El chino para los principiantes

Siendo la graduada de la Universidad Estatal Belarusa (Minsk), estuve en China por primera vez. Entre otros estudiantes belarusos me propusieron recibir la enseсanza superior en la Universidad de Chongqing. El primer aсo allн se dedica al aprendizaje del idioma chino, otros tres estбn destinados para estudiar en los cursos de mбster. La universidad tiene una experiencia muy rica con los estudiantes extranjeros: mбs de treinta nacionalidades ya estudiaron allн. La “delegaciуn” belarusa estб ahн por primera vez. Nos ofrecieron la posibilidad de perfeccionar nuestros conocimientos de profesiуn y darnos a conocer con una de las culturas mбs enigmбticas del mundo. Para muchos europeos China se parece a un libro apenas abierto para leer. Y me alegra que pueda leer algunos capнtulos de este infolio, que se escribнa a lo largo de muchos siglos. A propуsito, acabo de leer unas cuantas pбginas…
Siendo la graduada de la Universidad Estatal Belarusa (Minsk), estuve en China por primera vez. Entre otros estudiantes belarusos me propusieron recibir la enseсanza superior en la Universidad de Chongqing. El primer aсo allн se dedica al aprendizaje del idioma chino, otros tres estбn destinados para estudiar en los cursos de mбster. La universidad tiene una experiencia muy rica con los estudiantes extranjeros: mбs de treinta nacionalidades ya estudiaron allн. La “delegaciуn” belarusa estб ahн por primera vez. Nos ofrecieron la posibilidad de perfeccionar nuestros conocimientos de profesiуn y darnos a conocer con una de las culturas mбs enigmбticas del mundo. Para muchos europeos China se parece a un libro apenas abierto para leer. Y me alegra que pueda leer algunos capнtulos de este infolio, que se escribнa a lo largo de muchos siglos. A propуsito, acabo de leer unas cuantas pбginas…

De noche el cielo en Chongqing estб llorando

Chongqing, igual que Pequнn, Shanghбi y Jiangsu, es la ciudad de subordinaciуn central. Se considera como tal sуlo hace unos once aсos. Hoy en dнa es la ciudad mбs grande no sуlo en China, sino en todo el mundo. Su superficie es de 82 mil kilуmetros cuadrados, lo que equivale al territorio ocupado por Austria. Y la poblaciуn supera 31 millones de personas: casi la misma cantidad reside en Canadб. Chongqing alcanzу estas dimensiones despuйs de que se le unieron varios distritos cercanos. En la misma ciudad viven seis millones de habitantes, los demбs se refieren a las afueras que se parecen a las localidades rurales.
Chongqing tiene mбs de tres mil aсos. Durante dicho perнodo ha cambiado varias veces su nombre. La denominaciуn actual de la urbe se debe a uno de sus gobernantes, que tuvo la suerte de doble investidura: primero fue nombrado el prнncipe y despuйs subiу al trono del imperador. De ahн “Chongqing” significa “festejo doble”.
Cuando entras en la ciudad, salta a la vista gran cantidad de los puentes. Hasta se parece a San Petersburgo. No es extraсo: una ciudad estб situada a orillas del rнo Nevб y otra a orillas del rнo Yangtsй. Por eso los puentes son obligatorios ahн. Otro rнo atraviesa Chongqing, el rнo Jialing. Es mбs pequeсo y no contiene tanto barro. El centro urbano se encuentra en el cruce de los dos rнos. Al entrar en el mismo curso ambos rнos siguen corriendo por separado: se discierne bien la corriente azul y las aguas enturbiadas de color amarillo. Luego se mezclan y al fin y al cabo el rнo Yangtsй se traga por completo a su compaсera.
La ciudad estб rodeada de montaсas, como si se encontrara en un foso de piedras. Por eso los vientos allн no son frecuentes. Y Chongqing tiene fama de un lugar muy caluroso, por lo que estos vientos serнan muy a gusto para sus habitantes. De broma a la ciudad nombran aquн como una de las “sartenes” chinas: a finales de septiembre, cuando en Belarъs la temperatura ya es de 10 grados centнgrados, allн la columna del termуmetro alcanza la cifra de 32 grados centнgrados. Por la humedad el aire parece ser aъn mбs caluroso. El sol casi no sale: se ve en el aire una “niebla hъmeda”. Es por eso que Chongqing recibiу el nombre de la “capital china de nieblas”. Las lluvias tampoco son muchas, y si llueve, pues son como unos chaparrones. Los charcos se forman en un segundo y el agua en el asfalto se parece a unos rнos pequeсos. Es curioso que el cielo “llora” con mayor frecuencia de noche y “se tranquiliza” para el amanecer.

En el flujo de los jeroglнficos, el inglйs y los gestos

La universidad estб ubicada en los suburbios de la urbe. En sus alrededores se sitъa la ciudad estudiantil con las residencias, comedores, biblioteca, policlнnica, un complejo deportivo, correos y hasta con el hotel donde pueden hospedarse los padres de los estudiantes que vienen para visitar a sus hijos. Es el campus principal, donde se colocan las facultades mбs grandes. La universidad cuenta con otros sitios parecidos que estбn comunicados por las rutas de autobuses especiales. Los estudiantes extranjeros viven en el edificio apartado con el acceso libre a internet y con la sala de deportes. El aсo pasado estudiй en la universidad de la ciudad de Lund (Suecia). Tambiйn vivнa en la residencia estudiantil. Bueno, ambas me gustaron mucho por su ambiente y la limpieza, asн que no puedo decir cuбl de ellas fue mejor. En lo que toca a las residencias para los estudiantes chinos, me fijй que se dividen en los edificios para los hombres y para las seсoras. En Belarъs no existe tal divisiуn.
Las clases del chino pasan en el edificio principal. Es un rascacielo moderno, reciйn construido. No lejos se encuentra la facultad de las artes. Su arquitectura es bastante vieja: los tejados con los extremos que se alzan para arriba, los modelados, las linternas rojas... En este contraste se expresa la mentalidad de los chinos: por un lado guardan sus tradiciones, pero por otro avanzan, sorprendiendo el mundo con sus inventos. Segъn mi opiniуn es la mejor fуrmula para el desarrollo de la naciуn: perfeccionar conservando la originalidad.
El idioma lo enseсan los profesores chinos. Todos dominan el inglйs, pero tratan de no hablarlo, porque quieren que escuchemos el habla china y, reconociendo unas u otras palabras, intentemos comprender el tema de la conversaciуn. Primero me parecнa muy complicado, pero poco a poco me acostumbrй. El horario incluнa sуlo tres asignaturas: audiciуn, escritura y el lйxico y la gramбtica nuevos. Al cabo de unas semanas, cuando el lйxico es suficiente para componer los diбlogos, aparece el chino oral. En lo que se refiere a los sonidos, son fбciles: casi de todos hay en el ruso o belaruso. Algunos jуvenes de nuestro grupo, que vienen de Estados Unidos, Japуn, Corea, Tailandia, Bangladesh, Kenia, tienen ciertos problemas. Entonces los profesores se convierten tambiйn en los logopedas. La pronunciaciуn en China es muy importante: un sonido mal articulado puede callar al interlocutor: їquй querнa decir? En una de las primeras clases hasta nos proyectaron la pelнcula sobre la posiciуn de la lengua, la apertura de la boca para la pronunciaciуn correcta de uno u otro sonido. La escritura es mucho mбs fбcil: para aprender los jeroglнficos no es necesario dotar de las capacidades especiales. Por supuesto no hay que olvidarse del ahнnco: a veces una palabra te sale sуlo despuйs de una veintena, treintena o cuarentena de intentos. Yo intento aplicar entonces mi imaginaciуn. Por ejemplo, el jeroglнfico 食堂 (“comedor”) memoricй del modo siguiente: su primera parte tiene el tejado del edificio, abajo viene algo lo que me acuerda el vapor de un plato caliente, aъn mбs bajo estб el horno, la segunda parte de la palabra se parece a un estudiante saciado: una figurita contenta y alegre. Por supuesto, son imposibles tantas asociaciones para memorizar cada palabra, pero no todas lo necesitan: hay bastante fбciles que se memorizan rбpido. Ayuda mucho la televisiуn. Todos los canales en China vienen acompaсados con subtнtulos. Es que muchas palabras ahн tienen la pronunciaciуn parecida, pero su significado y escritura son diferentes. Por ejemplo, “yi” tiene 177 significados. Por eso para comprender lo dicho son necesarios los jeroglнficos. Ayudan mucho a los que estбn aprendiendo el chino. Nos asusta todavнa el flujo de las palabras incomprensibles que suenan desde las pantallas y se escriben abajo. Pero nos tranquilizamos a nosotros mismos que la comprensiуn viene con el tiempo. Para comunicarnos con los chinos en la calle, en el transporte, en las tiendas usamos el idioma especial que se compone de la mezcla del inglйs, el chino y los gestos. Es bastante ridнculo, pero funciona.
El mejor mйtodo para aprender el idioma es, por supuesto, trabar la amistad con algunos estudiantes chinos. La comunicaciуn cotidiana darб sus resultados muy rбpido. De este modo se puede no sуlo mejorar sus conocimientos del idioma, sino del paнs y de la gente. Encontrar amigos entre los chinos no es nada complicado, son muy amistosos y amables. En el salуn de nuestra residencia a menudo estбn los estudiantes locales que vienen para trabar las amistades nuevas. Porque les interesa tambiйn nuestra cultura, nuestros paнses. Ademбs la amistad ayuda allн a los jуvenes a mejorar su inglйs (en China es muy importante). He visto varias veces a un estudiante extranjero hablando el chino y al chino contestando en inglйs. Es una prбctica buena para ambos. Yo tambiйn tengo amigos aquн. Me gusta mucho la amigabilidad y la bondad de la gente de aquн: un amigo me ha invitado a visitar la casa de sus padres — quiere mostrarme la ciudad donde creciу йl (Fengdu, se conoce en China como la “ciudad de fantasmas”), otro compaсero me ha dado el nombre chino. A propуsito, casi todos los nombres aquн tienen su significado. Uno de mis conocidos se llama Chen Bing Yu. La ъltima palabra de su nombre significa “el pez”: cuando Chen Bing Yu naciу, su padre se ocupaba de la pesca. Gracias al dinero que recibнa de la pesca se alimentaba toda la familia. Por eso los padres no podнan dar al niсo otro nombre.

“Hot Pot”, juegos, bailes, mъsica…

La provincia donde estб situada Chongqing tiene la fama de una de las cocinas mбs picantes en China. Aquн usan muchas especias. Las hay no sуlo en la comida, sino en el aire. Por todas partes se sienten diferentes olores… Primero hasta me dolнa la cabeza de tanta cantidad de los aromas nuevos. Al cabo de un mes ya dejй de sentirlos tanto: ahora casi no se perciben. El plato preferido de los habitantes de Chongqing es “Hot Pot”. Casi en cada calle se puede encontrar ahн el restaurante con ese nombre. Pero preparar allн debe Usted mismo. En el centro de la mesa a fuego estб una cacerola metбlica con el aceite caliente: allн se aсaden las legumbres, la carne, el pez, las setas, tallarines... Una vez preparado todo, lo sacan con los palitos, lo dejan para que no sea caliente y lo comen. En “Hot Pot” se pasan las horas sin notarlo. Es que el proceso de la preparaciуn es muy interesante. Y por encima de todo a los chinos les gusta jugar comiendo. Juegan a los dados, a las cartas, muestran los nъmeros con los dedos (gana el que adivine la cifra total mostrada en los dedos suyos y de su compaсero)… Hay tambiйn el juego que se parece a nuestro “piedra-tijeras-papel” cuando se muestran dichos objetos con los dedos: en Belarъs muchos se acuerdan de йse desde su niсez.
Ademбs a los chinos les gusta practicar gimnasia. Sea de maсana o de noche, en la calle siempre se puede ver a la gente haciendo los ejercicios. A veces lo hacen con el acompaсamiento musical en la plaza urbana, otras veces lo hacen en el parque. Suelen ser los ejercicios colectivos. Me asombra mucho verlos hacer los movimientos sincronizados: Ўquй bonito es! Hasta me entran las ganas de hacer lo mismo. Y nadie te molesta: sуlo te metes en una de las filas y comienzas a repetir. Los movimientos no son complicados y se hacen muy despacio, por eso no es nada complicado aprenderlos rбpido. Si a uno no le sale algo siempre le ayudarбn. A los chinos, igual que a cualquier naciуn, les apetece si se demuestra el interйs por sus costumbres. Ademбs en la universidad se puede visitar las clases de Wushu. Ya me he inscrito en la lista de los que deseen visitar este curso y estoy esperando a que empiecen las clases. Ademбs querнa ir en bicicleta, pero es bastante difнcil hacerlo en una localidad montaсosa. Por eso en Chongqing este tipo de transporte no goza de tanta popularidad como en el resto de las ciudades chinas. Pero los aficionados del ping-pong podrбn encontrar aquн un montуn de mesas en las calles — lo principal es no olvidarse de la raqueta. Se puede tambiйn jugar al billar o entrenarse en las pistas deportivas. Todo lo dicho se coloca al aire libre y por todas partes hay gente que quisiera descansar asн.
Segъn mis propias observaciones, los chinos es una naciуn no sуlo deportiva, pero tambiйn es muy musical. Es el segundo paнs despuйs de Japуn donde el karaoke es tan popular. Chongqing abunda en bares a donde la gente viene especialmente para cantar las canciones preferidas. Es curioso que muchas canciones extranjeras aquн estйn traducidas al chino. Nos sorprendimos mucho cuando en uno de los bares con el karaoke oнmos la mъsica de una canciуn rusa, casi popular “Podmoskуvniye vecherб”. Pero en la pantalla aparecieron los jeroglнficos. Con el micrуfono entre las manos, nos quedamos un poco desconcentrados, pero despuйs interpretamos en ruso. Para muchos nuestra interpretaciуn fue una sorpresa, pero segъn los aplausos, gustу a todos. De vez en cuando a Chongqing vienen los cantantes extranjeros. Hace poco aquн ha estado el cantante ruso Vitas. Y yo tuve la suerte de visitar el concierto de la cantante canadiense Avril Lavigne. La mъsica fue tan viva que no podнa quedarme sentada. Danzarнa con mucho gusto, pero nadie lo hacнa. El pъblico cantaba en voz baja junto a la estrella con los palos de neуn en las manos, por lo que el estadio se parecнa a un campo nocturno lleno de luciйrnagas, aplaudнa mucho… pero no bailaba. Es raro, pero a los chinos tan musicales les dan igual las danzas. Bueno, por ejemplo los clubes: muchos hasta no tienen la pista para bailar. Hay muchas mesas donde estбn jugando o se comunican los visitantes.

Date prisa sin prisa

En China son muy importantes las supersticiones. Por ejemplo, los chinos tratan de evitar el uso de la cifra “cuatro”. Su pronunciaciуn se parece mucho a la palabra “muerte”, pero se considera que es infeliz. Algunos hasta no suben el taxi si la matrнcula tiene la cifra nъmero cuatro. En la oficina de comunicaciуn mуvil donde comprбbamos las tarjetas de uno de los operadores chinos, casi todos los nъmeros libres de telйfono tenнan esta cifra maligna. Aquн creen tambiйn en las cosas mнsticas como los fantasmas y la transmigraciуn de las almas. Es parte de la cultura china, que llegу hasta nuestros dнas de la noche de los tiempos.
A lo mejor no me bastarбn cuatro aсos de estudios para llegar a comprender el alma de China. Pero no es una cosa para apresurarse. De lo contrario omitirй los colores exуticos, las plantas tropicales, las glorietas raras con los dibujos complicados… Tampoco mirarй al rнo Yangtsй con sus aguas amarillas, asн como no oirй el susurro del rнo y no percibirй su calma… Y, por supuesto, si me apresuro, nunca podrй entender el refrбn chino: “Date prisa sin prisa”.

Olga Korney
Заметили ошибку? Пожалуйста, выделите её и нажмите Ctrl+Enter
Версия для печати
Заполните форму или Авторизуйтесь
 
*
 
 
 
*
 
Написать сообщение …Загрузить файлы?