asн que, en resumen, me agrada cuando el mundo en el arte y en la vida es bueno, razonable y alegre. Y esto me hace muy feliz”.
No, Leonid Shchemelev no busca popularidad. Para nada. La misma popularidad le persigue. Y todo eso se debe al especial talento creativo del artista que йste lo comparte con el pъblico a travйs de sus obras cargadas de brillante colorado y de buen contenido. Las pinturas del artista son muy bien aceptadas por todo el pъblico. Por lo tanto, es, de hecho, un artista popular: no se trata de un rango otorgado oficialmente, es por la vocaciуn.
El espacio artнstico de Leonid Schemelev no se limita al caleidoscopio de abundantes colores y matices en sus pinturas. Cada una de sus obras es todo un mundo nuevo de imбgenes y carбcteres. Al mismo tiempo, es una percepciуn de la historia, y sus esperanzas para el futuro. Shchemelev, como un maestro, es capaz de transmitir hбbilmente sus impresiones hacia el espectador. En otras palabras, el mundo de su arte se expande mбs allб de la misma pintura, lo que ayuda a comprender mбs profundamente la paleta de la vida.
Leonid Shchemelev es un fantбstico interlocutor. Siempre plantea sus opiniones de manera directa y sincera. Siempre tiene cierta opiniуn sobre el arte, y sobre el papel del artista, y tambiйn sobre el componente nacional del arte.

— їEl tiempo influye en la creatividad?
— Inmensamente. Los artistas siempre estaban y estбn muy atentos a la sociedad y al tiempo que corremos. El cambio de gobierno, el colapso de la antigua Uniуn Soviйtica: todos estos ocontecimientos impactaron nuestra obra. Pero la cultura nacional y su percepciуn no se desmoronan. Aquн, por el contrario, se nota cada vez mбs una importante fusiуn de pensamientos y percepciones. Sigo muy de cerca el desarrollo de artes en Belarъs y con mucho optimismo veo que cada vez mбs artistas se identifican justo con la cultura nacional, vinculando su obra con la reflexiуn y la percepciуn de las diversas emociones que agitan nuestra vida cotidiana. Por supuesto, no son todos los artistas. Cada uno de nosotros tiene su propia percepciуn de la vida. Pero como soy belaruso, sigo y percibo estos importantes procesos de manera nacional.

— їEn su opiniуn, hasta quй punto puede ser interesante la obra de los artistas belarusos para el pъblico internacional?
— Me parece que la percepciуn de nuestra cultura nacional en la pintura y el interйs en ella, por decirlo asн, tiene notable aceptaciуn en el exterior. Personalmente yo, en mi estudio en varias ocasiones, recibo visitantes franceses e italianos. Hablamos. A veces compran mis pinturas y explican como las entienden. Me interesa esta gente. Su punto de vista respecto nuestro arte es muy singular y genuino. Aunque a veces nos perciben de manera simplificada y absoleta: por ejemplo, como aquн reuinaba la antigua Uniуn Soviйtica, todos, incluso los artistas, se vieron obligados a trabajar bajo la reglamentaciуn muy rнgida. Pero al mismo tiempo encuentran un arte libre. Despuйs de todo, estoy pintando, asн como lo hacнa siempre. Y el espacio artнstico, la misma cultura: todo esto tiene el origen belaruso.

— їEl reconocimiento pъblico de un artista, en quй consiste? їCуmo debe ser expresado? El hecho de que la gente compra sus pinturas, o que se escribe o se opina sobre el artista ... їQuй pinta? їCuбl es la imagen generalizada y sintйtica de sus obras?
— Mбs a menudo trabajo sobre las obras modernas. En la mayorнa de mis pinturas aparecen retratos y paisajes modernos. Pero tambiйn me interesa lo que era antes. A menudo trato de sumergirme en los momentos histуricos. En mi obra hay historias relacionadas con Napoleуn, con Pushkin, temas relacionados con la ъltima guerra. Pero debo reconocer que mбs me interesa la recepciуn de la vida y de la realidad moderna. Es cierto, tenemos que conocer la historia, pero a mн me interesa mбs cуmo vive el hombre moderno, cуmo es su relaciуn con el mundo que lo rodea. En resumen, quiero hacer hincapiй en que el factor de tiempo juega un papel muy importante para el arte.

— їLe preocupa el problema de cуmo preservar las tradiciones de los artistas belarusos? їPara que su estilo que los distingue, como usted ha dicho, no desmorona, no desaparece?
— Creo que es lo fundamental. Este es la parte crucial del desarrollo de la sociedad y del ambiente artнstico. Si el artista es omnнvoro y descolocado, puede vivir en cualquiera parte, su arte no puede ser interesante. Los artistas belarusos deben provocar interйs incluso en Amйrica, pero debido al colorado nacional, al espнritu y percepciуn nacionales. Es importante que el mundo conozca Belarъs a partir de sus artistas: todo el mundo se interesa por la genuina cultura nacional. Para incentivar este interйs es necesario apoyar la formaciуn y el crecimiento del valor humano, como decнan anteriormente. Incluso me refiero a la formaciуn de los funcionarios de la cultura. Por ejemplo, lo que hice antes para las exposiciones en Moscъ en primera instancia no fue aceptado bien, pero mбs tarde vino el visto bueno incluso de los altos funcionarios. Muchas mis obras estбn en Moscъ. Es necesario saber cуmo expresar el espнritu del sentimiento existente. No se trata de sуlo dibujar. Es necesario saber expresar, por ejemplo, la esencia de la naturaleza belarusa, presentarla de manera clara. Para hacerlo bien es necesario conocer las tradiciones y la percepciуn que poseen otras naciones. Pues el arte debe ser apto para la percepciуn del pъblico internacional. En este caso, es interesante.

— їEl tiempo de hoy es favorable para desarrollar la creatividad en general?
— Para mн, sн. Ya tengo una edad que me permite hablar mбs que hacer. Asн que puedo ser crнtico. Personalmente para mн son condiciones normales. Pero para muchos artistas, es un trabajo duro que requiere de decisiones difнciles de toda la vida. De hecho, un artista es individualista. Todo el mundo se adapta a medida que pueda. No hay ninguna orientaciуn con antelaciуn. Asн que nada es fбcil. Muchos en nuestro paнs deben estar listos para el hecho de que el arte estб cada vez mбs presente en su vida. Es necesario que estйn interesados en conocerlo, que hay que entender el arte, preferiblemente de manera superior al de un simple aficionado. Para juzgarlo de manera razonable.

— En transcurso de su carrera artнstica se modificу el estilo y la forma. їCуmo puede explicarlo?
— La manera, el gusto, la tйcnica se modifican a partir de las experiencias profesionales y espirituales. No sufrн ninguna rotura, sуlo experimentй pruebas y ensayos. Mi manera fundamental quedу intacta. Siempre me dedico a lo que yo soy y como puedo hacer”.

— їCuбl es la filosofнa de Schemelev, como artista?
— Tengo gente querida que me rodea. Y hay un mundo que me interesa. Y nuestro mundo es belaruso. Como ya comentй, estuve en muchos paнses, en varias ocasiones hice mis pinturas allб. ЎPero cuando por fin llegaba de regreso a casa, siempre trabajaba con mayor inspiraciуn! Este es el “equipaje” que debe cargar cada persona que tiene patria.

— їLe gustarнa que el pъblico tiende a reflexionar frente a sus obras, o es suficiente que simplemente las admire?
— Claro que reflexione. La admiraciуn dura apenas un instante. Una buena obra siempre debe invitar a las reflexiones: їPor quй esta hecho asн y no de otra manera? Despuйs de todo, cada un artista hasta cierto punto es un filуsofo.

Vнktor Mikhбilov
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?
Новости
Все новости